miércoles, 22 de mayo de 2019

La puerta del bosque - Reseña

Alice, una chica de diecisiete años, y su madre se han pasado la mayor parte de su vida de un sitio para otro, siempre un paso por delante de la extraña mala suerte que les pisa los talones. Pero cuando la abuela de Alice, la esquiva autora de un libro de cuentos espeluznantes, muere en su finca del bosque, Alice descubre hasta dónde puede llegar su mala suerte. Especialmente cuando su madre desaparece y deja un extraño mensaje:

NO TE ACERQUES AL BOSQUE DE LOS AVELLANOS

Para recuperarla, Alice tendrá que adentrarse en el mundo en que nacieron las historias de su abuela y donde quizás encuentre la razón del estremecedor final de la historia






Sabía que este libro me iba a gustar. Me atraía muchísimo y lo miraba con ojitos cariñosos cada vez que se me cruzaba. Lo que no sabía era que me iba a gustar tanto. Lo leí durante la #LCBosque, así que probablemente puedan leer otras reseñas además de la mía. Esto fue bueno porque pude comentar con otros lo inquietante y macabro que es el libro a veces. No esperaba que lo fuera y me sorprendió para bien.

Fuente
La historia me succionó casi de inmediato. Tiene varios de los elementos que hacen que algo me atrape y me gusta, y si leen este blog desde hace tiempo seguro se van a ir dando cuenta. Nos cuenta la historia de Alice, una chica que desde siempre ha vivido huyendo, aunque no tiene claro de qué. De una especie de mala suerte que las persigue a ella y a su madre. Su madre, hija de Altea Proserpina, una escritora de cuentos infantiles ermitaña a la que Alice nunca llegó a conocer, aunque le fascina. Así, mientras nos cuenta sobre su vida nómada y la estabilidad que han ganado a regañadientes en el último año, nos damos cuenta de que hay algo más. Y entonces todo cambia, todo se precipita y lo que ella creía cuentos de hadas se vuelve una realidad siniestra imposible de evitar.

En verdad, la trama va volviéndose cada vez más oscura y menos urbana. Pasamos de un Nueva York apabullante a la quietud sombría de los bosques para adentrarnos de a poco en ese mundo alternativo que es el Interior. La historia va volviéndose cada vez más bizarra conforme vamos perdiendo urbanidad. Más fantasiosa, digamos.

Fuente
Una de las cosas que me atraparon fue que la protagonista es bastante particular. Dentro de ella hay un enojo que a veces no sabe controlar. Tiene un carácter bastante fuerte e incluso puede llegar a darle miedo a otros personajes. Es bastante cínica, qué decirles. No es mala, eso sí. Y demuestra compasión en más de una ocasión. En verdad, es una persona que no tiene claro cuál es su origen, su hogar. Su identidad. Estos son los motores de la novela, aunque lo que parezca mover la trama sea la búsqueda de su madre y sobrevivir al Interior. Creo que saber quién es y por qué está allí es lo más importante en esta novela. Y no decepciona.

Alice es nuestra protagonista, pero estoy encantada con los personajes secundarios. La madre de Alice, Ella, es la persona más importante para ella y se ha encargado de sacarlas adelante desde siempre. Su actual esposo y la hija de este me hicieron reír, aunque también sentí compasión por ellos. Ellery Finch, que termina ayudando a Alice cuando su madre desaparece, empezó como un cliché de hipster y vaya giros que dio. Muy satisfecha con eso. Altea Proserpina es tan mítica que a esta altura yo también soy fan. Y no quiero hablar de muchos más porque ya entramos en el terreno del spoiler, pero qué interesante fue conocer a cada uno de ellos.

Fuente
Los cuentos de hadas son cruciales en esta novela. En particular, los del libro de Altea. Son cuentos vivos, Historias con H mayúscula. No voy a contarles más para no arruinarles la sorpresa, pero sí voy a decirles que hay un par de cuentos incluidos en la novela y son excelentes. Retorcidos, inquietantes, imposibles de dejar de leer. Aunque no los lean de noche, no sean como yo. A mí estas cosas me fascinan, además de que la combinación de cuentos de hadas con la realidad, libros imposibles de encontrar, personajes misteriosos como Altea... bueno, me puede. Toda la parafernalia alrededor de esta mujer, sus fans y lo difícil que es conseguir el libro o información, fa, me atrapó pila.

Me gustó mucho la prosa. Prolija, aunque no de una sencillez carente de contenido. Sabe cómo inquietar al lector, enganchar y que sus palabras transmitan las cosas más bellas y las cosas más horribles. Me alegró que no fuera un lenguaje recargado, sino lo que necesitaba la historia. Muy bien en este aspecto.

Fuente
Creo que la ambientación se lleva el premio. Más allá de que la atmósfera está logradísima independientemente de dónde transcurra la acción, utiliza muy bien los ambientes para transmitir sensaciones. En Nueva York, la de ser observada constantemente. En la carretera, la de vulnerabilidad. En los bosques, la de no saber qué sucede. Las descripciones no apabullan, pero nos sentimos ahí. Perseguidos entre la muchedumbre neoyorquina, en la ruta solitaria, en el bosque intermedio o en el misterioso Interior. Cada vez más cerca de la fantasía, del horror, del centro de toda la cuestión. Como les digo, muy logrado.

No sé si hace falta que lo diga, pero es una novela que me encantó. Me atrapó, me hizo sentir algún que otro escalofrío —ojo, no es terror— y disfruté montones la lectura. Para mí, súper recomendado y quiero que me cuenten después qué tal. ¿Qué les parece?


La canción es muy este libro, ¿no les parece?

9 comentarios:

  1. Hola!

    Cuando vi este libro en Papacito fue como "COMPRALO COMPRALO COMPRALO COMPRALO COMPRALO" pero al entrar a Goodreads me decepcionó un poco y terminé eligiendo otro ... que te haya gustado tanto me anima a leerlo. Ojalá corra la misma suerte.
    Gracias por la reseña.

    Nos leemos ♥

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Este libro me llama mucho desde hace tiempo y no he tenido oportunidad de comprarlo.
    Me alegro mucho de que te haya gustado, quizás eso me anime un poco más. :D

    Muchas gracias por la reseña, saludos ♥

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Sofi!
    Creo que tras leer tu reseña en algún momento le daré una chance, tenía miedo de acercarme ya que es una trilogía (creo) y ya tengo tantas para continuar leyendo que los bolsillos no me dan a basto.
    Me alegro de que te gustara y de que por fin publicaras esta reseña.

    ¡Un abrazo y un beso!

    ResponderEliminar
  4. hola Sofi!
    Me ha llamado muchísimo la atención, este tipo de libros que se sienten tan reales me encantan, aunque siendo sincera luego no puedo dormir. Me llevo este libro anotado porque suena muy bien.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  5. Hola.
    En su momento cuando salió aquí en España me lo mandaron pero el repartidor lo devolvió a la editorial y nunca más supe de él, es una pena porque por lo que veo me hubiera gustado mucho, a ver si puedo hacerme con él en el futuro no muy lejano.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Holita, Sof!
    (Madre mía, Altea Proserpina... Suena a mitología griega XD)
    Conocía el libro, obvio, pero lo habia descartado porque no tiene nada que de primer vistazo de me destaque sobre otros libros, pero es que logras convencerme, chiquilla XD
    Se nota que te ha encantado y que si te hago caso no me voy a arrepentir ;)
    ¡Besoteees!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! ^^
    Pues a pesar de tu valoración tan positiva no me llama especialmente, así que lo dejaré pasar. No lo veo de mi estilo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Hola, Sofi! Me alegra saber que te gustó y Santiag tiene a alguien con quien fangirlaer xD De mi parte el libro no me gustó, pero al día de hoy sigo sin saber por qué, simplemente no lo disfruté. Tal vez fue por el momento en que estaba, tratando de obligarme a leer para no caer en un bloqueo lector (en el cual terminé cayendo), pero definitivamente leí este libro en un mal momento.

    ResponderEliminar
  9. Hola linda. No sé, la verdad que es no tenía muchas ganas de leer este libro pero ahora que leí tu reseña me pico el bichito. Capaz lo lea en algún momento. No sé, veré si entra en mi Excel (? Jajajaj. Besitos, nos leemos ♥

    ResponderEliminar

Nos descubrieron, por fin nos descubrieron. Pasen y vean, qué lindas tolderías: