miércoles, 4 de septiembre de 2019

Toda la verdad de mis mentiras - Reseña

¿Puede mantenerse una amistad a pesar de las mentiras?

Una despedida de soltera en autocaravana.
Un grupo de amigos...
...y muchos secretos.

Elísabet Benavent, @Betacoqueta, con 1.000.000 de ejemplares vendidos vuelve con una novela original, una propuesta diferente que aborda las contradicciones de un grupo de amigos que se ve obligado a mentir para dejar de sentir.

Un road trip divertido, surrealista, donde todo puede suceder. Una aventura en carretera que habla de la verdad que se esconde detrás de todas las mentiras.





Elísabet Benavent ya es, podríamos decir, una amiga de la casa. Novela nueva que saca, novela que quiero leer, y esta no fue la excepción. Además, los road trips me pueden y tenía ganas de ver cómo se desenvolvía la autora con una novela autoconclusiva, ya que no he tenido el gusto de leer Mi isla aún. La verdad sea dicha, me gustó y lo leí casi que en una noche, como me pasa siempre con sus libros.

Fuente
Como siempre, se trata de una historia divertida, ligera en muchas partes y con más profundidad en otras, que mezcla el humor con momentos emocionales más serios y bastante romance. El libro empieza con una declaración muy fuerte: Coco, la protagonista, admite ser una mentirosa. La mayor de todas sus mentiras es que finge seguir enamorada de su ex, pero solo lo hace para esconder que está enamorada de su mejor amigo, que además es el ex de una de sus mejores amigas. Bruto lío, para qué mentir. Me hizo gracia leerlo, porque algunos sabrán ya que cada vez que leo un libro de Elísabet Benavent, siento que me habla directamente, que toca temas que me interpelan. En esta ocasión, me hizo reír porque estoy de novia con quien solía ser uno de mis mejores amigos y entendí bastante bien algunas cosas —él también, porque por supuesto le fui a contar.

Por suerte, nuestra historia fue más sencilla que esta, que está llena de engaños, secretos y envidias ocultas. Todos los personajes ocultan algo o saben cosas de los demás que no van decirle a nadie, o tal vez sí. Todos tienen algo turbio detrás, a pesar de la aparente amistad. Y digo aparente porque aquí está por verse quién es amigo de quién realmente y a qué costo. Lo que empieza como un road trip por la despedida de soltera de Blanca, una de las amigas de Coco, se convierte poco a poco en una situación complicada. Hay tensiones por todos lados, miradas difíciles de interpretar, desencuentros. Al final, ¿qué decirles? Tanta cosa tapada tiene que salir por algún lado.

No quiero decir más porque, como se imaginarán, la gracia es que ustedes mismos se vayan dejando envolver por la espiral de secretos y mentiras que ocultan los personajes. Debajo de toda la comedia aparente hay mucho drama y es algo que me sorprendió bastante del libro. No porque en los demás no hubiera de esto, sino porque casi todos los personajes son bastante egoístas de un modo u otro, y se lastiman a pesar de ser amigos. El tema de traicionar, perdonar, redimirse es central en la novela.

Fuente
Coco es nuestra protagonista, aunque hay capítulos desde el punto de vista de Marín intercalados. Como siempre, esto ayuda mucho a poder entender mejor a las dos partes involucradas en el romance. Es algo que a la autora se le da muy bien, además, porque tener este conocimiento no hace que se pierda ni la intriga ni las ganas de saber qué va a pasar. Respecto a Coco, me gustó mucho que tenga un carácter fuerte, ganas de salir adelante por sí misma y aprender siempre. A veces no estaba de acuerdo con su accionar, pero en general me pareció bastante coherente. A Marín me costó más tomarle cariño por lo aparentemente perfecto que es; me cayó mejor cuando empezó a equivocarse, a ser más humano y menos idealizado por Coco, que me parece que es algo que la autora hace por gusto. Como pareja, me pareció que desde un inicio funcionan bien, es lo que tiene cuando hay años de amistad detrás. En el caso de ellos, además, convivencia. Y el tema de que haya tensiones, pero no se puedan resolver por las demás personas involucradas siempre es un ingrediente interesante.

Los secundarios, sus compañeros de viaje, ocultan tanto como ellos. Marín y Aroa ocultan los motivos de su ruptura. A Blanca le pasa algo que la desmotiva y no quiere decir nada. Gus parece estar enamorado de alguien, cosa rara en él, pero no quiere decir de quién. Loren parece saber todo de todos, pero no piensa decir nada. Y así, pasan los días. Un caldo de cultivo ideal para que todo explote. No quiero entrar en cada uno porque prefiero que los vayan descubriendo.

Se imaginarán, recorremos bastante la costa porque la idea es ir de playa en playa todos juntos, de camping en camping, y pasarla bien. La ambientación hace que sea ideal como lectura de verano. Yo, que estoy en pleno invierno, los leía tan desabrigados y sentía frío —tal vez es una tara mía, ojo—, así que sugiero de verdad su lectura para tiempos más plácidos. Podía imaginarme a la perfección los lugares, como siempre, aunque no conozco España, y eso me gustó mucho.

Fuente
Y también como siempre, la prosa de Elísabet Benavent hace que la novela se lea en un suspiro. Si no en una noche, en dos, pero en nada. Es rápida, llena de humor y de sarcasmo cuando toca, pero capaz de tocar la fibra sensible si se lo propone. Pone en cuestión más de un tema complejo, se mete bastante en las emociones de los personajes y hace que entendamos sus acciones incluso cuando se están portando como imbéciles. En esta ocasión, al tener un personaje poeta, que es Gus, se atreve con la poesía, que comparte en las páginas en más de una ocasión. Si bien no es el tipo de poesía que yo en general leo, me pareció que estaba muy bien y que era pertinente para la novela, no un elemento decorativo porque sí, que es un riesgo que corría y que no me habría gustado notar, personalmente.

Lo que sí no me gustó tanto fue el final. No por lo que pasa, que está bien y me dejó satisfecha, sino porque creo que fue demasiado abrupto en algunas cosas. En lo disruptivo que se siente por el cambio de ambientación y el tiempo que pasa, digamos. Creo que, funcionar, funciona, pero no me dejó la misma sensación que sus otros libros. Tampoco creo que fuera necesario escribir una secuela para contar lo que se cuenta, pero sí lo sentí muy rápido.

Entonces, a modo de resumen, es una novela ideal para el verano, que tiene personajes que ocultan más de lo que dicen y que promete risas, pero también secretos, drama y mucho romance. Como todo lo de la autora, es una apuesta segura y dudo mucho que pasen un mal rato. ¡Que lo disfruten!


13 comentarios:

  1. Gracias por la reseña la verdad la autora nunca me ha llamado la atencion pero he visto que a muchos les gusta y cada vez que leo una reseña de sus libros me da mas curiosidad pero ya ni se si algun dia me animaria o no. Saludos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Esta autora nunca me ha llamado la atención pero cada vez veo más y más reseñas positivas sobre sus novelas que algún día acabaré animándome. Tal vez nunca me llamó porque no soy gran amante del género ni suelo leerlo... pero siempre hay que probar^^. Me alegra que disfrutaras la novela.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Hola! Lo leí al poco de publicarse y me gustó mucho. Está en la línea de todos sus otros libros y es por eso que disfruté de la lectura, por eso y por los personajes que gustándome más o menos todos me contaron su historia. El personaje que más me gustó fue el de Coco, es cierto que tiene sus fallos pero eso la hizo más real. Tengo muchas ganas de leer algo nuevo de ella.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Nunca he leído a esta autora porque la verdad es que no me llama mucho la atención, he leído todo tipo de opiniones de sus libros, pero por ahora no me atrevo con ellos. Me alegra que te haya gustado, ¡besos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Sofi!
    Sobre este libro vi reseñas de todo tipo.
    Supongo que me tocará leerlo en algún momento de mi vida para ver si Beta es todo lo que la comunidad de habla hispana en general me ha prometido.
    Me alegra que te haya gustado porque eso es un puntito más a la hora de darle una chance.

    ¡Un abrazo y un beso!

    ResponderEliminar
  6. Hola Sofi!
    No veo que hayas mencionado el Alejandría y como buenas fangirls tendríamos que ponerlo adelante de todo, jaja.
    Lo del final es cierto, pero supongo que no lo resalté o noté tanto porque era demasiado predecible.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  7. Hola linda! Leo tus reseñas de la autora y siempre me dejas con las ganas de leerla!
    Te cuento que en la librería cuando me piden libros románticos siempre la recomiendo por ti XD
    Pero me quedan las ganas, un día me tengo que hacer un tiempo y animarme con ella.
    Besotes!

    ResponderEliminar
  8. Holaa, qué genial que te haya gustado tanto el libro, la verdad es que a la autora no le tenía mucha fe, ideas mías, pero este sí me ha dado mucha curiosidad, así que espero leerlo pronto, acá ya se nos acaba el verano :P
    ¡Beesos! :3

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    Me paso super por encima porque este libro lo tengo pendiente y tengo muuuchas ganas de leerlo jiji
    Gracias por tu reseña.
    Un besito, nos leemos♥

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! =)
    Lo he visto bastante por los blogs, pero no me acaba de convencer. Me alegra que lo hayas disfrutado ^^

    Besitos :P

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! ^^
    Si tuviera que elegir a una autora, ya sea nacional o extranjera, me quedaría con Elísabet Benavent. No hay otra que consiga hacerme reír y llorar en la misma historia como ella. Y coincido totalmente con tu opinión sobre este libro :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola bella! Me encantó la reseña. En general estoy de acuerdo con vos, aunque Marin me logró conquistar desde el inicio. Y con el final me pasó lo mismo, fue como un salto al futuro pero que no era el epílogo. Lo sentí raro. Nos leemos, besitos ♡

    ResponderEliminar
  13. Ay, Sof, yo creo que tengo atravesada a la pobre Elísabet porque ya intenté leer dos de sus anteriores novelas, de sagas distintas y ninguna de ellas me enganchó lo más mínimo y terminé abandonándolas a los pocos capítulos (menos mal que los libros era prestados y simplemente los devolví sin haberme gastado el dinero, porque además es que está en cada feria y en cada mercado del libro y es dificil no caer en comprarlos, pero algo me decía que no era para mí...) Aún así, siempre me gusta aseguarme de alguna manera y suelo dar hasta tres oportunidades por si es cuestión de que el libro (y no la autora) no fuera el adecuado para mí. Elegiré con cuidado su próximo y este tiene todas las papeletas porque me dices que es rápido y con sarcasmo (me encantan los libros con sarcasmo XD). Además, autoconclusivo, ¿no? Y he leído pocos roadtrips, quitándo un par de Laia Soler y alguno más... Venga, que la anoto :b
    (Leo que no conoces España pero por aquí tienes a mucha gente deseando conocerte a ti, you know... <3)
    ¡Un abrazoteeee!

    ResponderEliminar

Nos descubrieron, por fin nos descubrieron. Pasen y vean, qué lindas tolderías: