jueves, 27 de septiembre de 2018

Nebulosa - Reseña

Eborus Lex es un humano natural con una memoria prodigiosa. Amelia, una inteligencia artificial de última generación. Ambos son los únicos tripulantes de Calipso, una nave que transporta cientos de humanos en suspensión, listos para crear una nueva colonia.
Un incidente desvía a Calipso de su rumbo y estrella la nave contra un planeta desconocido y habitable, protegido por una nebulosa roja. Allí, Eborus y Amelia encuentran al comandante de vuelo Segnit Satrusalya, un peculiar piloto espacial. Juntos aprenderán a sobrevivir en el nuevo mundo, enfrentándose al entorno natural, a las difíciles relaciones personales y a sus propios prejuicios.
«Nebulosa» es un relato de ciencia ficción que explora los dilemas entre lo artificial y lo real, la existencia, la creación y el libre albedrío.





Hace poco Estudio Third Kind preguntó en su cuenta de Twitter quiénes tenían ganas de reseñar este libro. Lo vi por casualidad y dije «bueno, ¿por qué no?». Sonaba bien, aunque no tenía mucha idea de nada. Mentiría si dijera que tenía alguna expectativa, buena o mala, porque la verdad es que no sabía con qué iba a encontrarme. Entonces, ¿al final me gustó? Sí, mucho.

Fuente
La sinopsis hace un resumen excelente de lo que se van a encontrar en esta novela corta, por lo que no voy a decirles mucho sobre la trama. Eso sí, a pesar de que parece que fuera un relato de acción y de eventos, es más bien de desarrollo de personajes y mucho más introspectivo de lo que seguro imaginan. Ni nos damos cuenta de que estamos viendo transcurrir el tiempo, nos entretenemos con la relación que nace de estos dos, hasta que de repente llegan las revelaciones y todo se complica. Todo corre el riesgo de desmoronarse, así que cuidado. Déjense arrastrar por toda la belleza igual, pero ojo.

Como ven, tenemos poquitos personajes, pero llegamos a conocerlos mucho. Nuestro protagonista es Eborus, un hombre muy inteligente, paciente, tranquilo, con una misión importantísima que va a ocuparle la vida entera. También carga con un pasado más doloroso de lo que nos deja ver en primer lugar. Tenemos, una vez llegan al planeta desconocido, a Segnit, que parece ser todo lo opuesto. Lleno de vida, ganas y una frescura que Eborus jamás había visto en ningún ser humano de su era. Podemos decir que Amelia es un personaje más, ya que la inteligencia artificial que controla la nave es la única amistad de Eborus durante años. Se hace querer, así con todo.

Fuente
Vamos a ser testigos de un romance insólito, casi imposible. Hombres de distintos tiempos, distintas eras, atrapados en un planeta solitario por culpa de una nebulosa. Es una historia que se cuece despacio, con ternura y desarrollando una confianza que empieza a destruir la soledad que los envuelve a ambos.

Pero, como ya les dije, hay ciertas revelaciones, ciertos momentos de pánico que pueden arruinar toda esta felicidad alcanzada por casualidad. Yo no voy a spoilearles ni nada, pero tengo que confesar que no lo imaginaba y que me dejó un poco triste al inicio, pero con la resolución que se le da quedé tremendamente satisfecha. Pensé que iba a ir por ciertos caminos, pero por suerte se escapó del cliché y tuvimos un desenlace que me parece perfecto.

Claramente, la ambientación se divide entre la Calipso y el planeta al que llegan, que es habitable pero muy diferente al nuestro. Su flora y su fauna me resultaron súper interesantes. A su vez, la nave me dio cosita por lo pulcra, por lo mucho que se parece a la mentalidad de los humanos de la era de Eborus.

Y como Eborus también es la prosa, que se ajusta mucho a él y a su modo de ver las cosas. Es limpia, clara, sencilla, honesta. Me gustó muchísimo y me permitió leer con ganas y soltura.

Así que al final terminó siendo una preciosa sorpresa. Una historia muy disfrutable, un romance tierno y que te deja el pecho lleno de sensaciones lindas y una ambientación cuidadísima. Si les gustan estas cosas, es un sí gigante. Vayan a leer.

lunes, 24 de septiembre de 2018

La playa - Reseña

El amor y el misterio se entrelazan en esta historia que nos enseña a reconciliarnos con nosotros mismos y con nuestros sueños.

La primera novela de la booktuber de Nube de palabras.

¿Qué esconde la playa?
Ian regresa a la isla que ha sido su hogar tras un año estudiando en Madrid. Aunque haya bloqueado su pasado mientras estaba en la ciudad, él pertenece al mar, a esa playa en la que ha crecido con su familia y que tanto ha echado de menos.
Con su regreso, irrumpe en su vida Eloise, una joven pecosa y pelirroja, con dieciocho años recién cumplidos, que hace que se olvide de la angustia que el chico trae consigo. Pero ella arrastra una carga más pesada de la que aparenta: su hermano murió el pasado otoño y un abismo ha crecido entre su padre y ella desde entonces, que cada día los separa más.
En una espiral de angustia y oscuridad hacia la que los dos se ven arrastrados en un momento crítico, el verano de 1988 cambiará sus vidas radicalmente.

Era obvio que iba a querer leer esta novela. Veo los videos de la autora con relativa asiduidad y siempre me cayó muy bien, así que era solo cuestión de esperar a que lo trajeran a Uruguay. Apenas vi que otros bloggers lo habían encontrado (y reseñado), supe que era el momento, a pesar de que por acá recién estamos entrando en la primavera y es un libro ideal para el verano. Muchísimas gracias a Penguin Random House por el ejemplar.

Como con toda novela de booktuber, la agarré con mezcla de expectativas y el esfuerzo por deshacerme de ellas, así como de los típicos prejuicios que siempre despiertan estas publicaciones. Ya hablamos de que tener una base de seguidores —ganada a base de esfuerzo, cómo no— puede hacer que te sea más fácil publicar, pero que el producto sea bueno es otra cosa. 

Fuente
Me encontré con una historia que demora en arrancar, aunque esa demora es justamente lo que nos introduce a los lectores en el pequeño pueblo en las Islas Canarias, a sus habitantes y a sus vidas, y en particular, a las de nuestros protagonistas: Ian y Eloise. Si bien al principio no estaba muy convencida y me tomó más tiempo del que esperaba leer, leí el 80 % en dos sentadas después, enganchada de verdad. No tenía ganas de leerlo tan rápido —me obligaron los tiempos—, así que además me terminé encariñando. No solo es una novela juvenil romántica, como puede parecer, en la que los personajes superan sus circunstancias gracias a conocerse, sino que también es una novela de misterio, casi que policial. Y para mí, el paso de una cosa a la otra se da de forma bastante natural. Mi principal crítica: pierden mucho tiempo investigando cosas que se habían dicho en el diario antes. Y, personalmente, intuí los plot twists, pero ya saben cómo soy...

Por supuesto, este encariñamiento viene de la mano de los personajes, a los que vemos conocerse y crecer a lo largo de estos meses de verano. Confesaré que tampoco estaba muy convencida acerca de ellos al inicio, porque me parecían algo insustanciales, pero sus evoluciones me conformaron de verdad y creo que de verdad llegamos a conocerlos mucho. Esto se logra a través de ciertos detalles, gustos, curiosidades e ilusiones que tienen y que los identifican como personas.

Fuente
Nuestros protagonistas, que narran a dos voces en primera persona, son Ian y Eloise. El primero, un estudiante que vuelve de Madrid a su pueblo natal por vacaciones, sin volver a su verdadero hogar, que es el arte, dado que no lo ve compatible con la vida que espera tener. Por otro lado, Eloise y su padre aún sobrellevan la pérdida de Antoine, el hermano de esta. Eloise empieza a trabajar en la pastelería de Conrado para poder salir de ese pozo y sacarlos adelante, mientras que a su alrededor empieza a darse todo para que descubra que lo que le pasó a su hermano puede haber sido algo más que un accidente. El encuentro de estos dos, gracias a Gael, amigo de Ian y mejor amigo de Antoine, propicia que de a poco vayan pasando tiempo juntos, conociéndose y dándose tiempo para sanar sus circunstancias personales, pero también para que se apoyen en la investigación de algo tan importante para Eloise y que luego ninguno ya podrá dejar escapar.

Cuando digo que me encariñé con los personajes, lo digo en serio. Creo que son uno de los puntos fuertes de la novela y que nos terminan dando ganas de terminar sea como sea. Queremos su bienestar, y eso no siempre se logra en una primera persona. No solo de ellos llegamos a encariñarnos, sino también con secundarios como Naira, Gael, Conrado y los demás familiares de los protagonistas, que de verdad están ahí y no son decorado.

Fuente
Es que el pueblo en sí es un personaje más, y sobre todo la playa. Toda la ambientación se vuelve muy importante, ya que la atmósfera de pueblo costero pequeño se mantiene constantemente y genera una opresión a la vez que esa cierta nostalgia, esa cosita veraniega muy cercana y lejana a la vez. Me pareció súper bien logrado, especialmente lo que producía el mar en los personajes, sobre todo en Eloise. Además, la historia transcurre en los años ochenta, por lo que las comunicaciones se vuelven más difíciles, pero hay lugar para otras interacciones. Además, las referencias culturales no atosigan, pero están presentes como para hacernos sentir allí.

Donde tuve más problemas, quizás, es con la prosa. Al principio me desalentó muchísimo, ya que la encontraba tosca y con errores que se habrían solucionado fácilmente en el trabajo de edición y corrección. Por ejemplo, la repetición de cosas que ya sabemos de forma innecesaria, darle demasiadas vueltas a lo mismo, el uso constante de «el cual» y párrafos que, en definitiva, no dicen nada. Esto es parte del motivo por el que avancé con más lentitud al inicio y lo que hizo que tuviera mis dudas. Igual, como ya les dije, pronto me enganché y seguí sin problema —noté una mejora, sí, sobre todo en lo que se dice sin decirse—, pero me parece que igual es la parte más problemática de la novela. Eso sí: como casi todo, es mejorable y la autora tiene mucho tiempo para pulir su narración. Creo que tiene potencial.

Así que eso: novela que empecé con dudas, pero que terminó por engancharme y que no quería terminar por el cariño que sentí por sus personajes y su ambientación. Es una historia que atrapa, que se disfruta mucho y que realmente creo ideal para el verano —si pueden esperar tanto para leerla, eh. Me gusta cuando se rompen los prejuicios —por algo soy parte del #Clubdelectura.uy—, así que puntos extra por demostrar que ser booktuber no te hace menos escritor. No sé, ¡ya me dirán ustedes qué les parece!


jueves, 20 de septiembre de 2018

Otoño en Londres - Reseña

«El hotel Ellesmere se halla al sur de Hyde Park, en uno de los barrios más elitistas de Londres, hogar del creador de Peter Pan: el célebre South Kensington».
Allí va a parar LILY, admitida en la universidad gracias a una beca y atónita por su lujosa residencia. Para MEREDITH, ese ambiente es muy común, al igual que para AVA, más interesada en que sus secretos no salgan a la luz pese a la insistencia de CONNOR, ese chico coreano que siempre acompaña a REX (del que todos hablan debido a su madre) y a MARTHA, la del pelo azul que armó un número cuando se cruzó en una fiesta con TOM; sí, ¡el mismísimo Tom Roy!, amigo de FINN, el pelirrojo aficionado a los videojuegos que siente antipatía por OLIVER... Ese al que Lily preferiría no tener que ver nunca más.
Con el inicio del otoño, todos ellos coinciden en el entorno más exclusivo de Londres, donde cuanto más alta es la cima, más riesgo entraña el precipicio. 

Tenía varios motivos para querer leer esta novela. El primero de todos, es que Andrea me cae bien como booktuber y me daba curiosidad. Después, porque quería que me demostrara que el prejuicio de que los libros de youtubers son malos o que los publican solo por ser populares no tiene por qué ser cierto, que ayuda, pero no es solo eso. Y también porque tuve la suerte de coincidir en la Feria del Libro de Buenos Aires, comprarlo y que me lo firmara. En persona me resultó adorable, así que más motivos todavía. Lo empecé en Buquebus, mientras esperábamos para volver, pero lo dejé porque aparecieron lecturas más urgentes y lo retomé poco después.

En la Feria Internacional del Libro de
Buenos Aires ♥
Ustedes ya saben que no es el tipo de libro que más disfruto, pero que lejos de juzgar negativamente por eso, lo tengo en cuenta y opino desde otro lado, como me pasó con Amor y virtud. A pesar de eso, pasé muy bien con esta novela. Me enganché y la terminé bastante rápido al retomarla, casi sin parar. Es importante que recordemos que es de esas novelas de personajes que parecen una serie, a lo Gossip Girl. Eso es lo que van a encontrar y está perfecto, por lo que recomiendo no venir a buscar otra cosa. Aun así, esto no quiere decir que no se toquen temas más profundos ni que los personajes sean superficiales. Ojo ahí.

Como decía arriba, esta es una novela de personajes. Y si tendrá personajes. Son muchos, y casi todos ellos narran en primera persona en algún momento. Aunque esto les haga pensar que es una novela confusa y que cuesta conocerlos a todos, creo que se nos van introduciendo de a poco, como para no entreverar, y de todos modos los tenemos en ilustraciones al inicio del libro, así que al asociarlos a una imagen se hace más sencillo.

Fuente
A esta altura no me voy a poner a hablar extensivamente de cada uno de ellos, pero sí quiero contar que empaticé más con algunos que con otros, como es obvio, y en esa medida me interesé por sus vidas. Lily, que parece ser la protagonista en general en este primer libro de la trilogía, me cayó bien. Quizás su línea argumental no fue la que más me interesó, pero la entendí porque sé lo que es ser becada y sentirte fuera de lugar. A Ava le tomé muchísimo más cariño, con lo adorable y compleja que es. Además, es un personaje desde el que se tocan dos temas bastante importantes y que quizás podrían haber sido difíciles de tratar, pero se sintieron naturales y no banalizados. Meredith me cayó bastante mal, al igual que Rex, Martha y Oliver, pero supongo que está bien porque parece ser la intención. Roy me dio un poco igual, y Finn me dio penita porque se lo trata peor de lo que merece, pobrecito.

La ambientación londinense no se sintió como un tour constante, algo que agradezco en las novelas donde una ciudad tiene protagonismo. Si bien me alegró cada vez que paseaban por Londres, en general pasan mucho tiempo en el campus de la universidad, así que la ambientación es más bien esa. Y es todo muy top, ya que casi todos los personajes tienen mucha guita y así encaran la vida. Agradecí el extrañamiento de Lily ante esto, que fue como mi salvavidas. Los personajes lindos y ricos no son lo que más me gusta, pero esto es personal así que si a ustedes sí, esta ambientación les va a encantar.

Fuente
La prosa es más bien sencilla. Hace que la novela se lea muy rápido, mantiene la tensión y distingue bastante bien entre cada personaje. De este modo, no todos se expresan igual, cosa que con la cantidad de personajes que hay, nos complicaría la vida. No es una prosa adornada ni lírica, ni busca serlo. Para este tipo de historia, me parece lo más acertado.

Así que, en general y salvando que no es mi género preferido, me quedo contenta de haber encontrado una novela entretenida, rápida y que engancha mucho, ¡y ese final! Mucho potencial para las siguientes partes, así que si se ven con ganas de una lectura así, denle con fe

lunes, 17 de septiembre de 2018

Warcross - Reseña

La obsesión comenzó hace unos años y ahora los seguidores de Warcross están dispersos por todo el mundo, algunos ansiosos por escapar de la realidad y otros, esperando hacer algún negocio. Emika Chen, una joven hacker, trabaja como cazarecompensas persiguiendo a los jugadores de Warcross que hacen apuestas ilegales. Pero el mundo de los cazadores es muy competitivo y sobrevivir en él se convierte en una verdadera hazaña. Emika necesita dinero y se arriesga a ingresar ilegalmente al juego inaugural del Campeonato Internacional de Warcross... y, por una falla técnica, termina convirtiéndose en furor de la noche a la mañana.
Convencida de que la arrestarán, Emika no puede creerlo cuando recibe una llamada de Hideo Tanaka, el creador del juego, con una oferta irresistible: necesita un espía dentro del torneo para desentrañar un problema de seguridad y quiere que ella se encargue. Rápidamente, la envían a Tokio, donde se ve sumergida dentro de un mundo de fama y dinero. Pronto su investigación se vuelve cada vez más oscura y se da cuenta de que la persona que está violando la seguridad del juego puede traerle consecuencias terribles al imperio de Warcross.

A esta altura dudo que quede mucha gente que no conozca o haya visto este libro. Además, Marie Lu es una autora muy conocida ya por novelas como Legend o Los jóvenes de la élite. Algunos recordarán que mi experiencia con este último no fue lo que esperaba, así que Warcross era una especie de revancha. Quiero agradecer especialmente a América Latina por el ejemplar de VRYA, tan cuidado y lindo como siempre. Esta vez, además, me gustaría resaltar el trabajo de la portada de la versión española, de Nocturna. Conseguir una u otra depende más bien de dónde vivamos, así que me alegra que ambas tengan ediciones cuidadas y atractivas. Más allá de lo físico, voy a adelantarme un poco y decirles que, si bien lo empecé con cierto recelo, y leí los primeros capítulos despacio por las dudas, terminé el resto del libro en una sola noche, en la que no dormí porque me importaba más llegar al final de la historia. Eso tiene que decirles algo.

Es que el principal atractivo de esta novela es, para mí, lo atrapante que es la historia, lo rápido que va y la intriga que produce. La historia de Emika puede parecerse a otras en las que este tipo de juegos tienen gran protagonismo, pero creo que logra tener su propio color, su propio encanto. Y si bien adiviné algunas vueltas de tuerca, supongo que es porque soy una aguafiestas y no porque sea predecible, por las demás reacciones que vi. Y qué vueltas de tuerca, eh, qué intensidad.

No voy a decirles lo mismo que dice la sinopsis, pero sí quiero contarles que la de Warcross es una trama llena de acción, sospechas, traiciones y crudeza. Si bien no es especialmente gráfica, me refiero a crudeza en cuanto a que Emika ha pasado mal después de la muerte de su padre y eso no se esconde.

Fuente
Una de las fortalezas es que nuestra narradora es Emika Chen, la protagonista. Emika es una hacker con una vida muy difícil, especialmente después de la muerte de su padre y de un suceso que la dejó con antecedentes penales. Aunque es buena jugadora de Warcross, no se puede permitir subir mucho de nivel porque utiliza una cuenta hackeada. Además, se dedica a perseguir a quienes hacen apuestas ilegales en Warcross, lo que apenas le permite vivir. Como protagonista, me gustó bastante. Es buena en lo que hace y lo sabe, pero no es fanfarrona sino que está en constante aprendizaje. Se arriesga, se equivoca, como cualquier persona. Creo que todavía hay mucho que podemos conocer de ella, especialmente en lo que respecta a su lado más emocional, así que lo espero con ansias.

Como también pasaba en Los jóvenes de la élite, tenemos un set de personajes secundarios muy variado y complejo, cada uno con una personalidad bastante marcada y fáciles de distinguir entre sí. Yo digo estas cosas como si fueran remarcables porque, sinceramente, no siempre sucede y cuando nos lo dan, lo agradezco. El equipo de Emika en Warcross me resultó especialmente entrañable, sobre todo por la diversidad. Es un libro muy diverso de por sí, en cuanto a etnias, culturas y orientaciones sexuales. Además, la belleza de Warcross es que nadie está limitado por su condición física, lo que se refleja más de una ocasión.

Si tengo que poner un pero a los personajes, este pero es Hideo. Que conste que no tengo nada contra él de por sí; de hecho, me parece que lo que dice y lo que no dice, lo que busca, lo que hace, todo eso es increíblemente interesante. Mi problema es su relación con Emika, o más bien lo rápido que se da para el nivel de confianza que tienen. Y eso que me encanta su dinámica y la tensión que manejan, pero creo que, así como está, se siente más superficial de lo que debería.

Fuente
Otro de los grandes atractivos de la novela es su ambientación futurista, que no es tan diferente a nuestra realidad salvo por los obvios avances tecnológicos. De hecho, hay un montón de referencias a nuestros tiempos y cosas en común, dado que de verdad no pasó tanto tiempo. Para mí esto es muy valioso, ya que le permitía a la autora jugar con la familiaridad a la vez que maravillarnos con los productos de Henka Games. Lo que más me gustó de esto, por fuera del juego, fue que además tenía usos cotidianos muy creíbles, que no me sorprendería ver en nuestra realidad si tuviéramos esa tecnología. Además, la obvia turbiedad de lo ilegal. Me encantó que se ahondara en ambos aspectos y quedé muy conforme. Creo que solo eché de menos tener más sobre Warcross en sí, pero veremos qué sucede en el próximo libro.

Ya hablé de lo ágil que es este libro y de lo rápido que lo leí, así que no voy a detenerme más de la cuenta en lo que respecta a la escritura. Se adecua muy bien a esta historia, que tiene acción y momentos contemplativos. A través de la narración es que conocemos a Emika, y aunque dije que me gustaría haber logrado otra profundidad, creo que se ve claramente su evolución.

Para redondear, es una novela muy disfrutable. Ya ven que se lee rápido, que es una aventura apasionante y que tiene algún que otro plot twist bastante fuerte sobre el final. La ambientación me parece maravillosa y es lo que más quiero que se expanda en el siguiente libro, que obviamente necesito leer apenas me sea posible. Fue una gran revancha después de mi último encuentro con la autora, así que voy a replantearme darle una oportunidad a sus otros libros.

Antes de terminar la reseña, una última recomendación. Cuando leía, busqué música de fondo para ambientar. Al final, encontré esta playlist del bien que es absolutamente perfecta para leer Warcross. Recomiendo muchísimo que la escuchen al leer el libro:

jueves, 13 de septiembre de 2018

La niebla - Reseña

Celeste vive en un pueblo rodeado por una espesa capa de niebla. Nadie sale del pueblo. Nadie entra. La existencia de algo más allá de los límites delineados por la bruma es totalmente desconocida para sus habitantes. Pero la llegada de un objeto extraño, de materiales nunca antes vistos por Celeste, desencadenará no solo su curiosidad por un posible mundo exterior, sino también las consecuencias que trae desenterrar lo prohibido.











Antes de empezar a hablarles del libro, quiero agradecer muy especialmente a Gonzalo por su generosidad al regalarme este libro y por su paciencia ante todo lo que demoré en leerlo. Quiero contarles que, como dice la portada, fue el ganador del concurso Juan Carlos Onetti en la categoría Narrativa Infantil y Juvenil del año 2015, y muy merecido.

Fuente
Si llegan a juzgar este libro por la portada, los mato. Están avisados. Me les aparezco en sueños cual Freddy Krueger. Esta novela, que podríamos considerar nouvelle, es mucho más de lo que parece. En sus cuarenta y cinco (45) páginas, logra desarrollar una historia llena de misterio, de nostalgia y tintes muy oscuros, a pesar de que también hay momentos llenos de ternura. Lograr esto no es fácil. La verdad sea dicha, escribir una buena historia con tantas y tan pocas —sin el espacio de una novela, sin lo concreto de un relato— páginas es dificilísimo, pero Gonzalo lo logra con todo éxito. Desde acá, toda mi admiración y de nuevo felicitaciones por el premio. Ahora, entonces, voy a pasar a contarles un poquito más sobre la historia en sí.

Como nos cuenta la sinopsis, estamos en lugar en el que todo el mundo conocido está cercado por una densa niebla. No se sabe qué hay, ni si hay, tras ella, y considerarlo siquiera es tabú. Esto nos deja una sociedad pequeña, un pueblo tranquilo y de costumbres, en el que hay ciertas tradiciones muy curiosas. Por ejemplo, que cada persona tenga un símbolo que se tatúa, que además se marca en las casas y que sirve para reconocerse.

Fuente
Nuestra protagonista es Celeste, que es una muchacha sencilla y esencialmente buena. Vive con su madre, que hace mermelada de pétalos de flor dulce, aunque a Celeste no le sale pero la reparte a los vecinos. La vida es tranquila, a pesar de la niebla.

Todo cambia cuando ella y Leo, su amigo, encuentran un collar de un material que no conocen. Se convierte en una obsesión para Celeste, que comienza a investigar, a hacerse preguntas que jamás había considerado antes. ¿Y qué puede traer hacerse preguntas sobre el mundo exterior en un pueblo donde eso se considera tabú?

Problemas, eso trae.


De eso va la historia. De las preguntas de Celeste, de la reacción de su madre y de su pueblo, de las consecuencias que eso tiene para ella y para Leo. Debo decir que todo esto resultó bastante oscuro, sorpresivamente oscuro, y me pareció copado como una historia en apariencia sencilla se vuelve desesperada y dice tanto sobre cosas como la verdad, el miedo a ella o la necesidad de buscarla. 

Fuente
El final es bastante abierto y me dejó con ganas de más. Eso se veía venir, dada la extensión y el potencial que tiene. El mundo que plantea, la aventura que queda planteada, la incertidumbre... Me llena de ganas de saber, de leer cientos de páginas más. Hay una situación que no puedo contar, que se da muy hacia el final, entre los protagonistas, que me gustó especialmente. Sucede de forma tan sencilla, natural y sana que no pude más que aplaudir mentalmente. Les voy a dejar eso picando para que se queden con las ganas también. Y para que se unan a mi pedido a Gonzalo de que siga esta historia, o que al menos nos cuente un poco más, porque realmente vale la pena. ¡Si hasta quedan algunos misterios sin resolver! No de los que afectan la trama —está bien como está—, sino de los que podrían ampliarse un poco más, y ojalá...

Además, la prosa es impecable. Sencilla, linda cuando debe serlo. Y usa voseo, aunque sea un mundo indefinido. Lo menciono especialmente porque no se hace raro en ningún momento que los personajes sean voseantes, cosa que sé que a muchos rioplatenses nos pasa. Estaría muy bueno que lo leyeran solamente por ese hecho, ya.

Si confían en mí, confíen en que esta historia realmente vale la pena. Si pueden conseguirla, lo recomiendo con todas mis fuerzas. Y no pierdan de vista a Gonzalo, porque es un autor que promete.




lunes, 10 de septiembre de 2018

Fuimos canciones - Reseña

Macarena vive en Madrid y es asistente de una influencer de moda.
Macarena disfruta la vida a sorbos e intenta ser feliz.
Macarena tiene dos amigas: Adriana y Jimena.
Macarena guarda un secreto que deletrea a escondidas.
Ese secreto tiene tres letras: L-E-O.
Macarena no sabe que Leo está en Madrid.
Macarena teme, Macarena sueña, Macarena ama, Macarena vuela...

Y en este juego del destino intenta aceptar que lo que fuimos no puede ser lo que seremos...

¿O quizás sí?

Porque a veces lo que fuimos da sentido a lo que de verdad somos.




A pesar de que Elísabet Benavent tiene muchísimas novelas, esta es la segunda saga que leo. Ya sabrán algunos que el año pasado leí La magia de ser Sofía y su secuela, y que hasta tuve la suerte de poder entrevistar a la autora cuando vino a Uruguay. Por supuesto, tenía montones de ganas de leer esta nueva bilogía, así que muchas gracias a a Penguin Random House por el ejemplar y por todo ♥.

Fuente
Por algún motivo, las novelas de la autora que leí hasta el momento parecen caer siempre en el momento indicado; como me pasó en la bilogía anterior, volví a sentirme identificada con ciertas cositas de la historia de este libro, aunque voy a guardarme un poco cuáles por las dudas. La cuestión es que no dejo de sentir que son libros con los que podemos implicarnos muchísimo como lectores, que retratan de una forma muy cómica y simpática situaciones que probablemente nos tocó vivir de una forma más mundana, y eso llega. Que no es solo que nos preocupemos por los personajes a los que llegamos a querer, sino que queremos que triunfen porque, en la vida, queremos triunfar también en momentos parecidos. Superar esos escollos. Ser felices. No sé si me explico o si parece un delirio esto, pero va por ahí.

Como dice la sinopsis, Macarena es asistente de Pipa, una influencer de moda que, en verdad, es bastante infumable. Sin Macarena estándole atrás para todo, Pipa no podría vivir, pero de todas formas es desagradable con nuestra protagonista cada vez que tiene ocasión. Le da poco tiempo libre, así que Macarena suele utilizarlo para ver a sus dos mejores amigas, Adriana y Jimena, para hablar de la vida. Por ejemplo, del bobo con el que sale, Coque. Es en este contexto en el que se cruza con una conocida del trabajo, Raquel, y con... Leo. Su ex. El ex. Así que la historia un poco gira entorno a este reencuentro, a lo que significa para ambos —ya que no se pueden ni ver de lo mal que terminaron las cosas— y cómo encaran situación —spoiler: mal, obvio.

Fuente
Los que leyeron algún otro libro de la autora se pueden imaginar que la voz en primera persona de Macarena nos cuenta su historia, pero también la de sus amigas —el mismo recurso que vi en Sofía, de narrar en tercera con la voz de Macarena, como si se lo hubieran contado—, que tienen cada una un arco bastante interesante. Para no spoilear, les cuento que Jimena está loca y todas sus partes son un poco dementes. El de Adriana, que es más bien dulce, es un poco más profundo y me alegra bastante que estuviera acá, en este libro. Por más cosas así en estos libros. Y sí, también hay capítulos narrados desde el punto de vista de Leo, en otra tipografía, pero son los menos y cuando es necesario. Están bien puestos.

Con los personajes, voy a empezar por contarles que Macarena es una protagonista fuerte, con ideas bastantes claras sobre muchas cosas, pero también mucho que aprender por delante. Mucho que cambiar, para estar mejor, y se está dando cuenta. Lo que más duele de ella es cómo la herida de su pasado con Leo condiciona su vida, y cómo sus relaciones repiten ciertos patrones o se guían por el miedo al abandono.

Por otro lado, Leo y Coque, los dos prospectos masculinos que rondan esta novela, hacen lo mismo: tienen un miedo horrendo al compromiso que evita que lleguen a algo más profundo con Macarena. En Coque se nota más, porque su historia es más superficial, pero con Leo tenemos varios intentos. Y además, está esa cuestión de que él y Macarena son híperorgullosos y jamás van a ceder. Que Leo no haya pedido disculpas por lo que pasó la última vez que terminaron es determinante para Macarena, por ejemplo. Es por estas cosas que, si bien me encanta que ambos se cuestionen qué sienten y todo lo que nos podemos imaginar, que no me gusta mucho su relación. A menos que aprendieran a no hacerse daño, separados están mejor que juntos. Veremos qué pasa en el segundo libro.

Fuente
Ya hablé de las amigas de Maca, pero no quiero dejar de decir que me encanta que las protagonistas de esta autora siempre tengan grandes amistades y que no sean decorado. La importancia de los buenos amigos, de las buenas amigas en particular, no siempre se ve en la literatura —especialmente cuando el foco suele ser una pareja. En este libro, en cambio, no solo son relevantes para Macarena, sino que cada una tiene su propia trama y se la trata con cuidado, como debe ser. Raquel también me gustó; a veces parece ser la única persona sensata en la vuelta. Me pareció buena de verdad y muy inteligente, segura de sí misma. Por otro lado, tenemos a Pipa, la influencer, la jefa de Macarena, con la que esta todavía tiene ilusiones de ser amiga o llevarse bien. El abuso y la manipulación por parte de Pipa también son temas centrales para la novela. La verdad es que, aunque es un personaje odioso, está muy bien logrado y también necesito saber qué le depara el siguiente volumen.

En cuanto a la ambientación, yo sigo sin conocer Madrid, pero me gusta la forma cálida y cercana que tiene la autora de retratarlo. La anterior bilogía también tenía lugar en Madrid, y quizás me sentí más en casa porque casi toda la historia se contaba en un café, pero acá también sentí que estaba en un lugar conocido, a pesar de no haber estado ahí en mi vida. Con lograr esto ya tiene muchos puntos.

Ya hablé en la reseña de La magia de ser Sofía de la prosa de Elísabet Benavent, pero les cuento acá para los que no leyeron que es muy coloquial, ágil y engancha increíblemente. Siempre arranco estos libros pensando «bueno, tengo tiempo, voy a leerlo de a poco» y termino devorándolos de madrugada. Son un vicio. Además, no tiene reparos en llamar a las cosas por su nombre, así que cosas como el sexo están bastante naturalizadas, por ejemplo. Esto no quiere decir que no haya momentos lindos, emocionales o de reflexión. Los hay.


Así que, como verán, es una novela que disfruté, que leí rapidísimo y con la que me impliqué bastante emocionalmente, una vez más. No sabría decir si me gustó más o menos que la otra bilogía, especialmente porque todavía queda un tomo, pero andan ahí, cerca. Como las otras veces, me quedo con ganas de leer más de Elísabet. Ustedes, ¿tienen ganas? ¡Porque pueden hacerlo! Ahora mismo está activo un sorteo (nacional, solo para Uruguay) de Fuimos canciones en mi cuenta de Instagram. ¿Qué esperan?

jueves, 6 de septiembre de 2018

Jueves de entrevistas: Mariela Peña

¡Hola! En este jueves de entrevistas vamos a conocer a una autora argentina ya he mencionado en este blog porque vino a nuestro país en junio, durante la Feria del Libro Infantil y Juvenil. Vamos a tenerla dentro de poco en la Feria del Libro, así que no viene mal conocerla un poquito más. 

Mariela Peña es correctora especializada en textos jurídicos, redactora y escritora. Publicó su novela ¡No creas todo lo que te digo! con la editorial Quipu en 2017 y su secuela, ¡No creas todo lo que ves!, está por salir. Es más, hace poquito pudo votarse la portada en las redes sociales de Mariela. Esta autora tiene un estrecho vínculo con sus lectores, jóvenes y adolescentes, en persona y a través de las redes sociales, en las que comparten creaciones literarias. Podés leer el primer capítulo de ¡No creas todo lo que te digo! acá.

¿Empezamos?



¿Qué cosas te inspiran a escribir?

Las historias que me cuentan otras personas, las que me invento, hurgar en mi propio pasado. Pero, la inspiración puede sorprenderme en cualquier lugar y en cualquier momento.


¿Qué te atrae de la poesía?

La poesía transforma la realidad en algo mejor. Es una visión del mundo, una salida de emergencia cuando el mundo se pone hostil.


¿Cómo empezaste a escribir para jóvenes?

Fue una idea que surgió hace dos años, mientras trabajaba en la Feria del Libro de Buenos Aires. Una situación, que tenía de protagonista a una adolescente que había ido a ver a su ídolo (un Youtuber internacional muy popular) me conmovió, me hizo replantearme que había un universo absolutamente desconocido para mí. Me puse a investigar, me propuse contar una historia, y salió ¡No creas…!, casi de un día para el otro. Por supuesto, el rol de mi generosa editora que me brindó la oportunidad, fue indispensable.


¿Cuál es tu proceso a la hora de escribir narrativa?

Sentarme frente a mi computadora, en mi escritorio, entregarme a mi ritual de café, sahumerio de vainilla, ventana abierta, para tener la luna a mano, y dejarme llevar.


¿En qué estás trabajando ahora mismo?

Ahora mismo estoy trabajando en una historia de amor y misterio que me tiene muy atrapada. También tiene que ver con el universo de los adolescentes y la virtualidad, pero es una historia más cruda y dramática que la anterior. Toca temas y problemáticas más complejas, es una historia de mucha actualidad. La empecé en cuanto terminé de escribir ¡No creas todo lo que ves! (la segunda parte de ¡No creas todo lo que te digo!), que está a punto de salir.



¿Qué podés contarnos de ¡No creas todo lo que te digo! 2?

En principio, que se llamará ¡No creas todo lo que ves!. Es la continuación de las historias irresueltas de la primera parte, se suman personajes nuevos entrañables, y que estoy muy conforme con el resultado. Hay muchas hermosas horas de trabajo invertidas y creo que mis lectoras y lectores van a estar muy conformes con el resultado.


¿Cuál ha sido la respuesta de los lectores al primer libro?

Soñada. Jamás imaginé que iba a recibir tanto amor. Quedaron muy enganchados con la historia y no hay un día en el que no me pregunten «¿para cuándo la segunda parte, Mari?». Son el mejor público lector que podría tener.


¿En qué consisten las tertulias que tienen a través de Instagram?

Siempre supe que quería tener contacto directo con mis lectoras y lectores, porque me interesa saber qué tienen para decir, escuchar sus inquietudes, sugerencias, consultas. Creo que eso es clave para poder seguir creando historias. Me mandan sus textos a un mail que armé exclusivamente para esto y, cada martes a la noche, hago un vivo en Instagram y leo lo que me mandaron durante la semana. Se armó un grupo precioso, un espacio de intercambio que me enorgullece. Adolescentes compartiendo poesía un martes a las diez de la noche es conmovedor.


¿Cuál ha sido la experiencia más emocionante que te ha traído la publicación de tu novela?

Cada firma y encuentro con mis lectores en las distintas ferias y eventos es una experiencia única y emocionante. No tiene comparación con ninguna otra experiencia que haya vivido.

¿Cómo fue tu experiencia participando en ferias del libro?

Hasta ahora siempre fueron hermosas. Tanto las que se vienen dando en las distintas partes de mi país como las que se dieron en Uruguay (lugar del que quedé profundamente enamorada). Me hago nuevas amigas y amigos, me enriquezco, crezco, me expando.


¿Qué opinás de la literatura juvenil? ¿Creés que existen prejuicios hacia ella?

Que hay cosas muy buenas y otras más oportunistas, que repiten recetas. Las primeras son las historias sinceras y de calidad que tienen inmediata aceptación por parte de los chicos; las segundas son modas que pasan y se diluyen.


¿Qué podés contarnos sobre la literatura juvenil en Argentina?

Hay autoras y autores jóvenes excelentes que proponen cosas muy interesantes y que le hacen muy bien al género infantil-juvenil. Y, por supuesto, autoras y autores clásicos que se mantienen actualizados y siempre ofrecen trabajos de calidad. La literatura juvenil está atravesando un buen momento en Argentina.


¿Qué autores te influenciaron más como escritora?

Yo soy de la poesía. Arranqué con Neruda a los 11, 12 años y no paré. Pessoa es uno de mis clásicos preferidos, pero podría hacerte una lista interminable de autores que fueron orientando mi camino.

Si tuvieras que vivir en una de tus historias, ¿cuál elegirías?

Qué linda pregunta. Sin pensarlo demasiado, te respondo que en la historia de Ámbar, en ¡No creas todo lo que ves!. Le pasa de todo y de todo aprende un montón.


¿Qué consejo le darías a quienes recién se están animando a escribir o publicar?

Que se animen, que estén en movimiento, que no se detengan. El camino se va a poner denso y hostil por momentos, y es en esos momentos juntamente cuanto más convencido y seguro hay que estar. Que la oportunidad te encuentre haciendo.




Muchas gracias a Mariela por la buena onda de siempre. No se olviden de que vamos a tenerla pronto por acá, así que aprovechen a leerla para poder disfrutar más de su presencia en la feria ♥. 

lunes, 3 de septiembre de 2018

Renegados - Reseña

Identidades secretas, poderes extraordinarios. Ella quiere venganza, él justicia.

Los Renegados son un sindicato de prodigios, humanos con habilidades extraordinarias, quienes surgieron de las ruinas de una sociedad destrozada y establecieron paz y orden donde reinaba el caos. Como campeones de la justicia, ellos son un símbolo de esperanza y coraje para todos… excepto para los villanos que alguna vez derrocaron.
Nova tiene una razón para odiar a los Renegados, y tiene como misión la venganza. A medida que se acerca a su objetivo, conoce a Adrian, un Renegado que cree en la justicia… y en Nova. Pero la lealtad de ella pertenece a un villano que tiene el poder de destruirlos a ambos.
De la autora No. 1 de The New York Times, Marissa Meyer, llega un mundo pleno de aventuras, pasión, peligros y traiciones.


Era bastante obvio que iba a querer leer este libro (así que muchísimas gracias a América Latina por el ejemplar). Hasta ahora, no hice más que hablar bien de las novelas de Marissa Meyer. Si quieren, pueden leer mis reseñas de Cinder, Scarlet, Cress, Winter, Stars Above y Heartless para comprobarlo. Marissa es prácticamente una invitada de la casa. Leí su saga de ciencia ficción, leí su novela de fantasía; ahora tocaba leerla con una temática de la que no soy muy fan: los superhéroes.

Fuente
Las escenas preliminares de este libro tienen un aire cinematográfico que le sienta muy bien. Primero, se nos cuenta el estado del mundo después de que los prodigios, hasta entonces perseguidos por sus poderes, comenzaran a rebelarse —esta escena, por motivos personales, no me terminó de gustar, pero es realmente subjetivo y si les interesa lo charlamos en los comentarios. Después, pasamos al comienzo de la historia de Nova, cuando es una niña. Ya acá empiezan las emociones fuertes, la tragedia. Y luego tenemos la historia principal, en la actualidad, en la que Nova, nuestra protagonista, tiene un solo objetivo: vengarse de los Renegados y destruirlos.

Con este fin, luego de una misión fallida, Nova va a terminar infiltrándose entre los Renegados, haciéndose pasar por una de ellos, para poder destruirlos desde adentro. Sí, ya sé que no suena muy original, pero no creo que ese punto sea el más importante. Lo que importa es cómo se desarrolla la historia y, más que nada, lo mucho que crecen los importantes durante este tiempo. Porque sí, aunque haya acción y un argumento muy potente, creo que el peso está en los personajes y en sus relaciones.

Como es obvio llegados a este punto de la reseña, Nova es una de las protagonistas. Criada por los Anarquistas, que vendrían a ser los enemigos vencidos de los Renegados, guarda un profundo desprecio hacia ellos por algo sucedido en su pasado. Es una chica eficiente, inteligente y bastante fría, dadas sus circunstancias. Por otro lado, tenemos a Adrian, un renegado que es un cinnamon roll y solo quiere hacer el bien, hacer justicia. Este Adrian, sin embargo, también tiene un secreto.

En toda la historia hay muchos secretos, a decir verdad. Max, un niño renegado que está en cuarentena, es uno de los más importantes. Y es adorable. Tal como sucede en sus otras sagas, los personajes y los grupos que forman, ya sean amigos o familias, se vuelven muy reales. Yo no esperaba sentir ternura por los «villanos» de la historia, ni sentir nostalgia por tiempos pasados que en realidad no están tan buenos, pero nos los cuentan así. La autora tiene una capacidad tal para crear empatía que no se puede no sentir pena por algunos y ganas de que a todos les vaya bien, a pesar de que no todos lo merecen. No voy a hablar específicamente de nadie, pero quiero dejar claro que ya por esto valdría la pena leer la novela. Y si se preguntan si hay una historia de amor, yo les diría que no vengan buscando eso. A lo sumo encontrarán pinceladas. A ver qué pasa en el siguiente.

Fuente

Algo que me gustaría resaltar es la gran diversidad, en todo sentido, que hay en los personajes de la novela. Hay personajes de diversas etnias y orientaciones sexuales, incluso algunos con discapacidades —y sus superpoderes no tienen que ver con esto. Todos se presentan de forma natural, algo que me hizo especialmente feliz.

La ambientación tiene mucho peso. La ciudad donde se desarrolla la novela quedó aislada, en cierta forma, del resto del país, así que se autogestiona. Este gobierno, digamos, está formado por los Renegados, lo que complica mucho cómo los ve la gente. Si bien somos testigos de que algunos intentan lo mejor por su gente, también notamos su ineficiencia en ciertas cosas. Y las discrepancias sobre si deberían estar ahí. Durante toda la novela se nos muestran distintas posiciones sobre lo que pasa, personajes en escala de grises y varias posturas a la hora de cómo resolver los problemas de la actualidad. Si bien me gustó todo esto, ya saben que no soy gran fan de los supehéroes y toda esa estética, así que no lo disfruté de la misma manera que si me gustara. Apuesto a que los que sí son fans van a tener una opinión diferente.

Fuente
En cuanto a la prosa, es la misma narración ágil, clara y empática a la que estamos acostumbrados. Lo suficientemente profunda como para conocer a los personajes, sin meterse demasiado en descripciones que no sirven, y rápida como para llevarnos a través de las páginas a buen paso. Creo, de todas formas, que en el caso de esta novela podrían haberse recortado algunas páginas, aunque la longitud sirve para que se vayan cociendo a fuego lento todas las relaciones entre personajes, de todo tipo, no solamente el romance que se insinúa, sino sus múltiples escollos futuros.

No puedo terminar la reseña sin mencionar la bellísima edición de VRYA. Los detalles en cada capítulo, el «glosario» del inicio con la aclaración de quién es quién, el papel... Da gusto leer los libros de esta editorial ya por lo lindos que son como objetos.

Así que, para cerrar, Renegados es una novela bastante larga, llena de acción y de personajes complejos, con los que es fácil encariñarse. A su vez, son personajes moralmente grises, con secretos y objetivos muy distintos. Y, les cuento, hay algún que otro plot twist que los va a dejar con demasiadas ganas de leer el siguiente. ¡Lean y me cuentan!

Además, pueden hacer un test en la página oficial para ver cuál sería su superpoder. A mí me salió telequinesis ♥.