lunes, 18 de diciembre de 2017

Mamá, quiero ser feminista + The Power - Doble reseña

Las jóvenes de hoy se sienten libres, independientes, dueñas de su vida y de su cuerpo, pero ¿por qué, entonces, se habla más que nunca de feminismo y de la necesidad de las mujeres de reafirmar su empoderamiento frente al paternalismo de la sociedad?
Quizás no esté todo dicho y Carmen G. de la Cueva pueda mostrar, con su testimonio, cómo muchas chicas aceptan unos mandatos sociales que llevan a la mujer a ocupar un segundo plano.
Carmen G. de la Cueva nos habla con desenfado, de sí misma, de su infancia en un pueblo andaluz rodeada de una familia tradicional, de los descubrimientos, tanto vitales como culturales, que empezaron en su adolescencia y que le hicieron tomar conciencia del significado de la palabra feminista, palabra que el siglo XXI ha dotado de nuevas connotaciones. Además, en el libro, la autora rinde homenaje a sus referentes, desde Virginia Woolf a Pippi Calzaslargas o Virginie Despentes, pasando por Simone de Beauvoir o Jane Austen. 

Ilustración de Malota
Hoy traigo una reseña doble de dos libros que, con un claro hilo conductor que es el feminismo, tratan este tema desde perspectivas muy diferentes. Más allá, claro, de que uno de estos libros es ficción y el otro no, o no tanto. Muchísimas gracias a Penguin Random House por los bellísimos ejemplares.

El primero es Mamá, quiero ser feminista, una serie de ensayos en los que la autora va contándonos momentos de su vida asociados a distintas temáticas que analiza con el feminismo como perspectiva. Desde la forma de jugar, lo que sabemos sobre nuestros genitales y cómo vemos nuestros cuerpos hasta temas más fuertes como los abusos, en varias formas, y la guerra. Cada uno de estos ensayos toca un tema diferente y, a través de ellos, vemos crecer a la autora como persona, como profesional y, más que nada, como mujer.

La prosa sencilla de la autora hace que los relatos —porque son relatos, de cierta forma— se vuelvan fáciles de leer, y el tono íntimo pero desenfadado colabora muchísimo también. Además, para los que somos muy chusmas curiosos, saber más sobre su vida también tiene su punto interesante. Sobre esas mujeres que poblaron su infancia y que la hicieron ser quien es. En ese sentido, diría que es un libro hasta emocionante.

Ilustración de Malota.
Además, en casi todos los ensayos hay referencias a grandes pensadoras feministas, de las que comparte sus teorías y citas varias para acompañar sus relatos. Cuenta también con una bibliografía al final, muy linda y extensa y que ya tendré tiempo de mirar con más atención porque tiene mucha pinta.

Es, en definitiva, un libro precioso; no solo por su edición, tapa dura y con ilustraciones de Malota, sino porque es una buena manera de empezar a leer sobre feminismo. Si ya se tienen ciertas lecturas encima, quizás resulte más simple, pero no por eso menos entretenido, pero para aquellos que tengan curiosidad o ganas de aprender más sobre estos temas, puede ser una gran forma de empezar, sobre todo porque es más fácil cuando se genera empatía con la voz narradora.


///


Una niña en la América profunda escapa de un padre maltratador. Un chico en Nigeria filma a una mujer que está siendo atacada en un supermercado. La hija de un criminal del este de Londres ve cómo su madre es asesinada. Una senadora en Nueva Inglaterra se esfuerza por proteger a su hija. Cuatro personajes que sufren las tensiones construidas a través de siglos de desequilibrio y amenaza están dispuestos a llegar lejos en su determinación por establecer un nuevo orden mundial. Cuatro chicas que descubren que poseen un poder: el de la electricidad. Con un simple movimiento de sus manos, pueden infligir un dolor agonizante e incluso la muerte. Un nuevo poder, extraordinario y devastador, ha llegado y cambiará el mundo para siempre.





The Power es una novela de ciencia ficción, distópica —podemos discutir esto, igual—, en la que como dice la sinopsis, las mujeres reciben el poder de la electricidad. Esto, claramente, trae ciertos cambios a nivel social en todo el planeta. A través de cuatro relatos diferentes, que se van entrelazando cada vez más, vemos distintos aspectos de estos cambios.

Fuente
La novela empieza con un intercambio de mails que cumple con la función de descolocar al lector y de hacerle saber que lo que va a leer es la novelización de una investigación de un hombre que vive en un mundo muy parecido al nuestro, pero con ciertas diferencias. ¿Cuál es esta diferencia? Aparentemente, vive en una sociedad como la nuestra, pero en la que las mujeres tienen el rol dominante. En ese momento, no sabemos mucho más. A lo largo de la novela hay ciertas imágenes o extractos que sirven como evidencia que apoya lo que se cuenta en la historia, lo que este hombre quiere probar, y que proceden de nuestro tiempo, pero la fecha con la que están datados no termina de cerrar. Es parte del proceso del lector para entender lo que realmente sucedió, algo que no sucede hasta el final de la novela, que sigue de un nuevo intercambio de mails que discute lo que acabamos de leer y que seguro va a sacar más de una sonrisa a varios. No puedo decir más sin spoilear.

Como decía, la novela cuenta con cuatro puntos de vista diferentes. El de Roxy, la hija de un mafioso londinense, que es una chica de carácter fuerte y que no tiene miedo de abrirse paso por la vida, casi que inescrupulosamente; el de Tunde, un periodista nigeriano que se dedica a seguir de cerca el fenómeno que desata este poder; el de Allie, una muchacha que huye de su familia adoptiva abusiva y que se refugia en un convento; y el de Margot, una senadora estadounidense que se involucra con los aspectos políticos de este poder.

Fuente
A través de estas perspectivas vemos distintos aspectos de la revolución que trae consigo el poder de la electricidad en las mujeres. Empieza despacio, de forma tentativa, y después se pone un poco más violento. Algunas escenas son bastante catárticas, ¿quién no fantaseó alguna vez con devolver la violencia hacia los acosadores o abusadores? Aunque no lo hagamos. Se imaginarán que, además de los cambios a nivel individual, de cada mujer y su entorno, hay muchos a nivel social, sobre todo en los países donde más se las reprime.

Más allá de la liberación que implica para las mujeres este poder, también se analiza el hecho de que ahora los hombres sean los que estén en una posición de vulnerabilidad, cómo reaccionan a esto y a qué límites llegamos todos para no perder nuestro lugar en el mundo. Esta novela no se guarda nada, nada. Es muy gráfica, sin ser morbosa. Si tiene que describir abusos o violencia para que se entienda el punto, se hace. Si la sinceridad tiene que ser brutal, lo es. Además, la prosa  —en tercera persona— refleja la forma de ver el mundo de los personajes, algo que nos permite captar mejor el miedo y la incertidumbre frente a este nuevo paradigma.

Fuente
Disfruté de este libro con un interés que no puedo explicar. Necesitaba seguir leyendo, casi como si me contaran algo real y posible. No un futuro deseable, por muchísimos motivos, pero sí digno de análisis y reflexión. ¿Cuál es el lugar de la mujer en esta sociedad y cómo reaccionarían los hombres si se invirtieran los papeles? El objetivo del libro me parece claro: es un ejercicio de empatía, pero también una advertencia. Esto se ve sobre todo cuando nos acercamos al final, cuando las cosas empiezan a ponerse intensas, más violentas, y con el cierre que nos dan los mails, que manejan una ironía maravillosa. El final, las últimas líneas, me parece perfecto. Es mi final favorito del año.

Si tengo que criticar algo de este libro, sin embargo, es la ausencia de hombres y mujeres trans, no solo como personajes sino como tema. El efecto de este poder en personas trans no solo me parece algo que no debería obviarse, sino una carencia. Habría planteado preguntas interesantísimas que quizás habrían dado más profundidad al relato. Una lástima, porque culturalmente es bastante diverso —aunque podría serlo mucho más—.

Fuera de esto, me parece una novela imprescindible y la recomiendo con todas mis fuerzas.

///

Quizás se hayan dado cuenta de por qué quise reseñar estos libros juntos. Ambos, desde distintos lugares, cuestionan nuestra sociedad y el rol de la mujer, sea a través de experiencias personales o de la ficción, abriendo la puerta a aprender más sobre el feminismo o poniendo en marcha las dinámicas violentas que vivimos y que podríamos vivir.

Los leí casi seguidos, y me parece súper interesante comparar la forma de enfocar el mismo problema. Si bien The Power es muchísimo más turbio y genera sentimientos bastante intensos, Mamá, quiero ser feminista tampoco tiene problemas en mostrarnos las caras más oscuras de nuestra realidad. Si The Power es un quizás, Mamá, quiero ser feminista es lo que tenemos en frente.

Dos libros más que recomendados, por motivos distintos aunque no tanto. Libros para pensar y para plantearnos y replantearnos la forma en que vivimos y lo que queremos para el futuro. Ideales para empezar el nuevo año reflexionando.

¿Se animan?

11 comentarios:

  1. Hola hermosa! El primero me lo compré el finde cuando viajé a ver a Sabina y al otro solo le conocía la portada pero con tu reseña me dan ganas de leerlo ya. Quiero vivir esa experiencia catártica y ver cómo logra desarrollar ese poder de la electricidad.
    Gracias por compartir tus lecturas. Besote

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Me has dejado con un montón de ganas de leer ambos. El primero lo vi en la librería ayer pero costaba mucho :( Igual ahora le tengo tantas ganas que puedo ahorrar para conseguirlo.
    Y del segundo no sabia mucho, pero me ha llamado mucho la atención. Investigaré más sobre él.
    Un beso :D

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Sofi! Pah, el primer libro tiene tan buena pinta y me gusta eso de que en cierta forma sean relatos, tengo muchas ganas de leerlo. Y las ilustraciones de Malota, fan.
    Y que te digo de The Power, tengo ganas de ese libro desde que vi el unboxing cruzado, creo. La historia parece estar tremenda y más con esos toques de ficción. Y que este libro tenga tu final favorito del año me hace querer leerlo MAS.
    Mi conocimiento sobre el feminismo no es tanta y tengo la sensación de que con estos libros va a aumentar un poco más. En fin, buenísimas las reseñas como siempre. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. AY desde que hicimos el unboxing y vi la edición BELLISIMA de Mamá... que me llamó la atención ese libro, no sabía bien cómo era, pero parece genial con lo que contás... ahora THE POWER TENGO QUE LEERLO. Me lo anoto YA.
    Besotes preciosa! gracias por traernos estas reseñas de estos libros potentes!

    ResponderEliminar
  5. Hola! El segundo libro no me hace demasiado ya que es un género del que no disfruto e incluso me llega a aburrir, pero al primero no descarto darle una oportunidad a ver que tal está.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Hola! Tienen una pintaza. Me llaman mucho la atención los libros con esta temática, y ambos parecen ser bastante interesantes. Hace poco leí Feminismo para principiantes y también me gustó mucho. Me los apunto!

    ResponderEliminar
  7. Holaa, que padr que te hayan gustado tanto los libros, la verdad que se ven súper genial, soobre todo precisamente por el argumento feminista *-* desde ya eme los apunto porque me interesa mucho el tema y sobre todo el segundo siento que lo disfrutaría más, pero el primero no queda mal :P
    ¡Beeesos! :3

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!

    Leí hace unos meses "Mamá, quiero ser feminista" y me encantó. Creo que es uno de esos libros que más gente debería leer.

    Un abrazo <3

    ResponderEliminar
  9. No conocía ninguno, el primero me llamó la atención, ya que no he leído nada del tema. Lo buscaré en Goodreads. Gracias por las recomendaciones. Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Me los apunto sin duda para un futuro, Sof! Temas como estos son importantes que se traten.
    Un beso, nos leemos.

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola preciosa! Vaya, vaya... Últimamente me estoy adicionando a los libros con tintes feministas y veo que los disfruto muchísimo :) El primero quiere sonarme pero no sé si es un libro que yo disfrutaría así tal cual (supongo que dependería del momento en que lo tuviera en las manos) pero The power lo había descartado sin ni siquiera saber de qué iba y ahora me has comprado con tu reseña. Es totalmente de mi estilo y me pongo a buscarlo ya mismo <3
    Besazos, corazón :)

    ResponderEliminar

Nos descubrieron, por fin nos descubrieron. Pasen y vean, qué lindas tolderías: