lunes, 12 de febrero de 2018

Días de sol y noches de verano - Reseña

Doce historias de amor para hacerte soñar con paseos por la playa y puestas de sol para dos.
Quizá son los días largos y lentos, o quizá es el calor lo que nos vuelve un poco locos... Sea por lo que sea, el verano es el momento ideal para que surja el amor. En este libro encontrarás doce historias románticas, escritas por los mejores autores de novela juvenil americanos.












La reseña de este libro demoró un poquito por una cuestión de tiempo,de trabajo y de que me es muy difícil reseñar libros de relatos en detalle; a veces reseño en general, pero no puedo hacerlo con una antología tan variada como esta. Seguro que algunos recuerdan la antología Un regalo de mi gran amor, también edición de Stephanie Perkins, que era sobre Navidad. Esta vez nos tocan doce relatos sobre el verano, lo que resulta increíblemente adecuado para los que vivimos en el hemisferio sur.

Antes de pasar a comentar cada uno de los relatos, tengo que contarles que la edición del libro es preciosa. Tapa dura, textura suavecita, letras con brillitos, las hojas de color naranja claro por afuera... Muchas gracias a Penguin Random House por el ejemplar ♥.


Fuente

Cabeza, escamas, lengua, cola (Leigh Bardugo)

La primera de las historias es una de las que más me gustaron. Trata de una chica que cree ver un monstruo o algo así en un lago, por lo que comienza a investigarlo. A grandes rasgos, es eso. Resulta ser un relato bellamente narrado, con un aire nostálgico y la dosis justa de fantasía, casi como que de leyenda. Precioso.


El final del amor (Nina Lacour)

Por otro lado, el segundo cuento es realista y cuenta la historia de una chica cuyos padres se están divorciando y por lo tanto se siente mal. Además, se reencuentra con un crush de la adolescencia, que también es una chica. Por supuesto, aprecié la diversidad en la historia —de hecho, es una antología llena de diversidad—, pero como relato se me hizo algo aburrido.


Última sesión en el cinegore (Libba Bray)

Este fue una demencia. Ojo, me divirtió y me resultó súper entretenido, pero es como una especie de relato de terror absurdo. La última función en un cine conocido por pasar películas de terror viejas, con un dueño misterioso. Es... particular. No se parece, además, a lo que había leído antes de la autora, así que no lo esperaba. 


Placer malsano (Francesca Lia Block)

Este, la verdad, no me convenció mucho. No me enganchó, lo leí en diagonal y hasta se me hizo pedante. Ahora, hacia el fina spoiler se nos dice que es autobiográfico spoiler o algo así, por lo que no sé si está bueno juzgarlo duramente, dado lo que cuenta. Pero no sé, me pareció como que no pegaba con los demás relatos tampoco. Creo que es de los que menos me gustaron.


Dentro de noventa minutos, gire al norte (Stephanie Perkins)

Cuando me di cuenta de que este relato era la continuación de Es un milagro de Navidad, Charlie Brown, de la antología anterior, me emocioné muchísimo, ya que había sido de mis favoritos y me encantaba la pareja. No quiero contar mucho de qué trata este, pero aunque me gustó un poco menos que el primero, me pareció precioso y entra en mis favoritos.


Souvenirs (Tim Federle)

Este fue un cuento simpático, que tiene lugar en una especie de feria y que cuenta la historia de una relación con fecha de vencimiento: al empezar, uno de ellos decide también cuándo van a terminar, dado que es el último día en que van a verse antes de ir a la universidad. La premisa me resultó más interesante que la ejecución, pero fue entretenido de todas formas.


Inercia (Veronica Roth)

Tengo una relación muy particular con Roth. Algunas de sus cosas me encantan, otras me parecen malísimas. Este relato anda más por el lado de lo que me gusta. Aquí, el mejor amigo de la protagonista va a morir. En el hospital, hay un procedimiento que les permite compartir recuerdos y hablar mientras él está inconsciente —es decir, comunicarse en sus cabezas, algo así—. La premisa me encantó y me resultó muy honesto y melancólico. También es de mis favoritos, aunque el final me resultó algo predecible.


El amor es el último refugio (Jon Skovron)

Este cuento me resultó muy divertido. Está narrado en un tono irónico, con un narrador de esos que opina aunque esté en tercera persona, y trata de una historia de amor que no es de amor. Los personajes no quieren enamorarse, no creen en el amor, pero intentan formar otras parejas. Parece muy típico, pero es bastante entretenido y, aunque algo superficial, vale la pena.


Adiós y buena suerte (Brandy Colbert)

Este cuento trata de una chica cuya prima, su ser más querido, se va a vivir al otro lado del país con su novia. Entonces, ella queda sola y resiente muchísimo a la novia de su prima por todo esto. En la fiesta de despedida, conoce al hermano de esta. La verdad es que el relato en sí me pareció muy lindo, especialmente por la relación familiar y por lo que aprende la protagonista, pero la historia de amor me pareció metida a la fuerza y no me convenció.


Una atracción recién estrenada (Cassandra Clare)

Este es otro de los relatos raros que integran este libro. Casi que hace juego con el de Libba Bray. Se trata de un parque de diversiones de horror, en el que la protagonista es la hija del dueño, que desapareció misteriosamente. Dada la autora, no me extrañó que hubiera elementos sobrenaturales, aunque hay mucho de humor en la narración. Y se convirtió en uno de mis favoritos, naturalmente. 


Mil formas de estropear lo nuestro (Jennifer E. Smith)

Este podría haber sido un relato del montón, sin ningún atractivo en particular, de no ser por el interés romántico de la protagonista, que spoiler tiene síndrome de Asperger spoiler. Como les dije, es un libro muy diverso, de distintas formas. Y es interesante cómo se maneja este aspecto en este relato. 


Un mapa de pequeñas cosas perfectas (Lev Grossman)

Creo que este fue mi favorito, por lo que la antología se cierra por todo lo alto, como me pasó con la de Navidad. En este relato, el mismo día se repite una y otra vez. Esta no es una premisa novedosa, pero la forma en que está escrito lo vuelve precioso. El protagonista y una chica, que son los únicos que notan que el día se repite y lo viven constantemente, hacen lo que dice el título: un mapa de pequeños momentos que consideran perfectos. No quiero decir más, pero me encantó y recomiendo que lo dejen para el final, así cierran el libro satisfechos.


Fuente

En conclusión, tenemos otra antología temática con relatos bonitos, aunque más melancólicos que la anterior. En general, noté un aire un poco más triste, menos ligero. Sin embargo, no quita que haya algunos relatos que juegan con el humor y con la ironía. Es ideal para estos últimos meses de verano, sobre todo porque varios tratan el fin de esta estación, así que lo recomiendo, por supuesto.

¡Feliz verano!

11 comentarios:

  1. Chan pensé que serían todos románticos pero no.
    Tengo un tema con los libros de cuentos y la misma dificultad para reseñarlos, pero como objeto esa edición es bellísima!
    Me llamaron la atención algún cuento que te gustó... Capaz que averiguo sobre los autores para leer algo más largo.
    Besotes guapah!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, linda. Son todos románticos, o sea, en todos hay algún romance, aunque algunos se centran más que otros en eso.
      Si querés charlamos sobre los autores!
      Un besote.

      Eliminar
  2. Hola! La verdad es que huyo un poco de los relatos (menos los de un autor) ya que siempre me quedo bastante fria al pensar que se podria profundizar más. Aparte tampoco es la clase de libro que voy buscando ahora, lo dejo pasar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    La portada me parece lo más de preciosa y por su color llama inmediatamente la atención. El formato de relatos me gusta bastante, tiene el plus de que cada uno es escrito por un autor diferente y varios de ellos tiene un estilo que me gusta; aunque veo que es recomendable leer la antología que sacaron para la época navideña por lo menos par uno de estos relatos.
    Gracias por la reseña.
    ßƐS❤S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, linda. Tranqui, es para uno solo, pero puede leerse perfectamente sin haber leído la de Navidad.

      Un besote!

      Eliminar
  4. Holaaa, sí que son complicadas las antologías, pueden gustarte todos o ninguno, pero se me hace interesante cómo han creado las historias, que resultaran tan diferentes una de la otra, al menos dentro del mismo libro, y de hecho lo tengo bien apuntado :D
    ¡Beeesus! :3

    ResponderEliminar
  5. Lo leí en verano y me gustó mucho. Mi favorita fue la de Nina Lacour y las que menos sin duda la del cine (también lo vi absurdo) y la de Stephanie Perkins.
    Un beso, nos leemos.

    ResponderEliminar
  6. Desde hace bastante quiero leer este y la recopilación de Navidad, pero aún no ha llegado a Colombia, así que por ahora paso :(

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! =)

    No estuvo mal, mis relatos favoritos fueron el de Veronica Roth, Cassandra Clare (y eso que su saga famosísima no me va) y Jennifer E. Smith ^^

    ¡Un abrazo! :P

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! ^^
    Aunque no soy muy fan de los libros de relatos, que las historias traten sobre el amor es un punto a su favor. Seguramente me gustarán unos relatos más que otros, pero eso siempre pasa con este tipo de libros.

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola Sof! Anda, este tipo de libros de entrada nunca me llaman y luego he leído alguno del estilo que me termina encantando. Además conozco a casi todos los autores y a veces me viene bien elegir libros de relatos para desconectar de otras lecturas (por ejemplo me han ayudado en bloqueos lectores) así que te agradezco muchísimo la recomendación, lo que pasa es que no me suena que esté por acá editado... Lo buscaré ;)
    ¡Muchos besitos!
    PD. Cada vez que me hablas del verano te envidio muy fuerte XD

    ResponderEliminar

Nos descubrieron, por fin nos descubrieron. Pasen y vean, qué lindas tolderías: