miércoles, 10 de julio de 2019

La hermana perla - Reseña

CeCe D'Aplièse nunca ha encajado en ningún lugar. Tras la muerte de su padre, el misterioso multimillonario Pa Salt, que adoptó a las seis hermanas desde distintas partes del mundo, se encuentra en una encrucijada: ha dejado la escuela de arte y su hermana Star se distancia de ella para perseguir su sueño.
A la desesperada decide huir de Londres y descubrir su pasado. Las únicas pistas que tiene son una fotografía y el nombre de una mujer pionera que vivió en Australia hace un siglo.
De camino hacia Sidney hace parada en el único lugar donde se ha sentido ella misma: las playas de Krabi en Tailandia, donde conoce al misterioso Ace.
Cien años antes, Kitty McBride, hija de un reverendo de Edimburgo, viaja a Australia como dama de compañía de la acaudalada Sra. McCrombie. En Adelaida su destino se ve unido a la rica familia, incluidos los idénticos aunque muy diferentes gemelos, el impetuoso Drummond y el ambicioso Andrew, heredero de una fortuna en la industria de la perla.


A esta altura varios sabrán lo mucho que amo estos libros. Voy a decir desde un inicio que, a pesar de ser una saga, se pueden leer independientes, con menor o mayor grado de spoilers —aunque si les interesa una hermana o un país en particular, no pasa nada, no tienen por qué leer todos. También quiero recordarles que pueden leer mis reseñas de La historia de Maia, La hermana tormenta y La hermana sombra. En esta última comenté que había sido mi libro favorito por diversas razones, y si bien creo que sigue siéndolo, La hermana perla me sorprendió para bien.

Fuente
¿Por qué me sorprendió? En ningún momento dudé de la pluma maravillosa de Lucinda Riley, que se siente como volver a casa y charlar con una amiga muy querida. Tampoco dudé de sus magníficas descripciones de lugares exóticos (Tailandia, Australia, en este caso; tuve la oportunidad de leer este libro en verano y disfruté mucho la ambientación) ni de la documentación que trasluce no solo en lo histórico sino también en la actualidad. Mucho menos dudé de su capacidad de hacernos sentir que los personajes son reales, tangibles, humanos. ¿De qué dudé? De que fuera a empatizar con la protagonista, CeCe, dado que hasta el momento era mi menos favorita de las hermanas y me había molestado mucho su actitud con Star en el libro anterior, especialmente porque empatizo mucho más con Star.

Pues me tendré que comer mis palabras. Tener la oportunidad de conocer a CeCe en primera persona, entender sus dudas y sus inseguridades y cómo se apoyó en Star por esos motivos, sus aspiraciones artísticas... Todo eso hizo que le tomara muchísimo cariño y que dejara de verla como una caprichosa malhumorada. El desarrollo de CeCe es de los que más me han sorprendido, especialmente en el plano romántico. En general, aunque hubiera alguna que otra vuelta de tuerca, los romances de los libros anteriores no fueron difíciles de predecir. Acá, todo indica que las cosas se van a dar con determinada persona y que al final esto va a retomarse de cierta manera. Sin embargo, pasan otras cosas y se ponen en cuestión temas muy importantes —algo que me encantó—, de forma explícita aunque nada se concretara en la historia. No quiero decir mucho más, pero quien haya leído sabrá a qué me refiero. También me gustó cómo avanzó la relación con Star ahora que ambas han madurado.

Fuente
La historia de Kitty, que corre en paralelo mientras CeCe la va descubriendo, me pareció súper telenovelesca, pero me encantó. Tenemos a una chica trabajadora, humilde, que por motivos ajenos a ella termina descubriendo un oscuro secreto de su padre y siendo enviada a Australia con una mujer de clase alta, bien lejos de su hogar en Escocia. Allí es donde conoce a la familia Mercer, que se entretejerá con su destino para nunca más soltarse. Si bien en general no me gustan demasiado los triángulos amorosos, entiendo el dilema de Kitty en cuanto a estos dos hermanos —más sensato que emocional—, y salí con el corazón destrozado en todo momento. No fue lo más interesante sobre ella, sino cómo pasó de ser casi intrascendente a volverse la dueña de una compañía perlera exitosa. Además, una madre amorosa y una buena jefa para con sus empleados, de origen aborigen, a los que tuvo la decencia de tratar como seres humanos y crear vínculos de amistad, incluso, algo raro en la época.

Toda la situación de los aborígenes en Australia, tanto en el pasado como en el presente, me resultó súper interesante y a veces hasta indignante. No me sorprende, sin embargo, teniendo en cuenta cómo es el mundo y cómo pesa el colonialismo aún hoy en día. Me gustó el encare de la autora, que no se centró en «blancos buenos salvadores» sino que le dio agencia a sus personajes aborígenes también. No me gustó mucho que usaran un inglés «roto» que los hiciera sonar tontos, pero supongo que puede ser cosa de la traducción también que se sienta así.

Fuente
Así que, como ven, me encantó el libro y ahora estoy remil hypeada con La hermana luna, que cuenta la historia de Tiggy. Sé que ya salió en español, así que es una cuestión de esperar. Además, leo estos libros con mi abuela —se los presto cuando los termino de leer y después los comentamos—, así que estamos las dos re impacientes. Son novelas apasionantes, que se leen rapidísimo y con anhelo aunque sean bastante largas tanto en cantidad de páginas como en acontecimientos. Los personajes, les aseguro, son de los que se vuelven parte de tu familia literaria. Además, sigue estando sin resolver el misterio de Pa Salt, ese que mantiene hilada la trama. Yo no dejaría pasar la oportunidad de leer estos libros. Ustedes, ¿tienen ganas?

9 comentarios:

  1. ¡Hola!

    He leído muy buenas críticas de esta autora y me han hablado muy bien de ella, así que tengo ganas de poder leer alguno de sus libros pronto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Holis. Desde que empecé a leer la sinopsis dije ESTE LIBRO ME VA A GUSTAR, y lo sigo pensado ahora que terminé de leer la reseña. De seguro te lo pida o algo en verano, porque ahora no lo leería.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. OMG. Cada vez que veía uno de estos libros dudaba porque no sabía si serían de mi agrado pero esta reseña ME DEJO RE MIL HYPEADA. Quiero leerlos todos ahora. Nos leemos bella, besitos ♡

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Sofi!
    No conocía a la autora ni su trabajo, creo que tras esta reseña me voy a pensar leerlo en algún momento.
    Me quedé pensando en que bonito es el vínculo con tu abuela que hasta comparten los libros y los comentan. Con mamá solo podemos hacer eso con los cómics o novelas gráficas porque no agarra un libro con texto salvo que tenga ilustraciones jaja.
    Muchas gracias por la reseña.

    ¡Un abrazo y un beso!

    ResponderEliminar
  5. Hola, bella.
    Esta autora no es para mí. Intenté ya en dos oportunidades y no hay caso. Pero me alegra que la disfrutes tanto.
    Un besote

    ResponderEliminar
  6. Holaaa, de hecho tengo muchísimas ganas de ponerme con estos libros, pero yo apenas voy con la primera hermana, igual no me quería quedar colgando mientras iban saliendo los demás, en fin, que espero irlos leyendo pronto, y ya se que no hay que dudar de la ambientación :D
    ¡Beesos! :3

    ResponderEliminar
  7. Hola.
    Leí el primero y me encantó, pero ya en el segundo no pude hacerme con él y lo fui dejando tanto que la final me ha pillado el toro y ya hay publicados muchos, aunque necesito leer el de la hermana española ya que está ambientado en mi ciudad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Hola linda! Veo tu entusiasmo por estos libros y la verdad que me han ido picando en curiosidad.
    Es interesante que se puedan leer de manera independiente más allá de algún spoiler pero me sirvió mucho tu reseña para entender mejor la obra.
    Lo voy a tener en cuenta. Besotes!

    ResponderEliminar
  9. Hola! Se nota por la reseña que te ha gustado un montón! Yo por ahora estoy pasando de estos libros porque estoy super fan de la fantasía pero algún día retomaré los demás géneros jajaja

    ResponderEliminar

Nos descubrieron, por fin nos descubrieron. Pasen y vean, qué lindas tolderías: