viernes, 21 de octubre de 2016

Los Apátridas II. La Sucesión - Reseña

Tras el atentado de Messis, Latanisha viaja a la estación espacial de Andersson para terminar con su formación como resucitadora. Sin embargo, aunque es un lugar cosmopolita y deslumbrante, no es ni de lejos un paraíso. Las nuevas amistades traerán consigo nuevos problemas y la tensión será cada vez mayor.
En la Tierra, mientras tanto, los transigentes siguen ganando terreno. Pero todo avance tiene un precio, y ni siquiera el líder, Armand Luzbel, está a salvo de las tretas del destino.
En esta segunda entrega, los protagonistas deberán luchar contra la manipulación, la desconfianza y las pasiones más bajas. Y tendrán que hacerlo rápido, porque la Sucesión tiene planes para todos y se mueve deprisa.
Los Apátridas es una trilogía de fantasía y ciencia ficción compuesta por: La Resucitadora, La Sucesión y El asesino de secuencias. Una trepidante historia en la que el bien y el mal se confunden y donde la ley no siempre es sinónimo de justicia.

Esta es la reseña de la segunda parte de Los Apátridas, por lo que puede que haya spoilers del primer libro, La Resucitadora, cuya mini reseña pueden leer aquí. Este es otro de los libros que tengo la suerte de haber podido corregir para Escarlata Ediciones.

Tenía montones de ganas de leer este libro, sobre todo porque el final del primero nos deja en un cliffhanger impresionante. Terminás de leer y quedás tipo: «¿DÓNDE ESTÁ EL SIGUIENTE? I NEED IT». Bueno, acá está. Y los que leyeron el primero estarán de acuerdo conmigo en que lo estamos recibiendo con una bien merecida ansiedad.

La Sucesión retoma la historia desde los eventos del final de La Resucitadora, y no tarda en devolvernos al emocionante universo que ha logrado crear la autora. Por un lado tenemos a Latanisha, que se dispone a formarse como resucitadora en Andersson, acompañada de los apátridas que conocimos anteriormente, por otro tenemos a Armand Luzbel y los suyos, y por el otro, de formas más breve —aunque inolvidable, pero no quiero spoilear— a Marc Lucien. También se incluyen unos cuantos puntos de vista menores, pero claves para poder entender la historia en todo su esplendor. Si bien esto puede afectar a la historia en cuanto a velocidad, a mi entender es imprescindible.

Fuente
La Sucesión no tiene el mismo ritmo vertiginoso de su sucesora, pero destaca en otros aspectos. Ahora empezamos, por fin, a conocer más de este mundo que creó Ester, un universo lleno de posibilidades, de razas diferentes, de tecnología que nos deja con la boca abierta. Todo lo que acontece en la base de Andersson me maravilló, y aunque pueda parecer un poco lento, creo que estas explicaciones son necesarias. Se nos introduce también el mundo político de la Cúpula, que puede ser quizás lo más difícil de recordar durante la lectura, pero que va a dar mucho juego durante este volumen y el siguiente, eso sin duda.

Ojo, esto no quiere decir que no haya acción. La hay y es muy intensa, escenas en las que uno tiene miedo por los personajes, porque una cosa es cierta: nadie está a salvo. Hubo momentos en los que realmente sufrí, y lo más increíble es que sentí ansiedad por saber qué le iba a pasar a personajes que no me caían bien para nada.

Quizás el punto más fuerte de este libro sea ese, el desarrollo de los personajes, que en el primero, dada la velocidad de la trama, no pudimos terminar de conocer del todo. Aquí la autora se toma el trabajo de profundizar en la psicología de la mayor parte de ellos, y también en sus backstories. Personajes más secundarios en el anterior, como por ejemplo Baltazar y Lavinia, cobran un protagonismo más fuerte, mientras que otros como Simonette y spoiler Gallien Maxwell spoiler quedan un poco más a la sombra. Esto no quiere decir que sus papeles no sean importantes, porque, en serio, lo son. Y vaya si lo son.

Lo que más me gustó, como anticipaba antes, es la capacidad de Ester de hacernos empatizar con todos. Leí por ahí reseñas del primer libro que tomaban como negativo «no saber quiénes son los buenos y quiénes son los malos». Bueno, gente, bienvenidos a la vida, supongo. Tanto en el mundo de Los Apátridas como en el nuestro, la gente pertenece a una escala de grises en la que persiguen sus intereses. No hay forma de posicionarse en un bando, porque detrás de todos hay una clara corrupción, y aun así sentimos miedo y ansiedad por el futuro de todos. Esto es un logro inmenso y no voy a dejar de remarcarlo. ¿Punto en contra? Mis polainas.

Una de las cosas que más disfruté es spoiler el anticipado romance entre Latanisha y Sonny. Una relación que se construye desde la confianza y las experiencias compartidas, no en que los personajes estén buenos y haya una atracción instantánea. No, acá es todo muy lindo, muy tierno, y también un poco triste. No quiero spoilear, así que lo dejo por acá spoiler. Para saber más sobre spoiler Simonette y Gallien, sin embargo, vamos a tener que esperar a la tercera parte. Lo bueno es que después de... ciertos eventos traumáticos, Simon va a dejar de ser la niña boba insoportable que es durante buena parte del libro y a tomar más consciencia de lo que pasa a su alrededor. Y ahora que sabe la verdad, bueno, tengo muchísima ganas de saber qué sucede spoiler.

Fuente
En esta segunda parte conocemos a un montón de personajes nuevos, también, que a riesgo de confundir al lector, parecen ser fundamentales a futuro. Además, amplían el mundo social de Latanisha, por ejemplo, y nuestro conocimiento sobre el funcionamiento de la Cúpula. Y qué decirles, no es fácil lograr lo que Ester se propone en esta obra. Crear un sistema como tal, que sea creíble y funcione, implica un montón de investigación y detalles. Entenderlo sin que la obra refleje algunos es casi imposible. Supongo que este libro es crucial, por esto mismo, para que el tercero pueda disfrutarse plenamente. Todo esto se nota en la prosa, que esta vez puede resultar menos dinámica que en el anterior, pero es fácil de entender, ágil y en muchos momentos, muy linda. 

Para ir redondeando, La Sucesión es una secuela consistente, fascinante e intensa. Deja todo pronto para una tercera parte impresionante y épica, un final de trilogía que necesito ya mismo. Dale, Ester, apurate, porfis *hace pucheros*.

8 comentarios:

  1. ¡Holaa! Qué padre que te haya gustado tanto el librito, y además, que la trilogía vaya por tan buen camino, igual pasé por encima, porque se nota una historia muy buena que probablemente pronto vaya a verla ;)
    ¡Beesos! :3

    ResponderEliminar
  2. Hola! Quiero leer tanto el primer libro como este segundo, pero quiero hacerlo cuando esté el tercero ya publicado para leerlos seguidos. Me alegro mucho que te haya gustado tanto :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Tuve la oportunidad de leer la primera entrega y quede bastante enganchada con el mundo que creó la historia, la manera en que planteo cada situación y en que nos mantenga con la intriga de que quienes serán los buenos y quienes los malos. Hace poco pude conseguir esta segunda parte, espero tener tiempo pronto para embarcarme en la lectura.
    Gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Isa. Mirá, con sinceridad, dudo mucho que sepamos quiénes son buenos y quiénes son malos. Bah, lo que dudo es que Ester haga esa distinción. A eso me refería en la entrada.

      Un besito, espero ver pronto tu opinión del libro <3

      Eliminar
  4. Hola Sof!!!
    El primer libro me llamaba la atención y viendo que en este se profundiza más en la historia pues le tengo más ganas :D
    Aunque me esperaré a animarme a que salga el tercero ;P
    Nos leemos, besos ^^

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! No había oído hablar de este libro, esta vez lo dejo pasar por que no me termina de convencer ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    No conocía este libro hasta que lo he visto aquí en tu blog. La verdad es que no es el tipo de lectura que me gusta, por esta vez creo que lo voy a dejar pasar.
    Gracias por tu reseña. Nos leemos. Kisses ^^

    ResponderEliminar

Nos descubrieron, por fin nos descubrieron. Pasen y vean, qué lindas tolderías: