viernes, 30 de noviembre de 2018

El día que el océano te mire a los ojos - Reseña

Aurora es una artista libre e impulsiva que vive rodeada de velas en un precioso estudio frente a la playa de un pequeño pueblo al sur de California. Adora las piedras naturales, los gatos y andar descalza contemplando el cielo nocturno. Pero todo da un vuelco el día que descubre que le quedan pocos meses de vida y, por si fuera poco, que su chico le ha sido infiel.
Es entonces cuando decide dar un giro radical a su manera de entender el mundo, que coincide con la llegada al pueblo de Narel, el nuevo guardafauna marino que pondrá patas arriba su existencia. Junto a él emprenderá un viaje en el que no solo conocerá la belleza de las ballenas del Pacífico, sino también la magia del amor y la importancia de vivir cada momento como si fuera el último.

Una historia sobre la esperanza, la pasión y las fuerzas implacables de la naturaleza.


Como seguro recuerdan, hace poco leí la primera novela de esta autora (son tres, pero pueden leerse de forma independiente), El día que sueñes con flores salvajes, y quedé con sentimientos encontrados. No voy a explayarme demasiado, pueden leer la reseña ustedes mismos. En fin; a pesar de eso, decidí darle una oportunidad a la segunda y, si bien volví a encontrarme con cosas que no me convencieron, me gustó bastante más que el anterior

Fuente
La sinopsis nos cuenta que esta es la historia de Aurora, una muchacha joven que se entera el mismo día de que sufre una enfermedad terminal y de que su novio la engaña. Esto augura mucho drama, pero, sin embargo, nos llega de una forma muy diluida por la manera en que Aurora se toma las cosas. Este fue mi primer problema con la novela: no me pareció creíble su reacción, e incluso la forma en que acepta la infidelidad me pareció algo toxiquilla. Sin embargo, al pasar esta primera parte y al irse desarrollando la historia, se volvió muy amena y entretenida, incluso atrapa bastante. Volví a tener problemas hacia la mitad, aunque lo voy a explicar más adelante, y en el final, que me pareció algo apresurado y con el que no estoy de acuerdo porque me parece que banaliza un poco una cuestión central del libro. No voy a contarlo acá porque es un spoiler gigante y no voy a arriesgarme a que nadie lo vea sin querer, pero creo que un poco se puede predecir igual al leer. Ustedes verán.

Lo bueno es que la ambientación es maravillosa, una vez más. Un pueblo costero que es fácil imaginar, incluso sentir. La prosa de la autora para describir estos lugares vuelve a ser muy buena. De hecho, creo que ese es su fuerte. Este ambiente que ella logra crear es el aspecto que más quiero resaltar, porque fue lo que más enganchada me tuvo a la novela y lo que más me daba gusto leer. Si bien sigo pensando que el resto de su prosa flaquea a veces y que los diálogos a veces no son creíbles, me parece que se nota un gran avance respecto a la primera novela.

Fuente
Los personajes, también, han mejorado desde la novela anterior. Tienen más profundidad, personalidades más desarrolladas y es más fácil comprender lo que los motiva. Aurora es más introvertida que Flor, además de que vive circunstancias mucho más difíciles. Me gustó más Narel, aunque la historia que viven se me hace demasiado rápida y apasionada para el poco tiempo que comparten, pero dada mi vida actual who am I to judge?  La autora también sabe crear personajes secundarios entrañables, como la anciana vecina Esmeralda o Sam, la hija de Narel, que es un sol. Incluso hay un momento en que se cruzan los protagonistas de la novela anterior, como amigos de Narel, y eso me hacía una ilusión enorme porque amo ese tipo de «cameos». Sin embargo, me mató la dulzura hiperbólica de toda esa parte. 


Mark, el novio infiel de Aurora, por otro lado, se me hizo insulso, pero tampoco importa mucho. Lo que sí me importa es que una vez más está lleno de parejas infieles, cuyas infidelidades no despiertan ningún tipo de reacción más allá de la aceptación eventual. Yo entiendo que no es necesario el drama o la ira, que las personas no somos cosas que poseemos, todo eso, sí. Pero me resulta tan tan extraño cómo está manejado el tema en estas novelas. Como si nada.

Fuente
Otro problema que se repite es lo forzado que queda un tema central en la novela: el ecologismo. En el libro anterior se trataba del veganismo, y ya les conté mi opinión. En este, Narel es biólogo marino y guardafauna, y quien explica a la protagonista la importancia de mantener a salvo los ecosistemas marinos, reducir el consumo de plásticos y el consumismo irresponsable en general. Y quiero que conste acá que estoy muy, muy de acuerdo con todo esto. Solo que siento que vuelve a sonar forzado, aunque mucho menos que en el libro anterior, eso sí. Dado que esta vez el tema sí me importa, me tomé otros tiempos para reflexionar e incluso me hizo darle vueltas a alguna que otra cosa, así que lo considero un avance respecto al otro. De hecho, me parece un gran momento para que todos nos tomemos un minuto para pensar en la cantidad de plástico que consumimos y desechamos, la cantidad de basura y cosas al pedo que producimos. Es aterrador y en la novela eso se representa muy bien, a pesar de los diálogos.

Las escenas con fauna marina, aunque algunas son un poco voladas para mi gusto, me parecieron muy lindas. Puede que juegue a favor que tengo debilidad por la biología —casi estudio esa carrera, les juro— y que amo el mar y los pueblos costeros, pero me llegó bastante todo eso. Hay una escena, casi llegando al final, que deja tanto malestar en el cuerpo, que tiene que dejar malestar en el cuerpo... Ese debe de haber sido uno de los momentos más emocionantes de la novela.

Fuente
Así que, para ir cerrando, es una vez más una novela con altibajos, pero que se puede considerar mejor que la anterior. Hay bastantes cosas que me impidieron disfrutarla del todo, pero es muy linda como para llevarla de vacaciones, ahora que viene el verano y dan ganas de leer cosas ligeritas ambientadas en la costa. Además, vuelve a tener una edición hermosa, con tapa dura y una portada que no puedo dejar de mirar. Como siempre, les recomiendo que lean ustedes y juzguen sin tomar mi opinión como algo inamovible, porque puede que a ustedes les encante. ¡Ya me contarán!

Por cierto, les dejo una playlist del libro que hizo la propia autora, ya que se mencionan muchas canciones a lo largo de la novela y, en general, me gustaron bastante. Quizás les sirva para ambientar:



9 comentarios:

  1. Hola! Con estos libros voy pasando por varios estados, me digo que tengo que leerlos pero al poco cambio de opinión pensando que no me gustarán. Ahora mismo no me veo leyéndolos porque me apetecen otra clase de historias, más adelante a ver que hago porque sigo sin tenerlo claro, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! ^^
    No creo que lea este libro, ya que no me llama lo suficiente. Eso si, tengo que reconocer que tiene una portada muy bonita, y también me gusta mucho el título, pero el resto de cosas no me atrae.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Este es uno de esos libro que me llamaron la atención por la portada tan bonita que tiene. Tengo ganas de leerlo hace tiempo, pero no encuentro el momento.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Tengo muchas ganas de leer estos libros, sobre todo por el tema animal que tratan y lo mucho que me gusta su autora.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola Sof! Cuando vi la foto de ese libro me enamoré de la portada, es una belleza pero por lo que leí en tu reseña, teniendo en cuenta que tengo más de cincuenta libros por leer, creo que lo dejaré pasar.
    Besote

    ResponderEliminar
  6. Ay Sofi, conociendo de primera mano como te fue con la lectura te admiro por haber sacado todo lo positivo a flote con la reseña xD
    Yo no podría con todo lo que comentaste como negativo, aunque tenga mi veta ecologista y pueda compartir con el biólogo no me puedo prender solo de eso en el libro.
    Besotes!

    ResponderEliminar
  7. Uf, la portada esta hermosa! De todas formas no se si es lo que elegiría. Ya tuve problemas con estos libros cuando leí tu primer reseña y lo que nos contas ahora no termina de cerrarme. El tema de la infidelidad tratado así muy light no le suma para nada.

    Besotes ❤

    ResponderEliminar
  8. ¡Holita Sof!
    Estoy harta de ver este libro por redes sociales pero ¿y si te digo que todo este tiempo he creído que era poesía...? XD
    Había pasado completamente, pese a que tiene una portada preciosa (quizás por eso pensé que era un poemario, qué sé yo :b) y ahora me has vendido esta historia total :)
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola Sofi!

    Yo siempre tuve un problema con estos libros, tienen una portada divina pero las sinopsis me generan esa especie de duda que me invita a ponerlos en el apartado de libros que no quiero leer, pero admito que estéticamente me llaman, y si no estuviera informada sobre que van (gracias a tus reseñas) terminaría con estos ejemplares de "clavo" mientras pienso que hago con ellos.
    Mis bolsillos y yo te decimos gracias por cuidarnos.

    ¡Un abrazo y un beso!

    ResponderEliminar

Nos descubrieron, por fin nos descubrieron. Pasen y vean, qué lindas tolderías: