lunes, 31 de diciembre de 2018

Se va #UnAñoConJane y viene #UnAñoConUrsula



Como seguro sabrán, este año tuvimos el placer de llevar a cabo #UnAñoConJane, una iniciativa que consistió en leer de forma conjunta las seis novelas más importantes de la autora, a través del hashtag y con reuniones presenciales posteriores. Surgió a partir de miembros del #Clubdelecturuy, por lo que decimos que es un proyecto independiente pero perteneciente al club.

Empezamos quizás sin tener las cosas tan claras como creíamos, con el apoyo de bastante gente linda que se entusiasmó con el proyecto y que nos bancó en varios momentos. Hubo momentos más fáciles y más difíciles, contratiempos con los que no contábamos, de todo. Pero eso no nos detuvo y podemos decir que llegamos al final del año con el objetivo cumplido.

Leímos Sensatez y sentimientos, Orgullo y prejuicio, Mansfield Park, Emma, La abadía de Northanger y Persuasión. Nos juntamos cada bimestre en la librería Escaramuza, que nos recibió con muchísimo amor, para conversar de forma presencial sobre las novelas. También fuimos a TNU a hablar de la iniciativa y participamos en la Librofest y en la Feria del Libro Infantil y Juvenil y estuvimos en Penguin Random House en directo. Además, se sumaron personas de todo el mundo a través del hashtag y muchos reseñaron los libros en sus blogs, canales o cuentas de Instagram. Y tuvimos colaboradores especiales que aportaron a los diversos sorteos, a los que les agradecemos de corazón.

A todos los que se sumaron, muchísimas gracias. Gracias por entusiasmarse con nosotras, por leer y por acompañarnos. El año no habría sido lo mismo sin ustedes.












Así que eso fue todo para #UnAñoConJane. Pero si creían que nos íbamos a quedar quietos después de esto, estaban muy equivocados. Esta última semana estuvimos tirando pistas en las redes de @docemesescon sobre la persona con la que compartiremos el 2019 y el sábado, durante la última reunión de #UnAñoConJane, dimos la exclusiva de quién era: Ursula K. Le Guin.


Nos toca un año con la gran Ursula K. Le Guin, autora de fantasía y ciencia ficción, entre otras cosas, enorme influencia para muchísimos autores posteriores. Acá saben que es mi escritora favorita —y juro que no la propuse yo, pero obviamente no me iba a negar—, así que este año me tiene muy emocionada. 

Esperamos que puedan unirse a nuestra lectura conjunta durante el año, que básicamente sigue las mismas líneas que la anterior, pero con el hashtag #UnAñoConUrsula. Pronto les iremos dando noticias al respecto. Por ahora, les dejo la lista de lecturas para que se vayan preparando ♥





Y eso es todo. Más allá de estas iniciativas, quería agradecer a todos con quienes compartí el año. Fue un periodo muy complejo para mí; muchas cosas cambiaron, no tuve casi tiempo y saben que anduve metida en mil proyectos a la vez. También pasaron cosas bastante tristes, pero fueron sucedidas por momentos maravillosos al lado de personas que quiero siempre en mi vida ♥.

Gracias por ser parte.

¡Muy feliz 2019!

miércoles, 19 de diciembre de 2018

Seremos recuerdos - Reseña + Lectura conjunta de Proyecto Pandora

¿Y si fueras capaz de dejarte llevar por quien eres en realidad?

Macarena ha conseguido poner su vida y su trabajo en orden.
Macarena cree que Candela es la ayudante que necesita.
Macarena empieza de nuevo.
Leo sigue presente... como amigo.
Y mientras Macarena vuela...
Jimena se obsesiona con el pasado de Samuel,
Adriana no puede seguir luchando contra ella misma.
Porque las canciones que fuimos se convierten en pasado.
Porque los recuerdos que seremos son el futuro.






Hace un par de meses tuve la suerte de leer la primera parte de esta bilogía, Fuimos canciones, y volver a enamorarme de los personajes tan adorables que sabe crear Elísabet Benavent. Como era obvio, no iba a dejar de leer la continuación, especialmente después de ese final tan emotivo que tiene el primer libro. 

Fuente
Empezamos el libro con una Macarena diferente, que ya no está atada al pasado y a los recuerdos que la atormentaban y no la dejaban avanzar: concretamente, los relacionados con Leo, su ex. Incluso verlo volver con Raquel, una amiga suya, no le provoca nada negativo. La vemos bien, más adulta y más madura. Y a él también. ¿Cuál es el problema? Que quizás a esta nueva Macarena y a este nuevo Leo les parezca que las nuevas versiones de sí mismos son muy atractivas. Que dejan atrás todos esos rencores que les impedían empezar de nuevo. Y que ahora que es demasiado tarde, los llena de tristeza sentir todo eso

Sentir que están dando los pasos necesarios para ser felices, pero no lo son. Que van rumbo a la vida como debería ser, pero no los llena. Y saben exactamente qué hace falta, pero no lo pueden tener. Así de frustrante.

Fuente
También hay otros problemas, no podía ser de otra manera. Pipa, la influencer para la que trabaja Macarena, contrata a una asistente para su asistente (?), Candela. Lo que se supone que será de ayuda para que Macarena pueda trabajar en condiciones dignas, pronto se convertirá en una complicación más. Valoro muchísimo las veces que nuestra protagonista se niega a ver a la nueva asistente como competencia porque es algo que nos hacen sentir a las mujeres constantemente, pero en este caso las cosas van escalando de a poquito hasta llegar a un nivel intensísimo. Incluso lo mismo sucede con la relación Pipa, otro de los puntos fundamentales de esta historia. Creo yo que la resolución es bastante satisfactoria en este aspecto y que cierra bien la relación más tóxica de la vida de Macarena. También me gusta una decisión que toma hacia el final, sobre su futuro laboral. Me gusta de dónde sale la oportunidad, cómo se la toman los demás y cómo la encara ella.

En paralelo a la historia principal, tenemos las de las amigas de Macarena, Jimena y Adriana. Ambas están viviendo algo relativamente similar: el miedo y la aceptación hacia lo que no entienden. En el caso de la primera, la relación de Samuel con su expareja, mientras que en el de Adriana es su propia orientación sexual. Es increíble la profundidad que suman a la historia estas dos perspectivas, tanto como apoyo moral para Macarena como por sí mismas.

Fuente
Pero bueno, yo sé qué es lo que más les interesa saber: ¿qué pasa con Leo? Pues pasan muchas cosas.Lo más destacable para mí es el crecimiento de ambos. Cómo, después de actitudes muy inmaduras en el primer libro, logran llegar a un estado de entendimiento y superación enorme. Cuando digo que son nuevas personas, lo digo en serio. Y esto le abre la puerta a un montón de oportunidades nuevas, no solo en lo emocional sino en muchísimos otros aspectos. No quiero contarles de más. 

Entonces, esta segunda parte es una novela divertidísima, pero detrás de las risas hay un mensaje importante que es el de que existen las segundas oportunidades, las oportunidades de madurar y de dejar ir, de empezar de nuevo, de ser felices. Como siempre, un placer leer a esta autora. Súper recomendado ♥.


///


Antes de cerrar, quiero invitarlos a la lectura conjunta que están organizando Paula de Peekabook y Mica de Descubrí Libros, del 1 de enero al 28 de febrero, con el hashtag #lcpropandora ♥. Muchas gracias a ambas por la iniciativa y por todo el cariño ♥. ¿Se unen?



miércoles, 12 de diciembre de 2018

Moxie - Reseña

MOXIE es un libro necesario que permite tanto a chicos como adultos poner atención en pequeños detalles de la vida cotidiana que son sexistas y que sin dudas, contribuyen al sufrimiento de muchas persona. Hasta no hace mucho, un hombre podía mandar a lavar los platos a una mujer sin pestañar. Hoy más de uno lo piensa un poco. Vivimos en tiempos de cambios. Muchos adultos piensan que todo este cambio es una exageración. La realidad indica que, aunque cada vez hay más movimientos de luchas por los derechos femeninos, las mujeres seguimos al frente de nuestros hogares, aun cuando trabajamos todo el día.








Fuente
Me hace especial ilusión reseñar este libro, que pude leer gracias a la librería América Latina y que era una lectura que tenía anticipadísima. Además, la edición limitada es realmente hermosa y vale la pena —como todas las de la editorial, sí, pero esta más. Muy fan de la sobrecubierta transparente.

Lo primero y primordial es resaltar que este es un libro feminista y que no tiene miedo de serlo. Muchas veces pasa que la palabra feminismo termina siendo una «mala palabra» o algo que se evita para no generar polémica, pero acá no. De hecho, es una de las conversaciones que se sostienen, junto con la de por qué es feminismo y no otras palabras. Creo que es importante que empecemos esta reseña siendo claros al respecto.

En la secundaria a la que va Vivian todo está mal. El director es el padre de uno de los jugadores estrella del equipo de fútbol, así que casi todo el presupuesto va para eso. Además, los pibes pueden ser todo lo asquerosamente machistas y acosadores que quieran y no pasa nada. Al revés, incluso controlan cómo se visten ellas para que no los distraigan. Entre tanta injusticia en un pueblo tan chico, nadie se anima a hacer nada. No queda otra que bancársela y esperar a terminar el año. Es como son las cosas.

Hasta que Vivian no puede más.

Fuente
Cuando las cosas llegan a determinado límite, Vivian comienza con un fanzine, inspirado en la adolescencia rebelde y feminista de su madre, en el que invita a sus compañeras a manifestar su desacuerdo con lo que está pasando. Al principio, la recepción es tímida. Pero es leña para un fuego que arde cada vez más fuerte en las chicas que asisten a su escuela. Cuando las cosas se ponen cada vez más injusta, ellas van a ir alzando la voz. Y eso me parece maravilloso.

Ese es uno de los aspectos que más me gustaría resaltar de la novela. La unión de las estudiantes, que de a poco van dejando de ser entidades separadas para formar un grupo y una sola voz, que pide respeto y exige derechos. Cómo se muestran inseguras al inicio, cómo se van conociendo entre ellas cada vez más y dejan de ser meras compañeras de clase para formar lazos mucho más profundos. Cómo, hacia el final, algunas personas que parecían estar por fuera no lo estaban tanto y son recibidas no con incredulidad sino con los brazos abiertos

Fuente
No pude evitar que esto me recordara a experiencias personales. Por ejemplo, las sensaciones que provocó la fiesta que hacen para recaudar para el equipo de fútbol de chicas me recordaron al primer asado del EFD, el colectivo feminista que integro. También, lo que motiva la creación del fanzine me hizo pensar en Harta, la revista para adolescentes que salió de ese mismo colectivo y que seguimos haciendo con muchísimo amor y convencimiento. Sentirme tan cerca, que a pesar de la barrera espacial, temporal y, bueno, de realidad-ficción, tengamos las mismas ganas de movernos, unirnos y hacer algo, me llenó de emoción. Me estoy alejando un poco de la novela en sí, pero son puntos que no quería dejar de tocar porque esta novela hace un gran trabajo a la hora de transmitir esa sensación de reconocimiento.

Respecto al libro en sí, lo empecé con ciertas dudas porque el inicio es bastante lento y no pasa gran cosa. Además, aunque es de lectura fácil y directa, la prosa me parecía bastante chata. Después toma ritmo, tanto la prosa como la trama, pero sigue sin ser nada del otro mundo. Tampoco creo que pretenda serlo: lo que logra en cuanto a lo que les conté más arriba me parece muchísimo más importante. Y, en verdad, llega. Que es lo que tiene que hacer. 

Fuente
Uno de los motivos por los que la trama no avanza mucho es que se toma el tiempo necesario para construir a los personajes y las relaciones entre ellos. No son personajes perfectos, sino que se equivocan, evolucionan, crecen. Sus vínculos distan de ser perfectos también, y hay roces y malentendidos muy reales. A Vivian le cuesta aceptar la nueva relación de su mamá, a la vez le cuesta entender que algunas de sus amigas quieran rebelarse ante lo que sucede en la escuela y otras no porque tienen miedo. Algunas amistades tienen altibajos, por ejemplo. Incluso también se nos muestra lo que sucede en una relación cuando la parte masculina tiene toda la buena intención de entender y apoyar, pero a veces no puede o lo hace desde lugares que no. Son puntos muy interesantes y fundamentales, porque todas los hemos vivido o vivimos situaciones similares. Que se traten en la ficción ayuda muchísimo a entender mejor estas cosas cuando nos toca vivirlas.

Al final, al terminar el libro en ese remolino de emociones al que se llega, todos esos defectos que encontré antes me dejaron de importar. Lo verdaderamente relevante en esta novela es otra cosa, y está. Entonces por más que sea una historia sencilla con una prosa sencilla, lo que se nos cuenta, lo que se crea, es enorme. Vale muchísimo la pena. Además, es una edición hermosa, que reproduce los fanzines que hace Vivian.

Cierro esta reseña con una canción de Bikini Kill, la música que inspira a Vivian a la hora de ser una chica Moxie y dar pelea:






///




Mientras terminaba de escribir esta reseña, me enteré —pues salió en varios medios y en las redes— de la denuncia por violación que hizo Thelma Fardin a Juan Darthes. Que a partir de esto surgió #MiraComoNosPonemos y que en el hashtag, además de darle apoyo a la actriz argentina, se contaron muchísimos testimonios que duele leer. No quiero terminar esta reseña sin hablar de esto y sin decir lo importante que es apoyarnos entre nosotras, escucharnos entre nosotras y no dudar de las víctimas. Esto está en el libro, pero me gustaría que lo lleváramos la vida real. Porque está todo muy bien con entenderlo en la ficción, pero estas cosas pasan todo el tiempo. Y está en nosotros hacer algo.

viernes, 7 de diciembre de 2018

¡No creas todo lo que ves! - Reseña + Presentación de Proyecto Pandora

Los errores, las mentiras y la traición cambiaron completamente el universo de Ámbar: haber estado perdida en el mundo de las apariencias y el engaño le costó muy caro y ahora, es tiempo de comenzar de nuevo y cambiar el rumbo.
Con Lola como su peor enemiga y sin el amor de Thiago todo parece estar terminado. A pesar de los rumores y el bullying en las redes, Ámbar cuenta con sus dos mejores amigas hasta que su destino se ve nuevamente alterado: Miel, follower en Twitter, podrá ser su salvación o un nuevo obstáculo en su búsqueda de sí misma.

En esta continuación de ¡No creas todo lo que te digo!, Mariela Peña nos adentra aún más en el mundo de Ámbar, y nos muestra cuán difíciles pueden resultar el amor y la amistad en tiempos de redes sociales.




Probablemente hayan visto en mis redes sobre esta novela o sobre Mariela Peña, la autora. Es más, es probable que hasta hayan leído mi reseña de la primera parte, ¡No creas todo lo que te digo!, en el portal de Escaramuza. Incluso también es posible que hayan leído la entrevista que le hice a la autora hace algunos meses. Lo cierto es que Mariela Peña ha visitado nuestro país ya más de un par de veces y ha trabajado estrechamente con el #Clubdelectura.uy, del que soy parte y por el que tuve el placer de conocerla. 

Fuente
Si leyeron la reseña del primer libro, quizás recuerden que me gustó muchísimo y que además tuvimos la oportunidad de conversar con la autora en la librería Escaramuza y en la Feria del Libro Infantil y Juvenil de Montevideo de este año. Quizás también vieron en alguna de mis redes que volvió hace unos meses para charlar sobre sus libros y proponer una tertulia literaria junto con el club y los chicos de la Red Nacional de Jóvenes Escritores. También pueden haber visto que presentó su nueva novela en la librería Puro Verso hace nadita y que todavía sigue en Uruguay. Como se darán cuenta, es una persona muy cercana y activa, con la que es fácil charlar de lo que escribe y de literatura en general.

También se imaginarán las ganas que tenía de leer esta segunda parte, sobre todo después del final tan inesperado e impactante del primero. Mariela nos contó en la presentación del otro día que el segundo arranca justo después de ese final, y es así tal cual. Ahora que Ámbar parece tener claros sus sentimientos, después de tanto desengaño, las cosas no son tan fáciles como creía. Ese final que nos dejó bien claro que los desenlaces de película pertenecen a las películas ahora sienta las bases de una resolución más madura, diferente. No voy a spoilearles el nuevo libro, pero quizás necesite hacer mención a cosas que pasaron en el primero.

Fuente
Los personajes han crecido, también, después de sus experiencias, y ahora la forma en que se relacionan es distinta. No solo Thiago está más distante ahora que sale con Flopi, sino que Lola la odia y quizás dentro de su grupo de amigas las cosas estén alto tensas también. Lo bueno es que parece haber gente nueva a su alrededor, como Miel. La oportunidad de integrar nuevas personas al entorno me pareció algo muy lindo de esta novela, que está claramente parada en contra del bullying y de la discriminación.

Miel es un personaje del que no quiero hablar demasiado porque es facilísimo caer en spoilers. Solo diré que me pareció muy linda su construcción, la enseñanza que deja en Ámbar y las semillas que planta a futuro, un futuro muy realista a mi parecer. Pero de esto hablaré más adelante. 

Las otras grandes líneas de la historia tienen que ver con Lola y la postura que toma ante Ámbar, aunque lo más importante es la postura que toma Ámbar frente a ella, que demuestra una madurez que hay que resaltar, y con Thiago, que toma mucho más protagonismo. Hay más escenas suyas e incluso llegamos a conocer sus textos de Wattpad, no solo los de Ámbar. A pesar de ser escritos por la misma autora en la vida real, al leerlos parecen de personas diferentes, un logro remarcable.

Fuente
Se habrán dado cuenta de que no quiero contar mucho qué sucede. No quiero arruinarles ninguna sorpresa, sobre todo en un libro tan cortito y que se lee tan rápido. Si tengo que mencionar cosas que no me convencieron, son pocas. Esta vez la novela se me hizo un poco apresurada; las cosas pasan bastante rápido y no sé si los personajes logran tener el tiempo suficiente para reflexionar sobre lo que sucede. Lo otro es que el personaje de Flopi actuó de formas... no ajenas a un adolescente —bah, incluso a algunos adultos—, pero que podrían haberse analizado de otras maneras para tener un personaje más humano y redondo. Esto ya es una opinión bien personal.

Una de las cosas que me agarraron como de sorpresa fue la intensidad con la que los personajes sienten, odian, aman, sufren. Esto no debería haber sido así: primero porque los adolescentes son intensos, lo vivimos de primera mano, y segundo porque lo hemos hablado con la autora, justamente. Cuando logré acostumbrarme a esto, dejó de importarme y dejé de juzgarlos tanto. Son chicos, ¿cómo voy a juzgar a esa intensidad así, desde mi cuestionable pero irremediable adultez? Esto se nota en los finales. El final es adorable, tierno, lo que uno espera. El epílogo le pasa por arriba y nos muestra una realidad más probable. En definitiva, nos habla de crecer.

Así que les dejo un último mensaje: lean estos libros, regalen estos libros, conversen sobre estos libros. Que estas novelas sean disparadores de un montón de conversaciones fundamentales con los adolescentes que les toquen por padrón. Valen la pena y, además de tocar un montón de temas interesantes, se leen rapidísimo. 



///



Antes de terminar la entrada, quiero invitarlos a la presentación de mi nuevo libro, Proyecto Pandora ♥. Como dice la imagen, es el 22 de diciembre a las 20 hs, en la feria Ideas+. ¡Me haría tan feliz que fueran! Además, pueden conseguir el libro en el stand 203, de Aletea. Nos vemos por allá ♥.




martes, 4 de diciembre de 2018

Wires and Nerve - Reseña

En su primera novela gráfica, la autora best seller Marissa Meyer extiende el mundo de Las crónicas lunares con una nueva historia llena de acción acerca de Iko, la androide con un corazón (mecanizado) de oro.
Cuando grupos rebeldes de soldados híbridos-lobos amenazan la tenue alianza de paz entre Tierra y Luna, Iko decide por sí misma cazar a los líderes de los soldados. Pronto está trabajando con un guapo guardia real quien la fuerza a cuestionar todo lo que conoce sobre el amor, lealtad y su propia humanidad.

Con apariciones de Cinder y el resto del equipo de la Rampion, este es un debo tener para los fans de la serie best seller.






Supongo que acá muchos saben lo que adoro a esta autora —pueden encontrar reseñas de todos sus otros libros en el blog— y que por supuesto que iba a querer leer esta novela gráfica, especialmente porque el cariño que les tengo a los personajes de esta saga es inmenso. Además, tener el placer de encontrármelos en otro formato era algo que me daba curiosidad, así que muchísimas gracias a América Latina por el ejemplar y la oportunidad de disfrutar de este libro.

No hay mucho que contar sobre la historia más allá de lo que dice la sinopsis. Nuestra protagonista es Iko, la androide más carismática y la favorita del pueblo... salvo que parece que en esta historia muchos olvidan que fue parte de los héroes que salvaron tanto la Tierra como la Luna. Obviamente, podemos imaginarnos cómo se toma esto Iko. Además, está su misión en la Tierra para ayudar a Cinder con los soldados que dejó Levana, que discrepan con la situación política en Luna y parecen estar más organizados de lo que todos esperaban...

Fuente

Aunque por ahora parece una historia sencilla y más bien lineal —recordemos que Cinder empezó así y terminó siendo... bueno, lo que es—, es súper entretenida y se pasa muy rápido. Volvemos a ver a todos los personajes que amamos, aunque tenemos bastante más de algunos que de otros. Yo fui especialmente feliz con Thorne y Cress, que son mis favs y cuyo humor me dejó contenta por todo el día. El humor es algo que nunca falla en las novelas de Marissa. Lo que decía, en fin, es que es una historia sencilla, pero que promete y deja intuir que se vienen cosas más pesadas, más complejas. Y me alegra.

Las ilustraciones son muy simpáticas y, aunque no me imaginaba así a los personajes, son fácilmente reconocibles. De hecho, me hace muy feliz poder ver finalmente en imágenes cosas que hasta el momento solo habían estado en mi imaginación. Por ejemplo, la Rampion o la vestimenta que utilizan en distintos lugares geográficos. La edición de VRYA también está muy linda, con tapa dura, buen papel y los bordes de las hojas en un color naranja brillante. 

En definitiva, todo cosas buenas y disfrute. Amo esta saga con todo mi ser, así que fue un placer volver a saber de sus personajes. Recomiendo muchísimo esta novela a todos los que leyeron los libros, por supuesto. A los que no, les diría que esperaran y leyeran primero el resto, para no spoilearse. ¡A leer!

viernes, 30 de noviembre de 2018

El día que el océano te mire a los ojos - Reseña

Aurora es una artista libre e impulsiva que vive rodeada de velas en un precioso estudio frente a la playa de un pequeño pueblo al sur de California. Adora las piedras naturales, los gatos y andar descalza contemplando el cielo nocturno. Pero todo da un vuelco el día que descubre que le quedan pocos meses de vida y, por si fuera poco, que su chico le ha sido infiel.
Es entonces cuando decide dar un giro radical a su manera de entender el mundo, que coincide con la llegada al pueblo de Narel, el nuevo guardafauna marino que pondrá patas arriba su existencia. Junto a él emprenderá un viaje en el que no solo conocerá la belleza de las ballenas del Pacífico, sino también la magia del amor y la importancia de vivir cada momento como si fuera el último.

Una historia sobre la esperanza, la pasión y las fuerzas implacables de la naturaleza.


Como seguro recuerdan, hace poco leí la primera novela de esta autora (son tres, pero pueden leerse de forma independiente), El día que sueñes con flores salvajes, y quedé con sentimientos encontrados. No voy a explayarme demasiado, pueden leer la reseña ustedes mismos. En fin; a pesar de eso, decidí darle una oportunidad a la segunda y, si bien volví a encontrarme con cosas que no me convencieron, me gustó bastante más que el anterior

Fuente
La sinopsis nos cuenta que esta es la historia de Aurora, una muchacha joven que se entera el mismo día de que sufre una enfermedad terminal y de que su novio la engaña. Esto augura mucho drama, pero, sin embargo, nos llega de una forma muy diluida por la manera en que Aurora se toma las cosas. Este fue mi primer problema con la novela: no me pareció creíble su reacción, e incluso la forma en que acepta la infidelidad me pareció algo toxiquilla. Sin embargo, al pasar esta primera parte y al irse desarrollando la historia, se volvió muy amena y entretenida, incluso atrapa bastante. Volví a tener problemas hacia la mitad, aunque lo voy a explicar más adelante, y en el final, que me pareció algo apresurado y con el que no estoy de acuerdo porque me parece que banaliza un poco una cuestión central del libro. No voy a contarlo acá porque es un spoiler gigante y no voy a arriesgarme a que nadie lo vea sin querer, pero creo que un poco se puede predecir igual al leer. Ustedes verán.

Lo bueno es que la ambientación es maravillosa, una vez más. Un pueblo costero que es fácil imaginar, incluso sentir. La prosa de la autora para describir estos lugares vuelve a ser muy buena. De hecho, creo que ese es su fuerte. Este ambiente que ella logra crear es el aspecto que más quiero resaltar, porque fue lo que más enganchada me tuvo a la novela y lo que más me daba gusto leer. Si bien sigo pensando que el resto de su prosa flaquea a veces y que los diálogos a veces no son creíbles, me parece que se nota un gran avance respecto a la primera novela.

Fuente
Los personajes, también, han mejorado desde la novela anterior. Tienen más profundidad, personalidades más desarrolladas y es más fácil comprender lo que los motiva. Aurora es más introvertida que Flor, además de que vive circunstancias mucho más difíciles. Me gustó más Narel, aunque la historia que viven se me hace demasiado rápida y apasionada para el poco tiempo que comparten, pero dada mi vida actual who am I to judge?  La autora también sabe crear personajes secundarios entrañables, como la anciana vecina Esmeralda o Sam, la hija de Narel, que es un sol. Incluso hay un momento en que se cruzan los protagonistas de la novela anterior, como amigos de Narel, y eso me hacía una ilusión enorme porque amo ese tipo de «cameos». Sin embargo, me mató la dulzura hiperbólica de toda esa parte. 


Mark, el novio infiel de Aurora, por otro lado, se me hizo insulso, pero tampoco importa mucho. Lo que sí me importa es que una vez más está lleno de parejas infieles, cuyas infidelidades no despiertan ningún tipo de reacción más allá de la aceptación eventual. Yo entiendo que no es necesario el drama o la ira, que las personas no somos cosas que poseemos, todo eso, sí. Pero me resulta tan tan extraño cómo está manejado el tema en estas novelas. Como si nada.

Fuente
Otro problema que se repite es lo forzado que queda un tema central en la novela: el ecologismo. En el libro anterior se trataba del veganismo, y ya les conté mi opinión. En este, Narel es biólogo marino y guardafauna, y quien explica a la protagonista la importancia de mantener a salvo los ecosistemas marinos, reducir el consumo de plásticos y el consumismo irresponsable en general. Y quiero que conste acá que estoy muy, muy de acuerdo con todo esto. Solo que siento que vuelve a sonar forzado, aunque mucho menos que en el libro anterior, eso sí. Dado que esta vez el tema sí me importa, me tomé otros tiempos para reflexionar e incluso me hizo darle vueltas a alguna que otra cosa, así que lo considero un avance respecto al otro. De hecho, me parece un gran momento para que todos nos tomemos un minuto para pensar en la cantidad de plástico que consumimos y desechamos, la cantidad de basura y cosas al pedo que producimos. Es aterrador y en la novela eso se representa muy bien, a pesar de los diálogos.

Las escenas con fauna marina, aunque algunas son un poco voladas para mi gusto, me parecieron muy lindas. Puede que juegue a favor que tengo debilidad por la biología —casi estudio esa carrera, les juro— y que amo el mar y los pueblos costeros, pero me llegó bastante todo eso. Hay una escena, casi llegando al final, que deja tanto malestar en el cuerpo, que tiene que dejar malestar en el cuerpo... Ese debe de haber sido uno de los momentos más emocionantes de la novela.

Fuente
Así que, para ir cerrando, es una vez más una novela con altibajos, pero que se puede considerar mejor que la anterior. Hay bastantes cosas que me impidieron disfrutarla del todo, pero es muy linda como para llevarla de vacaciones, ahora que viene el verano y dan ganas de leer cosas ligeritas ambientadas en la costa. Además, vuelve a tener una edición hermosa, con tapa dura y una portada que no puedo dejar de mirar. Como siempre, les recomiendo que lean ustedes y juzguen sin tomar mi opinión como algo inamovible, porque puede que a ustedes les encante. ¡Ya me contarán!

Por cierto, les dejo una playlist del libro que hizo la propia autora, ya que se mencionan muchas canciones a lo largo de la novela y, en general, me gustaron bastante. Quizás les sirva para ambientar:



miércoles, 28 de noviembre de 2018

Cuando seas mayor y sepas guardar el secreto - Reseña

Cuando seas mayor y sepas guardar el secreto es una novela construida de amor y poesía. De mano en mano, cuidado como el más preciado tesoro, un secreto acompaña el transitar de tres generaciones de una familia asfixiada por los prejuicios sociales y marcada más tarde por la violencia de la dictadura. Desde la tercera década hasta la última del siglo XX la historia es iluminada por la valentía, la fuerza y la capacidad de amar de sus mujeres.
La misma noche en que las voces de Gardel y Razzano resonaban en un teatro montevideano, Carmela, la hija menor de un padre autoritario y una madre ahogada en la desmemoria, inicia una inesperada y audaz aventura que cambiará su historia. Años después, Margarita, la hija, descubrirá la radio y los tangos inundarán de magia su niñez solitaria. Carlitos, el nieto –quien lleva ese nombre en honor al Mago–, junto a su compañera y al hijo, enfrentarán los duros desafíos impuestos por la época que les toca vivir.
Magdalena Helguera realiza su primera incursión por la literatura para adultos a través de un mundo donde la fortaleza femenina, el amor de un hijo, una madre y una abuela son enaltecidos frente a las dificultades de los tiempos y de la vida.


Ya les he contado en alguna que otra ocasión que Magdalena Helguera es una de esas autoras que tuvieron una fuerte presencia en mi infancia. Si bien siempre leí sus obras para niños o jóvenes, e inlcuso reseñé alguna que otra en este blog, en esta ocasión les traigo la reseña de una novela para adultos.

Como bien nos cuenta la sinopsis, tenemos una de esas novelas que siguen a una misma familia durante generaciones, con un hilo conductor que en este caso es el tal secreto que se menciona en el título. La historia comienza con Carmela, una muchacha soñadora, temerosa de su padre, en un Uruguay de principios de siglo. Los devenires de esta muchacha y su misterioso enamorado la harán abandonar su hogar a la fuerza, y de allí en más su vida y la de su descendencia toman protagonismo, en diferentes épocas. Su hija, Margarita, vive en el campo a mediados de siglo, mientras que a su nieto, Carlos, le toca vivir el oscuro período que fue la dictadura militar. Manuel, la generación más actual, vive las consecuencias de la turbulenta historia familiar.

Fuente
Si bien es un libro muy cortito, llegamos a conocer y preocuparnos por estos personajes tan humanos, tan falibles e instintivos a veces, con distintos sueños y ambiciones, con muchísimo dolor a sus espaldas. Los vemos crecer, en casi todos los casos, y volverse personas más allá de ser hijos del personaje que veníamos siguiendo. También los vemos atravesar etapas muy oscuras de nuestra historia, enfermedades a veces, todo lo que puede pasar en el correr de un siglo, más o menos. Como lectores, sabemos más que ellos, porque conocemos lo que sucede desde las épocas de Carmela, por lo que conocer sus destinos y lo que ignoran da una cierta impotencia. Esto, igual, se ve recompensado (para nosotros) al fina.

Es imposible no mencionar la forma en que la autora nos narra todo esto. Tan adecuada al entorno y la época de los personajes, a sus formas de ver el mundo, a sus edades. Los diálogos, el vocabulario, todo. Te engancha y te lleva a esos momentos como si una mano te empujara a saltar sobre las páginas. Solo había leído a Magdalena como autora de infantil y juvenil, como les decía, y leerla ahora fue una grata sorpresa.

Es una reseña cortita, como el libro, pero quedo muy contenta de haber podido leer una obra distinta de una autora que ya me gustaba y que ya era importante para mí. No decepciona. Aunque quizás a algunos lectores, más inclinados a otros géneros, pueda no llamarles la atención, creo que vale la pena. Sobre todo por esas últimas palabras. Qué forma de cerrar una novela.

viernes, 23 de noviembre de 2018

Una corte de hielo y estrellas - Reseña + ¡Proyecto Pandora!

La esperanza entibia la noche más helada.
Feyre, Rhys y su círculo más íntimo de amigos están muy ocupados reconstruyendo la Corte de la Noche y el vasto mundo que la rodea. Pero el Solsticio del Invierno finalmente se acerca, y con él, cierto alivio ganado con mucho esfuerzo.
No obstante, esta atmósfera festiva no conseguirá detener las sombras del pasado que acechan sin tregua. Mientras Feyre transita su primer solsticio de invierno como Alta Dama, descubre que sus seres queridos tienen más heridas de las que había imaginado: cicatrices que impactarán de manera irrefrenable en el futuro de su Corte.








Cuando decidí leer esta novela, ya había visto un montón de reseñas que me habían ayudado a tener claro qué esperar. Gracias a eso, pude disfrutar de este libro como lo que es: una novela intermedia, para los fans, que nos permite tener una pizca de la vida de nuestros personajes —tan queridos, o no— en momentos de calma, luego de la guerra. Si vienen buscando una trama emocionante, llena de acción y magia, se van a dar contra una pared. No es ese tipo de libro ni busca serlo.

Este es un libro de crecimiento personal, en el que podemos seguir a los personajes del inner circle después de la guerra. No solo tenemos la primera persona de Feyre y la ocasional de Rhys, sino que se nos narra en tercera desde la perspectiva de varios personajes más, lo que nos permite entenderlos muchísimo mejor. Los sucesos de este libro son muy... un capítulo de Navidad, la verdad, pero nos da un insight enorme de sus sentimientos y su evolución, lo que sienta una base más sólida para los próximos libros.

Fuente
No tengo mucho más que decir sobre la trama: en verdad, los vemos crecer y recuperarse. También aprendemos más sobre las costumbres de este mundo y sus festividades (aunque el Solsticio es muy Navidad, para qué mentir). Fuera de eso, me gustó que se hiciera foco en los secundarios también y no solo en nuestra parejita. Y fue interesante saber en qué anda Tamlin, aunque supongo que sabremos más al respecto más adelante. También hay como indicios de cosas que podrían pasar, lo que me dejó más hypeada.

Hablar de lo maravillosa que es la prosa de Sarah a esta altura es más que redundante, pero no quiero dejar de resaltar que puede hablarte de la vida cotidiana e igual es interesante, fluido y da ganas de seguir por horas. Te amamos, Saritah.

Entonces, nada. Es para los que realmente tengan ganas de sumergirse más en este mundo y leer algo lindo, tranquilito y lleno de todo lo bueno que nos da la Sarah. No busquen otra cosa; además, siempre pueden esperar a los nuevos libros. Recuerden que pueden leer en este blog mis reseñas de Una corte de rosas y espinas, Una corte de niebla y furia y Una corte de alas y ruina.


///


Ni todos los avances tecnológicos del siglo XXI han conseguido eliminar la lacra de la desigualdad social. Por el contrario, el mundo de Nina Farrel está más polarizado que nunca. Las guerras han posicionado en el poder un nuevo orden religioso que se sustenta gracias a gobiernos totalitarios y aquello que se conocía como libertad ahora es una mera ilusión.
Sin embargo, nuestra protagonista es ajena a todo ello. Vive en una zona acomodada del viejo Londres, se somete a mejoras quirúrgicas gracias a la robótica y estudia en un instituto de prestigio. Desde que sus padres desaparecieron cuando era una niña, su abuela y su tía se han encargado de que nunca le falte de nada.
Nina es incapaz de imaginar que una lluviosa tarde de otoño su vida va a cambiar de forma radical. Ante sus ojos y presa de la impotencia, será testigo del secuestro de su mejor amigo. Además, ya no habrá en su hogar hombro sobre el que llorar. Sola, indefensa y asustada, ¿conseguirá sobrevivir en un mundo de bares clandestinos, centros que experimentan con humanos y conspiraciones políticas?

Proyecto Pandora es la primera entrega de una bilogía distópica, tan adictiva como sorprendente, que no podrás dejar de leer.


No, no me volví loca y voy a reseñar mi propio libro, tranquilos. Solo quería contarles que sí, que dentro de nada sale Proyecto Pandora, mi segunda novela y primera parte de una bilogía de ciencia ficción. Decir que estoy nerviosa es... poco. Estoy en pánico, así que imaginen el estado en el que escribo esto. Ya saben que no soy la reina de la autoestima, so... Miedo.

A pesar de que muchos se están enterando de la existencia de esta novela ahora, la verdad es que sus orígenes son iguales o anteriores a los de Las lunas de marzo: fines del año 2009. Esto quiere decir que vengo trabajando en la historia desde hace muchísimos años, aunque en un momento la dejé porque se me había hecho demasiado difícil para mi yo del momento —y fue una decisión acertada. La conclusión es la misma: ese mundo y esos personajes llevan demasiado tiempo en mi mente. El hecho de que ahora otros vayan a conocerlos me llena de miedo y nervios, pero espero que todo salga bien y los reciban con el mismo cariño que yo les tengo.

No voy a contar más de lo que dice la sinopsis, lo siento. No lo hago en reseñas, menos lo voy a hacer con mi libro. Lo que sí voy a decirles es que, si leyeron Las lunas de marzo, no esperen algo parecido. Ni en trama, ni en historia, ni en prosa ni en personajes. No es algo negativo. Si bien tiene las semejanzas obvias por ser de la misma autora, creo que son historias bien diferentes ya desde el género, que pide otras cosas. También espero que sepan entender la decisión —tomada a nivel editorial— de utilizar la variante peninsular del español. La editorial es española, me parece que los motivos se entienden



Estas cosas no suelen saberse al leer una novela, pero hay muchísimo trabajo de parte de la editorial, tanto en la edición como en la maquetación y el diseño de portada. Siempre, siempre, siempre tengan en cuenta de que detrás del producto que tienen en sus manos hay un equipo que hizo muchísimo esfuerzo y que, en general, tuvo el tiempo en contra. Por eso le quiero agradecer especialmente a Escarlata Ediciones por su maravilloso trabajo y por ser, más que una editorial, una familia.

Hay muchos —muchos de verdad— más quienes merecen agradecimientos de mi parte, pero me lo voy a guardar para la segunda parte (jijiji). Por ahora, solo quiero decirle a María Viqueira, amiga y excelente escritora, que sin ella jamás habría retomado la historia. De no ser por ella, este libro se habría quedado en una idea sin terminar. Por eso el libro está dedicado a ella.

Y para terminar esta entrada que se está volviendo eterna, quiero contarles que, como a lo mejor vieron en las redes, hice un test de Buzzfeed para ver qué personaje de la novela son. Es... poco serio, como cualquier test de Buzzfeed, pero me hacía ilusión. Pueden entrar haciendo clic aquí. No dejen de contarme qué les salió ♥. También, y quizás lo vieron si entraron a la página de la editorial, hice una playlist de la historia. Las cuatro primeras canciones corresponden a las cuatro distintas partes de la bilogía (las dos primeras, a las dos del primer volumen), cual openings (?), pero el resto ya están puestas más o menos cronológicamente. ¡Ojalá les guste!


martes, 20 de noviembre de 2018

Canción de invierno - Reseña

Oscura, romántica e inolvidable, Canción de invierno es una encantadora historia para las lectoras de Dentro del laberinto y La bella y la bestia.

La última noche del año. Ahora los días del invierno comienzan y el Rey de los Goblins cabalga rumbo al extranjero en busca de su amada…
Durante toda su vida, Liesl ha escuchado las historias del apuesto y peligroso, Rey de los Goblins. Ellos han encantado su mente, su espíritu y han inspirado sus composiciones musicales. Ahora, con 18 años de edad y ayudando al negocio de su familia, Liesl comienza a creer que sus sueños musicales y las fantasías de su niñez se desvanecen en el horizonte.
Pero cuando su propia hermana es tomada por el Rey, Liesl no tiene más opciones que emprender un viaja hacia lo clandestino para intentar rescatarla. Pronto se encontrará sumergida en un mundo extraño en el que tendrá que tomar una decisión imposible. Y con el tiempo y las viejas normas actuando en su contra, Liesl deberá descubrir quién es ella en realidad antes de que el destino esté sellado.

Repleta de música y magia, déjate seducir por Canción de invierno, en un mundo que no podrás olvidar durante mucho tiempo

No es ningún secreto que mi película favorita de la infancia es Laberinto, por lo que la premisa de este libro me entusiasmaba y asustaba a partes iguales. De cualquier manera, no pude resistirme y tuve la suerte de poder leerlo —además, ¿vieron lo precioso que es como libro en sí?—. Al final, resultó ser un libro muy yo. Quienes hayan leído Las lunas de marzo se darán cuenta de las pequeñas cosas que tenemos en común, cosas que me hicieron quizás empatizar más con los personajes de esta novela. Y claro, bueno, está Laberinto, que impregna cada parte de mi ser y que tiene gran influencia sobre el libro, sin ser un retelling o una copia.

Fuente
La sinopsis cuenta, sin duda alguna cómo arranca esta historia. No obstante, se queda corta. Esta novela no se trata solamente de la búsqueda de la hermana de Liesl, Käthe, sino del viaje que emprende Liesl para encontrarse a sí misma y luchar contra fuerzas mucho más grandes de las que imaginaba. De hecho, la trama de Käthe termina mucho antes de lo que imaginaba, lo que me hizo preguntarme de qué iba a tratar el resto del libro. Es entonces cuando deja de parecerse a Laberinto, digamos.

No es una historia rápida ni sencilla; de hecho, ocurren muchas cosas y la trama se va desenrollando de a poco, para soltar casi que con cuentagotas los secreto que esconde el mundo subterráneo donde viven los duendes. Quizás para algunas personas sea incluso una novela lenta —ya saben que a mí me encantan y no lo considero algo negativo—, así que vayan con cuidado. Creo también que tiene altibajos, momentos en los que la tensión no se mantuvo del todo, pero eso no hizo que disfrutara menos. El final es donde más lo siento, pues me da la impresión de que se desinfla un poco, pero creo que queda lo suficientemente abierto para esa segunda parte que se intuye, y cerrado si así lo queremos. Es cuestión de decidir.

Como les decía, empaticé lo suficiente con los personajes porque me recordaron un poco a los míos en la novela que mencioné, especialmente las dos hermanas: Liesl y Käthe, que hasta en personalidades son similares a las mías —quien leyó ya sabe más o menos qué esperar por ese lado—. Liesl es una muchacha sencilla, humilde y que no cree tener ningún talento ni motivo para resaltar, aunque compone música increíble que nadie valora porque, bueno, es mujer. Käthe es exuberante, pura energía y pasión. Josef, el hermano menor de ambas, un prodigio del violín y la esperanza de la familia.

Fuente
En este cuadro que se nos plantea, me gustó la relación de Liesl con sus hermanos; los dilemas que tiene sobre a quién ayudar, las decisiones que toma, sus errores, todo lo que la hace humana. Esta cuestión, que Liesl se equivoca, nos acompaña durante toda la novela y, dadas las circunstancias, me parece de lo más creíble. De cualquier manera, el amor que sienten los hermanos por Liesl es más importante de lo que parece, y me gusta resaltarlo. También cabe resaltar a Constanze, la abuela de Liesl, que la tiene muy clara y es un personaje muy, muy interesante.

Como olvidar, por supuesto, al Rey de los Duentes, Der Erlkönig, que actúa de antagonista y de interés amoroso, dependiendo de las circunstancias y de alguna cosa más. Es una relación que, si bien empieza antes de que arranque la historia, por lo que tiene otra base, se cuece a fuego lento y admite antes la pasión que cualquier otro sentimiento más profundo, así que ya saben qué esperar por acá también. Qué personaje complejo y que aún no termino de entender del todo. Ni siquiera decidí si me gusta o no, pero voy a tener que esperar a esa supuesta continuación para decidirlo. Eso sí, es un misterio que espero que nos resuelvan.

Fuente
La narración es una de las cosas que me gustaron de la novela. No es súper fluida y a veces se detiene demasiado en descripciones, pero estas siempre son muy bellas. Y se adecua muchísimo a la historia y a la época, además de jugar con los tiempos y las palabras de una manera que me pareció perfecta. Además, la terminología musical en una obra en la que la música es casi que el motor que mueve la trama es acertadísima.

Por otro lado, también la ambientación me gustó mucho. Ese pueblo lejano, el bosque, el mundo subtearráneo y toda su historia y construcción, que es fascinante, como los distintos duendes que lo habitan. Además, hay que tener en cuenta la tradición folklórica que hay detrás, que se siente viva y a la vez tan antigua... Estas cosas a mí me encantan, así que me tenían comprada desde el minuto uno.

Así que, para redondear, es una novela preciosa, misteriosa y deliciosamente escrita. Quizás a algunos se les pueda hacer lenta, pero es parte de su encanto y lo veo más como algo positivo que una debilidad. Aun así, con los defectos que pueda tener, la disfruté muchísimo y la recomiendo a quienes hayan gustado de las cosas similares que nombré en esta reseña. Les dejo mi escena favorita de Laberinto para que entren en ambiente.



jueves, 8 de noviembre de 2018

Un pequeño favor - Reseña + SORTEO

Todo empezó con un pequeño favor. Cuando su mejor amiga, Emily, le pide a Stephanie que recoja a su hijo a la salida del colegio, ella accede encantada. Stephanie, una joven madre viuda, se sentía muy sola hasta que conoció a Emily, una sofisticada ejecutiva cuyo trabajo absorbe todo su tiempo.
Pero ahora Emily no regresa. No contesta a las llamadas ni a los mensajes. Stephanie sabe que algo va terriblemente mal: su amiga nunca abandonaría a su hijo, no importa lo que diga la policía. Aterrorizada, pide ayuda a las lectoras de su blog y contacta con el marido de Emily, el distante y atractivo Sean. Y no tarda en recibir una noticia escalofriante. Pero pronto Stephanie se dará cuenta de que nada -ni la amistad, ni el amor, ni siquiera un pequeño favor- es tan sencillo como parece.




¡Hola a todos! Antes que nada, les tengo que pedir disculpas por lo abandonado que tengo el blog. Hace mucho que no lo uso para hablar de mi vida personal, pero en esta ocasión me parece que lo amerita. Entre correcciones y muchísimas horas invertidas en algo que todavía no les puedo contar, me fue imposible sacar tiempo para leer o reseñar —si me siguen en otras redes, lo habrán notado ya, quizás. Además, la facultad me llevó a extremos del estrés tales que me hicieron tomar la difícil decisión de recursar una materia anual, lo que implica otro año más de carrera. También fueron semanas con bastantes compromisos y, para qué mentir, cosas buenas que me alegran la vida pero me llegaron en un momento complicado. Y así estamos, atrasada con todo y con mucho cansancio encima. 





Pero fuera de esto, hablemos del libro que nos compete. Como cuenta la sinopsis, estamos frente a un thriller, un género que no suelo leer. Hice la excepción porque tuve la suerte de poder ir al prestreno de la película (gracias a Movie) y quedé con muchas ganas de leer la novela para poder compararlas. Muchísimas gracias a Penguin Random House por el ejemplar.

Esta no es una reseña que pretenda comprar la película y el libro, sin embargo, así que voy a contarles muy brevemente sobre la primera y me limitaré a comentarios puntuales después. La disfruté muchísimo, especialmente porque combina thriller y humor, algo a lo que no estoy acostumbrada. Además, la estética, la música, los actores... Todo funciona muy bien y se vuelve fluido. Además, ir en compañía de bloggers y booktubers lindos hizo que toda la experiencia fuera mejor ♥.

No obstante, me sorprendí mucho con que la novela no tuviera esa dosis de humor encantador que sí tiene la película. Si bien hay un sentido del humor bastante presente, se asemeja más al sarcasmo, a la ironía. Como si detrás de los narradores la autora se estuviera riendo todo el tiempo. Y digo narradores en plural porque no es solamente Stephanie quien narra. No quiero hablar de más, así que solo diré que estos narradores están muy bien diferenciados y que ver desde distintas perspectivas lo que unos piensan de los otros me resultó maravilloso. Es una novela que se lee bastante rápido, que engancha a pesar de que no mantiene la tensión de la forma convencional. No quiero que sepan mucho más que lo que cuenta la sinopsis: en este caso es fundamental que se vayan enterando de todo de a poco. No por nada es un thriller.


La historia es, esencialmente, la misma tanto en la película como en el libro, pero hay ciertos cambios que me parece que responden bien a las exigencias de los medios correspondientes. Esto fue bueno, porque leer un libro del que ya conocés la historia no siempre resulta tan entretenido, pero acá me interesaba muchísimo saber qué iba a pasar, cuál era el secreto esta vez y notar las diferencias. En cualquiera de los casos, es todo bastante turbio y se va volviendo más y más enrevesado hasta llegar al final.

La turbiedad viene de la mano de sus protagonistas. Es posible que todos pensemos que la oscuridad es toda de Emily y su desaparición, ya que Stephanie se nos presenta como una protagonista adorable e inocente, una madre abnegada (con una obsesión por la maternidad, quizás). Error: ambas esconden más de lo que parece a primera vista. Ni que hablar de Sean, el marido de Emily, que creo que sale favorecido en la película. 

Porque, y esto es importante, el final es bien distinto. Acá sí quiero comparar: sentí mucha más intensidad en la película que en el libro, con el que me quedé un poco fría. Por esto mismo quizás recomiendo leer el libro antes, porque la situación inversa quizás no sea tan notoria. Si bien quedé conforme con ciertas cosas, me habría gustado muchísimo más que tuviera otro impacto, que no se sintiera como un «y sí» gigante. 

En definitiva, disfruté tanto la novela —de la que no esperaba mucho, pero quería leer por curiosidad— como de la adaptación, que recomiendo especialmente. Si son de comparar libros y adaptación, seguro van a divertirse con esta, porque los cambios no son tan evidentes y tienen alta incidencia en la trama después. ¿La van a leer? Si la leyeron, ¿qué les pareció?



¡Ah, pero no se vayan! Les dije en el título que había un sorteo, ¿no es así? Bueno, voy a estar sorteando una ejemplar del libro en mi cuenta de Instagram, así que vayan para ahí y participen ♥.  Espero no demorar mucho con la próxima entrada y pronto tener tiempo de devolver comentarios y pasar por los blogs que me gustan :(

jueves, 25 de octubre de 2018

La chica descalza en la colina de los arándanos + Los espíritus del humo - Doble reseña

En Blueberry Hill no hay arándanos. Y es solo una de las cosas que van mal en este pueblo. Dos chicas salen de casa en Navidad y nunca vuelven. Un búho en la torre. Un martillo de bola en la cabeza. Habitaciones que sangran. Mariposas con las alas arrancadas que se empeñan en volar. Un cuerpo pudriéndose en un contenedor. Y la vida pasa, pegajosa, silenciosa, inmutable, mirando hacia otra parte. "La chica descalza en la colina de los arándanos" nos conduce a través de los límites geográficos de la ciudad oculta, los barrios poco transitados de la mente humana, allí donde suena la canción de los que ya han pasado al otro lado.








Esta es la primera novela del género terror que leo en esta editorial. Ya saben que ando poniéndome al día con el catálogo de Cerbero, así que esto no debería sorprender mucho a nadie. Igual, había arrancado por novelas de ciencia ficción, que eran las que más me llamaban la atención, así que tenía ganas de variar un poco. El terror no es mi género favorito —eso sí que ya lo saben—, pero de todas formas quería intentarlo. Menos mal.

Otra vez, estamos frente a una novela corta que es imposible soltar. Hacer pausas —involuntarias— en su lectura me molestó muchísimo, sobre todo porque fluye tan bien que se presta para leerla de un tirón, hasta el final. Tengo que destacar por sobre todas las cosas el ritmo y el tono de esta novela, que mantienen una tensión espectacular de principio a fin y que envuelven al lector en la atmósfera opresiva y oscura de Blueberry Hill.

La historia, aparentemente sencilla, se va volviendo más y más retorcida conforme avanzan las páginas. Si bien cuando llegamos al final quizás es más fácil darse cuenta de lo que pasa, a mí no se me cruzó la idea hasta ese momento porque la historia me obligó a concentrarme en otras cosas. Que se nos cuente lo que pasa en el presente y cada tanto haya pinceladas de lo ocurrido en esa noche de Navidad ayuda muchísimo.

No quiero hablar mucho de la narradora, nuestra protagonista, porque es caer en spoiler. Sí voy a comentar que su voz es potente y su forma de ver las cosas es fundamental para la novela. Los otros personajes importantes, como Nick o Marian, son piezas que vamos descubriendo de a poco. La mismísima Blueberry Hill se convierte en un personaje, así como el pueblo en el que viven y quienes lo conforman y dan lugar a esa apatía generalizada.

No puedo más que recomendar que lean esta novela. A pesar de no ser mi género favorito, logró engancharme, llenarme de tensión y ganas de seguir leyendo sin parar. Ideal para estas fechas, les diré.



Entre lujos, cuidados y oropeles, Luanda y Gadea, las hijas del gran taumaturgo Antuss, viven ajenas al ajetreo de la gran ciudad, a los Técnicos y su desprecio hacia la magia milenaria, al humo que parece ocuparlo todo. Pero todo esto cambia un día, de la noche a la mañana, y las dos jóvenes hermanas se ven forzadas a enfrentarse contra un futuro extraño y desagradable donde solo se tendrán la una a la otra. Y el recuerdo de la magia y la grandeza. Y a los espíritus del humo.









Esta otra novela no creo que sea de terror, pero sí presenta una atmósfera inquietante y juega con lo macabro, así que también puede ser una lectura adecuada para estos días. La leí casi toda durante un lunes frío de finales de julio, antes de clase, lo que puede ser una ambientación bastante correcta para una historia así de turbia y llena de miseria.

Aquí tenemos a dos jóvenes privilegiadas que, de un día para el otro, pierden todo y deben enfrentarse a la vida real y todo lo que esto representa. Además de caer en un mundo hostil, que o las mira mal por ser hijas del taumaturgo Antuss o por ser pobres, se encuentran con que deben adaptarse para sobrevivir. Casi toda la primera parte de la novela trata de esto y, aunque está bien construida y es entendible que la trama deba pasar por ahí para llegar a la siguiente etapa, digamos, no terminó de engancharme y se me hizo algo cuesta arriba. Leí opiniones que comentaban que «la historia» empieza demasiado tarde, con lo que coincido, me parece.

Después de más o menos la mitad, la novela toma un giro que no quiero spoilear, pero tiene que ver con los espíritus del humo del título. Todo se vuelve una espiral de engaños y estafas, de ambiciones y errores fatídicos que se conjugan en un final intenso e inevitable. Con diferencia, la historia mejora muchísimo.

Tengo la impresión de que otra de las cuestiones que enlentecen un poco la lectura es que la novela está escrita en segunda persona. A priori, es un recurso que amo y que bien aplicado me mete mucho más en una historia. Ahora, creo que acá no fue la mejor elección, sobre todo porque se utiliza para referirse tanto a Luanda como a Gadea, a veces en plural y a veces en singular, lo que puede resultar confuso. Además, la narración tiende a ser más bien explicativa, por lo que creo que una tercera persona habría funcionado mejor. Pero esto es personal, vi que a mucha gente le encantó que estuviera en segunda.

Lo mejor para mí fue la ambientación, que me habría encantado que se explotara más. Estamos en una especie de revolución industrial; este nuevo mundo empieza a perseguir al viejo, dominado por la magia y las tradiciones. Esta situación es la que provoca la caída de Antuss y muchas de las dificultades de las protagonistas. Plantea una situación súper interesante y un mundo del que me habría gustado saber muchísimo más. Ojalá la autora se plantee escribir algo más con esta ambientación.

Así que, resumiendo, es una novela que me resultó interesante y entretenida, pero que habría disfrutado más de haberse tomado otras decisiones respecto a su narración y tiempos de la trama. La ambientación es excelente, eso sí. Creo que esta opinión es muy personal y los invito a que la lean ustedes; no la descarten por esto.



¿Conocían estos libros? ¿Les llamaron la atención?