miércoles, 5 de junio de 2019

La sombra del zorro + Catwoman. Soulstealer - Doble reseña

Hace mil años, el gran dios Dragón fue invocado para conceder un deseo terrible, y la tierra de Iwagoto se sumió en una era de oscuridad y caos. Ahora se concederá un nuevo deseo a aquél que sea el poseedor del Pergamino de las Mil Oraciones.
Criada por monjes en un templo escondido, Yumeko ha sido entrenada para ocultar su naturaleza. Mitad zorro kitsune, mitad humana, su habilidad para transformarse sólo es comparable con su inclinación por las travesuras. Hasta el día en que su hogar es arrasado por demonios del averno y se ve obligada a huir con el mayor tesoro del templo, una parte del antiguo pergamino sagrado.
Kage Tatsumi es un misterioso samurái del Clan de la Sombra, un guerrero que ha recibido la orden de recuperar el pergamino a cualquier precio. Pero el destino pronto une a Tatsumi y Yumeko. Con la promesa de guiarlo hasta el tesoro anhelado, Yumeko establece una peligrosa alianza que le ofrece su mejor esperanza de supervivencia. Pero él busca lo que ella ha escondido, ¿y si su engaño es descubierto?
Con un ejército de demonios pisándole los talones, y acompañada por el más insólito de los aliados, los secretos de Yumeko son más que una cuestión de vida o muerte. Son la clave del destino del mundo.

Desde mi experiencia con la saga Las guerras del loto, de Jay Kristoff, soy muy cuidadosa a la hora de elegir novelas con ambientación japonesa, especialmente si se trata de mundos de fantasía inspirados en Japón. Quienes leyeron mis reseñas sobre esa saga sabrán que terminé reconciliándome, pero de todas formas me mantengo cauta al respecto. Por eso, cuando me encontré con esta novela, decidí tomarla con pinzas. Le tenía un poco más de fe por la autora, pero aun así no quería ilusionarme. Entré a sus páginas con cuidado y salí muy contenta de haberle dado una oportunidad.

Fuente
Debo ser sincera, de todas formas: esta novela contiene un montón de tropos y clichés. ¿Por qué no me molesta ni me importa? Porque funcionan. Porque están bien usados y, además, son todos los que me gustan. Profecías, objetos mágicos, guerreros, brujas, fantasmas y otras criaturas mitológicas. Un shinobi que no puede permitirse sentir a cargo de proteger, para su conveniencia, a una medio kitsune ingenua. Un ronin irreverente, un espadachín misterioso. Todo un grupo de outcasts camino a cumplir una misión de la que, a fin de cuentas, no saben demasiado. ¿El enemigo? Una fuerza sobrenatural nacida de los mismísimos infiernos. No quiero contar demasiado de esta aventura porque es tan, tan satisfactorio ir descubriéndola de a poco... Es, en cierta forma, episódica y casi se siente como ver una serie.

Los personajes son el gran sí de la novela. Variados, profundos y entrañables. Yumeko me gustó muchísimo porque su ingenuidad no se hace pesada. Es curiosa, amable y está unida de forma ineludible con la naturaleza y el mundo espiritual. Tatsumi es un shinobi —ninja— que carga con una espada legendaria poseída por un demonio, por lo que no puede darse el lujo de dejarse controla por sus emociones. Estos son los personajes que nos narran la aventura, pero por el camino se encontrarán con Okame-san, un ronin sarcástico pero querible, y algunos otros personajes no tan amistosos. Me encantó la dinámica entre los personajes principales, el humor, los vínculos y la forma en la que entienden el mundo, cada uno de ellos. También disfruté de los villanos y de cómo, a pesar de tener menos profundidad —ahí se me hicieron muy de anime de los viejos, no sabría explicarlo—, insinúan algo mucho más oscuro y difícil de vencer.

Fuente
La ambientación, al final, me terminó pareciendo preciosa. No se llena la boca de cosas que no entiende, sino que toma los mitos de forma respetuosa para crear un mundo delicado y lleno de magia. Es muy fácil sentirse parte del universo creado, de lo bien descrito que está y lo importante que es para la trama. Además, la prosa transmite muy bien la fascinación de Yumeko hacia todo lo que conoce. El japonés utilizado no me pareció incorrecto y hacia el final hay un glosario, además de que la novela en sí cuenta con bastantes notas al pie, sin interrumpir la inmersión en la historia. Para que todo fuera aún mejor, leí con la banda sonora de La princesa Mononoke de fondo y me pareció de lo más apropiado.

Podría hablar muchísimo más de este libro, pero elijo no hacerlo porque quiero que se adentren en él como yo, sabiendo poco y con más intriga que otra cosa. Es una novela preciosa, que disfruté montones a pesar de los clichés, que me importaron poco y nada. Me quedo con sus personajes y con la ambientación maravillosa, con una historia que me atrapó montones. Muero de ganas de leer la segunda parte y espero, de corazón, que ustedes también elijan meterse en este mundo increíble.



///



Selina Kyle es Catwoman. Y cuando el murciélago no está en la ciudad, la gata sale a jugar. Ha llegado el momento de saber cuántas vidas tiene esta gata.

Selina Kyle es una ladrona.
Dos años después de huir de los suburbios de Gotham, Selina Kyle regresa bajo la identidad de la rica y misteriosa Holly Vanderhees. Con Batman fuera en una misión trascendental, pronto se da cuenta de que este es el mejor momento para hacerse con la ciudad.
Luke Fox es un héroe.
Luke quiere demostrar que está preparado para enfundarse en su traje de Batwing y proteger a los ciudadanos de Gotham. Para ello, se propone atrapar a una nueva ladrona que merodea por las calles y que, junto con Poison Ivy y Harley Quinn, está causando estragos en la ciudad.
En Gotham nadie es lo que parece.
A pesar de haber trabado algunas amistades inesperadas, Selina juega desesperadamente al gato y al ratón: durante el día coquetea con el guapísimo Luke Fox y por la noche lucha contra Batwing.
La inteligencia de Catwoman podría convertirse en la ruina de Batwing, pero una amenaza del pasado la persigue... ¿Será capaz de llevar a cabo el atraco más cercano a su corazón?

De esta colección de libros, Catwoman era uno de los que más me atraía. No solo porque es un personaje de DC que siempre me gustó mucho, sino porque la autora es nada más ni nada menos que Sarah J. Maas, una de mis escritoras favoritas. Además, había leído Wonder Woman de Leigh Bardugo y me pareció una buena novela. A decir verdad, tenía preocupaciones para con este porque había leído también reseñas tirando a negativas, pero, al final, ni muy muy ni tan tan. Me pareció un buen libro, pero no me maravilló.

Fuente
A diferencia de otros lectores, no voy a meterme en si fue una buena representación del icónico personaje que ya todos conocemos. No porque me parezca mal, sino porque carezco de tal conocimiento. Soy consumidora ocasional y no me cambia demasiado que alteren una backstory o que le den nuevas motivaciones o intereses amorosos a estos personajes. Respecto a este tema en particular, desde el vamos tenemos un origen muy claro para esta Selina Kyle, a la que vamos a conocer más que nada durante su adolescencia. La conocemos cuando vive sola con su hermana Maggie y trata de mantenerlas a ambas, de pagar las cuentas del hospital de Maggie mientras se arriesga en peleas clandestinas. Luego, años más tarde, tenemos el producto de su entrenamiento en la Liga de Asesinos

Aquí volvemos a algo que hay que tener en cuenta: son novelas juveniles, con enfoque en un público adolescente. ¿Qué quiere decir? En este caso, que fueron específicamente planificadas para que sus protagonistas fueran adolescentes y apeleran a ese público en particular. No quiere decir que nadie más pueda leerlas ni que los cómics u otros medios no sean para ellos, sino que la idea central es otra. Por lo tanto, es de esperar que se centre en otros aspectos. Quizás por eso fans más metidos en este universo puedan sentirse extrañados, pero creo que a la vez es una buena puerta de entrada para lectores de estos autores que quieran empezar a meterse.

No sé si es necesario a esta altura que les cuente sobre la maravillosa prosa de Sarah J. Maas, lo genial que es para las escenas de acción y para provocar tensión entre los personajes, pero lo destacto de nuevo porque puedo. Si bien creo que la disfruté más en sus novelas de fantasía, la narración fluye muy bien. En cuanto a la ambientación, no sé si me sentí del todo en Gotham, pero habría que chequear qué es Gotham para mí en particular.

Fuente
Los personajes —y me refiero a los de la novela, no como adaptación— los encontré sólidos y diversos. Me gustó que la historia no solo se centrara en un romance, y que este romance no fuera empalagoso sino más bien una atracción que potencialmente podría ser algo más. También fue un punto a favor tener a Poison Ivy y Harley Quinn y, más que la dinámica entre ellas, resaltaría la amistad que se genera entre las tres. Selina me hizo acordar un poco a Celaena, la protagonista de Trono de cristal. No tuve problemas con ella y disfruté de sus conflictos, pero a veces era demasiado eficiente en cosas.

En definitiva, dudo que sea la mejor adaptación, pero tampoco creo que busque eso. Es un libro entretenido, que engancha y que puede abrirle las puertas del universo de DC a un montón de gente que por ahí ni se lo planteaba. Para mí, rinde.

Y, ¿ustedes? ¿Leyeron alguno?

14 comentarios:

  1. ¡Hola Sofi!
    Primero que nada, me quedé con ganas de leer La sombra del zorro, la verdad es que la saga que mencionas de Jay Kristoff la tengo pendiente, y ahora confieso que tengo miedo, voy a tener que leer tus reseñas de esta saga jajaja.
    Con respecto a Catwoman no me terminó de cerrar, si bien no está mal me parece que Sarah puede rendir más. Al menos esa es la idea que tenía de ella tras haber leído opiniones de sus trabajos anteriores.
    Por ello voy a ver si este año, cuando me recupere del mal gusto que me dejó con Catwoman quiero leer sus otros trabajos ya que sigo escuchando maravillas sobre Trono de cristal y Una corte de rosas y espinas.
    Espero poder amigarme con Sarah pronto.
    Muchas gracias por tus reseñas Sofi, siempre es un placer leerte.

    ¡Un abrazo y un beso!

    ResponderEliminar
  2. Sofi, muchas gracias por ambas reseñas. Me dejaste con muchas ganas de leer La sombra del zorro, hace tiempo venía esperando tus comentarios al respecto. De Catwoman yo también había leído comentarios medio malos y me daba miedo incursionarme en los libros de J Maas con ese. Ahora que ya empecé ToG y se qué voy a seguir leyendo a la autora si o si, y que leo tus pensamientos de él no dudo en darle una oportunidad en algún momento. Nos leemos linda, besotes ♡

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola qué tal! acabo de encontrar tu blog y ya me quedo por acá :D gracias por las dos reseñas, el libro que llamó más mi interés fue la sombra del zorro, que por cierto ya he visto varias reseñas sobre él, ya veré pronto por qué tan famoso. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Hola :)
    La verdad es que después de haber leído las dos reseñas no me llama ninguno, aunque el de la Sombra del Zorro tiene buena pinta, pero no me llega a llamar.
    Gracias por las reseñas.
    Kiss for you

    ResponderEliminar
  5. Hola Sofi!!
    Sobre catwoman lo dejo pasar.
    El libro de la sombra del zorro si que me lo llevo anotado, suena muy interesante, me gusta muchísimo la fantasía y creo que este libro podría gustarme, además la ambientación me llama!
    Bueno, primero debo terminar el reto de leo luego compro y luego ya lo conseguiré!
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, corazón!
    El primero lo vi en novedades y aunque me llamó momentáneamente, lo descarté en seguida porque no puedo leer todo lo que me gustaría XD Además, te dejo que me mates porque aún no he visto La princesa Mononoke...
    Y Catwoman lo tengo más o menos a la mitad porque lo pausé hace unos meses y ahí sigo jeje Aunque tienes razón, ahora que lo dices me falta la sensación de estar en Gotham y no me había fijado en eso ;)
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
  7. Necesito leer La Sombra del Zorro! Aunque tengo mucho hype, y eso me da un poquito de miedo. Y en cuanto a Catwoman... es un retelling de Trono de Cristal.

    ResponderEliminar
  8. Hola Sofi! Realmente necesito leer La Sombra del Zorro, se ve muy genial. En cuanto a Catwoman lo leí y de verdad lo odie.
    Saludos, nos leemos.

    ResponderEliminar
  9. Hola.
    La sombra del zorro me lo regalaron hace poco y la verdad es que le tengo unas ganas tremendas y más que adoro todo lo que tiene que ver con Japón, me fascina que la ambientación sea tan respetuosa y los personajes tan profundos, espero pronto darle una oportunidad.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! Empecé La sombra del zorro hace un par de meses y... tuve que dejarlo porque estaba entrando en un bloqueo y no quería que fuera a más. La trama y el mundo me llamaba desde un momento pero no sé que pasó porque no pude continuar como me imaginé. Quiero volver a darle una oportunidad, pero ahora voy con miedo por si me sigue ocurriendo lo mismo o lo adoro a la segunda como bien me ha pasado con muchos otros libros, así que a ver que hago con esta novela. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! =)
    Catwoman estuvo bien y el otro lo tengo pendiente, espero disfrutarlo como tú :P

    Un abrazote ^^

    ResponderEliminar
  12. Holaaa, gracias por las reseñas, uff, sí que he querido leer a Julie pero nada que lo consigo, me llama la ambientación con todo y los tópicos, sí eh, cuando se manejan bien está bastante bueno :D Uff, WW no conseguí leerlo pero tengo muchas ganas de continuar con más de la serie, a ver cuándo :P
    ¡Beesos! :3

    ResponderEliminar
  13. ¡¡Hola!! qué alegría da ver de nuevo reseñas y sobre todo en blogs que siempre he solido visitar! sin duda alguna creo que ahora necesito algo que no sea muy denso para volver a comenzar, un besazo guapísima!!

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola!

    Tengo muchas ganas de leer ambos, de La Sombra del Zorro no conocía mucho y no conozco mucho tampoco de la cultura japonesa pero parece interesantísimo; por otro lado, le tenía muchisimas ganas a Catwoman, pero vi un montón de reseñas negativas que me desmotivaron un montón, me alegra haber leído la tuya!

    Besos!!

    ResponderEliminar

Nos descubrieron, por fin nos descubrieron. Pasen y vean, qué lindas tolderías: