miércoles, 14 de agosto de 2019

Sophie en los cielos de París - Reseña

Tras hundirse un barco en el Canal de la Mancha, una niña de apenas un año aparece flotando en un estuche de violonchelo y es rescatada por un erudito y aventurero londinense llamado Charles Maxim. De esta forma tan extraordinaria comienza la conmovedora historia de Sophie y Charles, quien, una vez constatada la desaparición de la madre de la niña, se convierte en su tutor legal. Sin embargo, con el paso del tiempo, se apodera de Sophie la idea de que su madre sobrevivió al naufragio, y aunque Charles le advierte que eso es casi imposible, para ella el «casi» significa que existe «alguna» posibilidad, y ésta, por remota que sea, jamás debe descartarse.
Así pues, a pesar de que la única pista que tienen es una dirección parisina grabada en el estuche del chelo, Charles, que lo daría todo por verla feliz, accede a acompañarla a París para iniciar la incierta búsqueda. Allí, en una noche mágica, Sophie conoce a Matteo y sus amigos, unos jóvenes vagabundos que recorren la ciudad por los tejados y que enseguida se prestan a ayudarla para que su sueño se haga realidad.

«Una escritora con una voz profundamente personal y una imaginación fecunda.» Philip Pullman

Llegué a esta novela gracias al Infoblog del año pasado y a la generosidad de Gussi, que regaló libros a los participantes. No tenía mucha idea, la verdad, pero ya saben que no puedo resistirme a libros con protagonistas que tienen mi mismo nombre. Pasó mucho tiempo y, entre otras lecturas más urgentes, lo dejé estar, aunque nunca salió de mi mesa de luz. Ahora, en el mes de mi cumpleaños, dije «¿por qué no?» y lo tomé. Y fue un acierto.

Fuente
La novela nos cuenta una historia que, en principio, es de lo más disparatada. Por el tono de la narración y según vamos avanzando, se nota que es intencional. Que es de esos libros que funcionan tanto para niños como para adultos. De esos que mezclan situaciones insólitas con pequeñas dosis de realidad —que vienen siempre de adultos, quienes podrían arruinar la felicidad de los protagonistas — y se las arreglan para salir triunfales y que el lector se sumerja en el relato. ¿Que Charles Maxim encuentra a la bebé en la caja de un cello y decide quedársela y criarla? Sí. ¿Que usan libros en vez de platos hasta que Sophie deja de romoperlos? Precioso. ¿Que hay toda una sociedad de jóvenes y niños viviendo en los tejados de París? Dame. La fantasía toma el poder de esa manera, a pesar de que la única magia está en la forma en que se nos cuenta esta historia tan particular.

Es importante hablar de la prosa ahora. De la manera bellísima en que la autora describe las cosas, hace comparaciones inesperadas que, sin embargo, funcionan y transmiten lo que considero que es la esencia del libro. No es una narración pesada ni lenta, el libro se lee muy rápido, pero yo aconsejo que se tomen un momento para apreciar la forma en que está escrito. Es parte de lo que hace que le tomemos tanto cariño a los personajes y a sus peripecias.

Fuente
Sophie es una criaturita salvaje, una niña que creció alejada de las rígidas normas sociales de la época —no sabemos cuál, pero se intuye que no es la nuestra— y cuyas prioridades siempre son aprender, divertirse, ir más allá. Criada llena de amor y libertades por Charles, un hombre muy peculiar y con poca vocación de adulto, es quien quiere ser y no quien otros adultos a cargo quisieran que fuera. A pesar de todo, sigue convencida de que su madre no murió en el naufragio y que puede ir a buscarla. Tras un descubrimiento y ciertos apuros, Charles y ella viajan a París para intentar encontrarla. Y así es como Sophie se encuentra con Matteo y los demás tejabundos, la gente que vive y malvive en los tejados de París. Por supuesto, esto representa un desfile de personajes entrañables, insólitos, que ayudarán a Sophie a encontrarse con su madre. A pesar de los riesgos, que no faltan.

La ambientación parisina es espléndida, distinta a lo normal ya que la perspectiva se ajusta a la novela y a la experiencia de los personajes, tanto en las calles como en los tejados. Da ganas de conocer ese otro París, más cerca del cielo y de las estrellas. La prosa, como mencionaba antes, ayuda mucho.

Tal vez lo único que no me convenció fue el final. A mí los finales abiertos me gustan, y aunque este no lo fue tanto, me pareció abrupto. Quedaron algunos hilos sueltos. Se entiende que no es lo más importante y supongo que la novela va hasta donde le interesaba a la autora. No perjudicó mi lectura, pero me habría gustado que hubiera un poco más de cierre.

Este libro, bastante corto y fácil de leer, me pareció una belleza. Una novela narrada con amor, con personajes queribles y una perspectiva peculiar. De esos que, insisto, pueden ser disfrutados por grandes y chicos. Aunque pase el día del niño, igual lo pueden regalar, eh. A los adultos, también. En serio.

10 comentarios:

  1. wow! que historia bonita y triste a la vez! gracias por compartirla! saludosbuhos

    ResponderEliminar
  2. ¡Holis! A pesar de lo que dijiste del final, voy a leerlo. Me llamó muchísimo la atención y siento que es un libro que voy a disfrutar mucho mucho.

    Besoteeee

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, bella! Me encantó lo que contaste así que me lo llevo apuntado. Me encantan los libros que son para niños y adultos, y que mezcle la fantasía con la realidad de esa manera me llama mucho la atención. Eso si, me da pena lo del final. Ya veremos que me parece. Besitos, nos leemos ♡

    ResponderEliminar
  4. Por la portada pensé que era una historia romántica, pero ya veo que nada que ver. Me llamó la atención lo que decís sobre la prosa de la autora, y me da curiosidad poder llegar a descubrirla.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!

    Lo cierto es que no conocía esta novela hasta verla aquí en tu blog, pero me ha encantado lo que has dicho de ella y sin duda acabará entre mis lecturas, espero que pronto.

    Un abrazo <3

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Sofía!
    No conocía esta novela hasta que la vi en tus historias de Instagram y las de Judith.
    Me gustó la edición, es muy bonita pero en lo personal no sé si lo leería.
    Muchas gracias por la reseña.

    ¡Un abrazo y un beso!

    ResponderEliminar
  7. Hola.
    No conocía el libro pero tampoco es que me llame especialmente, así que lo dejo pasar. Gracias por la reseña.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  8. Hola Sof!!!
    Me he enamorado de este libro con solo leer tu reseña.
    Tiene todos los elementos que me gustan y además es que soy débil por los personajes jóvenes que viven en las calles y aquellos que se niegan a crecer.
    Me lo apunto sin dudarlo <3
    Nos leemos, besos ^^

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! ^^
    Tengo fijación con los libros en los que aparece la Torre Eiffel en la portada, o cualquier cosa relacionada con París, así que me lo apunto sin dudarlo. Es un motivo un poco peculiar para leer un libro, pero así soy yo xD
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. OMG Tengo un marcapáginas conla ilustración de esa portada pero no es de ese libro (!) No conocía para nada esta novela y el nombre de la autora tampoco me suena... Veo que te ha encantado su forma de escribir :) Para mí también es fundamental incluso si la historia es más sencillita jeje
    La verdad es que no tengo claro si estará por acá disponible porque como te digo no la he visto nunca, pero la buscaré :)
    ¡Un abrazo, Sof!

    ResponderEliminar

Nos descubrieron, por fin nos descubrieron. Pasen y vean, qué lindas tolderías: