miércoles, 6 de febrero de 2019

Yo nunca + Noche de pastel y marionetas - Mini reseña doble

A los 15 años, Luz tiene que mudarse a Montevideo con su madre y su hermano, que está por empezar la facultad. Dejar a los amigos de Rocha es difícil, pero también es emocionante pensar en lo que le espera en la capital.
Aunque es inteligente y expansiva, en su nuevo liceo Luz no es tan popular como en las clases de Rocha. Una noche, un grupo de compañeras la invita a una reunión en la que juegan al Yo nunca... A medida que el juego avanza Luz tiene que decidir qué tanto está dispuesta a hacer para pertenecer.

Yo nunca es la historia de Luz en una etapa de obstáculos que debe enfrentar con la ayuda de su familia y amigos. Pero no todo será oscuro: Montevideo le tendrá reservadas un par de personas a las que vale la pena conocer y una increíble revelación que la estuvo esperando toda la vida.

«Mi cabeza es una máquina que va del pasado al presente y del presente al pasado. También me pregunto qué le ocurrirá a mi futuro cercano; no tendré la valentía de continuar mi vida como hasta ahora. Si yo no hubiera… Si tampoco hubiera… es el pensamiento que se apodera de mí como si pudiera dar marcha atrás a todo. […] Quisiera dormirme y despertar dentro de una semana o de un mes. Pero no puedo.»

Creo que la sinopsis explica perfectamente bien de qué trata esta novela de la autora uruguaya Gabriela Armand Ugon. Tuve el gusto de conocerla cuando viajamos a la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires el año pasado, por lo que me daba mucha curiosidad leer alguno de sus libros. Originalmente, mi idea era reseñar este en Escaramuza, pero olvidamos que ya había sido hecho antes (igual sé que ustedes me quieren así de distraída) así que no va a poder ser, pero mientras lo tuve en casa aproveché a leerlo —es muy cortito— para contarles qué me había parecido.

Lo empecé impresionada por las primeras líneas. Nunca había leído nada de Gabriela, así que me llegó lo bien que narra, lo mucho que expresa su prosa. Los personajes se me hicieron queribles de inmediato, por lo humanos y llenos de defectos, incluso cuando los narradores se esfuerzan en obviarlos. No todos los personajes tienen esa cantidad de matices, varios —como los compañeros de clase de Luz— son más estereotípicos y funcionales a la historia, pero los principales saben volverse más tridimensionales. Sobre estos compañeros, me gustó que algunos se redimieran, especialmente porque algunos se me hacían demasiado malos porque sí. Por otro lado, también me pareció acertado que Luz tuviera que lidiar con su vida familiar y con la liceal a la vez. Los que recordamos nuestra adolescencia sabemos que son cosas que tendíamos a separar pero influían la una en la otra.

Donde sí tuve problemas es con los diálogos. Si bien quiero comentar que me encantó que Luz fuera de Rocha y hablara de tú, mientras que la gente de Montevideo habla de vos, como para mostrar más diversidad lingüística, los diálogos en general no me convencieron. Perdía la sensación de inmersión porque sentía que los personajes eran una persona mayor tratando de hablar como un adolescente actual, con algunos aciertos y varios errores. Son cosas que pasan, probablemente, pero si un gurí que va al liceo habla como mis padres, me cuesta. Igual, este es un gran momento para recordar al abuelo Simpson cuando decía: «Yo sí estaba en onda, pero luego cambiaron la onda. Ahora la onda que traigo no es onda y la onda de onda me parece muy mala onda... ¡y te va a pasar a ti!»

Así que, en verdad, disfruté del libro porque es entretenido, cortito y la narración es preciosa. Tuvo sus problemitas, como mencioné, pero no deja de ser una lectura que recomiendo, especialmente si quieren leer a más autoras nacionales.


///

Zuzana podrá ser pequeña pero la timidez no es una de sus características. Su mejor amiga, Karou, la llama "hada rabiosa", "furibunda", y se cuenta por ahí que sus ojos vudú hielan la sangre; incluso su hermano mayor le teme a su mal genio. Sólo que cuando se trata del simple hecho de hablarle a Mik, el Chico del Violín, toda esa valentía la abandona. Pero ya estuvo bueno. Zuzana está decidida a conocerlo mejor, y vaya que tiene un plan y una buena dosis de magia.
Una serie de pistas maravillosamente ideadas llevará a Mik por toda la ciudad de Praga en una fría noche de invierno antes de que finalmente se tope con el tesoro que lo aguarda.








Esa misma noche, dado que estaba en racha de leer libros cortitos, decidí empezar —y terminar— esta novela corta que acompaña la saga de Hija de humo y hueso, cuyas reseñas pueden encontrar también en este blog. Incluso sin leerlas, seguro me han visto hablar de lo mucho que adoro esta saga y cualquier cosa que escriba la autora, así que este libro era un must. Además, Zuzana y Mik son dos de mis personajes favoritos de la saga, que siempre me hacen reír y me llenan de ternura. Tenía que leer sí o sí.

Como se pueden imaginar, Karou y la magia se apartan del papel central para darle lugar a Zuzana y a Mik —sí, ambos son narradores en este libro—, pero eso no quiere decir que no tengan sus apariciones y que estas no sean muy disfrutables. Cronológicamente, no hemos llegado a los eventos del segundo libro, para que se hagan una idea. Este libro narra la cita de nuestros dos ahora protagonistas, la que une sus caminos después de un buen tiempo de mirarse sin decir nada. Así que no esperen nada oscuro ni lleno de acción ni nada de eso; es un libro tiernito.

Tiernito as in me llenó el pecho de sentimientos cálidos y me dejó muy soft. No se confundan: a pesar del título, no tenemos una historia de amor pastelosa y rosada. Nada que ver, Zuzana tiene un carácter muy especial, muy fuerte, y Mik es adorable, pero tampoco es un bobo. Su romance tiene la medida justa de dulzura, de magia y de cosas quirky. Conocerlos un poco más ayuda a seguir shippeando una pareja que ya shippeaba con fuerza.

Además, para los que nos quedamos con ganas de leer más sobre Praga en palabras de esta autora, nos vemos recompensados con las vueltas que da Mik para encontrar a Zuzana en esa noche fría y mágica. Laini Taylor sabe hacer llegar los lugares a los lectores, más que describirlos, y Praga siempre se sintió encantada en sus palabras durante la saga, más allá de lo fantástico. Creo que en este libro se nos permite disfrutar más de la ciudad y de una magia que no tiene tanto que ver con las acciones de Karou.

Me parece que, como novela corta, es perfecta. Quizás no podría sostenerse bien sin la saga principal, aunque sin duda sería una historia adorable y medio extraña, pero como complemento es hermoso y vale muchísimo la pena. Si amaron a estos personajes tanto como yo, les digo desde ya que tienen que leerla. Si no, quizás sea la ocasión perfecta de cambiar de parecer. Recomendado queda, eso seguro.

17 comentarios:

  1. Hola linda, me encantó lo que contas sobre Yo nunca. No sé si son tus palabras tan bellas pero me convenciste de leerlo.

    Aún no leo Hija de humo y hueso, pero me llevo la recomendación para cuando lo haga.

    Besotes ♥

    ResponderEliminar
  2. Hola, bella. A Yo nunca lo he mirado varias veces en la librería y no me había llamado la atencion. Tenemos problemas porque siempre va a parar a la parte de infantiles y...no. Yo adoré Hija de humo y hueso, pero no he leído este otro librito. Me diste ganas.
    Un beso! Nos leemos.

    ResponderEliminar
  3. Gabriela Armand Ugon era mi autora favorita cuando iba al liceo y me da pena como he abandonado sus libros, desde que salí de ciclo básico y no volví a la biblioteca del liceo, no he tocado ninguno de sus libros. Muy mal, Romina, muy mal.

    ResponderEliminar
  4. Hola gracias por la recomendación pero no llame mi atención. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola linda! muy buenas las recomendaciones, el de Pastel y Marionetas sin dudas lo tengo que leer <3
    Y el de Yo nunca no lo conocía, lo voy a vichar a ver si lo tenemos en la librería para recomendarlo.
    Besotes!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! ^^
    Pues no creo que me anime con el primer libro, porque he leído la sinopsis y no me llama la atención, pero la saga "Hija de humo y hueso" no descarto leerla en el futuro.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Hola!! acabo de encontrarme con esta increible iniciativa de seamos seguidores, asi que ya te estoy siguiendo y que espero que tambien puedas hacerlo aqui te dejo el enlace a mi blog https://haru-notes.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. Hola! El primer libro no me llama demasiado la atención. No tengo muy claro que fuera de mi gusto o a mitad de lectura lo tendría que abandonar.
    Hija de humo y hueso tampoco es que me atraiga demasiado con lo que esa historia tampoco me dice mucho. Esta vez los voy a dejar pasar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola, cielo! La primera que nos traes no me atrae mucho por la temática pero a Laini Taylor sabes que la tengo súper pendiente y más viendo cuánto te gusta a ti por esta y otras novelas <3
    ¡Besazoooos!

    ResponderEliminar
  10. Hola!
    Acabo de descubrir tu blog, me quedo por aquí, ya tienes nueva seguidora!
    Gracias por la recomendación
    Besos, nos leemos!

    ResponderEliminar
  11. Hola Sofi.
    Conozco a Gabriela de otros libros y en líneas generales sus historias siempre me gustan mucho. Aún no leo este título, pero espero hacerlo pronto.
    En cuanto al de Laini... lo dejo pasar porque creo que esta autora no es para mí.
    Un beso♥

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola!
    Ya los sumé a la lista de pendientes. Este año quiero leer más autores nacionales y Yo nunca tiene muy buena pinta; por otro lado, leí el primero de Hija de Humo y Hueso hace mucho tiempo pero tengo ganas de retomarla, si lo hago, seguro que me gustaría darle una oportunidad al de Zuzana y Mik.

    Nos leemos.
    Besos!

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola!

    Pues no lo conocía, pero lo cierto es que tiene muy buena pinta, así que no descarto leerlo.

    Un abrazo <3

    ResponderEliminar
  14. Hola Sof! gran tema la creación de los diálogos, verdad? No conozco la obra de ninguna de las dos.
    Nos leemos, besos

    ResponderEliminar
  15. Holuuu!! Eso que comentás de los diálogos en Yo nunca no es un problema menor, porque es la voz directa de los personajes y, si no están bien construidos, es un poco complicado seguirle el hilo al libro.

    Sobre Laini Taylor, tengo pendiente la trilogía de Daughter of smoke & bone hace aÑOS (no miento, hace como 6 años que la quiero leer) y bueno, me alegro que la novela corta te haya gustado <3

    Saludillos de banana,
    Kate.

    ResponderEliminar
  16. Era una reseña como cualquier otra hasta que apareció una cita del abuelo Simpson y me empecé a reir. Del otro libro, aún tengo Hija de humo y hueso para leer.. pronto lo estaré haciendo :)

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola Sofi!
    No conozco a ninguna de las autoras pero me están amenazando ejemejemLulaejemejem para que le de una oportunidad a Laini, espero que este sea su año para encontrarse conmigo.

    ¡Un abrazo y un beso!

    ResponderEliminar

Nos descubrieron, por fin nos descubrieron. Pasen y vean, qué lindas tolderías: