viernes, 2 de diciembre de 2016

Sally y la sombra del norte - Reseña

En el Londres victoriano, las estrafalarias oficinas de Lockhart y Garland -socios, amigos y mucho más- bullen de frenética actividad. Mientras Jim Taylor, el aventurero, intenta ayudar a un asustado mago a desaparecer por un tiempo, Fred Garland, el fotógrafo, estudia la forma de captar en imágenes una fraudulenta sesión de espiritismo.
Pero la misión más difícil es sin duda la de Sally Lockhart, intrépida asesora financiera. Ella sola se enfrentará a un hombre que constituye una terrible amenaza para la humanidad.
Sally Lockhart, la sagaz protagonista de esta novela de aventuras que nos traslada a la Inglaterra del siglo XIX adivinará las intenciones de esta maléfica sombra del norte y conseguirá detener su avance. ¿Pero a qué precio?





Sigo haciendo todo mal con esta saga. En mi defensa, no es culpa mía. Alguno que me lea desde hace tiempo sabrá que ya me pasó con Sally y el tigre en el pozo, tercer volumen de la saga. La cuestión es que hace algunos veranos encontré en Piriápolis Sally y la princesa de hojalata, la cuarta parte, y la leí así nomás. El verano pasado, encontré el tercero. Y en Semana Santa, este, que es el segundo. El primero todavía no lo vi en ningún lado, pero bueno, ya no hay remedio. Los leí al revés. Todos y cada uno de ellos. Porque siempre puedo ser un poco más imbécil. Cabe decir que este libro comienza hablando de un barco que desapareció sin dejar rastro. ¿Y dónde lo empecé a leer? Por supuesto, en un barco. Timing.

Como siempre, Philip Pullman no decepciona. Este grande de la literatura ha sabido cautivarme con novelas juveniles, infantiles y para adultos. Supongo que algunos lo conocerán por la saga La materia oscura, que fue llevada al cine como La brújula dorada. Quizás este dato sea definitorio para algunos, para bien o para mal.

Sally y la sombra del norte es un libro de misterio y aventuras más bien clásico. Ahora que están de moda el thriller y la novela negra, leer algo así es casi una experiencia diferente, bastante reconfortante. Dos situaciones aparentemente desconectadas harán que Sally y sus amigos se vean metidos en uno de los mayores problemas de sus vidas. Y al final, nada, pero nada, será igual.

Quizás me habría afectado o sorprendido bastante más si no hubiera leído el tercero antes. Ya sabía quién era malo y quién no, quién no volvía a aparecer en el siguiente libro (normalmente eso quiere decir que no tienen mucha suerte, je), quién moría... En fin, que no hubo ninguna sorpresa porque soy imbécil. Sin embargo, les aseguro que si no hacen la misma idiotez que yo, estas sorpresas no se ven venir y son demoledoras. En serio.

No creo que daba contar mucho más sobre la historia, porque como toda novela de misterio, merece ser descubierta de a poco. Eso sí, les prometo que es atrapante. De esas que te envuelven en su mundo, en su prosa, y no te dejan pensar en otra cosa hasta saber qué pasó y qué va a pasar. Yo me la llevé de viaje y leí las primeras cien páginas en el barco. Después tuve que hacer una pausa hasta llegar a la terminal de Retiro, donde tenía tres horas de espera, y devoré ciento ochenta y ocho más. Cuando estaba llegando al desenlace, cuando la cosa se ponía intensísima, ahí tuve que dejarlo y subir al ómnibus. Y después, trece horas por delante, en las que no podía leer porque me produce dolor de cabeza y mareos. Qué tortura, no se imaginan. Horrible.

Uno de los mejores elementos de estas novelas es su protagonista, Sally Lockhart. Sally es una joven mujer, emancipada y muy capaz, que estudió en Cambridge y ahora es asesora financiera. No es usual leer sobre mujeres emancipadas y con tal carácter y fuerza de voluntad, no al menos en el Londres victoriano. El autor no pierde oportunidad de relatarnos cómo eran las condiciones sociales para las mujeres de ese entonces, ni de hacer una crítica a través de Sally y su forma de ser. ¿Personalmente? Lo disfruté muchísimo. Sally me cae muy bien; es una mujer fuerte, valiente e inteligente. Esto no quita que sea buena persona, sensible y capaz de amar, aunque sienta miedo de sus sentimientos por Fred. 

Fred, por su parte, es un tipo particular. Fotógrafo y detective privado, ama a Sally con locura y no puede evitar chocar con ella. Estos dos realmente se aman, pero sus personalidades son tan fuertes que pelean demasiado, para desesperación de Jim, amigo de ambos y uno de mis personajes favoritos de toda la saga. Estos dos (Fred y Jim) tienen una relación muy divertida y sus batallitas me hicieron reír muchísimo. Un humor precioso. 

El problema con Fred y Sally es que yo ya sabía desde hacía mucho cuál iba a ser el destino de su relación. Spoiler espantoso Y aunque la muerte de Fred me dejó hecha polvo, no me tomó por sorpresa y la pude sobrellevar mejor. Qué terrible, Philip del orto. Por qué nos hacés esto, why spoiler. Igual, eso, me encantan juntos.

Todos los secundarios están súper bien definidos, con backstories detalladas y personalidades interesantes. Quizás el malo sea el que menos interesante me resultó, pero no se me hizo poco creíble ni nada. 

Tal y como me lo pareció en los anteriores (o posteriores, como quieran) libros, la ambientación es excelente. Se nota lo mucho que sabe el autor sobre el siglo XIX y el efecto que logra es perfecto. No solo de los lugares, la vestimenta, la forma de hablar y actuar de la gente. También de las problemáticas, lo que preocupaba a las personas y la forma de resolver estos conflictos. El transporte, también, muy importante. Sobre el feminismo y Sally ya hablé más arriba, pero es un dato a tener en cuenta.

Y la narración, qué sé yo, es muy buena también. No es particularmente linda, pero cumple con su objetivo a la hora de contar la historia y hacernos sentir lo mismo que los personajes. Vuelve al libro muy emocionante y nos llena de intriga. Los diálogos son creíbles y en ocasiones graciosos y todo. Si hizo que leyera tan rápido, que me muriera por saber qué pasaba, es que funciona, me parece.

Entonces, tenemos una historia intensa, llena de misterio e intriga, con personajes principales y secundarios muy bien desarrollados y creíbles, y una prosa que nos invita a leer con avidez. Ya solo esto es un buen motivo para embarcarnos a conocer a Sally y los suyos, pero, además, ¿un Londres victoriano perfectamente recreado, casi que diríamos vivo? Por favor, dame mil.

Como dato final, les diré que hay una miniserie de Sally, de la que tomé las imágenes de esta entrada, pero no la he visto como para contarles si es buena o no. ¡Acepto sugerencias de quienes la vieron!






Aparte, aprovecho a contarles que mañana me voy unos días de viaje a Buenos Aires para dar un examen de japonés (deseénme suerte, que la necesito), así que no voy a estar comentando sus blogs esos días porque en donde me quedo no tengo internet a menos que baje al McDonald's que hay en esa cuadra, pero no va a ser muy seguido. Sin embargo, tengo las entradas programadas, así que espero que igual las lean y disfruten ^^. 

9 comentarios:

  1. Hola :)
    No conocía esta saga pero no es lo que tengo planeado leer por ahora. Así que lo dejo pasar. Cuídate:D

    ResponderEliminar
  2. Hola! No descarto leer este libro, me ha llamado la atención. Mucha suerte en el examen, irá genial :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    No sabía nada sobre esta saga, pero parece que tiene buena pinta :) gracias por la reseña.

    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! La portada no me llamó nada jaja. Menos mal que tu reseña me dejó entrever todo lo bueno que hay entre sus hojas.
    No descarto leerme la saga me ha llamado bastante la atención, eso sí, no lo haría al revés jejeje.
    ¡Mucha suerte en el examen! :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Parece curioso, gracias por la reseña porque no lo conocía =)

    Besitos ^^

    ResponderEliminar
  6. ¡Holaa! Jajajajaaja, qué locura, te los has leído de atrás pa' delante... sí, no recuerdo haber leído un libro de atrás hacia adelante, pero bueno, que cada quien jajaja, igual me leería la saga, pero me leí el spoiler, y así no puedo jajajajjaa :P en fin, a ver si me los leo porque me intriga el autor luego de La brújula dorada ;)
    ¡Besos! :3

    ResponderEliminar
  7. Hola.

    Me encantan los libros basados en la época victoriana, la verdad es que esta saga me ha dado curiosidad. Es una pena que lo leyeras mal, es que así es verdad que spoilers te llevas seguro, pero bueno, al menos lo disfrutaste. Espero que tengas muchísima suerte con el examen!!

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  8. Hola!!!

    He visto en varias ocasiones estos libros y a pesar de que me llaman mucho no termino animándome a leerlos porque no había leído nada positivo de ellos hasta tu reseña, así que veré si puedo conseguirlos porque al igual que tu los he visto todos pero el orden equivocado, nunca los encuentro en orden cronológico. Por cierto suerte en tu examen. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    La época en la que se ambienta es una de las que más me gusta encontrar en literatura, así que probablemente me gustaría:)

    Un abrazo <3

    ResponderEliminar

Nos descubrieron, por fin nos descubrieron. Pasen y vean, qué lindas tolderías: