martes, 22 de noviembre de 2016

Estrellas perdidas - Reseña

Ocho años después de la caída de la Antigua República, el Imperio Galáctico aún mantiene el control de todos los rincones de la galaxia. Sin embargo, la resistencia no ha podido silenciarse. Unos cuantos valientes líderes, como Bail Organa, de Alderaan, aún se atreven a oponerse abiertamente al emperador Palpatine.
Después de tantos años de rebeldía, aquellos planetas que se encuentran en las orillas del Borde Exterior se han rendido. Tras la conquista de cada planeta, el poder del Emperador se fortalece aún más.
El último en doblegarse ante el control del Emperador fue Jelucan, un desolado planeta montañoso, cuyos ciudadanos conservan la esperanza de un mejor futuro, a pesar de que la flota imperial ha comenzado a reunirse en las alturas…





Sí, este es un libro de Star Wars, conocida franquicia de ciencia ficción, que cuenta con varias películas, series animadas, juegos, libros y cómics. Un universo inmenso lleno de innumerables personajes. Si no son fans, no piensen que este libro no va a resultarles interesante, porque la historia todavía puede ser de su gusto. Fíjense ;)

Bueno, la sinopsis que encontré en Goodreads no es la que está en la contratapa, sino en la solapa, y no cuenta realmente de qué trata la historia, así que voy a hacer lo que siempre digo que odio y contar un poquito del argumento, para que sepan de qué va en realidad.

Este libro cuenta la historia de dos niños de Jelucan, uno de alta clase social —todo lo alta que puede ser en un planeta casi marginal— y una chica pobre de los valles, ambos con sueños de ser pilotos. Por cosas de la vida, se hacen mejores amigos, terminan en la misma academia y prestan servicio al Imperio en más o menos la misma línea temporal que las tres películas clásicas de la franquicia. Sin embargo, uno de ellos termina horrorizado tras cierto evento —muchos sabrán de qué hablo— y se pasará al lado de los rebeldes. Les juro que esto está en la contratapa. Lo que es bastante engañoso, ya que sucede después de la mitad del libro.

Para ampliar, en Estrellas perdidas vamos a conocer las vidas de nuestros protagonistas, Thane y Ciena, desde que son niños hasta el final de la guerra. Esto quiere decir: su infancia en Jelucan, la vida en la Academia y sus destinos como pilotos del Imperio, y bueno, obviamente, todo lo que sucede durante la guerra. Creo que lo más disfrutable es vivir estos hechos tan conocidos por todos los que amamos las películas desde el punto de vista de personas anónimas. Acá Luke, Leia, Han y Darth Vader son secundarios. Con su importancia, obvio, pero se limitan a algunos cameos y listo. Además, no es solo la mirada de personajes secundarios; también es la mirada de los soldados del imperio y cómo enfrentan los hechos de la guerra. Muy, muy interesante.

Más allá de esto, también es fundamental el desarrollo de la relación entre Ciena y Thane, que es romeoyjulietesca, obvio, pero bastante racional, de alguna manera. Muy tierna.


Como ya he mencionado, los protagonistas de Estrellas perdidas son Ciena y Thane. Ciena es una muchacha muy inteligente, excelente alumna y piloto, con un alto sentido del honor, herencia de su pueblo. Como personaje está muy bien desarrollado; es creíble y reacciona según su forma de ver el mundo, además, evoluciona, pero a mí no me cayó muy bien. Spoiler Es un poco tonto poner la destrucción de Alderaan en spoiler, pero en fin. Ciena se dice muchas veces, para justificar al Imperio, que este genocidio fue parte de una estrategia para detener la guerra, una estrategia fallida, y sin embargo culpa a los Rebeldes de la destrucción de la Estrella de la muerte y la considera una masacre terrible. Bueno, amiga, esa doble moral, eh. ¿Que lo de Alderaan fue un sacrificio por la paz? Decite eso si te ayuda a dormir por las noches, pero nope. Nope, nope, nope. ¿Y eso de no abandonar el Imperio por el honor? El honor no funciona así. Chau spoiler.

Por otro lado, con Thane me resultó mucho más fácil empatizar. Su reacción a la catástrofe también es de horror, pero no trata de justificarla. Los destinos de sus viajes como piloto lo hacen conocer los abusos de poder del Imperio y eso lo va llevando de a poquito a la Alianza Rebelde, lejos de Ciena. Thane también es muy inteligente y buen piloto, pero a diferencia de Ciena es mucho más crítico con la autoridad y no deja que la lealtad y el honor le impidan decidir por sí mismo qué es correcto o no.

Estos dos se conocen desde niños, desde el día en que Jelucan pasó a formar parte del Imperio y ellos empezaron a practicar juntos para ser pilotos algún día. La suerte —o la Fuerza *guiño*— quiso que terminaran en la misma academia, y ahí vamos a poder ver cómo evoluciona su relación, desde una amistad muy profunda a atracción y luego, obviamente, amor. ¿Cuál es el problema? Al principio, ninguno, ya que ambos están del mismo lado. Pero, claramente, eso cambia. Y ese es el desafío, la dolorosa situación que impide que sean felices juntos. Ah, #drama. Por suerrrrte, este no es el único tema que trata el libro. Es un pilar importante, para los que gusten del amor, pero hay más cosas, para los que son como yo y prefieren que haya más trama que el romance.

La forma en la que se quieren es incondicional, a pesar de todo, y en lo personal me pareció preciosa. Sobre todo Thane, porque Ciena... Bueno, no voy a negar que ella lo quiere. Pero creo que su honor le importa más.

Hay unos cuantos secundarios, pero ninguno sobra. Todos son interesantes y tienen su peso antes o después en la trama. Además, algunos son viejos conocidos, incluso intrascendentes en las películas que toman algo más de valor en este libro. Vale la pena leerlo solo para detectar estas cositas.

¿Qué se puede decir de la ambientación? El mundo de Star Wars es enorme, muy rico y completísimo. Además de Jelucan, visitamos otros lugares que les serán familiares a los que conozcan la franquicia: Coruscant, Tatooine, Naboo, Dantooine, Yavin, Hoth e incluso Jakku. Todo esto despierta un sentimiento de familiaridad increíble.

Como el libro sigue los eventos sucedidos en este período, somos testigos de las batallas de Yavin, Hoth y Endor. Conocemos a los destructores estelares y los caza TIE mucho mejor, entendemos la perspectiva de los pilotos del Imperio, sus estrategias y sus vivencias. También las diferencias entre este y la Alianza Rebelde, gracias a que contamos con esa perspectiva.

El resultado es una ambientación inmersiva fácilmente reconocible, una delicia a la hora de enfrentarnos a una historia ya conocida desde un ángulo tan diferente.



Conocía la prosa de Claudia Gray desde hace años, gracias a su saga juvenil paranormal de Medianoche. Si bien no me parece la mejor de las historias, su forma de escribir me enamoró desde ese entonces y no pude más que buscar este libro desde que me enteré de su existencia. Lo vi en Rosario en Semana Santa, pero como sabrán, volví con tantos libros que no me daba el presupuesto ni el espacio para este. Lo compré en octubre, cuando volví a viajar a Argentina.

Volviendo a la prosa, siempre me pareció muy efectiva e íntima. Claudia Gray conoce a sus personajes y sabe cómo hacernos llegar sus sentimientos y dudas, sus personalidades y emociones. Gracias a eso la historia se hizo muy llevadera e intensa. No es un libro súper largo, pero tampoco corto, y sin embargo lo leí muy rápido. Casi todo en la terminal de Buquebus y en el barco, a decir verdad. No podía esconder mi carita de fangirleo.

Entonces, este es un libro que puede llegar a interesar mucho a los fans por eso de que cuenta la historia desde el otro lado, desde un punto de vista anónimo y más cercano al Imperio. Además, también puede ser atractivo para los que gusten del romance. Y los que no son fans, bueno, a lo mejor buscan una space opera con un romance prohibido, como Atados a las estrellas y esas cosas, y de paso conocen un mundo nuevo y extensísimo. ¿Qué les parece?


12 comentarios:

  1. Hola.

    A mi tampoco me gusta muchas veces decir algo del argumento, pero es que después me llegan por twitter preguntando de que va y pues, digo, que se le va a hacer, si no leen la sinopsis jajajajajajaja
    Me gusta Star Wars, no es que es una gran fan, pero me gustan mucho las películas, esta bien que esta historia sea así, porque este tipo de novelas ahora mismo me llaman muchísimo.

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Las películas me gustan pero no me atrae el libro.
    Gracias por tu reseña. ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola guapa!
    Pues fíjate que he visto este libro por ahí y lo había dejado pasar porque no soy muy fan de Star Wars, pero me has convencido de darle una oportunidad con tu reseña.
    A mí esas historias de amigos de infancia que se van enamorando y luego hay drama por todas partes me encantan :D

    Gracias por la reseña.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  4. ¡Holaaaa!
    Tengo que decirte que me he llevado una buena sorpresa con este libro. Me gusta la historia de la franquicia Star Wars, pero lo cierto es que no soy una fan ni nada por el estilo. Y cuando dijiste que siguiéramos leyendo, captaste mi atención y no sabes cuánto me alegro. ¡Qué descubrimiento!
    Tiene una pinta estupenda y lo cierto es que me apetece mucho una historia de este estilo, así que sin duda me la apunto.
    Muchas gracias por la reseña, espero poder leerlo pronto y contarte. :)
    ¡Nos leemos!❤

    ResponderEliminar
  5. Hola! Aunque me gusta Star Wars no soy fan, fan, y al ver el libro, antes de leerte, he pensando "pufff que pereza", pero menos mal que he seguido leyéndote porque el libro tiene muy buena pinta. No descarto darle una oportunidad a ver que tal está.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    La verdad es que Star Wars no me llama para nada la atención, no he leído nada alrededor de ese mundo creado y tampoco he visto ninguna de las películas, intente ver una [no sé cuál de toda su franquicia] y me quedé dormida :S
    Aunque esta historia tiene elementos que me llaman la atención y se ve como una lectura interesante no creo que me embarque con ella, quizás puede ser por el estigma que ya tengo.
    Gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. ¡Holaa! Vaya, pues que no son muy fan de la saga, sí es que como que no la he visto completa, he visto pedazos de las películas, pero bueno, algún día me sentaré a verlas por completo, no importa que me tome años, si conseguí ver Harry Potter jajaja, en fin, que tengo muchas ganas de verlas, y bueno, cuando hay novelas así, me llaman ;) Hay que ver :D
    ¡Besitos! :3

    ResponderEliminar
  8. Andaaaa no tenía ni idea de que la autora hubiera escrito este libro, ella me gusta mucho, pero bueno el tema galáctico no, así que dudo que lo vaya a leer, besotes guapa

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! Yo hasta el año pasado no descubrí el mundo de Star Wars porque no me veía capaz de ver las películas, pero al final una amiga me convenció y me vicié jajaja.
    Me gusta la historia que cuenta el libro porque mezcla romance y acción, puede que le de una oportunidad :)
    Gracias por la reseña porque solo leyendo la sipnosis no me decía nada y ahora me picó el gusanillo de la curiosidad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! Yo hasta el año pasado no descubrí el mundo de Star Wars porque no me veía capaz de ver las películas, pero al final una amiga me convenció y me vicié jajaja.
    Me gusta la historia que cuenta el libro porque mezcla romance y acción, puede que le de una oportunidad :)
    Gracias por la reseña porque solo leyendo la sipnosis no me decía nada y ahora me picó el gusanillo de la curiosidad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Hola!!!

    Siempre me ha llamado la atención el mundo de Star Wars pero aun así jamas me involucrado en ese mundo pero mi madre es muy fanática de el, así que sin lugar a dudas le daré una oportunidad porque me ha gustado. Saludos.

    ResponderEliminar

Nos descubrieron, por fin nos descubrieron. Pasen y vean, qué lindas tolderías: