lunes, 12 de marzo de 2018

Invicta - Reseña

Se encontraron en la noche. Ella, jadeante de nervios y excitación; él, deseoso al tenerla atrapada, finalmente, entre sus brazos.
Fue brusco al ponerla contra los tablones que hacían las veces de pared. Quería que lo mirara a los ojos, que renaciera expuesta como una igual, lejos de convencionalismos absurdos y sociedades obtusas.
Él acarició el nacimiento de su garganta; Victoria sintió el tacto fino de su amante deslizarse por la piel. Quién iba a decir que, a pesar de ser el momento la definición misma de un apasionado romance, el amor fuera a doler tanto.

Invicta es un paseo por la historia; un canto a la rebeldía, al inconformismo, lleno de suspiros críticos y feministas. El arte palpita en estas páginas. Los sentimientos se apoderan de los estudios parisinos a comienzos del siglo XX y también de ella: porque la musa, envuelta en sábanas blancas, se deja contemplar, aunque su pose relajada esconda un pasado todavía inquieto.

Acompaña a Victoria en este viaje lleno de sentimiento, reencuentros y rodillas que sangran de cuando en cuando, mientras las máscaras clásicas del teatro muestran sus más pronunciados extremos en la tragicomedia que siempre acompaña, por el camino, a la invicta protagonista de esta historia.

Hola a todos, perdón por la demora con esta reseña. Fueron días bastante llenos de cosas. En fin, esta novela es una de las últimas novedades de Escarlata Ediciones, a quienes agradezco el gusto de haber podido corregirla. La autora ya había publicado con esta editorial antes, con La máquina de besos. Además, pueden leer la entrevista que le hice en mi blog. Esta vez no tenemos en frente una novela steampunk, pero sí una victoriana otra vez —aunque esta tiene lugar algunas décadas más tarde—, período que me encanta y que la autora maneja muy bien.

Fuente
La novela nos cuenta la historia de Victoria, una joven de la campiña inglesa, quesera, cuya vida cambia cuando el teatro llega a su pueblo. Ese es el punto de partida para ella, para convertirse en quien realmente quiere ser. Y cuántas vueltas habrá de dar antes de empezar a seguir ese camino. El libro está dividido en varias partes, y cada una es una etapa distinta en la vida de Victoria. Aunque están bien delimitadas, podemos decir que son eslabones de una misma cadena.

Para ser totalmente sincera, en mi primera lectura me costó un poco hallarme en la historia, quizás porque no terminé de entender el tono y la intención —que se hace más clara en las siguientes partes—. También tiene que ver con que la lectura al corregir es más lenta y se centra en otras cosas, así que a veces cuesta más ver the big picture. Una vez llegué a la tercera parte, entendí. Y a partir de ahí empecé a disfrutar de la historia realmente. En mi segunda lectura, pude disfrutar sí de las dos primeras partes, y creo de verdad que es de esos libros que ganan con las relecturas.

¿Qué recomiendo entonces? Que tengan en cuenta que es una novela de personajes. Que Victoria evoluciona, que lo que sucede va a ir moldeándola. Que la autora no está dejando nada al azar. Que hay un tono irónico que es más sutil al principio y que subyace detrás de casi toda la historia. 

Respecto a Victoria, nuestra protagonista, le tomé simpatía de inmediato, aunque su inocencia me diera ganas de gritar, sobre todo al principio. Pero me gustó que creciera, que siguiera sus pasiones, que no se rindiera jamás. También me gustó muchísimo cómo va cambiando su forma de ver el mundo y, especialmente, el amor. El amor que siente la Victoria del inicio no es el mismo que el del final, y responde a una madurez conseguida después de vivir mucho y sentir mucho.

Hay varios personajes secundarios, incluyendo varios intereses amorosos, y no voy a detenerme en ninguno de ellos porque creo que ir conociéndolos a la par que Victoria es lo que realmente suma. No conocer sus intenciones ni su futuro papel en la vida de nuestra protagonista, sorprendernos con las vueltas de la vida. Como dije, la autora no deja nada al azar, y los secundarios no son la excepción a esto.

Y hablando de la autora, está clarísimo que sabe lo que hace a la hora de ambientar en el siglo XIX. La forma de pensar de los personajes está atravesada claramente por su época; no es una novela en la que nos ponen «escenografía» de época y personajes modernos. La era se siente, se respira, y esto se nota cada vez más conforme nos acercamos al final. Las referencias al arte, a distintos tipos de arte, me hicieron muy feliz. Sobre todo cuando ciertos artistas se convierten en personajes que intervienen en la vida de Victoria, a veces incluso con roles fundamentales.

Fuente

Por supuesto, la prosa también está imbuida de la era que se relata. Esto es un arma de doble filo, porque si bien aporta a la narración, la sobrecarga con oraciones largas y párrafos importantes, que pueden enlentecer la lectura. Encontrar un balance no es fácil, pero en esta novela se logra la mayor parte del tiempo. Además, el narrador se involucra con lo que narra; no participa, pero opina y nos adelanta cosas, juega con eso para crear expectativa o la sensación de que alguien nos está contando esto, sin distancia.

Entonces, para ir terminando, tenemos una novela muy bien construida, muy bien ambientada, con personajes excelentes y una protagonista que evoluciona y a la que llegamos a querer. Si bien me costó un poco al inicio, creo que el viaje valió la pena y que al releerla me hallé mucho más a gusto, así que no puedo dejar de recomendarla, pero comentándoles esto así no hacen lo mismo que yo. ¿La van a leer?

12 comentarios:

  1. No pinta mal pero tengo tantos pendientes que dudo que lo lea de momento.

    Un besito =)

    ResponderEliminar
  2. Hola Sof!!!
    Este libro como ya te dije me llamaba la atención, pero tras tu reseña mucho más, me gustan los libros en los que los personajes evolucionan y este además con lo de la época tiene una PINTAZA *-*
    Buena reseña!!
    Nos leemos, besos ^^

    ResponderEliminar
  3. Hola! Me echa un poco para atrás lo que comentas de las dos primeras partes, aunque en la relectura no te haya vuelto a pasar. Tiene algo que desde que vi la portada me llamó la atención y este tipo de ambientaciones me suelen gustar, así que en cuanto pueda le daré una oportunidad.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Sofia! Muy buena reseña. Me intriga bastante el libro, no lo conocía y agradezco lo compartas con nosotros. Tengo unos cuantos pendientes este mes, pero creo que para el mes que viene puedo leerlo. Por lo que contas tengo que encontrar el momento adecuado ya que no es una lectura ligera.

    Un beso, nos estamos leyendo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola linda! Cuando leí la primera novela de la autora disfruté muchísimo porque, bueno, la ambientación y todo ese misterio con sociedades me encanta, y al ver que esta tenía ambientación parecida, me emocioné. Pero siendo sincera me dejó un poco indiferente cuando leí la sinopsis. Sin embargo, tu reseña hace que me pique al menos la curiosidad porque como no cuentas NADA de la trama, ahora siento como que quiero saber más, conocer a Victoria y descubrir a todos esos personajes que crean una historia que solo se ve entera cuandose ha terminado, prácticamente XD
    Una reseña genial que ha logrado su objetivo ;)
    ¡Besazos!

    ResponderEliminar
  6. Hola Sof! me interesa lo que escribís sobre el libro y ahora que llegan los libros de la editorial al Uruguay, tal vez sea más fácil conseguirlo.
    Besos, nos leemos.

    ResponderEliminar
  7. Hola linda! Este libro me cautivó de entrada con esa portada! Me es hermosa!
    Lo que te costó al comienzo espero que sólo sea por eso de que tenías que trabajarlo pero si después te gustó más mejor! A mi me interesa la historia, me gusta mucho que los personajes crezcan. No lo descarto para nada leerlo en un futuro.
    Besotes!

    ResponderEliminar
  8. Hola, hola!
    Debo admitir que al principio la portada y lo que contabas de sinopsis me engancho, pero luego como que no acabo de convencerme, no sé, creo que esta la dejo pasar.
    No conocía tu blog y como me ha gustado ya te sigo :) Si tienes tiempo te espero por mi blog, besitos

    ResponderEliminar
  9. Hola.
    Soy una gran fan de las novelas de esta época y acaban por gustarme mucho y las disfruto enormemente, me encanta todo lo que comentas. Es verdad que hay novelas ambientadas en la época victoriana y los personajes tienen pensamientos modernos, me gusta que en este caso no sea así.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!

    No conocía este libro, pero viendo tu reseña, creo que es el típico libro diferente que acabaría gustándome, así que me lo apunto :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! No lo conocía, pero la portada esta super hermosa, y la trama me ha dejado un poco intrigada, así que me lo llevo apuntado.

    Saludos ♥

    ResponderEliminar
  12. Hola!
    Tuve la oportunidad de leer La maquina de besos de esta autora y su estilo me gustó bastante, así que me animaría a leer más obras de su autoría. Esta me llama la atención debido a su ambientación victoriana y que se trate de una trama de personajes, ver la evolución de la protagonista y como lucha sin rendirse por sus sueños.
    Gracias por la reseña.
    ßƐS❤S

    ResponderEliminar

Nos descubrieron, por fin nos descubrieron. Pasen y vean, qué lindas tolderías: