viernes, 1 de junio de 2018

El fabricante de muñecas - Reseña

En la tierra de las muñecas existe la magia.
En la tierra de los humanos existe la guerra.
En ambos sitios existe el dolor.
Pero cuando se unen, existe la esperanza.

Karolina es una muñeca que vive en la Tierra de las Muñecas. Pero cuando el rey y la reina de su país son derrocados, Karolina será enviada a la ciudad humana de Cracovia, en Polonia, donde se encontrará reencarnada en una nueva muñeca de la tienda de juguetes propiedad de un veterano de la Primera Guerra Mundial, conocido como "El fabricante de muñecas", un hombre con un poder inusual y un pasado marcado.
La sonrisa y valentía de Karolina llevarán al fabricante a tramar amistad con un violinista judío y su hija. Pero su felicidad se ve truncada cuando los soldados nazis invaden Cracovia. Karolina y el fabricante se darán cuenta rápidamente de que sus amigos judíos están en grave peligro, y están decididos a salvarles por encima de todo, sin importar lo que pueda suceder.
Una novela destinada a convertirse en clásico que mezcla los cuentos de hadas y el folklore con la Segunda Guerra Mundial como telón de fondo. El fabricante de muñecas nos recuerda la importancia de la creatividad y del amor en tiempos de dolor y guerra.

Quise leer este libro apenas lo vi en Goodreads, y luego en reseñas cuando salió en español. Fue amor a primera vista, digamos. Es que lean esa sinopsis, miren esa portada. ¿Cómo no morirse de ganas? Muchísimas gracias a Penguin Random House por hacer posible que lo leyera ♥. La verdad es que me dejó un montón de sensaciones, y ahora mismo paso a comentárselas.

Como bien pueden ver, la protagonista de nuestra historia es una muñeca, que viene de un país de las muñecas devastado por las ratas. Gracias a un viento bondadoso, termina ni más ni menos que en una Polonia a las puertas de la segunda guerra mundial. Tranqui. O sea, acá yo ya sabía que había altas posibilidades de que este libro me rompiera el corazoncito

Fuente
Lo primero que me encontré fue con una narración súper infantil, muy de cuento de los que me leía mi abuela. Esto puede resultar desconcertante porque claramente no es un libro catalogado como infantil, y además lo que se cuenta... Si bien al empezar a leer me chocó, me fui dando cuenta de que el tono en apariencia ligero y bonito nos iba metiendo más y más adentro de una historia muy dolorosa. No tengo que contarle a nadie las atrocidades cometidas en la segunda guerra mundial. Si tienen idea de lo que fue la ocupación nazi en Polonia, seguro se imaginan también qué atmósfera tenemos en este libro. Pasamos de un inicio inocente, aniñado, a los horrores de la guerra. Un poco como la vida misma.

Además, hay un papel enorme de la magia en esta novela. No magia metafórica, sino magia real, la que tiene el Fabricante de Muñecas y que hace que Karolina pueda tener vida. Incluso tenemos la existencia del País de las Muñecas, un mundo de azúcar y fantasía, lamentablemente asolado por la invasión de las ratas —resulta obvio el paralelismo, ¿verdad? Incluso hay personajes —secundarios— salidos de mitos y leyendas, pero como no conozco tanto del folklore polaco, no sabría explicar.

Fuente
Los personajes me resultaron entrañables y pasé toda la novela con miedo de que les pasara algo —si pasa o no es algo que no voy a contar acá, tendrán que leer—, consciente de que en una época tan turbulenta era harto probable. Al principio no empaticé tanto, pero cuando me acostumbré a esa prosa que les decía, empecé a admirar la valentía de esa muñequita tan llena de coraje, a sentir ganas de abrazar al Fabricante de Muñecas para que siguiera llenando el mundo de juguetes mágicos, a reírme con la ternura de Rena, una niña judía que frecuenta la tienda, y Jozef, su padre, un músico talentoso y lleno de amor por su hija. También hay antagonistas, como Brandt, que no son villanos unidimensionales, sino que llegamos a entender parte de sus motivaciones —aunque me parece que podría haberse explotado un poco más. Además, hay algún que otro secundario que nos amplía la imagen de esta Cracovia.

En definitiva, es una novela preciosa que va ganando cuando más profunda se hace la lectura. Sobre los horrores de la segunda guerra mundial parece que no se puede decir ya más nada, pero es bueno tenerla presente y recordar lo que somos capaces de hacer, para bien o para mal. Porque, como recuerda la autora, también hubo muchas buenas personas ayudando en esa época, y también somos capaces de hacer el bien. De decidir hacer el bien. El mensaje llega con fuerza, y yo recomiendo mucho que lo lean.

///


Les dejo los horarios de las charlas en las que vamos a estar participando con el #Clubdelectura.uy; como verán, yo voy a estar en la mesa del Plan Nacional de Lectura, en la actividad de #UnAñoConJane y en la presentación de Escarlata Ediciones, pero voy a andar dando vueltas en las demás charlas, así que los espero por ahí ♥. ¡Nos vemos!

14 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Qué ganas tengo de de leer este libro.
    Cuando lo vi en las novedades de megustaleeruy del mes pasado (¿o el anterior?) me atrapó de manera instantánea por la portada �� y después por la sinopsis.
    Tiene pinta de que es un libro que es relativamente corto y que se lee rápido. Lo único que me deja con medio pie atrás es lo de la narración infantil que describis. Pero supongo que será parte del encanto.
    Definitivamente está en mi lista de lectura, así que tarde o temprano lo voy a leer.

    Muy buena reseña.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola Sofiii, cómo estás?
    Este libro lo tenía visto desde hace unos días, porque la portada es bellísima, pero tu reseña me lo vendió, así que voy a pedirlo en las novedades, quiero leerlo yaaa.
    Besote

    ResponderEliminar
  3. Hola! Me hice con el libro por las buenas opiniones que tiene pero aun no me he animado a leerlo. A ver si lo hago pronto porque por lo que veo merece mucho la pena.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Holaaa!
    No me llama la atención para nada, pero tengo que decir que tiene una portada PRECIOSA♥ Me alegra que tú si lo hayas podido disfrutar y te haya gustado~~ Un besico.

    ResponderEliminar
  5. Hola Sofi! la segunda guerra y el paralelismo de ese mundo de las muñecas invadido por las ratas me interesó, sin leerla no puedo opinar pero el tono infantil me desconcierta un poco. Igual entiendo el planteo, además no puedo negarte que la portada es hermosa.
    Un placer leerte, besos

    ResponderEliminar
  6. Holaaa, qué padre que te gustara tanto el libro, uff, uno piensa que solo en ciertos lados se vivió la ocupación nazi, pero lo cierto es que estuvieron por todos lados repartiendo el horror, y bueno, me parece interesante el formato de este libro y lo que cuenta, ojalá un día de estos pueda leerlo :D
    ¡Beesos! :3

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Lo primero, ¡qué portada tan preciosa! Y lo que planteas respecto a la SGM mezclado con la inocencia de los juguetes me parece tremenda. Así que si lo consigo, lo voy a leer. A pesar de no conocer el libro hasta ahora siento que me va a gustar.

    ¡Un beso!
    Tami

    ResponderEliminar
  8. Ya lo había visto. De hecho tuve mis dudas de si compraba este o la Casa de las Miniaturas, y al final cogí el segundo, porque la serie me encantó. (Creo que ese también te gustaría, si tienes dudas puedes leer la sinopsis). Esta historia me recuerda al Cascanueces, por razones obvias. Y veo que te siguen gustando las novelas ambientadas en Europa Central. Aunque si te soy sincera no recuerdo ninguna leyenda de allí con estas características. Lo que sí tienen son tiendas artesanales de muñecos, cuando estuve en Cracovia estuve a punto de comprar una, porque son muy originales. Gracias por la reseña. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! ^^
    Este libro me llamó la atención desde que vi su portada, que me parece preciosa. Después he ido viendo reseñas que lo ponen muy bien, y me atrae mucho esa mezcla tan peculiar de géneros que tiene la historia, la parte real y la parte mágica. Estoy segura de que me va a gustar :)

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola Sofi!
    Hace tiempo vengo viendo esta novela en Goodreads y varios booktubers españoles que suelo seguir la han recomendados, con tu post creo que ya tengo razones suficientes para darle una oportunidad, sobre todo me pasó lo mismo que a vos, me atrapó muchísimo la portada (Sobre todo porque colecciono muñecas hace mucho tiempo y me estoy muriendo de ganas por tener esa belleza en mi librero)

    ¡Un beso y un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Hola.
    Me pasó igual en cuanto vi la portada fue amor a primera vista y le tengo muchas ganas, además de tu reseña que me ha encantado tengo otras opiniones de amigas y estáis todas de acuerdo en que es una lectura entrañable, tengo que ver la manera de hacerme con él.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  12. Hola Sofi! las reseñas que leí de este libro fueron todas positivas, y siempre me llamó la atención. Me gustan esos libros que tratan temas históricos con otra mirada, como acá con las muñecas y ratas. Se ve interesante. Ojalá pueda leerlo! Beso :)

    ResponderEliminar
  13. Helloooo! Uy, yo quiero leer esta novela desde que salió, ni siquiera sabía de qué iba pero la portada es de las que llaman como una luz de neón jeje Me parece una historia encantadora y seguro que la disfruto tanto como tú, que ya sabes que yo a las ambientaciones le doy mucha importancia y esta parece preciosa <3
    ¡Besitos Sof!

    ResponderEliminar
  14. Holis, tenías mis dudas con el libro pero veo que no era un libro tan fantasioso como esperaba si va más por la crudeza de la Segunda Guerra y la ocupación en Polonia si fue de las cosas más jodidas...
    Para tener en cuenta!

    ResponderEliminar

Nos descubrieron, por fin nos descubrieron. Pasen y vean, qué lindas tolderías: