jueves, 1 de febrero de 2018

Jueves de entrevistas: Begoña Pérez Ruiz


Bienvenidos a un nuevo jueves de entrevistas, el primero de febrero. En esta ocasión le toca a una autora que admiro mucho, que es Begoña Pérez Ruiz, a la que conocí con Azul, el poder de un nombre. Samidak, gracias a su amabilidad.

Begoña nació en Colombes, Francia (1972), pero vive en Getafe con su familia. Ha escrito varias cosas y publicado otras, entre las que se encuentran Azul, el poder de un nombre. Samidak y Cuentos del mañana para ayer, ambos con Éride Ediciones. Además, anda envuelta en varias iniciativas, pero eso se los va a contar ella en esta entrevista. 


¿Cuáles fueron las primeras cosas que escribiste?

Cuando era muy pequeña adoraba escribir poemas a lo Gloria Fuertes, jajaja… y seguí escribiendo poesía y cuentos malísimos de terror en mi juventud. Pero todo esto siempre de manera muy dispersa, al fin y al cabo ¿quién no escribe poemas e historias de fantasía en sus primeros años? En realidad lo primero que escribí en serio fue Azul. Empecé con esta historia hace cinco años, cuando mis hijos ya eran suficientemente grandes para poder tener yo un rato de escritura al día. Mi refugio del estrés diario.


¿Qué autores fueron una influencia para vos como escritora?

Mi escritura tiende a ser muy híbrida, suelo mezclar fantasía, ci-fi, terror… Me es complicado saber qué autor o autora de mis favoritos me ha influido más, creo que he cogido cosas de todos y cada uno de ellos, además no solo puedo hablar de influencias literarias, también están los cómics americanos, de los que soy gran aficionada, el cine, las series de televisión… Mis mundos fantásticos son muy mestizos, cosa que yo amo más que la pureza. Puedo decirte que mis autores favoritos de ci-fi (si nos metemos en otros géneros serían otros, jajaja) son Catherine Lucille Moore, Leigh Brackett, Ray Bradbury, Richard Matheson, Lois Mcmaster Bujold, Caroline Janice Cherry… entre otros. Aunque lo curioso es que hay gente que lee mis cuentos o Azul y hablan de que les recuerda a tal o cuál aut@r, cuando a veces yo ni los he leído o apenas lo he hecho. Creo, volviendo al tema de lo híbrido, que eso se debe a que tiendo a mezclar ideas y esquemas narrativos muy característicos de la literatura fantástica.


¿Qué es lo que te atrae de la ciencia ficción?

El sentido de la maravilla, sin duda. Junto con la especulación es el elemento más característico de la ci-fi y yo lo adoro. El sentido de la maravilla supone que necesariamente el lector acepte ser cómplice con el autor, de la historia que este cuente, que este dispuesto a creer lo imposible porque lo narrado es verosímil, pese a ser increíble (aunque el escritor no use elementos científicos todo el rato para ello). Hay un micro cuento, creo que es del genial Fredric Brown, que te describe perfectamente el sentido de la maravilla, ese salto a lo increíble y esa necesidad de que ello sea explicado. El cuento dice más o menos así: «El último hombre de la Tierra estaba solo encerrado en su refugio, de pronto alguien llamó a su puerta…»
Por otra parte, en cuanto a contenidos, lo genial de la ci-fi es que abarca un montón de temas posibles diferentes que narrar, tanto si haces una historia propiamente de evasión y aventura como si pretende reivindicar o tratar de reflexionar sobre algún aspecto filosófico, social, político… Y es la mejor manera de analizar el enorme egocentrismo humano, desde una manera crítica y constructiva en muchos casos.
Yo amo todos los diferentes tipos de ci-fi, aunque por mi formación de letras la que menos disfruto es la hard, con más protagonismo del elemento ciencias puras (no confundir con la ci-fi que abraza las ciencias sociales). Y mi subgénero favorito es la space-opera, en todas sus vertientes, todas me parecen válidas si está bien escrita, aunque sea mera literatura de evasión. Por desgracia y sobre todo por gran desconocimiento, la space-opera es el subgénero más despreciado de la ci-fi.


¿Qué desafíos representa crear un universo complejo como el de tus obras?

No creo que mis obras tengan un universo complejo, yo las contemplo como creaciones bastante simples, muy primarias. Azul es un híbrido de ci-fi y space-opera para un público juvenil-adulto. Pretendía atraer la atención de lectores no aficionados en ci-fi con mi historia y estoy muy orgullosa de haberlo conseguido. Mucha gente que no leía nada de género fantástico ha disfrutado con mis mundos. Intencionadamente esta historia está llena de información, es muy simple y también recurrí al modelo reconocible del “viaje del héroe”, aunque en mi caso es una heroína. Pero los arquetipos habituales de la fantasía están ahí, así que, al trabajar sobre un modelo más que reconocible pude hacer un universo sencillo sin problemas. 
Cuando escribo cuentos, sin embargo, tiendo a mezclar más ci-fi y terror, siempre sin abandonar ese regusto clásico, retro, de la ci-fi primitiva, que ahora muchos la ven como ingenua, pero yo adoro. El mejor piropo que me han hecho como escritora es decirme que mis historias les recuerdan agradablemente a otras muchas, que se nota que he leído gran cantidad de material clásico. Antes de escritora me siento orgullosa de ser lectora.


¿Cómo es tu proceso a la hora de escribir?

Mi proceso es simple. Cuando tengo una idea, ya sea para un cuento o para algo más extenso, la anoto. Tener la idea, en mi caso, supone no sólo tener el principio, sino también el final y mucho del nudo medio (aunque luego siempre pasan cosas no planeadas con tus personajes, sobre todo en historias largas). Tiendo a escribir en papel siempre, salvo cuando son cuentos cortos que los hago directamente en el ordenador. Escribo a diario, de lunes a domingo (salvo fuerza mayor) sin importar festivos. Aunque por desgracia, entre trabajo, familia y otros compromisos, no tengo mucho tiempo para ello. Pero siempre procuro sacar al menos una hora u hora y media al día, algo que hago sistemáticamente desde hace cinco años y ahora lo disfruto como algo más que necesario en mis rutinas. Suelo escribir por las noches, antes de acostarme.


¿Qué aspecto de este proceso es el que más disfrutás?

Cuando escribo disfruto todo, junto con la lectura es mi afición favorita. Mi ilusiono con una nueva idea, recreando en mi mente una situación, un personaje… Disfruto dándoles forma con palabras e incluso me lo paso bien cuando lo corrijo. Aunque no en mi primera corrección solitaria, sino cuando lo hago con amigas y nos reímos de lo que escribimos y mejoramos, o tratamos de hacerlo, todo el conjunto. Escribir es una pasión sin la que ya no puedo vivir. Es mi válvula de escape de este mundo loco.


Si tuvieras que elegir una de tus novelas para vivir en ella, ¿cuál sería?

Si fueran en los mundos de Azul, desearía estar en Liramercia, con Arkenus, por supuesto, jajaja… Y si tengo que pensar en mi otro universo recurrente, el que abordo más en mi novela corta y en mis cuentos, más que un escenario lo que me gustaría es ser visitada por el Señor de las chupetas…


¿Estás trabajando en algo ahora mismo? ¿Cuáles son tus proyectos futuros?

Siempre estoy trabajando en algo, jajaja… tiendo a ser un poco hiperactiva, no se me da bien relajarme o descansar sin más. En cuanto a escritura acabo de terminar una novela corta que es una space-opera un tanto peculiar, poco que ver con la llena de aventura de Azul. No dejo de escribir cuentos, un formato literario que amo (creo que el año pasado escribí unos veinte, tendría que contarlos bien). Además, tengo a la mitad la tercera entrega de Azul y una novela juvenil de space-opera en desuso, como me gusta calificarla. Ahora mismo estoy corrigiendo con una amiga la segunda entrega de Azul, escrita hace unos dos años. Pretendo también terminar en este año mi novela distópica Los empáticos y no creo que me dé tiempo a mucho más en escritura, aunque tengo ganas de empezar también Mitades y Un dios amado (la primera es novela de ci-fi, la segunda de fantasía oscura).
En cuanto a mi propósito de difundir al máximo mi pasión por la literatura de ci-fi (necesitamos ser muchos más los lectores que apreciemos esta literatura tan enriquecedora) sigo trabajando para la Red de Bibliotecas Públicas de Madrid con mi club de lectura Cuando el futuro nos alcance. Está siendo una experiencia más maravillosa aún de lo que esperaba, pues estoy disfrutando con los participantes y lectores, en muchos casos no habían leído antes nada de ci-fi y no tenían intención de hacerlo. Concluido mi primer club, el grupo de asistentes me agradeció mucho mi trabajo de fomento de la lectura y cómo les he trasmitido mi entusiasmo por la ci-fi. Ya no la ven como una literatura de segunda categoría, ese estigma que las mentes más elevadas tienen a la hora de clasificar la literatura. 


¿Cómo fue para vos la experiencia de publicar tu obra?

Bueno, yo tuve una experiencia difícil en un primer momento. Ninguna editorial apostó por mi obra, pese a tener informes lectores favorables en algunas importantes, pero es difícil hoy por hoy que apuesten por autores noveles. Más cuando se trata de género fantástico, con menos demanda por parte del público lector, lo que supone un beneficio menor para las editoriales, que al fin y al cabo son negocios, aunque manejen un producto cultural. Si además eres española y mujer, las posibilidades de publicar una space-opera quedan bastante reducidas. Al final tuve que optar por coeditar, que viene a ser como autoeditar pero con cierta distribución. No me quejo de mi experiencia, porque yo, a base de moverme y recibir buenas críticas he conseguido vender casi 500 ejemplares (me quedan 6 en casa y algunos en un par de librerías amigas). Pero me he tenido que mover mucho. Aunque me siento muy orgullosa de haber recibido buenos reconocimientos, no solo por parte de lectores, sino también de eventos como la Semana Negra de Gijón, donde mi obra les gustó tanto como para invitarme a presentarla con ellos. O el ser incluida el pasado año en el catálogo Muestra de la Red de Bibliotecas de Madrid, una selección que hacen bibliotecarios de los mejores libros publicados en España y que merecen tenerse en el fondo de las bibliotecas públicas. He disfrutado mucho de todas y cada una de las presentaciones que he hecho de mis libros y creo que seguiré haciéndolo, porque disfruto hablando no solo de mis historias, sino también de mis libros favoritos.


¿Qué influencia tiene en vos trabajar en librerías?

La verdad es que ahora mismo no estoy trabajando propiamente en librería, sino en la central de la Casa del Libro, un trabajo más administrativo en el que me dedico a controlar el fondo de las tiendas y a pedir los libros. Es verdad que antes he trabajado durante más de veinte años en diversas librerías y he disfrutado mucho con ello, aunque no todo es tan maravilloso como pueda imaginarse, al fin y al cabo es un trabajo.
Lo que me ha permitido trabajar en librerías, de cara a mi faceta de escritora, es conocer bien cómo funciona el negocio del libro y sus laberintos. Es una ventaja clara, porque así no tengo vanas esperanzas en numerosos casos; mucha gente que publica con fórmulas como la mía no sabe de qué manera puede moverse o venderse su libro y qué pueden esperar. Y la realidad al respecto suele ser bastante cruda. Si eres un pequeño autor, autoeditado, coeditado o, incluso, en una editorial tradicional que no va a promocionarte mucho, has de estar dispuesto a moverte tú, a darte a conocer, en rrss, en presentaciones… A veces es una faceta muy odiosa, porque pareces un buhonero con tu libro a todas partes. Y lo esencial, pese a ello y en mi humilde opinión, es no convertir a tu libro en un mero producto de mercado. Yo odio el marketing de autor, lo siento, puede que otros lo veneren, yo lo detesto.


Siempre estás rodeada de proyectos, ¿en qué iniciativas estás participando?

Bueno, como ya te he comentado, ando en el tema de los clubes de iniciación a la lectura de ci-fi en bibliotecas de la Comunidad de Madrid. También ando colaborando con la Asociación Heroik, de la que soy socia. Es una asociación cultural en defensa de la literatura de género fantástico. Casi todos sus miembros son mujeres, aunque no estamos cerradas a los hombres, claro. Estamos trabajando en blog sobre los temas que más nos interesan y también en sacar publicaciones propias. En noviembre empezamos esto último como una revista monográfica de terror cósmico, Los Diletantes de Lovecraft. Fue un número especial de otros que sacaba yo hace veinte años con la gente que componía mi club Los Diletantes de Lovecraft. Se está vendiendo más que bien y estamos muy contentos, este año esperamos sacar otras publicaciones y libros. Lo primero que tenemos intención de publicar es una recuperación de cuentos de Blanca Mart, historias de space-opera de esta genial y veterana autora española que merece ser más conocida.


¿Qué ventajas y desventajas tiene el mundo editorial hoy por hoy, según vos?

Las ventajas y desventajas están muy unidas dado el modelo de comercio agresivo en el que se ha convertido el mundo editorial con ese empeño de las más grandes por imponer libros productos clónicos del éxito del momento (ya toque un policiaco, un romántico, un histórico…). Las editoriales más importantes publican y seguirán publicando solo lo que vean rentable, lo que se ajuste a la moda lectora del momento, producto de marketing y de consumo masivo. O si no, publicarán lo escrito por personajes, en muchos casos ni escritores, con una gran fuerza mediática por los seguidores que tienen en las rrss y programas televisivos. Por fortuna, están las editoriales pequeñas que tienden, aún sin poder arriesgarse demasiado dada la dura competencia, a apostar por libros más peculiares. Y por supuesto, está la ventaja, aunque algunos lo contemplen con horror, de la coedición y autoedición. Sé que mucha gente piensa que está opción es para perdedores, para juntaletras y poco más, y que, además, en muchos casos son ediciones poco cuidadas, con un contenido malo y llenas de erratas. Pero aquí, como en tantas otras cosas, incluida la literatura publicada por editoriales convencionales, se cumple la ley Sturgeon: puede que el noventa por ciento sea basura, pero el noventa por ciento de todo lo es.


¿Cómo ves el panorama literario para la fantasía y la ciencia ficción?

Lo veo con buenos ojos, sin que me lleve un entusiasmo loco. Es cierto que últimamente anda creciendo el número de autores y autoras (como es de suponer me preocupa sobre todo este último colectivo más maltratado, por desgracia) dedicados al género fantástico. Pero mi trabajo al pie del cañón en librerías y mis contactos con amigos libreros me hacen conocer las verdaderas cifras de ventas del mercado editorial al respecto de la literatura fantástica y estas son bastante pobres en comparación con otros géneros literarios. Por desgracia, el porcentaje de lectores de género fantástico es reducido, mucho más si nos vamos a la ci-fi. Es normal que muchos escritor@s decidan no escribir esta temática y dispersarse hacia la fantasía, más demandada o incluso la literatura juvenil que también tiene un espectro de público lector más amplio. Los grandes éxitos de ventas en los libros de género fantástico suelen ir ligados a una película o serie concreta y esos son pocos. Por eso creo esencial empezar desde la base, buscando nuevos y muchos más lectores de ci-fi, enseñando a la gente a valorar esta literatura como buena y aniquilar las etiquetas descalificativas con las que suele identificarse. En mi club de lectura la gente se ha llevado una grata sorpresa con más de uno de los libros de ci-fi que han leído y yo estoy más que orgullosa de ello. Es un trabajo duro, se necesita tiempo y ganas. Yo por mi parte no voy a dejar de hacerlo, porque amo la ci-fi. Tampoco tengo intención de dejar de escribirla, aunque mis híbridos retro sean leídos por cuatro gatos.


¿Qué papel te parece que juegan las redes sociales en el mundo literario actualmente?

Tienen un papel más que importante, sobre todo si tu público es de un sector muy concreto como ocurre con el propio del fandom fantástico o de la literatura juvenil. Posibilitan que tengas un contacto más directo con tus posibles lectores, o con tus lectores reales. Además, te permiten ganar visibilidad, pero no hay que olvidar que el mundo real no es el mundo de las rrss, hay que ser realista y saber manejarse en ambos escenarios con fuerza. Yo, es cierto, que cada vez me muevo menos por rrss, me da pereza porque soy una tía antipática y bastante asocial, jajaja… y además dispongo de poco tiempo libre y las rrss requieren mucho.


¿Qué le dirías a quienes recién empiezan y quieren animarse a escribir o publicar?

Fuente
Que tenga constancia en su propósito. Si vas a escribir tienes que acostumbrarte a hacerlo a diario, al principio puede ser fatigoso, pero adquirido el hábito se convertirá en un placer necesario, lo que ocurre si te gusta realmente algo. No hay que rendirse ante las negativas editoriales, escribe para escribir, no para publicar como fin último. Y escribe lo que te guste, lo que disfrutes, no el producto del momento, salvo si tienes en mente vivir de ello como mercenario. Y aún así, recuerda que te va a resultar más que difícil vivir solo de ello, la inmensa mayoría de los escritores tienen otras profesiones que les permiten salir adelante. 
Y sobre todo LEE, lee mucho, lee todos los días, lee de todo, aunque te centres en lo que más te guste. Una de las cosas de las que me siento más orgullosa en esta vida es de ser una voraz lectora. Leer nos hace libres y mejores personas.


Muchísimas gracias a Begoña por ser siempre tan generosa y por tomarse el tiempo de contestar esta entrevista ♥

¡Que empiecen muy bien el mes!

9 comentarios:

  1. No conocía a la autora así que gracias por la entrevista :D

    ¡Un abrazo! ^^

    ResponderEliminar
  2. Hola Sof!
    No conocía a la autora pero ahora voy a ver que dice la sinopsis de Azul :) Lo que me pareció muy interesante fue el análisis que hizo del mercado editorial actual, cómo se priorizan a autores, algunos ni siquiera eso, que miden más en las redes y dan un contenido que es mínimo, no me olvido de lo pobres que son los libros de los youtubers
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Holaaa, qué padre que la autora concediera una entrevista, se me hizo muy interesante, sin desmerecer ninguna de las otras preguntas, pero la parte de los consejos sobre trabajar en el medio de la editorial, sin dudas es bueno tener presente que no serás un best-seller de la noche a la mañana, y que no por autopublicar tu trabajo este sea de menor categoría, en fin, ahí depende mucho del autor, y bueno, le deseo el mayor de los éxitos a la autora :D
    ¡Beesos! :3

    ResponderEliminar
  4. Hola.
    Que buenísima entrevista, de esta autora estoy deseando leer su libro Azul, pero es que todavía después de tanto tiempo publicado no he podido hacerme con él y es una pena porque le tengo muchas ganas. Le tengo mucha envidia a que trabaje en La casa del libro, pese a ser solo administrativo ya trabajas con los libros y eso es algo maravilloso.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Sof! Tengo a Begoña muy presente en mi lista desde que publicó Azul, y estoy tan convencida de que me va a encantar que no sé por qué no lo he leído ya XD Quizás tenga que ver con el grosor del libro, que me resulta muy difícil hacer hueco para libros así entre otras lecturas :S
    Pero no tengo duda de que la leeré algún día. Apenas he interactuado con ella así que no la conozco como escritora y esta entrevista me da una idea general de su inspiración y su estilo <3 Buenísimas preguntas, cielo ;)
    ¡Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
  6. Hola! Que entrevista más interesante, le has preguntado sobre muchas cosas y me ha gustado saber su opinión sobre como ve la situación de la ciencia ficción y sobre todo de la fantasía, que es lo que realmente me gusta a mi. No conocía sus libros pero miraré a ver si me puedo hacer con alguno para darle una oportunidad.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! Me encantó la entrevista, sin duda me gustaría conocer más de su obra. Un besote!

    ResponderEliminar
  8. Siempre es interesante conocer el punto de vista de una autora, muchas gracias por la entrevista :D
    Un beso, nos leemos.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    Madre mía os habéis quedado a gusto tú preguntando y ella respondiendo jaja pero por suerte ha sido interesantísimo leer a Begoña. Yo tengo pendiente su libro Azul pero como es bastante gordito de momento no me he animado a hacerme con él, aunque ganas desde luego no me faltan. Muchísimas gracias por traernos un pedacito de ella a tu blog <3
    ¡Besitos sonámbulos! ⭐🌙

    ResponderEliminar

Nos descubrieron, por fin nos descubrieron. Pasen y vean, qué lindas tolderías: