lunes, 30 de enero de 2017

Arena roja - Reseña

FAITH TIENE 12 AÑOS Y VIVE EN ASIA, EL PRIMER MUNDO.
Su objetivo es averiguar por qué su madre y las demás mujeres del vecindario se inquietan tanto cuando alguien las visita.
FAITH TIENE 14 AÑOS Y MALVIVE EN EUROPA, EL TERCER MUNDO.
Su objetivo es superar la academia de gladiadores a la que la han vendido por un crimen imperdonable.
FAITH TIENE 16 AÑOS Y SOBREVIVE... DE MOMENTO.
Ahora cuenta con un único objetivo: venganza








Antes que nada, tengo que agradecer a un par de personas que hicieron posible que yo leyera este libro. La primera es Scarlett, a la que le pedí si compraba el libro por mí cuando se encontrara con Gema en no sé qué feria y después me lo mandó a mi casa, y la segunda es, claramente, Gema, que lo firmó y todo con una dedicatoria súper linda. Muchas gracias a ambas ♥.

Uno de los temas con este libro es que desde que salió hasta el momento de lectura, me topé con montones de reseñas, de todo tipo y color, por lo que ya tenía algunos datos de lo que me iba a encontrar, siempre con distintos puntos de vista. De algunos de esos puntos de vista quiero hablar, pero voy a ir de a poquito. Además, ya se dijo tanto que no tengo ganas de ser repetitiva; voy a ir a lo que me interese resaltar.

La de Arena roja no es la historia trepidante, cargada de acción, que uno puede imaginar a primera vista. Es decir; sí, tiene mucha acción y combates, pero no es un no parar. Es una historia que se toma su tiempo en desarrollar la trama, el mundo y los personajes, que no deja nada al azar —ya habíamos visto esta característica de las historias de Gema en Legado de reyes— y que se va construyendo bloque a bloque. Por más que la engañosa sinopsis parezca indicar que vamos a ver grandes saltos en la vida de Faith, la protagonista, la verdad es que vemos todo su crecimiento y aprendizaje, lo que nos permite conocerla a ella y sus capacidades de una forma mucho más cercana y creíble. Esto no quiere decir que se haga pesada ni que su ritmo sea excesivamente lento, solo que no es un no parar de eventos infartantes, como uno hubiera esperado. Acá, tal y como con Legado de reyes, lo que pasa es que es una historia grande que la autora tuvo que dividir en dos y, obviamente, lo introductorio quedó en las primeras mitades. Eso deja cosas muy jugosas para las segundas, claramente. Lo que sí, a consecuencia de esto me parece que el final de la novela es demasiado abrupto. Es decir, es emocionante saber lo que puede llegar a pasar en el próximo libro, con los indicios que nos dan —en todo el libro hay indicios a cosas más grandes, más emocionantes—, pero en particular lo sentí muy desapasionado. No me dejó una sensación de final. Creo que acá jugó en contra la gran expectativa creada alrededor del libro. Hay que tener ojo con esas cosas.

Nuestra protagonista es Faith, una chica que ha vivido unos cuantos eventos traumáticos después de vivir entre algodones y que ahora es vendida como esclava a una multinacional, para que se entrene como gladiadora —la lucha clásica es el «deporte» de moda en el tercer mundo—. He leído muchas cosas sobre este personaje, algunas buenas y otras malas. Lo que yo saqué es que es una persona fría, a la que le faltó muchísimo amor spoiler después de la muerte de su madre spoiler y que vivió hechos demasiado fuertes para una persona de su edad. Que en vez de enfrentar esos sentimientos se abocó a entrenar duro, pensar en otras cosas y tomar la venganza como objetivo, que guarda en vez de mostrar. Eso, obviamente, un día le va a estallar en la cara. Algunos dicen que acepta las cosas con demasiada facilidad. Yo creo que eso es un mecanismo de defensa que tienen algunas personas. Todos reaccionamos diferente. Faith tiene una mente muy calculadora, no me sorprende que actúe así. Esto no quiere decir que me caiga bien, eh, me habría gustado pegarle un tatequieto en alguna que otra ocasión, pero eso es parte de su personalidad, igual que ser contradictoria y antipática.

Teseo, el obvio interés amoroso, no me convenció, así como tampoco lo hizo la relación. Lo único que aprecié de ello es que se va dando de a poco, aunque creo que ya tenemos todo el pescado cortado desde el minuto uno. Tampoco me gustó su conducta paternalista con Faith ni estoy de acuerdo con muchas de sus opiniones. En fin, quizás que no me caiga bien tenga algo que ver con que no me guste su relación. Sinceramente, no creo que Faith pueda estar en una relación con nadie hasta que no venza a sus mil demonios internos, pero eso es personal.

Otro personaje con el que no logré conectar porque la verdad es que estoy en desacuerdo en casi todo es Martina, la madre de Faith. No sé, no creo ser nadie para cuestionar las elecciones de vida de una mujer que pasó por tanto, pero qué cabecita, por favor. Por suerte ni la misma Faith está de acuerdo con ella en algunas cosas, aunque al principio de la novela sí y lo adjudico a que con doce años una es muy influenciable aún por las opiniones maternas. En fin, sobre el tema machismo, algo que vi en varios blogs, voy a hablar más adelante.

Los demás personajes, con mayor o menor peso, van y vienen durante la novela. Está clarísimo quién es el antagonista, pero tiene más peso al inicio de la novela y probablemente lo veamos más en el siguiente libro, porque allí es donde se alcanzaría la resolución de los hechos. Hay algún que otro personaje misterioso y el desarrollo de varios me pareció satisfactorio. Algo a tener en cuenta es lo cruda que es la novela con la vida de los personajes, sobre todo aquellos que estudian en la academia, Capua. Saben que van a morir, es probable que mueran, y algunos de hecho mueren, incluso los que son cercanos a Faith. Esto ayuda a creer un poco más en la situación que se nos plantea, ya que sus años en Capua, en los que fuera de ser esclava y estar entrenando para ser gladiadora, la pasa relativamente bien, y eso de «malvive» es bastante mentira. Ahora, yo quiero recordarles que no importa lo bien que uno esté pasando o lo buenas que sean las condiciones; si uno es esclavo, no es libre, y ya es un motivo para no estar conforme o feliz. Eso Faith no lo pierde de vista.

Me parece un buen pie para hablar un poco más de la ambientación. Tenemos un futuro relativamente cercano en el que un poco se invirtieron las cosas y ya Europa y América del Norte no son el primer mundo sino el tercero, mientras que Asia y Oceanía son el primero. Esto me pareció por un lado muy interesante y por el otro su ejecución no me terminó de cerrar, pero voy a ir por partes. Lo que más me gustó del futuro que imaginó Gema son las pequeñas cosas; la tecnología, los atisbos de cultura que tenemos, pequeñas referencias al mundo que vamos conociendo de a poco. También me gustaron el papel que tienen los medios en cuanto a lo que sabe la población y la situación de poder de las compañías multinacionales. Cosas no tan lejanas a nuestro presente, diré. Disfruté bastante de los momentos en que Faith recorre Roma o Londres y nos da su punto de vista, recuerda la importancia del arte o la historia. Me parecieron escenas bellísimas. 

Tengo un disclaimer acá y es sobre algo que vi: en general, a muchos les molestó que Faith supiera tanto de cosas de nuestra época o antiguas y hasta que llorara con Gladiator (!). Sobre esto último, me parece que claramente está haciendo catarsis. Quizás su forma de ser le impida llorar ante la muerte de seres queridos, pero verse identificada en una obra de arte le deje expresar sus sentimientos. No hay que subestimar esas cosas. Sobre lo anterior, me pregunto yo, ¿acaso en nuestros días no se lee la Ilíada? En serio, no es tan difícil llegar a cultura de siglos anteriores, más cuando en su hogar se la instaba a ello. Y tampoco es como si no hubiera referencias a cultura contemporánea. Vamos.

No soy fan de la división tan tajante que se hace entre el primer y el tercer mundo, ya que creo que a pesar de las obvias diferencias que incluso podemos ver en la actualidad, no es una cosa tan de extremos. Casi parece que el mundo se dividiera en bloques, y eso sería un poco más complicado. Por otro lado, creo que la «inversión» se refiere solo a Europa y América del Norte, porque América del Sur sigue siendo tercer mundo —no ligamos una ni cuando nos invierten las cosas, eh, siempre en el horno— y de África no se sabe nada. No sé si se me pasó, pero no recuerdo ni una mención. Tampoco me hizo muy feliz el comentario de que Asia perdió la espiritualidad o de que en Europa es donde hay más arte o algo así —perdonen que lo diga burdamente, probablemente en la historia se dijera de otra forma—; estamos hablando de Asia. Hay tantísimas culturas, tan diferentes y diversas, todas cargadas de una importantísima espiritualidad y un arte milenario. No sé, esto ya es personal, eh, pero no me convenció.

Un punto del que no voy a decir nada a favor o en contra, sino que me llamó la atención, es que Faith se extrañe de que en occidente haya feministas, porque ella cree que ya no hay, a lo que Teseo le dice que en Asia no. ¿Por qué no? Es decir, dudo mucho que no existan. ¿Será acaso que los medios del primer mundo no quieren que se sepa de eso? ¿Será que están reprimidas? Sé que estoy divagando, pero me resulta interesante. Dudo que un país que permita que lugares como Goldenpark existan sea un paraíso para los derechos de la mujer. Just saying.

Y aprovecho esto para pasar a ese tema que tanto vi en varios blogs: el machismo. Sí, a ver, no hay con qué darle: estamos en un mundo machista y la gran mayoría de los personajes tiene una visión machista. ¿Quiere decir eso que la autora lo comparta o esté de acuerdo? No. Es más, si lo vemos, Faith se rebela ante esa idea —de forma muy insistente, otro de los puntos a tratar—, y hay más de un comentario de la narración que nos indica que esta no es una situación deseable. No sé, me parece que está bueno dejar claro que la mentalidad de una sociedad o personaje en una novela no tiene por qué reflejar la del autor —a veces sí, y se nota. No creo que este sea el caso—. Creo que este machismo que se respira es parte de la ambientación, de esa sociedad de mierda que se ve claramente en el worldbuilding, y que es un elemento contra el que los personajes femeninos tienen que luchar a diario. Espero yo que esa lucha sea exitosa.

Si pasamos a la prosa —sí, ya falta poquito, no se me inquieten—, puedo decir que hay diferencias entre la narración que tenemos acá y la que vemos en Legado de reyes, por ejemplo. No hay que perder de vista que son novelas muy distintas, que tratan periodos históricos diferentes —sean ficticios o no— y que a través de la narración expresan eso mismo. Por lo tanto, acá la prosa es mucho más directa, fluida, sencilla y rápida, como la mente de Faith, que narra en primera persona. Es esto lo que permite que la historia se lea casi volando, sin problemas, a pesar de no ser, como dije antes, trepidante. Creo, sin embargo, que si hubo edición —y dudo mucho que no la haya habido—, quizás debió centrarse un poco más en las ideas reiterativas que tenemos dispersas por todo el libro. Está bien que el personaje nos plantee una idea central para su vida, pero si lo hace cochocientas veces, bueno, cansa un poco. Espero que eso se resuelva en el próximo libro.

Ahora que releo un poquito, da la impresión de que tengo más que criticar que halagar, cuando en realidad es un libro que disfruté muchísimo, con el que me sentí implicada  a nivel emocional y que devoré en poco tiempo. Tengo la certeza de que la segunda parte va a ser todavía más emocionante y que seguro nos da alguna que otra sorpresa bastante fuerte —tengo unas cuantas teorías sobre Malinov—, así que no pienso perdérmela. Lo recomiendo, sí, pero creo que hay que ir con otras expectativas y leer con una cierta atención. Es una lectura que vale la pena.

jueves, 26 de enero de 2017

Artemis Fowl - Reseña

Si eres uno de los pocos que todavía no me conoces, sepas que todo empezó cuando descubrí que existe un mundo subterráneo habitado por Criaturas Mágicas, un mundo poderoso que tiene algo que a mí me gusta mucho: oro y una tecnología que ni siquiera los Fangosos -así nos llaman ellos- podríamos soñar. Conseguí dar con ellas y, lo que todavía es mejor, idear un plan para que parte de su tesoro fuera mío. Verás, el imperio criminal que había fundado mi padre necesitaba de fondos para volver a ser el número 1 y yo estaba dispuesto a todo para conseguirlo.









Fuente
Leí este libro porque fue el elegido para el mes de enero en el #Clubdelecturauy. No era un libro que quisiera leer por mí misma, pero quien lo propuso fue tan paciente y constante que me pareció justo votar por él. Creo que no fui la única. (Si estás leyendo, este blog te banca, Mauro). Para ser sincera, me llamó mucho la atención durante mi niñez, casi adolescencia, pero no llegué a leerlo y luego sentí que había pasado el momento. No es que no disfrute a veces de leer literatura infantil o middle-grade, pero con algunos a veces no hay ganas. En fin, al menos tenía esa curiosidad moviéndome. ¿La verdad? Creo que decir que me habría gustado más a los once años sería faltarle el respeto a la Sofía de once años. Probablemente habría pasado sin pena ni gloria incluso entonces. Perdón. No era para mí, ni ahora, ni —probablemente— entonces.

La historia que nos cuenta este libro es bastante sencilla. Artemis Fowl es el típico niño genio con plata y padres ausentes, una mente criminal. Decide secuestrar a un duende para robarle su oro, lo que termina siendo casi que un acto de terrorismo para el otro bando, el de los duendes. Y cuando digo acto de terrorismo, me refiero a que es tratado como un terrorista por los duendes. Acá que nadie venga a buscar una historia de magia tradicional: esto es como una película de esas yanquis en las que te muestran las acciones del FBI, pero con hadas. Yap. Eso. Este primer libro se centra en el secuestro de Holly Short, la capitana de la PES (Polícia de los elementos del Subsuelo), por parte de Artemis y cómo la PES intenta recuperarla y a su vez evitar que el mundo de las Criaturas quede expuesto a los fangosos humanos.

Cuando dije que no vinieran a buscar una historia de duendes tradicional, me refería a que acá tenemos una civilización avanzada, con tecnología de punta —y una organización muy similar a la humana, aunque usen medidas diferentes a veces y algunas otras cuestiones—. El mundo de las Criaturas se rige por leyes mágicas, algunas clave para el desarrollo de la trama —por ejemplo, no poder entrar a una casa sin ser invitados, tener que hacer lo que te pida el humano en su casa, entre otras—, a riesgo de perder esa magia. También hay rituales para «recargarla». Esta mezcla de magia y tecnología me pareció muy interesante en sí, pero al mismo tiempo me aburrió por culpa de un temita de la narración que voy a abordar más adelante.

Fuente

Dos cosas buenas puedo decir de este libro: los personajes, aunque no tienen mucha profundidad y la falta de backstories es tremenda, tienen una importancia fuerte, incluso los secundarios, y se desenvuelven muy bien. Además, los diálogos ingeniosos y el humor hacen que la historia tenga vida, que sea más fácil leerla y que se mantenga el interés. Aunque Artemis en sí no me interesó mucho, toda la burocracia y el funcionamiento del mundo de las Criaturas me pareció genial, y es de esa forma burocrática que se maneja el humor. Eso me pareció muy disfrutable, quizás porque ya crecí y tengo el alma muerta o algo.

Sin embargo, a pesar del humor y de que la narración es bastante ágil y sencilla, me aburrí. Mucho. En muchas ocasiones. Esto se debe en parte a que la trama no me pareció interesante en absoluto y que me daba un poco igual lo que sucediera. También se debe a que a veces la narración se volvía densa en el sentido de que se esmeraba en contar detalles o de enroscarse en escenas que who the hell cares. Lo dije en la reunión y lo repito acá: da la impresión de que el autor es de esas personas a las que les encanta escucharse hablar y también hablar un montón sobre los detalles de las cosas que les interesan. Es muy respetable y eso, pero me saturó el cerebro. Durante esos momentos, me desconectaba por completo.

Una de las ventajas que tuve, por suerte, fue que mi novio y yo nos lo fuimos leyendo en voz alta durante la semana previa a la reunión, así que sí o sí teníamos que concentrarnos y no podíamos leer en diagonal. Salvo en esas ocasiones en las que mi cerebro dejaba de procesar lo que escuchaba o la vez en que el atrevidísimo se durmió, esto fue un éxito.

Entonces, ¿me gustó? No, no mucho, aunque disfruté esas dos cosas que comenté. ¿Me pareció malo? Tampoco, pero no lo considero un buen libro ni lo recomendaría por ahí. En la reunión hubo gente que sí pudo disfrutarlo, así que tampoco los insto a no leer. Es decir, prueben, si tienen ganas, porque, como siempre, es una cuestión de gustos. Pero no les diría que fueran corriendo a buscarlo a una librería ni que lo empiecen buscando algo que no hay. Eso es todo.

lunes, 23 de enero de 2017

Empire of Storms - Reseña

The long path to the throne has only just begun for Aelin Galathynius. Loyalties have been broken and bought, friends have been lost and gained, and those who possess magic find themselves at odds with those don't.
As the kingdoms of Erilea fracture around her, enemies must become allies if Aelin is to keep those she loves from falling to the dark forces poised to claim her world. With war looming on all horizons, the only chance for salvation lies in a desperate quest that may mark the end of everything Aelin holds dear.
Aelin's journey from assassin to queen has entranced millions across the globe, and this fifth installment will leave fans breathless. Will Aelin succeed in keeping her world from splintering, or will it all come crashing down?





Cómo me cuesta escribir esta reseña. No tengo la menor idea de cómo me va a salir, pero quiero dejar claro desde ya que no sé ni por dónde arrancarla. Qué manera de sufrir, mierda. En fin, pueden leer en este blog también las reseñas de Trono de cristal, Corona de medianoche, Heredera de fuego y Queen of Shadows. En esta voy a marcar los spoilers de este libro, pero no de los anteriores, así que ustedes se harán cargo si leen algo que no deben.

A veces miro para atrás y me asombro de lo mucho que ha avanzado, cambiado y crecido esta saga. Desde los inicios más bien meh —con pistas de que iba a ponerse bueno— de Trono de cristal, las vidas de nuestros personajes han dado muchas vueltas y las cosas en general se encaminaron hacia lugares oscurísimos y que anuncian tiempos todavía peores. También ha avanzado en cuanto a prosa y trama, en desarrollo de personajes y en sus relaciones. En general, creo que la autora fue aprendiendo a medida que escribía, lo que es natural, y eso se nota.

Queen of Shadows nos dejó en una posición complicada. Tanto Aelin como Dorian son ahora los legítimos gobernantes de sus respectivos reinos, pero que eso sea respetado no será fácil. Además, la guerra está ahí nomás, tanto contra Erawan como con un viejo enemigo que nunca dejó de estar allí —y al que vamos a odiar tanto, pero tanto en este libro que nos va a salir espuma por la boca. Ya les aviso—. Entonces, Aelin va a tener que ponerse en marcha para buscar aliados, además de las llaves y de un par de cositas más. En fin, que vamos a viajar un montón, conocer lugares nuevos y gente nueva —aunque la gente que leyó las historias cortas quizás se reencuentre con viejos conocidos—. También vamos a tener otras dos perspectivas importantes: la de Manon y la de Elide. Esto spoiler no se va a mantener por tanto tiempo, porque al final, como todos esperamos, sus caminos convergen con el de Aelin, Rowan, Dorian, Aedion y Lysandra. Y es tan genial tenerlos a todos juntos spoiler. Excepto Chaol. Chaol y Nesryn no aparecen en este libro, pero aparentemente va a salir una novela corta que cuenta qué pasó durante su viaje. Veremos qué pasa. También se une un par de personajes más, guerreros fae que ya hemos visto antes y que no voy a nombrar, pero que traen consigo un montón de noticias y de emociones, alguna que estamos esperando desde el libro anterior.

La de Elide es otra situación desesperada. En el medio del bosque, intentando llegar a Terrasen para encontrar a Aelin y a Celaena, sin saber que son la misma persona. Spoiler Es en ese bosque en el que su camino se cruza con Lorcan, que sigue intentando llegar a Morath para conseguir la llave de Erawan, creyendo que tiene la de Aelin spoiler. Me gusta el desarrollo de estos dos, así como su dinámica, aunque el de él me parece un poco predecible. Ella, por otro lado, crece muchísimo. La Elide débil que conocemos tiene que utilizar todo su ingenio para hacerse valer, y lo logra. Fue genial llegar a conocer mejor a este personaje. Me encontré a mí misma esperando con ganas que llegaran sus capítulos y enojada cuando terminaban.


Como se irán dando cuenta, este es el libro de las parejas. Spoiler Acá casi todos terminan emparejados, o en vías de ello, y aunque me alegra por mis ships, en general, lo siento un poquitín forzado. Es decir, están pasando cosas horrendas y urgentes, por lo que entiendo que quieran aprovechar cada segundo, pero... ¿Y si le prestamos atención a dicha guerra? También tiene que ver que a mí me suele interesar más eso que el romance en sí, así que quizás sea yo la del problema spoiler. Ninguna de las parejas es impredecible. Es decir, todas tuvieron sus orígenes en Queen of Shadows y las venimos anticipando desde hace tiempo, por eso no voy a marcarlas como spoiler. La de Aedion y Lysandra quizás la más sutil, pero... vamos. Dicho sea de paso, la relación entre estos, cómo Lysandra lo apoya cuando cierto personaje aparece, es muy linda. Y aunque no se concrete nada, no lo necesitamos. Ya lo sentimos. Lo sabemos. De todas formas, Aedion sigue sin gustarme mucho, aunque ahora le tengo algo más de cariño. Lysandra, por otro lado, se ganó mi corazón en el libro anterior, y ya con este, con su generosidad tan grande, no puedo más que amarla x100pre.

A pesar de todas las pistas y de lo claro que queda en el libro anterior, lo que pasa entre Dorian y Manon me llama un poco la atención. Creo que tiene mucho que ver con las cosas horrendas que le han ido pasando al primero y lo mucho que eso lo ha cambiado, pobrecito. Ya no es el principito despreocupado de Trono de cristal. Manon, por otro lado, vive unas experiencias traumáticas que la dejan al borde de la muerte, después de ciertos descubrimientos que... Bueno, cambian todo. Todo. Tengo curiosidad por qué les depara a estos dos, porque me gustan mucho, pero no estoy enteramente convencida. Entre otras cosas, el vínculo que se creó entre Manon y Elide me da muchísima ternura. Quiero más de estas dos. Y de las Trece, de paso. Las extrañé mucho en los momentos en que no aparecieron. Cómo me gustan las brujas de estos libros. Muchísimo.

Y hablando de parejas poco sorprendentes, seguimos con Aelin y Rowan. Que ta, me encanta el bien que se hacen y cómo se potencian, pero Rowan me aburre tanto como personaje. No sé, no le encuentro eso que parecen ver otros. Bien por ellos, me alegro. Pero no me genera la emoción que sentía, por ejemplo, cuando Celaena —atentos al cambio de nombre— estaba con Chaol.

Podríamos hablar un poquito de Aelin y de cómo todo se le empieza a ir de las manos. Del miedo que produce, además de admiración, por su poder, cada vez más fuerte. De que sigue haciendo todo por la suya en vez de confiar en su corte, y aunque esto sirve para dar plot twists impactantes, no me parece una buena actitud, y a los suyos tampoco. Podríamos hablar de los descubrimientos increíbles que hace sobre lo que tiene que hacer y su destino, pero, la verdad, no quiero arruinarles esto. Ya bastante tienen con que Sarah J. Maas les arruine la vida.

De lo que más quiero hablar es del final y de lo poco que me gustó. No solo porque sí, obvio, pasan cosas horribles y tenemos un cliffhanger de la puta madre, sino porque es spoiler casi un calco de Una corte de niebla y furia. Y gracias, pero con un libro está bien. De hecho, todo lo que pasa en esas últimas páginas es casi robado de su propio libro. Ahora voy a spoilear más profundo: que el enemigo los separe, que se hayan casado en secreto, que sean mates y que recién lo hayan descubierto... ¿Hola? Me parece inaceptable spoiler. Tampoco me gustó la aparición de spoiler Maeve spoiler. Entiendo su función allí, pero esa maldad porque sí, sin justificación... Meh, no me convenció. De no haber estado tan indignada por lo que estaba haciendo, me habría indignado por lo que leía. Es una pena, porque el resto del libro lo disfruté horrores, ni les explico lo feliz que fui con él. Y a esta altura de la saga ni me planteo dejarla, menos por un detalle —no tan detalle, pero bueno— así. Así que pienso cruzar los dedos para que el final del próximo libro me satisfaga más.

Sigue siendo un libro con una prosa y un worldbuilding excelentes, personajes que ya no puedo olvidar y a los que les tengo mucho cariño, grandes aventuras y situaciones infartantes. Además, lo leí súper rápido, en unos pocos días. Tengamos en cuenta que estaba de viaje, así que tampoco tenía mucho tiempo. Quizás me gustó menos que los tres anteriores, pero sigue estando a la altura de la saga, aunque debe y puede mejorar. Ya veremos lo que nos trae el siguiente...

jueves, 19 de enero de 2017

UnEnchanted - Reseña

Mina Grime is unlucky, unpopular and uncoordinated; until she saves her crush's life on a field trip, changing her High School status from loser to hero overnight. But with her new found fame brings misfortune in the form of an old family curse come to light. For Mina is descended from the Brothers Grimm and has inherited all of their unfinished fairy tale business. Which includes trying to outwit a powerful Story from making her it's next fairytale victim.
To break the fairy tale curse on her family and make these deadly occurrences stop, Mina must finish the tales until the very Grimm end. 








Voy a empezar esta reseña con muchísima sinceridad: solo leí este libro porque me apareció como recomendado y era gratis. Así que, por suerte, lo arranqué con cero expectativas y en una clase desesperante de Derecho en la que no podía abrir la otra app que uso para leer y terminé con este. No tengo idea de si existe en español en algún lado, así que asumo que lo conocerá poca gente de por acá.

La historia no prometía, parecía ser bastante más de lo mismo. Me gustaba igual que la protagonista fuera torpe hasta los extremos de lo creíble, y no torpe-adorable. Después, realmente, nada. Los populares, el más lindo con la novia popular-malvada-sexy, BLEH. 

Fue cuando empezó a aparecer la verdadera trama que me enganché. Mina, la protagonista, está maldita. Su apellido real no es Grime, sino Grimm. Su «misión» es superar los distintos cuentos para poder romper la maldición y liberar a su familia.

Si bien no considero que el libro estuviera a la altura de la premisa, me pareció interesante y disfruté mucho de los giros y la forma en que tienen lugar las historias. Además, que el principal motivo de Mina sea evitar que la maldición afecte a su hermano menor me parece muy loable.

Mina me pareció una protagonista decente. No la odié ni nada, pero tampoco sentí demasiada empatía por ella —será que tengo un problema con las protagonistas Mina *guiño guiño*—. Me gustó su sentido del humor y sí pasé mal por ella hacia el final porque spoiler NO ES JUSTO, NO VALE, MENTIRA, POBRECITA, aunque se viera venir spoiler. Nan, su mejor amiga, parece ser bastante superficial, pero al pasar las páginas descubrí que no era tan así. Odié sin medida a Brody, el interés amoroso de Mina. Qué persona más invasiva y creída y arg, nasgana de que le pasara algo horrible. No sé qué pensar aún de Jared, ese personaje misterioso que tiene todas las fichas puestas para terminar como interés amoroso en libros posteriores. 

La narración no me disgustó, pero tampoco me pareció nada resaltable. Narra, ta. No se le puede pedir más. La ambientación estadounidense típica tampoco es muy interesante, pero se ve que existe un mundo feérico, insinuado, que podría llegar a desarrollarse bien. No sé, la verdad, porque no tengo idea de si leeré la continuación. A ver, leí este porque estaba aburrida y no me arrepiento, pero no sé si tengo ganas de pagar por el siguiente. No es de rata, lo juro, he pagado platales injustificados por libros que me moría por leer, pero realmente con este no siento que valga la pena. Hasta que no venga alguien a decirme BO, SEGUÍ LEYENDO QUE ES UNA MARAVILLA, no creo que lo haga.

Así que ya saben. Para pasar el rato y eso.

lunes, 16 de enero de 2017

Historia del futuro según Glory O'Brian - Reseña

Creía que el futuro no tenía nada que ofrecerle hasta que adquirió la capacidad de verlo… y quizás de cambiarlo. Glory no sabe qué hacer con su vida. Marcada por el suicidio de su madre, atrapada en una amistad que se desintegra, a punto de graduarse pero sin planes en perspectiva, alberga un temor secreto: seguir los pasos de su madre, como predicen las estadísticas. Hasta una extraña noche en que Glory adquiere la capacidad de asomarse al futuro. Cada vez que mira a una persona, ve a sus antepasados y a sus descendientes. Ve acontecimientos del pasado y del porvenir. Ve el infinito. Y descubre que la humanidad se dirige a un destino aterrador. ¿Qué harías tú? ¿Intentarías cambiar el curso del mañana, transformarlo, darle la vuelta… aunque pensases que el futuro no cuenta contigo? Entre la crítica social y el realismo mágico una fascinante historia que recorre los tortuosos caminos de la pérdida, el destino y, por encima de todo, la libertad


Tengo que agradecer a la genialísima Begoña por haber podido leer este libro, tanto por la recomendación como por regalármelo para mi cumpleaños, con todo lo que eso implica al estar separadas por un océano. 

Demoré en agarrarlo, a pesar de haberlo recibido en fecha (mi cumpleaños es en agosto). No sé por qué, a lo mejor instintivamente prefería leerlo después de terminar las clases, para disfrutarlo más. O no era el momento, andá a saber. Terminé leyéndolo antes y después de una pelea de esas feas con mi madre, así que resultó una lectura tormentosa, pero creo que igual funcionó.

Fuente
Es difícil hablar de este libro sin hablar primero de qué es este libro. En un aspecto, es una novela sobre Glory O'Brien, una adolescente que terminó la secundaria (liceo, instituto, como les guste más) y que está aprendiendo a superar los fantasmas de un pasado terrible: su madre se suicidó cuando ella era niña. Glory tiene muchas dudas sobre su futuro, sobre su vida y sobre quienes la rodean. Hasta ahí, en realidad, todo suena a esas novelas juveniles sobre autodescubrimiento y superación. Y lo es, en un punto, y solo así ya funcionaría muy bien.

Pero es más que eso.



Fuente
También es una novela distópica. Y, si queremos hilar fino, entra en la categoría de lo fantástico, en una de sus definiciones más aceptadas por la teoría. Voy a entrar en eso, por supuesto, pero primero hablemos del elemento distópico. Glory y su amiga Ellie se beben un murciélago petrificado. Sí, así como suena. Después de este hecho, empiezan a ver cosas cada vez que miran a alguien. Sus antepasados, pero también su futuro. Y este futuro es muy, muy oscuro. Una guerra, muchas muertes, muchísimo dolor. A pesar de que se nos muestra de a poquito, de que solo accedemos a él de esta manera, sufrimos ese futuro tanto como Glory.

¿Cuál me parece a mí que es el elemento fantástico? Bueno, está claro, el murciélago y el origen de las visiones/voces/lo que sea. Una de las visiones más aceptadas sobre la literatura fantástica es la de Tzvetan Todorov. Citándolo:
Llegamos así al corazón de lo fantástico. En un mundo que es el nuestro, el que conocemos, sin diablos, sílfides, ni vampiros se produce un acontecimiento imposible de explicar por las leyes de ese mismo mundo familiar. El que percibe el acontecimiento debe optar por una de las dos soluciones posibles: o bien se trata de una ilusión de los sentidos, de un producto de imaginación, y las leyes del mundo siguen siendo lo que son, o bien el acontecimiento se produjo realmente, es parte integrante de la realidad, y entonces esta realidad está regida por leyes que desconocemos. O bien el diablo es una ilusión, un ser imaginario, o bien existe realmente, como los demás seres, con la diferencia de que rara vez se lo encuentra.
Lo fantástico ocupa el tiempo de esta incertidumbre. En cuanto se elige una de las dos respuestas, se deja el terreno de lo fantástico para entrar en un género vecino: lo extraño o lo maravilloso. Lo fantástico es la vacilación experimentada por un ser que no conoce más que las leyes naturales, frente a un acontecimiento aparentemente sobrenatural.
Fuente
Nosotros, como lectores, no tenemos la menor idea de cuál es la respuesta a la pregunta del murciélago. Glory, tampoco. Pueden leer más sobre Todorov por acá. Y, por supuesto, podemos discutir esto todo lo que gusten. Me encanta ♥. Agrego que, en un punto, toda la cuestión de recibir estos mensajes me hizo pensar en un cuento de Felisberto Hernández, Muebles «El Canario». Dejo el link por si alguien tiene curiosidad.

Debo admitir que la historia de Glory me rompió de diversas maneras en varias ocasiones. El drama familiar, sus dudas existenciales, todo eso que ya de por sí nos es cercano como seres humanos. Pero el futuro, todo eso que podría parecernos tan fantasioso —¿cuántas distopías hemos leído en las que sentimos ese placer de pensar en lo improbable de que tuvieran lugar en nuestra realidad?—, eso me dejó un poco triste. El futuro que se plantea en esta historia fue publicado en 2014 y hoy, en 2017, con la victoria de Trump y todas las cosas horrendas que están pasando en este mundo, no lo veo tan improbable. Eso me resulta aterrador.

Los personajes de esta historia están muy bien perfilados, pero como nuestra narradora es Glory, en primera persona y a veces dirigiéndose a nosotros, no es confiable y lo que sabemos de ellos depende solo de lo que nos cuentan. Personajes que tienen lados luminosos y oscuros, todo al mismo tiempo, como humanos que son. Personajes que no tienen peso en la historia juvenil, pero que son potencialmente cruciales en la historia distópica, a la que solo accedemos de forma velada. La relación de Glory con su padre, con su amiga Ellie y con su madre, o más bien lo que representa su madre, el hueco que dejó, me parecen especialmente profundas.

Fuente
Quizás Glory en sí es con quien no se pueda empatizar, o más bien, quien no nos deja empatizar. Es decir, es de esas protagonistas que leemos y no nos sentimos en su mente, sino que sentimos que nos está contando algo. No es una crítica, sino un comentario. También es de esas protagonistas que parecen vivir todo desde fuera, como si vieran la vida en vez de vivirla. En esto me recordó mucho a Claudia, de No hay besos sin hierbabuena. Quizás esto tenga que ver con la narración, otro elemento por el que me recordó a esta otra novela. Ya hablé en la reseña de Un cuento oscuro de la importancia de una narración cuidada, que va más allá del hecho de narrar y que tiene una estética y una intención detrás. La prosa de esta autora nos invita a reflexionar, pero también despierta grandes emociones en nosotros. Tiene algo delicado y algo crudo, una mezcla extraña. La disfruté mucho.

Fuente

No sé si hay mucho más que pueda decir. Me encanta y agradezco haber tenido la posibilidad de leer este libro y lo recomiendo a todos, por su fuerza, por su emotividad y por su compromiso. Aunque a algunos les suene a mala palabra y los espante, es un libro feminista y que no tiene miedo de decirlo, así que yo tampoco. Lo aprecié y disfruté, y me parece muy importante.


Lean. Eso nomás. 

jueves, 12 de enero de 2017

Amor y virtud - Reseña

Amor y Virtud es el primer libro de una trilogía de género juvenil/new adult. Los protagonistas -con edades comprendidas entre los 19 y los 22 años- viven a lo largo de todo un año y comparten con el lector todas sus decisiones, una veces con más acierto que otras. No todos se conocen desde el principio y esa es precisamente la magia de la historia: dos de ellos son hermanos, una de las chicas tiene una hermana gemela y la otra es una chica huérfana amiga de los hermanos. Además, también hay personajes secundarios que son igual de importantes, sobre todo en la continuación del segundo libro.
Cabe destacar que no hay un argumento principal sobre el cuál giran los personajes, sino que son precisamente los personajes los que requerirán de toda tu atención.
Y por último: NO es un libro de filosofía, pero "las virtudes cardinales de Platón" son la línea argumental secundaria que acompaña a toda la historia.
“Se sentó en uno de los cómodos sofás con uno de los libros que había empezado hacía semanas. Le había llamado mucho la atención uno de los capítulos, y no hacía más que releerlo. Trataba acerca de las virtudes cardinales y según decía, Platón había establecido cuatro virtudes para la estabilidad del alma. Prudencia, Templanza, Fortaleza y Justicia. Cuánto más leía, más deseaba saber. Leía y releía las frases más importantes y las descripciones de las virtudes, y se preguntaba si ella sería capaz de completar las cuatro…”

¡Hola! Habrán notado *nadie se dio cuenta* que estoy un poco ausente. Bueno, eso se debe a que salí de vacaciones, así que dejé esta y alguna que otra entrada programada, pero voy a tardar como hasta el 20 —a menos que justo tenga internet— para poder devolver comentarios y leerlos a ustedes. Igual, insisto, dejé programadas algunas entradas hechas con mucho esfuerzo y cariño ♥, así que estén atentos (?).


Demoré en escribir esta reseña porque, en principio, no tenía pensado hacerla. Al final, creo que me terminaron convenciendo. ¿Qué pasó? Este es un caso fuerte de «no sos vos, soy yo». Decidí leer este libro por dos motivos: el primero, que varias personas que suelen tener criterios con los que estoy de acuerdo hablaron muy bien de él; el segundo, la generosidad de la autora, que puso el libro gratis en Amazon y yo justo lo vi. Me pareció el momento justo para leerlo. Además, me puse a mirar su canal y me pareció una persona simpatiquísima.

Entonces, cuando empecé a leer, no tenía súper expectativas porque al fin y al cabo no es el tipo de lectura que más suele gustarme, pero tenía muchas ganas de que sí lo hiciera. Y les juro por Bowie que hice un esfuerzo enorme para que me gustara, a pesar de que desde los primeros capítulos tuve el presentimiento de que no iba a pasar. 

Qué decirles, no es un mal libro ni está mal escrito. De hecho, en Goodreads le di tres estrellas. Simplemente, no era para mí, por mucho empeño que pusiera para que me gustara. Me da un montón de pena porque quería que lo hiciera. Ahora, me comentaron que la segunda parte es mucho mejor, así que estoy más que dispuesta a darle una oportunidad a ese. 
Fuente












Uno de mis principales problemas fue que no conecté con los personajes. No porque no estuvieran bien creados, sino porque sus vaivenes no me produjeron nada. Algunos, como Emma, no me cerraron para nada —sus acciones y sus motivos no me parecieron creíbles—. Por supuesto que algunos me cayeron mejor que otros y que disfruté de sus perspectivas bastante más, por ejemplo, Arabia y Emily, pero en general no sentí una conexión muy profunda con ellos, aunque sí llegué a conocerlos —y eso es algo bueno que no quiero dejar de mencionar—. Sí me gustó el manejo de sus personalidad en torno a las virtudes establecidas por Platón y cómo se juega con eso, aunque spoiler en el final, cuando Arabia y Emily conversan, se sintió un poco forzado spoiler.

El otro problema fue que diversos hechos de la trama no me terminaron de convencer, es decir, no los creí, y no creerle al narrador es todo un tema. Me refiero, en particular, a spoiler las primeras dos secuencias en las que se van de fiesta, los dos embarazos y los dos accidentes automovilísticos spoiler. ¿Notan algo? Sí, fueron de a pares. Salvo en el primer caso, donde el problema está en que me resultó exagerado todo, lo que no hallé creíble es la repetición de situaciones tan similares entre tan poca gente y con tan poco tiempo de diferencia. No digo que no pueda, suceder, solo que me hizo levantar una ceja.

En cuanto a la trama, y esto no es un problema sino una apreciación muy personal, entiendo que es casi como mirar una serie, en la que lo que se cuenta es un momento de las vidas de los personajes y no una historia con una línea argumental súper marcada. A mí, en general, estos hechos no me suscitaron tanto interés. Tampoco soy de mirar dichas series, así que podemos estar de acuerdo en que acá el problema es bien mío. La ambientación es bastante típica de estas historias, un lugar de Estados Unidos. Supongo que la autora habrá investigado (o no), pero no encontré nada raro. Si bien no considero que sea un lugar especial, al menos está bien logrado. No pongan caras, que hay muchos libros en los que se cagan en la credibilidad de la ambientación y lo sabemos. Hay que remarcar estas cosas.

Por otro lado, la narración está muy bien. Acompaña la lectura y se hace súper amena y fácil de leer. Para ser una historia con tantos personajes, cada uno con sus características y sus problemas, no es difícil seguir la pista de cada uno ni es probable que nos olvidemos de quién es quién o que los eventos nos abrumen.

Sé que este libro es autopublicado y entiendo el esfuerzo y la ilusión que viene con él. Es difícil no notar el empeño y las ganas que hay detrás de cada letra. Esa es una de las razones por las que no estaba segura de hacer esta reseña. Es decir, lo que más quiero es colaborar con los autores que hacen estos esfuerzos por amor a la escritura y confianza en lo que hacen. Sin embargo, no puedo no ser sincera con mis opiniones, y me daba miedo de alguna forma hacer daño o hacer sentir mal a la autora, si llegara a leer esto. Espero haber sido todo lo respetuosa posible. Así que espero que esta reseña no los incite a no leer; todo lo contrario, espero que vayan, lo compren, lo lean y les guste y vengan a decirme «a mí sí me gustó, por suerte» y que se lo digan a la autora también. Nunca olviden lo importante que es decirle a los escritores que les gustó su trabajo, sobre todo si lo tienen a mano ♥.

En fin, lean y vengan a contarme qué les pareció. Pero lean.

lunes, 9 de enero de 2017

Dorothy debe morir - Reseña

Yo no me he buscado nada de esto. Nunca quise ser una especie de heroína.
Pero cuando toda tu vida es arrastrada por un tornado ?y tú con ella? no tienes más remedio que dejarte llevar, ¿sabes?
Sí, claro, he leído los libros. He visto las películas. Conozco la canción sobre el arcoíris y los pajaritos que cantan. Pero nunca esperé que Oz fuera así. Un lugar donde no te puedes fiar de las Brujas Buenas, donde las Brujas Malvadas quizá sean las buenas de la película y donde los monos alados pueden ser ejecutados por sedición. Sí, sigue habiendo camino de baldosas amarillas, pero hasta eso se hace pedazos.
¿Qué es lo que ha pasado?
Dicen que Dorothy encontró el modo de volver a Oz. Dicen que se hizo con el poder y que el poder se le subió a la cabeza. Y ahora nadie está seguro.
Me llamo Amy Gumm y soy la otra niña de Kansas.
He sido reclutada por la Revolucionaria Orden de los Malvados. Me han entrenado para luchar. Y tengo una misión.
ELIMINAR el corazón del hombre de hojalata,
ROBAR el cerebro del espantapájaros,
ARREBATAR el valor al león.
Y luego... DOROTHY DEBE MORIR.

Antes que nada, muchas gracias a Penguin Random House por el ejemplar ♥. Tenía bastantes ganas de leer este libro desde que vi reseñas maravillosas de blogs con los que suelo compartir opinión, así que disfruté mucho y me alegré de tener la oportunidad de hacerlo.

Voy a tener que confesar que con los dos primeros capítulos entré un poco en pánico, porque se ve que tenía tanta expectativa que eso me jugó en contra —¿cuándo no?— y no me hicieron muy feliz. Ahí pensé «oh, raios, primera vez que hago eso de pedir el libro y me pasa esto, no puede ser». Por suerte, gracias al diosito de las vueltas de tuerca, conforme avanzaba la historia, más me iba gustando y enganchando. Pero que pasé un susto, lo pasé. 

Así que, en general, salvo por esos primeros capítulos en Kansas, antes de viajar a Oz, disfruté bastante de esta historia. Al principio, quedé confundida y desorientada con este nuevo Oz tan cambiado, triste y terrible. Sin embargo, después de cierto hecho spoiler why, Índigo, why spoiler, pasé a horrorizarme de la despiadada crueldad que azota Oz bajo el dominio de Dorothy. Es que así estamos: rodeados de miseria y bajo un régimen —lo de Dorothy solo puede describirse así— totalmente autoritario y terrorífico. Nada que ver con lo que recordamos, ¿verdad?

Quizás la trama del primer libro sea «simple». Las cosas ocurren con rapidez, sin que tengamos tiempo para aburrirnos, tan solo dando pistas e indicios de algo más grande que subyace a los eventos del presente. La simpleza que podemos encontrar, para mí, responde a que es el primer tomo de la saga, que además de varias continuaciones tiene unas cuantas precuelas, y que se dedica a introducirnos a esta nueva Oz sin marearnos demasiadoEl final nos deja, sin dudas, deseando saber más, poder seguir, pero vamos a tener que esperar *camina por la pared*. 

Creo que lo que más me gustó, por ahora, es la crudeza de la ambientación. Cuando digo que este Oz es un mundo despiadado, lo digo en serio. Ya no hay nada de la dulzura de las historias originales, y aquellos personajes a los que creíamos conocer tampoco son los mismos. En particular, los tan conocidos protagonistas: Dorothy, el Espantapájaros, el Hombre de hojalata, el León. Pff, ni siquiera Totó, el perrito, sigue siendo solo un perrito. ¿Cómo fue que se volvieron así de malditos? —tendría que leer una de las precuelas para saber, pero por ahora me deleito en mi intriga— Porque pasan de malvados a tétricos. El Espantapájaros en particular me dejó bastante preocupada. Pero Dorothy, Dorothy es la peor de todos. Aunque su caracterización física no me hizo demasiada gracia, su actitud y su forma de ser malvada me pareció maravillosa. Quiero saber más de ella. 

Fuente

También tenemos gente buena, o algo así. Nuestra protagonista, Amy Gumm, parece ser otra de esas protagonistas normales e intrascendentes, con probabilidades a ser odiada y una más del montón, pero por suerte no tarda en demostrar que no es así. Es fuerte de formas que seguramente ni ella imagine; se esfuerza por aprender, por ser mejor, por estar a la altura. Si bien se equivoca, eso la hace más humana —después de todo, ni es su mundo ni sabe cómo funciona, bastante con haberse comprometido con la causa—. Es interesante también su historia familiar, responsable en gran parte de su forma de ser. Me gustaría ver cómo se desarrolla eso. Creo que vamos a ir conociéndola mejor según avance la trama.

No voy a negar que los demás personajes también me resultan interesantes, sobre todo Glamora y Ozma, pero creo que en este libro apenas tenemos pinceladas de sus personalidades. No creo que los conozcamos a fondo ahora, ni me parecería buena idea, eh, pero eso evitó que mi impacto emocional cuando spoiler muere Gert o Nox besa a Amy spoiler fuera menor. Este último evento en particular me resultó un poquito forzado, pero por suerte no se insiste demasiado en ello. Que le den espacio para florecer con propiedad en las siguientes partes me parece lo más sabio. No puedo dejar de agregar que hubo cosas que me sorprendieron bastante, como por ejemplo spoiler la verdadera identidad de Pete o todo lo que pasa con Jellia, sobre todo lo del baile spoiler. Que no fuera un libro predecible le sumó montones de puntos.

Como último punto, tendría que comentar que la prosa no me pareció una maravilla, pero me parece que si en vez de ser ágil, directa y sencilla, hubiera sido más recargada o intentara ser bella, quizás habría fracasado. Es muy probable que esta sea la narración adecuada para este tipo de historia; es así que leí todo súper rápido, que la tensión se mantuvo y que disfruté de la historia como si la estuviera viendo.

Así que, para terminar, aunque pensé que iba a decepcionarme y tuve mucho miedo, al final superó esas terribles expectativas y se convirtió en una lectura más que disfrutable, cruel, aterradora y que me dejó con ganas de seguir sí o sí con esta saga. No se me ocurre una mejor forma de remontar un inicio más bien blando. Obvio que lo recomiendo.

jueves, 5 de enero de 2017

Luna - Reseña

Luna tiene quince años. Vive en una casa de balneario, rodeada de cabañas que se alquilan durante el verano. Actualmente está sola con su hermanastro —al que desearía hacer desaparecer del mapa— haciéndose cargo del alquiler de las cabañas porque su madre y el esposo están de viaje. Los rodean grupos de adolescentes que vacacionan sin adultos y llevan una vida de fiesta, playa y música, mientras que Luna trabaja. En una de las cabañas hay un grupo de chicas acróbatas que preparan un espectáculo de circo; en otra hay un grupo de jóvenes, y entre ellos un rubio que trata de entablar amistad con Luna.
Un día una de las chicas acróbatas desaparece. Su hermanastro es llevado a declarar y se tejen muchas historias; el pueblo entero especula. En medio de todo, Luna se siente confundida, descubre el interés que siente por el rubio y por su hermanastro, y se cuestiona; y en esa avalancha emocional, también intenta descubrir la verdad, ayudada por sus amigas.

Leí este libro medio por casualidad. Es decir, conocía a la autora por otro libro suyo para adultos, aunque no lo recordaba, y la volví a conocer (?) en la presentación de Luna en el #Clubdelectura.uy el pasado noviembre. Se sortearon dos ejemplares y esta vez no gané ninguno, pero uno de los ganadores me lo dio para que pudiera leerlo (¡muchas gracias!). Como después de la reunión tuve un cumpleaños y terminó muy tarde, y al rato tenía clase de danza, en vez de dormir y probablemente quedarme dormida y faltar, decidí empezar a leer porque parecía más ligero que lo que estaba leyendo. Creo que lo terminé en tipo tres horas. Es decir, es un libro muy fácil de leer.

Empieza como una típica historia adolescente de verano en un balneario. Acá voy a tener que meter un paréntesis y hablar de la ambientación, porque creo que la palabra «balneario» no se usa de la misma forma en todos los países hispanohablantes. Por balneario me refiero a localidades costeras a las que la gente suele ir de vacaciones en verano, más bien agrestes, aunque hay ciudades balneario. Por ejemplo; Punta del Diablo, Punta Negra, Piriápolis, etc. Punta Brava, el balneario ficticio de la novela, podría ser cualquier balneario de la costa este uruguaya. En ese sentido, está descrito a la perfección y cualquiera, en serio, captaría el ambiente y todo lo que implica. Quizás alguien de afuera precise más caracterización, pero dudo que sea a lo que apunta este libro.

Fuente
Volviendo entonces a la historia, quedamos en que empieza como una historia de verano, en un balneario, en un ambiente muy reconocible y con personajes que son arquetipos de lo que te encontrás en esas situaciones. Y entonces, gradualmente, empiezan a pasar cosas. Cosas turbias, digamos. Cosas que cualquiera sabe que en un balneario podrían pasar, que son parte de nuestros miedos más comunes a la hora de veranear. Lamentablemente, no es raro que desaparezcan personas, sobre todo chicas jóvenes, en el verano. La chica que desaparece en cuestión es una de las inquilinas de las cabañas que regentan la familia de Luna, es decir, su madre, el esposo de su madre y el coso, el idiota, Federico, el hijo de la pareja de su madre, al que odia y por el que siente un asco tremendo. Y que parece estar involucrado con todo lo que sucede. Además de todo esto, tenemos las historias que se entrecruzan, las de las amigas de Luna, qué sé yo, el crecimiento personal de Luna también.

Fuente
Luna es nuestra protagonista y narradora. No es, por lo tanto, una narradora confiable y vemos todo bajo su punto de vista, que es terriblemente negativo. Está en esa fase de la adolescencia en la que todo es un desastre y los adultos son un desastre y mi vida es lo peor del mundo, agh, por qué me pasa esto a mí. Por suerte, esto que podría haber resultado tan tedioso está regulado por el sentido del humor que se desprende de su personalidad y de algunas situaciones realmente cómicas. Al final, uno empatiza con Luna y con las cosas que pasan. Eso funciona.

Hay otros personajes, también, que insisto, son vistos bajo la mirada de Luna y ello implica no solo subjetividad sino cambio. Creo que casi todos los secundarios pasan por un proceso de transformación a los ojos de nuestra protagonista. La forma en que ella los ve cambia según se desarrolla la historia, y eso no solo me parece creíble sino maravilloso. Nada es estático, menos la gente, y menos durante un período turbulento como la adolescencia.


Fuente
Tenemos, por un lado, al coso, al idiota, a Federico, su hermanastro. Spoiler Al inicio de la historia se odian, aparentemente, pero los sucesos los acercan más de lo que habrían creído posible spoiler. También está Fabián, que es otro inquilino que no disimula sus avances respecto a Luna, y que creo que le gana más por cansancio que por otra cosa. Es un personaje complejo y su análisis podría llegar a spoilear, pero creo que puedo decir un par de cosas. No me cerraba. No me gustaban sus actitudes y creo que spoiler muchas son pistas de que algo no anda bien. De que hay algo más. Y si estás leyendo este spoiler es porque leíste, así que ya sabés a dónde voy spoiler.  Respecto a estos dos susodichos, me interesó mucho ver cómo se iba dando progresivamente el interés de Luna, que tiene un carácter medio de mierda y un poco frío, y qué iba a decidir hacer al final. Dada su edad, lo que terminó pasando al final me pareció súper adecuado y más creíble que cualquier otro desenlace. Digamos que lo celebré.




Fuente
Y otra cosa que celebré es que las amigas de Luna no fueran de relleno ni para dar información, sino que el vínculo con ellas fuera importante y sus vidas, sus historias y peripecias, fueran relevantes. Conocerlas, entenderlas, que estuvieran ahí... No siempre lo vemos en la literatura juvenil. Lo agradezco y quiero enfatizar lo importante que me parece. Los demás personajes, con su mayor o menor importancia, tampoco parecen estar hechos de cartón, sino que a través de unas pocas pinceladas llegan a tener presencia y ser fácilmente distinguibles. En general, para un libro corto, tiene un casting interesante, variopinto y bien logrado. No es menor, ¿no?



Cuando digo que se lee muy fácil, quiero decir que se lee rapidísimo, que es un no parar. Tiene capítulos muy cortos, bastante concisos, y el vocabulario es apenas más elevado que el de una chica de quince años, con sus más y menos porque tampoco es pobre. En un momento, cuando la cosa se puso tensa y yo tenía que aprontarme para salir, le metí para poder terminarlo porque necesitaba saber qué estaba pasando. Es decir, también logra enganchar y crear suspenso. Quizás debería agregar, aunque no sea algo bueno, que no me convenció la forma de hablar de los personajes en ciertas ocasiones. Quizás tenga que ver que la autora sea de la generación de mis padres, pero siento que los personajes jóvenes hablan como ellos, como gente de otra generación. Con el mismo vocabulario, quiero decir. Y si fuera una historia atemporal, que bien podría serlo salvo porque hay celulares, aunque se mencionen poco, esto no me chocaría. Pero siendo actual, no sé, me chirrió.

Así que, en definitiva, es un libro corto, ágil y con personajes muy humanos, muy cercanos, en un entorno que se hace familiar a ciertos lectores —los lectores objetivo, ni más ni menos— y lleno de suspenso. Ideal para el verano, ideal para las vacaciones y para leer una tardecita de sol o esa lluvia que impide ir a la playa. No sé, vean.

lunes, 2 de enero de 2017

A Veil of Stars - Reseña

As war begins to ravage the fair continent of Lotheria, spymaster Theresa is trailing the usurper King as he crosses the globe.
Her travels take her to Gannameade; the hot, dangerous continent of spice and blood. In the capital city of Syran, foreigners are murdered in the streets and corruption infects the upper ranks. As a deadly sickness works its way toward the capital, Theresa is desperate to find out why the King has travelled to such a perilous nation.
But her thoughts are far from Lotheria when she saves the life of the young Queen and the heir to the throne, Prince Fayyaad. When Theresa is taken to the palace as a reward, she can’t possibly know what is to follow.
Amidst a crescendo of death and violence, she comes to realise one thing.
Love can bloom in even the most poisonous of places.



¡Feliz 2017 a todos! Espero que hayan pasado muy bien en Año Nuevo y todo eso. Ojalá este año sea mucho mejor que el anterior *insertar saludos estándar*. 

Antes que nada, voy a avisar de que leí este libro en inglés y que no se encuentra disponible en español. También tengo que agradecer a la autora por permitirme leerlo antes de su publicación. Todo un honor y alegría hacerlo. Me encanta que esta reseña sea la primera del año.

Este libro es un spin-off de la saga The Soul Trilogy, que reseñé el año pasado y que fue de mis lecturas más queridas. Les recuerdo que pueden adquirir el primer volumen en su versión digital, gratis, aquí. Creo que no es absolutamente necesario leer esos libros para disfrutar de A Veil of Stars, pero lo recomiendo de todas formas.

¿Cuándo dejé pasar la oportunidad de musicalizar una entrada? Nunca.

A Veil of Stars cuenta la historia de Theresa, que es un personaje muy secundario en la trilogía, una de las compañeras de clase de Sky —protagonista de la trilogía— y la jefa de los espías más adelante. Dado que la sinopsis está en inglés, no me voy a hacer la linda y voy a explicar un poco de qué trata el libro. En paralelo al tercer libro de la trilogía, Soul Inferno, Theresa viaja a Gannameade siguiéndole el rastro al rey enemigo de Sky —decir más que esto sería caer en un spoiler inmenso—. No solo deberá descubrir en qué anda este rey, sino que una plaga mortal empieza a azotar la ciudad y, además, tras salvarle la vida a dos miembros de la realeza, terminará metida en todo un lío político que amenaza con destruir todo el país. Intensito.

Creo que podríamos dividir la trama de esta historia en dos partes: antes y después del incidente que involucra a Theresa con la realeza. La primera parte básicamente es la primera y «verdadera» misión en Gannameade: descubrir por qué viajó el rey hasta allí y qué es lo que quiere conseguir. También nos introduce a este nuevo país y a cómo se las arregló/arregla Theresa para vivir allí, que no es nada fácil porque además de ser extranjera, es pelirroja, y ese no es un color de pelo que sea muy común por allí. La segunda parte es un poco más complicada de explicar, pero podría resumirla contando que Theresa termina convertida, por esas cosas de la vida, en la guardaespaldas personal de la hassaria, la reina de Gannameade, que corre mortal peligro en manos de unos enemigos antiquísimos.

Durante toda esta primera parte vemos a Theresa siendo badass, realmente. Aunque no la llegamos a conocer tanto en la trilogía, acá tenemos la posibilidad de ver el mundo desde su perspectiva, en primera persona. Theresa no tiene tan buen corazón como Sky, a pesar de no ser mala. Podemos decir que es una persona calculadora, eficiente y analítica. Y no le tiembla la manito cuando tiene que matar o algo más. Aunque esa confianza en sí misma a veces la lleva a cometer errores, es una persona muy capaz y autosuficiente. No es nada difícil quererla y que sea nuestra narradora. 

Además, siempre es interesante conocer la visión de un personaje secundario sobre la historia o los personajes principales. Theresa no es muy fan de Sky, y sus pensamientos hacia ella me gustan porque demuestran que la autora conoce sus fallas y no hace que todos amen a la protagonista. Eso es muy de Mary Sue, y por suerte acá no pasa.

Así que, con esto en cuenta, seguir sus aventuras en Syran, capital de Gannameade, es una delicia. Theresa no tiene reparos de meterse en cualquier lado y hacer cualquier cosa con tal de conseguir su objetivo. Esto no quiere decir que siempre tenga éxito, no. A lo largo de toda esta parte la vamos a ver realmente herida, a punto de morir, en situaciones tremendamente críticas, en las que suele, además, estar sola. 

Los que ya leyeron la trilogía sabrán qué personajes antagonistas vamos a encontrar acá, pero los que no, lo siento, no puedo hablar de ellos porque sería un spoiler espantoso. De todas formas, no son los secundarios con más fuerza. Estos son Lanzo, el casero que a veces cuida de Theresa; Milani, una prostituta bastante más fuerte de lo que parece; Cressa, una muchachita (?) que esconde dos o tres caras. La autora crea a sus secundarios con mimo, así que están todos muy bien perfilados.

Las cosas empiezan a ponerse turbias cuando llega esta plaga, que amenaza con destruir la ciudad. Cuando Theresa está a punto de volver a Lotheria, termina salvando a la reina y al heredero de una turba de gente enloquecida. Esto hace que se convierta en la guardaespaldas personal de la hassaria y que una nueva secuencia empiece a ponerse en marcha. Acá la novela deja de ser tan de acción —aunque la tiene, sin duda— y pasa a tener otros dos componentes: intriga y romance. Ah sí, romance. Dado que la novela se promociona con la frase Love can bloom in even the most poisonous of places («el amor puede florecer hasta en el lugar más tóxico»), me parecía raro estar llegando a la mitad y no haber visto ni una pista de cuál podía ser ese amor. En fin, llega acá, en la segunda mitad, y voy a confesarles algo: fue toda una sorpresa. Pero vayamos a de a poco.

Fuente
La hassaria, Lys'arina, es muy joven y es odiada por unas cuantas de las otras esposas del hassar, que pasaron a segundo plano con su llegada. Es una mujer inteligente, amable, bellísima y con un humor particular. Podríamos decir que también es valiente. Más importante: su pueblo realmente le interesa. Theresa acepta la tarea de protegerla y terminará investigando, junto a Fayyaad, el heredero —hijo del hassar y otra de sus esposas, un joven carismático y con grandes sueñosquiénes son estas personas que desean sacarla de su camino. Esta parte está llena de intrigas, conspiraciones y antiguos peligros, lo que la vuelve muy emocionante y nos hace estar todo el tiempo esperando que pase algo, atentos. 

¿Cuál fue mi sorpresa? Este es un spoiler gigante, así que les aviso desde ya que no deberían leerlo. Hagan lo que quieran, ustedes sabrán. Spoiler La autora juega muy bien con nosotros y todo indica que a Theresa le gusta Fayyaad y que el interés romántico va a ser él, pero no. En realidad, una vez que sucede, todo tiene sentido. Y uno piensa «claro, a Theresa no le podría gustar Fayyaad ni ningún otro hombre, no tiene tiempo para esa bullshit». Es muy fácil entender de quién hablo, pero igual no lo voy a decir por las dudas. Lo que sí voy a decir es que admiro mucho a la autora por habérsela jugado de esta forma spoiler. Esta relación trae obvios peligros, pero por suerte no es el factor más importante al desarrollar la historia. Si bien pesa, hay cosas más importantes en juego y Theresa nos lo hace saber.

El final, cuando llega, es arrollador. Tengamos en cuenta que no es un libro muy largo, pero aun así está tan bien construido que sentimos de todo por los personajes y la ciudad. Hay mucha sangre, mucha muerte, mucho dolor y montones de destrucción. Si bien descubrir a los responsables es una sorpresa, mi mente se dio cuenta mucho antes, pero creo que acá depende de cada uno y de su forma de pensar. Lo que más me gustó de la conclusión en general es que no la esperaba, y eso es mucho decir, teniendo en cuenta que lo que sucede después lo conocemos cerca del final del tercer libro de la trilogía.

Fuente
Hay que resaltar dos factores importantísimos: lo bien construida que está la ambientación y la calidad de la narración. Ya había mencionado que el mundo creado por la autora me había fascinado, sobre todo una vez que salimos de Lotheria y conocemos los demás países. Voy a repetir algo que ya he dicho: construir un mundo, una cultura, ya es difícil. Crear varias... Bueno, aunque te bases en lugares de nuestra realidad, no es nada, nada fácil. Podríamos decir que Gannameade está basado en las culturas árabes preislámicas, así que imaginar lo que nos es narrado no cuesta tanto. Pero sería quitarle mérito a lo bien descrita que está Syran, la cultura, las costumbres de los personajes y hasta la ropa y la comida. La inmersión está súper bien lograda y Syran se vuelve tan importante como los personajes

¿Y cómo se logra esto si no es con una narración excelente? Las descripciones no son pesadas, y la mayor parte de ellas se hacen mientras se nos cuenta cómo se las arregla Theresa en la ciudad, así que mata dos pájaros de un tiro: resumir lo que pasó y no interesa desarrollar más, y al mismo tiempo describir sin que se vuelva denso. 

Toda la prosa de Aprille Legacy es ágil, concreta y eficaz, sin perder por esto la capacidad de ser bella cuando es necesario. Es que, de alguna forma, la autora logró que la narración tuviera la misma personalidad que Theresa. No es casualidad, dado que la historia está narrada en primera persona. Se nota una gran mejora en comparación con los dos primeros libros de la trilogía, cosa que me alegra mucho. Sin duda, la voz de Theresa no habría sido igual de genial de leer de no ser por la calidad de la prosa.

Hay solo un punto negativo que quiero mencionar, y que me pareció demasiado pequeño como para quitarle una estrella por eso. Sin embargo, existe. Spoiler el recurso de la carta y la runa de la memoria me pareció demasiado «sacado de la manga». Entiendo que era necesario por cuestiones de argumento, y más cuando sabemos qué pasa en el tercer libro, pero me costó un poco creerlo. No lo sentí como una buena decisión spoiler. No sé cómo habría podido resolverse de otra forma, igual, así que tampoco voy a quejarme demasiado.

En conclusión, queridos, este es un muy buen libro que recomiendo a todos los que sean capaces de leer en inglés. Acción, magia, romance y una protagonista increíble. A ver, ¿les tengo que decir que lo lean?