viernes, 30 de noviembre de 2018

El día que el océano te mire a los ojos - Reseña

Aurora es una artista libre e impulsiva que vive rodeada de velas en un precioso estudio frente a la playa de un pequeño pueblo al sur de California. Adora las piedras naturales, los gatos y andar descalza contemplando el cielo nocturno. Pero todo da un vuelco el día que descubre que le quedan pocos meses de vida y, por si fuera poco, que su chico le ha sido infiel.
Es entonces cuando decide dar un giro radical a su manera de entender el mundo, que coincide con la llegada al pueblo de Narel, el nuevo guardafauna marino que pondrá patas arriba su existencia. Junto a él emprenderá un viaje en el que no solo conocerá la belleza de las ballenas del Pacífico, sino también la magia del amor y la importancia de vivir cada momento como si fuera el último.

Una historia sobre la esperanza, la pasión y las fuerzas implacables de la naturaleza.


Como seguro recuerdan, hace poco leí la primera novela de esta autora (son tres, pero pueden leerse de forma independiente), El día que sueñes con flores salvajes, y quedé con sentimientos encontrados. No voy a explayarme demasiado, pueden leer la reseña ustedes mismos. En fin; a pesar de eso, decidí darle una oportunidad a la segunda y, si bien volví a encontrarme con cosas que no me convencieron, me gustó bastante más que el anterior

Fuente
La sinopsis nos cuenta que esta es la historia de Aurora, una muchacha joven que se entera el mismo día de que sufre una enfermedad terminal y de que su novio la engaña. Esto augura mucho drama, pero, sin embargo, nos llega de una forma muy diluida por la manera en que Aurora se toma las cosas. Este fue mi primer problema con la novela: no me pareció creíble su reacción, e incluso la forma en que acepta la infidelidad me pareció algo toxiquilla. Sin embargo, al pasar esta primera parte y al irse desarrollando la historia, se volvió muy amena y entretenida, incluso atrapa bastante. Volví a tener problemas hacia la mitad, aunque lo voy a explicar más adelante, y en el final, que me pareció algo apresurado y con el que no estoy de acuerdo porque me parece que banaliza un poco una cuestión central del libro. No voy a contarlo acá porque es un spoiler gigante y no voy a arriesgarme a que nadie lo vea sin querer, pero creo que un poco se puede predecir igual al leer. Ustedes verán.

Lo bueno es que la ambientación es maravillosa, una vez más. Un pueblo costero que es fácil imaginar, incluso sentir. La prosa de la autora para describir estos lugares vuelve a ser muy buena. De hecho, creo que ese es su fuerte. Este ambiente que ella logra crear es el aspecto que más quiero resaltar, porque fue lo que más enganchada me tuvo a la novela y lo que más me daba gusto leer. Si bien sigo pensando que el resto de su prosa flaquea a veces y que los diálogos a veces no son creíbles, me parece que se nota un gran avance respecto a la primera novela.

Fuente
Los personajes, también, han mejorado desde la novela anterior. Tienen más profundidad, personalidades más desarrolladas y es más fácil comprender lo que los motiva. Aurora es más introvertida que Flor, además de que vive circunstancias mucho más difíciles. Me gustó más Narel, aunque la historia que viven se me hace demasiado rápida y apasionada para el poco tiempo que comparten, pero dada mi vida actual who am I to judge?  La autora también sabe crear personajes secundarios entrañables, como la anciana vecina Esmeralda o Sam, la hija de Narel, que es un sol. Incluso hay un momento en que se cruzan los protagonistas de la novela anterior, como amigos de Narel, y eso me hacía una ilusión enorme porque amo ese tipo de «cameos». Sin embargo, me mató la dulzura hiperbólica de toda esa parte. 


Mark, el novio infiel de Aurora, por otro lado, se me hizo insulso, pero tampoco importa mucho. Lo que sí me importa es que una vez más está lleno de parejas infieles, cuyas infidelidades no despiertan ningún tipo de reacción más allá de la aceptación eventual. Yo entiendo que no es necesario el drama o la ira, que las personas no somos cosas que poseemos, todo eso, sí. Pero me resulta tan tan extraño cómo está manejado el tema en estas novelas. Como si nada.

Fuente
Otro problema que se repite es lo forzado que queda un tema central en la novela: el ecologismo. En el libro anterior se trataba del veganismo, y ya les conté mi opinión. En este, Narel es biólogo marino y guardafauna, y quien explica a la protagonista la importancia de mantener a salvo los ecosistemas marinos, reducir el consumo de plásticos y el consumismo irresponsable en general. Y quiero que conste acá que estoy muy, muy de acuerdo con todo esto. Solo que siento que vuelve a sonar forzado, aunque mucho menos que en el libro anterior, eso sí. Dado que esta vez el tema sí me importa, me tomé otros tiempos para reflexionar e incluso me hizo darle vueltas a alguna que otra cosa, así que lo considero un avance respecto al otro. De hecho, me parece un gran momento para que todos nos tomemos un minuto para pensar en la cantidad de plástico que consumimos y desechamos, la cantidad de basura y cosas al pedo que producimos. Es aterrador y en la novela eso se representa muy bien, a pesar de los diálogos.

Las escenas con fauna marina, aunque algunas son un poco voladas para mi gusto, me parecieron muy lindas. Puede que juegue a favor que tengo debilidad por la biología —casi estudio esa carrera, les juro— y que amo el mar y los pueblos costeros, pero me llegó bastante todo eso. Hay una escena, casi llegando al final, que deja tanto malestar en el cuerpo, que tiene que dejar malestar en el cuerpo... Ese debe de haber sido uno de los momentos más emocionantes de la novela.

Fuente
Así que, para ir cerrando, es una vez más una novela con altibajos, pero que se puede considerar mejor que la anterior. Hay bastantes cosas que me impidieron disfrutarla del todo, pero es muy linda como para llevarla de vacaciones, ahora que viene el verano y dan ganas de leer cosas ligeritas ambientadas en la costa. Además, vuelve a tener una edición hermosa, con tapa dura y una portada que no puedo dejar de mirar. Como siempre, les recomiendo que lean ustedes y juzguen sin tomar mi opinión como algo inamovible, porque puede que a ustedes les encante. ¡Ya me contarán!

Por cierto, les dejo una playlist del libro que hizo la propia autora, ya que se mencionan muchas canciones a lo largo de la novela y, en general, me gustaron bastante. Quizás les sirva para ambientar:



miércoles, 28 de noviembre de 2018

Cuando seas mayor y sepas guardar el secreto - Reseña

Cuando seas mayor y sepas guardar el secreto es una novela construida de amor y poesía. De mano en mano, cuidado como el más preciado tesoro, un secreto acompaña el transitar de tres generaciones de una familia asfixiada por los prejuicios sociales y marcada más tarde por la violencia de la dictadura. Desde la tercera década hasta la última del siglo XX la historia es iluminada por la valentía, la fuerza y la capacidad de amar de sus mujeres.
La misma noche en que las voces de Gardel y Razzano resonaban en un teatro montevideano, Carmela, la hija menor de un padre autoritario y una madre ahogada en la desmemoria, inicia una inesperada y audaz aventura que cambiará su historia. Años después, Margarita, la hija, descubrirá la radio y los tangos inundarán de magia su niñez solitaria. Carlitos, el nieto –quien lleva ese nombre en honor al Mago–, junto a su compañera y al hijo, enfrentarán los duros desafíos impuestos por la época que les toca vivir.
Magdalena Helguera realiza su primera incursión por la literatura para adultos a través de un mundo donde la fortaleza femenina, el amor de un hijo, una madre y una abuela son enaltecidos frente a las dificultades de los tiempos y de la vida.


Ya les he contado en alguna que otra ocasión que Magdalena Helguera es una de esas autoras que tuvieron una fuerte presencia en mi infancia. Si bien siempre leí sus obras para niños o jóvenes, e inlcuso reseñé alguna que otra en este blog, en esta ocasión les traigo la reseña de una novela para adultos.

Como bien nos cuenta la sinopsis, tenemos una de esas novelas que siguen a una misma familia durante generaciones, con un hilo conductor que en este caso es el tal secreto que se menciona en el título. La historia comienza con Carmela, una muchacha soñadora, temerosa de su padre, en un Uruguay de principios de siglo. Los devenires de esta muchacha y su misterioso enamorado la harán abandonar su hogar a la fuerza, y de allí en más su vida y la de su descendencia toman protagonismo, en diferentes épocas. Su hija, Margarita, vive en el campo a mediados de siglo, mientras que a su nieto, Carlos, le toca vivir el oscuro período que fue la dictadura militar. Manuel, la generación más actual, vive las consecuencias de la turbulenta historia familiar.

Fuente
Si bien es un libro muy cortito, llegamos a conocer y preocuparnos por estos personajes tan humanos, tan falibles e instintivos a veces, con distintos sueños y ambiciones, con muchísimo dolor a sus espaldas. Los vemos crecer, en casi todos los casos, y volverse personas más allá de ser hijos del personaje que veníamos siguiendo. También los vemos atravesar etapas muy oscuras de nuestra historia, enfermedades a veces, todo lo que puede pasar en el correr de un siglo, más o menos. Como lectores, sabemos más que ellos, porque conocemos lo que sucede desde las épocas de Carmela, por lo que conocer sus destinos y lo que ignoran da una cierta impotencia. Esto, igual, se ve recompensado (para nosotros) al fina.

Es imposible no mencionar la forma en que la autora nos narra todo esto. Tan adecuada al entorno y la época de los personajes, a sus formas de ver el mundo, a sus edades. Los diálogos, el vocabulario, todo. Te engancha y te lleva a esos momentos como si una mano te empujara a saltar sobre las páginas. Solo había leído a Magdalena como autora de infantil y juvenil, como les decía, y leerla ahora fue una grata sorpresa.

Es una reseña cortita, como el libro, pero quedo muy contenta de haber podido leer una obra distinta de una autora que ya me gustaba y que ya era importante para mí. No decepciona. Aunque quizás a algunos lectores, más inclinados a otros géneros, pueda no llamarles la atención, creo que vale la pena. Sobre todo por esas últimas palabras. Qué forma de cerrar una novela.

viernes, 23 de noviembre de 2018

Una corte de hielo y estrellas - Reseña + ¡Proyecto Pandora!

La esperanza entibia la noche más helada.
Feyre, Rhys y su círculo más íntimo de amigos están muy ocupados reconstruyendo la Corte de la Noche y el vasto mundo que la rodea. Pero el Solsticio del Invierno finalmente se acerca, y con él, cierto alivio ganado con mucho esfuerzo.
No obstante, esta atmósfera festiva no conseguirá detener las sombras del pasado que acechan sin tregua. Mientras Feyre transita su primer solsticio de invierno como Alta Dama, descubre que sus seres queridos tienen más heridas de las que había imaginado: cicatrices que impactarán de manera irrefrenable en el futuro de su Corte.








Cuando decidí leer esta novela, ya había visto un montón de reseñas que me habían ayudado a tener claro qué esperar. Gracias a eso, pude disfrutar de este libro como lo que es: una novela intermedia, para los fans, que nos permite tener una pizca de la vida de nuestros personajes —tan queridos, o no— en momentos de calma, luego de la guerra. Si vienen buscando una trama emocionante, llena de acción y magia, se van a dar contra una pared. No es ese tipo de libro ni busca serlo.

Este es un libro de crecimiento personal, en el que podemos seguir a los personajes del inner circle después de la guerra. No solo tenemos la primera persona de Feyre y la ocasional de Rhys, sino que se nos narra en tercera desde la perspectiva de varios personajes más, lo que nos permite entenderlos muchísimo mejor. Los sucesos de este libro son muy... un capítulo de Navidad, la verdad, pero nos da un insight enorme de sus sentimientos y su evolución, lo que sienta una base más sólida para los próximos libros.

Fuente
No tengo mucho más que decir sobre la trama: en verdad, los vemos crecer y recuperarse. También aprendemos más sobre las costumbres de este mundo y sus festividades (aunque el Solsticio es muy Navidad, para qué mentir). Fuera de eso, me gustó que se hiciera foco en los secundarios también y no solo en nuestra parejita. Y fue interesante saber en qué anda Tamlin, aunque supongo que sabremos más al respecto más adelante. También hay como indicios de cosas que podrían pasar, lo que me dejó más hypeada.

Hablar de lo maravillosa que es la prosa de Sarah a esta altura es más que redundante, pero no quiero dejar de resaltar que puede hablarte de la vida cotidiana e igual es interesante, fluido y da ganas de seguir por horas. Te amamos, Saritah.

Entonces, nada. Es para los que realmente tengan ganas de sumergirse más en este mundo y leer algo lindo, tranquilito y lleno de todo lo bueno que nos da la Sarah. No busquen otra cosa; además, siempre pueden esperar a los nuevos libros. Recuerden que pueden leer en este blog mis reseñas de Una corte de rosas y espinas, Una corte de niebla y furia y Una corte de alas y ruina.


///


Ni todos los avances tecnológicos del siglo XXI han conseguido eliminar la lacra de la desigualdad social. Por el contrario, el mundo de Nina Farrel está más polarizado que nunca. Las guerras han posicionado en el poder un nuevo orden religioso que se sustenta gracias a gobiernos totalitarios y aquello que se conocía como libertad ahora es una mera ilusión.
Sin embargo, nuestra protagonista es ajena a todo ello. Vive en una zona acomodada del viejo Londres, se somete a mejoras quirúrgicas gracias a la robótica y estudia en un instituto de prestigio. Desde que sus padres desaparecieron cuando era una niña, su abuela y su tía se han encargado de que nunca le falte de nada.
Nina es incapaz de imaginar que una lluviosa tarde de otoño su vida va a cambiar de forma radical. Ante sus ojos y presa de la impotencia, será testigo del secuestro de su mejor amigo. Además, ya no habrá en su hogar hombro sobre el que llorar. Sola, indefensa y asustada, ¿conseguirá sobrevivir en un mundo de bares clandestinos, centros que experimentan con humanos y conspiraciones políticas?

Proyecto Pandora es la primera entrega de una bilogía distópica, tan adictiva como sorprendente, que no podrás dejar de leer.


No, no me volví loca y voy a reseñar mi propio libro, tranquilos. Solo quería contarles que sí, que dentro de nada sale Proyecto Pandora, mi segunda novela y primera parte de una bilogía de ciencia ficción. Decir que estoy nerviosa es... poco. Estoy en pánico, así que imaginen el estado en el que escribo esto. Ya saben que no soy la reina de la autoestima, so... Miedo.

A pesar de que muchos se están enterando de la existencia de esta novela ahora, la verdad es que sus orígenes son iguales o anteriores a los de Las lunas de marzo: fines del año 2009. Esto quiere decir que vengo trabajando en la historia desde hace muchísimos años, aunque en un momento la dejé porque se me había hecho demasiado difícil para mi yo del momento —y fue una decisión acertada. La conclusión es la misma: ese mundo y esos personajes llevan demasiado tiempo en mi mente. El hecho de que ahora otros vayan a conocerlos me llena de miedo y nervios, pero espero que todo salga bien y los reciban con el mismo cariño que yo les tengo.

No voy a contar más de lo que dice la sinopsis, lo siento. No lo hago en reseñas, menos lo voy a hacer con mi libro. Lo que sí voy a decirles es que, si leyeron Las lunas de marzo, no esperen algo parecido. Ni en trama, ni en historia, ni en prosa ni en personajes. No es algo negativo. Si bien tiene las semejanzas obvias por ser de la misma autora, creo que son historias bien diferentes ya desde el género, que pide otras cosas. También espero que sepan entender la decisión —tomada a nivel editorial— de utilizar la variante peninsular del español. La editorial es española, me parece que los motivos se entienden



Estas cosas no suelen saberse al leer una novela, pero hay muchísimo trabajo de parte de la editorial, tanto en la edición como en la maquetación y el diseño de portada. Siempre, siempre, siempre tengan en cuenta de que detrás del producto que tienen en sus manos hay un equipo que hizo muchísimo esfuerzo y que, en general, tuvo el tiempo en contra. Por eso le quiero agradecer especialmente a Escarlata Ediciones por su maravilloso trabajo y por ser, más que una editorial, una familia.

Hay muchos —muchos de verdad— más quienes merecen agradecimientos de mi parte, pero me lo voy a guardar para la segunda parte (jijiji). Por ahora, solo quiero decirle a María Viqueira, amiga y excelente escritora, que sin ella jamás habría retomado la historia. De no ser por ella, este libro se habría quedado en una idea sin terminar. Por eso el libro está dedicado a ella.

Y para terminar esta entrada que se está volviendo eterna, quiero contarles que, como a lo mejor vieron en las redes, hice un test de Buzzfeed para ver qué personaje de la novela son. Es... poco serio, como cualquier test de Buzzfeed, pero me hacía ilusión. Pueden entrar haciendo clic aquí. No dejen de contarme qué les salió ♥. También, y quizás lo vieron si entraron a la página de la editorial, hice una playlist de la historia. Las cuatro primeras canciones corresponden a las cuatro distintas partes de la bilogía (las dos primeras, a las dos del primer volumen), cual openings (?), pero el resto ya están puestas más o menos cronológicamente. ¡Ojalá les guste!


martes, 20 de noviembre de 2018

Canción de invierno - Reseña

Oscura, romántica e inolvidable, Canción de invierno es una encantadora historia para las lectoras de Dentro del laberinto y La bella y la bestia.

La última noche del año. Ahora los días del invierno comienzan y el Rey de los Goblins cabalga rumbo al extranjero en busca de su amada…
Durante toda su vida, Liesl ha escuchado las historias del apuesto y peligroso, Rey de los Goblins. Ellos han encantado su mente, su espíritu y han inspirado sus composiciones musicales. Ahora, con 18 años de edad y ayudando al negocio de su familia, Liesl comienza a creer que sus sueños musicales y las fantasías de su niñez se desvanecen en el horizonte.
Pero cuando su propia hermana es tomada por el Rey, Liesl no tiene más opciones que emprender un viaja hacia lo clandestino para intentar rescatarla. Pronto se encontrará sumergida en un mundo extraño en el que tendrá que tomar una decisión imposible. Y con el tiempo y las viejas normas actuando en su contra, Liesl deberá descubrir quién es ella en realidad antes de que el destino esté sellado.

Repleta de música y magia, déjate seducir por Canción de invierno, en un mundo que no podrás olvidar durante mucho tiempo

No es ningún secreto que mi película favorita de la infancia es Laberinto, por lo que la premisa de este libro me entusiasmaba y asustaba a partes iguales. De cualquier manera, no pude resistirme y tuve la suerte de poder leerlo —además, ¿vieron lo precioso que es como libro en sí?—. Al final, resultó ser un libro muy yo. Quienes hayan leído Las lunas de marzo se darán cuenta de las pequeñas cosas que tenemos en común, cosas que me hicieron quizás empatizar más con los personajes de esta novela. Y claro, bueno, está Laberinto, que impregna cada parte de mi ser y que tiene gran influencia sobre el libro, sin ser un retelling o una copia.

Fuente
La sinopsis cuenta, sin duda alguna cómo arranca esta historia. No obstante, se queda corta. Esta novela no se trata solamente de la búsqueda de la hermana de Liesl, Käthe, sino del viaje que emprende Liesl para encontrarse a sí misma y luchar contra fuerzas mucho más grandes de las que imaginaba. De hecho, la trama de Käthe termina mucho antes de lo que imaginaba, lo que me hizo preguntarme de qué iba a tratar el resto del libro. Es entonces cuando deja de parecerse a Laberinto, digamos.

No es una historia rápida ni sencilla; de hecho, ocurren muchas cosas y la trama se va desenrollando de a poco, para soltar casi que con cuentagotas los secreto que esconde el mundo subterráneo donde viven los duendes. Quizás para algunas personas sea incluso una novela lenta —ya saben que a mí me encantan y no lo considero algo negativo—, así que vayan con cuidado. Creo también que tiene altibajos, momentos en los que la tensión no se mantuvo del todo, pero eso no hizo que disfrutara menos. El final es donde más lo siento, pues me da la impresión de que se desinfla un poco, pero creo que queda lo suficientemente abierto para esa segunda parte que se intuye, y cerrado si así lo queremos. Es cuestión de decidir.

Como les decía, empaticé lo suficiente con los personajes porque me recordaron un poco a los míos en la novela que mencioné, especialmente las dos hermanas: Liesl y Käthe, que hasta en personalidades son similares a las mías —quien leyó ya sabe más o menos qué esperar por ese lado—. Liesl es una muchacha sencilla, humilde y que no cree tener ningún talento ni motivo para resaltar, aunque compone música increíble que nadie valora porque, bueno, es mujer. Käthe es exuberante, pura energía y pasión. Josef, el hermano menor de ambas, un prodigio del violín y la esperanza de la familia.

Fuente
En este cuadro que se nos plantea, me gustó la relación de Liesl con sus hermanos; los dilemas que tiene sobre a quién ayudar, las decisiones que toma, sus errores, todo lo que la hace humana. Esta cuestión, que Liesl se equivoca, nos acompaña durante toda la novela y, dadas las circunstancias, me parece de lo más creíble. De cualquier manera, el amor que sienten los hermanos por Liesl es más importante de lo que parece, y me gusta resaltarlo. También cabe resaltar a Constanze, la abuela de Liesl, que la tiene muy clara y es un personaje muy, muy interesante.

Como olvidar, por supuesto, al Rey de los Duentes, Der Erlkönig, que actúa de antagonista y de interés amoroso, dependiendo de las circunstancias y de alguna cosa más. Es una relación que, si bien empieza antes de que arranque la historia, por lo que tiene otra base, se cuece a fuego lento y admite antes la pasión que cualquier otro sentimiento más profundo, así que ya saben qué esperar por acá también. Qué personaje complejo y que aún no termino de entender del todo. Ni siquiera decidí si me gusta o no, pero voy a tener que esperar a esa supuesta continuación para decidirlo. Eso sí, es un misterio que espero que nos resuelvan.

Fuente
La narración es una de las cosas que me gustaron de la novela. No es súper fluida y a veces se detiene demasiado en descripciones, pero estas siempre son muy bellas. Y se adecua muchísimo a la historia y a la época, además de jugar con los tiempos y las palabras de una manera que me pareció perfecta. Además, la terminología musical en una obra en la que la música es casi que el motor que mueve la trama es acertadísima.

Por otro lado, también la ambientación me gustó mucho. Ese pueblo lejano, el bosque, el mundo subtearráneo y toda su historia y construcción, que es fascinante, como los distintos duendes que lo habitan. Además, hay que tener en cuenta la tradición folklórica que hay detrás, que se siente viva y a la vez tan antigua... Estas cosas a mí me encantan, así que me tenían comprada desde el minuto uno.

Así que, para redondear, es una novela preciosa, misteriosa y deliciosamente escrita. Quizás a algunos se les pueda hacer lenta, pero es parte de su encanto y lo veo más como algo positivo que una debilidad. Aun así, con los defectos que pueda tener, la disfruté muchísimo y la recomiendo a quienes hayan gustado de las cosas similares que nombré en esta reseña. Les dejo mi escena favorita de Laberinto para que entren en ambiente.



jueves, 8 de noviembre de 2018

Un pequeño favor - Reseña + SORTEO

Todo empezó con un pequeño favor. Cuando su mejor amiga, Emily, le pide a Stephanie que recoja a su hijo a la salida del colegio, ella accede encantada. Stephanie, una joven madre viuda, se sentía muy sola hasta que conoció a Emily, una sofisticada ejecutiva cuyo trabajo absorbe todo su tiempo.
Pero ahora Emily no regresa. No contesta a las llamadas ni a los mensajes. Stephanie sabe que algo va terriblemente mal: su amiga nunca abandonaría a su hijo, no importa lo que diga la policía. Aterrorizada, pide ayuda a las lectoras de su blog y contacta con el marido de Emily, el distante y atractivo Sean. Y no tarda en recibir una noticia escalofriante. Pero pronto Stephanie se dará cuenta de que nada -ni la amistad, ni el amor, ni siquiera un pequeño favor- es tan sencillo como parece.




¡Hola a todos! Antes que nada, les tengo que pedir disculpas por lo abandonado que tengo el blog. Hace mucho que no lo uso para hablar de mi vida personal, pero en esta ocasión me parece que lo amerita. Entre correcciones y muchísimas horas invertidas en algo que todavía no les puedo contar, me fue imposible sacar tiempo para leer o reseñar —si me siguen en otras redes, lo habrán notado ya, quizás. Además, la facultad me llevó a extremos del estrés tales que me hicieron tomar la difícil decisión de recursar una materia anual, lo que implica otro año más de carrera. También fueron semanas con bastantes compromisos y, para qué mentir, cosas buenas que me alegran la vida pero me llegaron en un momento complicado. Y así estamos, atrasada con todo y con mucho cansancio encima. 





Pero fuera de esto, hablemos del libro que nos compete. Como cuenta la sinopsis, estamos frente a un thriller, un género que no suelo leer. Hice la excepción porque tuve la suerte de poder ir al prestreno de la película (gracias a Movie) y quedé con muchas ganas de leer la novela para poder compararlas. Muchísimas gracias a Penguin Random House por el ejemplar.

Esta no es una reseña que pretenda comprar la película y el libro, sin embargo, así que voy a contarles muy brevemente sobre la primera y me limitaré a comentarios puntuales después. La disfruté muchísimo, especialmente porque combina thriller y humor, algo a lo que no estoy acostumbrada. Además, la estética, la música, los actores... Todo funciona muy bien y se vuelve fluido. Además, ir en compañía de bloggers y booktubers lindos hizo que toda la experiencia fuera mejor ♥.

No obstante, me sorprendí mucho con que la novela no tuviera esa dosis de humor encantador que sí tiene la película. Si bien hay un sentido del humor bastante presente, se asemeja más al sarcasmo, a la ironía. Como si detrás de los narradores la autora se estuviera riendo todo el tiempo. Y digo narradores en plural porque no es solamente Stephanie quien narra. No quiero hablar de más, así que solo diré que estos narradores están muy bien diferenciados y que ver desde distintas perspectivas lo que unos piensan de los otros me resultó maravilloso. Es una novela que se lee bastante rápido, que engancha a pesar de que no mantiene la tensión de la forma convencional. No quiero que sepan mucho más que lo que cuenta la sinopsis: en este caso es fundamental que se vayan enterando de todo de a poco. No por nada es un thriller.


La historia es, esencialmente, la misma tanto en la película como en el libro, pero hay ciertos cambios que me parece que responden bien a las exigencias de los medios correspondientes. Esto fue bueno, porque leer un libro del que ya conocés la historia no siempre resulta tan entretenido, pero acá me interesaba muchísimo saber qué iba a pasar, cuál era el secreto esta vez y notar las diferencias. En cualquiera de los casos, es todo bastante turbio y se va volviendo más y más enrevesado hasta llegar al final.

La turbiedad viene de la mano de sus protagonistas. Es posible que todos pensemos que la oscuridad es toda de Emily y su desaparición, ya que Stephanie se nos presenta como una protagonista adorable e inocente, una madre abnegada (con una obsesión por la maternidad, quizás). Error: ambas esconden más de lo que parece a primera vista. Ni que hablar de Sean, el marido de Emily, que creo que sale favorecido en la película. 

Porque, y esto es importante, el final es bien distinto. Acá sí quiero comparar: sentí mucha más intensidad en la película que en el libro, con el que me quedé un poco fría. Por esto mismo quizás recomiendo leer el libro antes, porque la situación inversa quizás no sea tan notoria. Si bien quedé conforme con ciertas cosas, me habría gustado muchísimo más que tuviera otro impacto, que no se sintiera como un «y sí» gigante. 

En definitiva, disfruté tanto la novela —de la que no esperaba mucho, pero quería leer por curiosidad— como de la adaptación, que recomiendo especialmente. Si son de comparar libros y adaptación, seguro van a divertirse con esta, porque los cambios no son tan evidentes y tienen alta incidencia en la trama después. ¿La van a leer? Si la leyeron, ¿qué les pareció?



¡Ah, pero no se vayan! Les dije en el título que había un sorteo, ¿no es así? Bueno, voy a estar sorteando una ejemplar del libro en mi cuenta de Instagram, así que vayan para ahí y participen ♥.  Espero no demorar mucho con la próxima entrada y pronto tener tiempo de devolver comentarios y pasar por los blogs que me gustan :(