miércoles, 23 de enero de 2019

Todo el viento del mundo - Reseña

En un desolado futuro cercano, Sarah y James vagan por el desierto.
Van de rancho en rancho cortando agaves por unos míseros centavos.
Hace tiempo que partieron de Chicago, donde Sarah perdió a su hermana pequeña y, desde ese entonces, han aprendido a trabajar duro y a mantener su amor escondido para protegerse en esas interminables tierras, peligrosas y llenas de secretos.
Cuando Sarah y James están empezando a establecerse y comienzan a ahorrar algo de dinero para el hogar que sueñan, un terrible accidente los obliga a huir hasta el próximo rancho. Así llegan a Lo real maravilloso, un lugar del que les advierten tengan cuidado, ya que está maldito. Allí suceden cosas extrañas, y el delicado equilibrio de sus vidas comienza a ceder. Sobrevivir tiene un costo muy alto. Todo el viento del mundo es un impresionante cuento de terror y peligro, romance y redención.


Decidí leer este libro cuando vi un tweet de Carolina que decía que la había hecho sufrir. Me dio curiosidad, porque a primera vista parecía una novela más bien romanticona, aunque triste. No sé, la juzgué así y dije veamos qué hizo sentir tan mal a esta colega blogger. Agradezco a la librería América Latina por la oportunidad de tener el ejemplar y sacarme la duda. ¿Les digo? Subestimé mucho lo que me iba a doler esta historia.

Fuente
Lo primero que quiero destacar esta vez es la ambientación. Estamos en una especie de futuro no tan lejano, quizás postapocalíptico, quizás solo una consecuencia de nuestro estilo de vida actual. La cuestión es que eso no tiene tanto foco, sino la vida actual de la gente allí y cómo se las rebuscan para sobrevivir. Es un futuro árido, en más de un sentido. En ese Estados Unidos que presenciamos ahora, la vida es dura y la naturaleza escasa. Sabemos que en las ciudades no están mucho mejor, por lo que nos cuenta la protagonista a través de sus recuerdos, pero los que fueron a las plantaciones a buscarse la vida la están pasando bastante mal. Es el caso de Sarah Jac, nuestra protagonista y narradora en primera persona, y James, su novio, con quien se hacen pasar por primos para evitar la atención indeseada hacia su relación. Después de la muerte de la hermana de Sarah en Chicago, ambos viajan al desierto, a los campos de agave —planta de la que se destilan el pulque, el mezcal y el tequila—, en busca de dinero. Así se convierten en jimadores y se lanzan a una vida de escasez, penuria y traiciones.

Ustedes pueden creer que yo estoy exagerando, pero este libro es muy duro. Retrata la miseria de la vida en el desierto y en los campos de agave sin ahorrarse nada, ni los detalles asquerosos, ni el hambre, ni la muerte, ni la maldad. Nada de ocultar la desesperación o la mezquindad que muestran las personas en momentos terribles. En ese contexto, Sarah y James intentan sobrevivir en Lo real maravilloso, un rancho al que nadie quiere ir porque se paga mal y el trato es terrible, pero no les queda otra opción. Lo que les depara la vida allí es el contenido de este libro, y si bien no es una historia repleta de acción, les pasa de todo.

Fuente
Nuestra protagonista no es la alegría de la huerta, pero no tiene por qué serlo. Es una chica que ha sufrido mucho, que vio morir a sus seres queridos y que tuvo que ingeniárselas para sobrevivir. Si al narrar notamos dureza, falta de empatía o egoísmo, yo creo que tiene toda la justificación del mundo. Incluso cuando las cosas se tuercen del todo y deja de actuar de forma racional para dejarse llevar por las emociones: llegamos a un punto de quiebre importante. Aunque Sarah Jac pueda no caer bien, es muy humana y una consecuencia lógica de la vida que tuvo.

Su relación con James parece ser lo único lindo y bueno de la historia, pero ni eso está a salvo de la miseria de Lo real maravilloso y los engaños de estos dos para poder salir adelante. No quiero contarles demasiado, pero las cosas se van desarrollando despacito y es fácil ver a dónde nos va a llevar y por dónde va a doler, aunque como lectores no queramos ni pensarlo. Hablar de James todavía me cuesta y hay cosas que no perdono, pero sí me parece un buen personaje.

Fuente
Los secundarios perfectamente podrían dividirse entre los ricos y los pobres, la familia de Lo real maravilloso y quienes trabajan allí. Sarah va a tener que interactuar con ambos grupos, y ninguno es del todo bueno o malo, quizás incluso todos estén al borde de la locura de alguna manera. En la casa vive la familia Gonzáles. La hija mayor, Farrah, tiene una enfermedad terminal, y esto más la muerte de su madre hace que Bell, la menor, esté todo el tiempo enojada. Sarah tendrá la ocupación de enseñar a montar a esta última, con la que creará un vínculo que me parece de lo más interesante. Sobre Farrah, creo que es de las pocas buenas personas de ese rancho.

En cuanto a la gente que trabaja en el rancho, tenemos personajes de todo tipo y especie. Leo, un hombre experimentado pero temperamental; la dulce e inocente Odette; Eva, que llegó un día con predicciones de plagas, rebeliones y muerte; Bruno, con el corazón abierto para Sarah; Rosa y Ben, y su amor... Todos ofician de marco para esta historia tan dura

Y hablando de dureza, la narración se las arregla para serlo y, a la vez, ser hermosa. Para describir el desierto y los campos y el dolor de una manera que llega muchísimo, con una sonoridad increíble. Y, a la vez, para hacernos daño con pocas palabras. Sarah, la protagonista, no es una poeta ni tiene tiempo para la belleza, pero sí muestra una sensibilidad debajo de toda esa coraza. La prosa transmite todo eso muy bien

Fuente
El final es muy intenso, muy emocional y muy injusto, creo yo. Creo que tienen que leerlo para entender por qué digo esto, aunque la verdad es que todavía no me recupero y no sé si van a querer hacerme caso cuando les digo esto. Pero sí, tienen que leerlo. Cierra bien y creo que a fin de cuentas es lo que tenía que pasar, pero la forma de llegar ahí... Uf. Qué dolor.

Así que eso, es un libro al que subestimé y terminó haciéndome sufrir, pero no me arrepiento para nada de haberlo leído. Es una muy buena historia, trabajadísima y con una narración impresionante. Lo recomiendo, pero no hagan como yo vayan preparándose, ¿sí? Corazones duros.



///


Por cierto, no quiero dejar de invitarlos a una nueva presentación de Proyecto Pandora, esta vez en el Museo Zorrilla. Es el sábado 26 a las 17, entrada libre. Los espero ahí ♥.


15 comentarios:

  1. Hola Sofi. Parece una historia super interesante y la portada llama mucho la atención. No esta dentro de mis planes sufrir tanto este año pero si puedo le voy a dar una oportunidad.

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  2. No puedo creer que sea una historia dura cuando el rancho se llama Lo real maravilloso xD y #FAN de que Gonzáles aparezca en una novela, proud de mi apellido.

    ResponderEliminar
  3. Hola bella.
    Este libro lo dejé pasar porque no me había llamado mucho la atención, pero no sé... creo que podría darle una oportunidad, pues #masoquista siempre, jaja
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Hola me ha gustado la reseña gracia por la recomendación. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola :)
    Gracias por la reseña y la recomendación, el libro no me llama mucho la atención, la verdad no tengo muchas ganas de leer una historia que me haga sufrir en estos momentos :(

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  6. POr favor, qué portada más bonita <3 <3 <3
    No conocía de nada esta novela y eso puede significar que todavía no ha llegado por aquí, pero como la vea voy a necesitar leerla sí o sí ;)
    Muchísima suerte en la presentación :)
    ¡Un besito, Sof!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! ^^
    Parece un buen libro, pero en estos momentos tengo entre manos varias historias tristes, y después quiero tomarme un descanso de tanto drama. Me lo apunto, pero tendrá que esperar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. hola Sofía!
    Tal como dices, la portada nos da la impresión de un libro algo triste pero romántico, si que las apariencias engañan!
    Me atrae muchísimo, al parecer a ti te llegó bastante, la reseña me gustó mucho!
    Me lo llevo apuntado!

    ResponderEliminar
  9. Hola! La verdad es que no conocía el libro y quizá sin leerte lo hubiese dejado pasar pero tiene algo que me llama bastante la atención y no me importaría darle una oportunidad. No sé si por aquí lo tenemos pero lo buscaré a ver si me puedo hacer con él.
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!

    Pues me apunto este libro, ya que es el típico que me suele gustar y lo he descubierto gracias a tu reseña.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hola hermosa! No lo tenía en el radar a este libro. Me gusta que me recuerde a El país de las últimas cosas con ese estilo post apocalíptico. Lo voy a tener en cuenta!
    Besotes!

    ResponderEliminar
  12. Me gustan los libros tristes pero tampoco aquellos de los que es dificil recuperarse, como decís. Así que no se, tal vez en algún futuro lo lea pero no porque vaya a ponerlo en mi lista de pendientes. Igualmente me pareció una preciosa y honesta reseña. Besote

    ResponderEliminar
  13. hola! una lectura fuerte y visceral, me gusta! gracias, abrazosbuhos.

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola! =)
    Este no lo conocía, pero no sé si es lo que me apetece ahora mismo.

    Besos :P

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola Sofi!
    Que hermosa la portada y sin dudas me dejaste con ganas de más al decir que es una historia real, sin finales felices ni todo lo que suele abundar en el mercado.
    Queda apuntado para leerlo en algún futuro.

    ¡Un abrazo y un beso!

    ResponderEliminar

Nos descubrieron, por fin nos descubrieron. Pasen y vean, qué lindas tolderías: