viernes, 30 de septiembre de 2016

The Wrath & the Dawn - Reseña

One Life to One Dawn. 
In a land ruled by a murderous boy-king, each dawn brings heartache to a new family. Khalid, the eighteen-year-old Caliph of Khorasan, is a monster. Each night he takes a new bride only to have a silk cord wrapped around her throat come morning. When sixteen-year-old Shahrzad's dearest friend falls victim to Khalid, Shahrzad vows vengeance and volunteers to be his next bride. Shahrzad is determined not only to stay alive, but to end the caliph's reign of terror once and for all.
Night after night, Shahrzad beguiles Khalid, weaving stories that enchant, ensuring her survival, though she knows each dawn could be her last. But something she never expected begins to happen: Khalid is nothing like what she'd imagined him to be. This monster is a boy with a tormented heart. Incredibly, Shahrzad finds herself falling in love. How is this possible? It's an unforgivable betrayal. Still, Shahrzad has come to understand all is not as it seems in this palace of marble and stone. She resolves to uncover whatever secrets lurk and, despite her love, be ready to take Khalid's life as retribution for the many lives he's stolen. Can their love survive this world of stories and secrets? 
Inspired by A Thousand and One Nights, The Wrath and the Dawn is a sumptuous and enthralling read from beginning to end. 


Quise leer este libro desde el momento que lo vi en Goodreads. Es más, cuando lo vi ser comentado por gente en cuyo criterio confío, supe que lo iba a leer. Definitivamente. No solo porque era bellísimo en cuanto a edición, sino porque un retelling de Las mil y una noches me parecía fascinante, si estaba bien hecho. 

No me agradó que la sinopsis fuera tan destripadora de libro, aunque fuera medio obvio que iba para ese lado. A ver, ¿todo me vas a contar? Calmate, señor de las sinopsis. En fin, el otro problema que tuve fue el siguiente: cuando la mejor amiga de Shahrzad, la protagonista, muere por culpa de Khalid, esta busca venganza. Y, como dice la sinopsis, así que tan spoiler no es, la historia de venganza se convierte en una historia de amor. Y yo quedé tipo ¿CÓMO? Va a tener que ser o un libro muy turbio, o redimirse él en algún momento, o ambos. No voy a decir qué pasa, claramente, pero bueno, sí voy a dejar claro que es una historia turbia, intensa y llena de emociones fuertes, cuestionables, pero muy sinceras.

Dado que el libro está en inglés y (aún, quién sabe) no en español, voy a contar un poquito de qué se trata. Acá ya saben que odio las reseñas-resumen, pero me parece necesario porque no todos entienden inglés, ni tienen por qué hacerlo. Les aviso que soy horrible resumiendo historias, no me odien.

El reino de Khorasan es gobernado por Khalid, un joven califa que se casa cada noche y mata a sus esposas al amanacer, por ningún motivo aparente más que crueldad y gusto por la sangre. Por lo tanto, la gente vive con miedo de que les arrebaten a sus familiares y amigos para esto. Cuando le toca a la mejor amiga de Shahrzad, Shiva, esta jura vengarse, blablablá, y se ofrece voluntaria para casarse con el califa. Obviamente, sus intenciones son descubrir qué pasa y destruirlo. 

Como todos sabemos, Shahrzad va a descubrir que las cosas no son lo que parecen y que Khalid no es el monstruo que ella esperaba encontrar. 

No solo eso, sino que amigos y familiares de Shahrzad, nada contentos con la situación, van a verse implicados en revueltas que buscan justicia por los actos del califa. 

Can their love survive this world of stories and secrets? 


¿Qué me pareció? Fascinante, más de lo que esperaba, en realidad. Por lo que dije más arriba, no le tenía demasiada fe. Pensaba que iba a ser un retelling más, de esos que agarran una historia clásica para encajar una historia de amor adolescente cliché y que tenga elementos reconocibles que generen afecto y hype. Ya me entienden.

No encontré eso, sino una historia madura, con un argumento sólido, atrapante y personas muy bien desarrollados, complejos y humanos. ¿Qué más le puedo pedir a un libro? Que esté bien escrito, y lo está, pero ese punto voy a tocarlo más adelante.

Shahrzad, la protagonista, es una chica fuerte, decidida y temible por su tenacidad y su carácter. Tiene su lado sensible y su fragilidad, algo que la hace humana también. Si bien su corazón le juega una mala pasada y sus sentimientos empiezan a confundirse, jamás olvida a Shiva ni a las demás chicas que murieron. Jamás, y esto es muy importante. El amor no la vuelve idiota, el amor la vuelve más comprensiva, más fuerte en un montón de sentidos. Tenía el presentimiento de que no nos íbamos a llevar bien, pero al final terminé tomándole cariño y ahora es de mis protagonistas femeninas favoritas.

Me encantó su amistad con Despina, su criada-espía griega, que tiene un carácter también de temer, para qué mentir. Es una relación preciosa, en la que se tienen afecto, la confianza se gana y se preocupan mutuamente. Sí y sí a las relaciones positivas entre mujeres. Lástima que tuviera que entrar en juego el personaje de Yasmin, que para mí no aporta demasiado y cae en un cliché, pero bueno, a lo mejor en el segundo libro nos muestra un poco más de sí.

Tariq, Jahandar y todos esos no me cayeron demasiado bien. Aunque comprensibles, sus arcos se me hicieron desquiciantes. Jamás hacen el esfuerzo siquiera de preguntarle a Shahrzad qué es lo que quiere, por ejemplo, y esto se dice en la novela incluso —algo que agradecí—. Hablemos primero de Tariq. No es la primera vez que digo que el personaje que fue amigo de la infancia e interés amoroso me resulta pesado, no. Al menos acá agradezco que su relación fuera clara y no un quieroynopuedo como pasa en general. Su intento de destruir a Khalid solo porque se metió con Shahrzad y no por sus crímenes, que quedan en segundo plano, me parecieron egoístas e infantiles. Rahim, amigo de Tariq, Shahrzad y Shiva, me cayó bien como comic relief. Jahandar es el padre de nuestra protagonista y a mí me pareció un boludo bárbaro, pero al menos la historia nos da a entender que algo huele a podrido en Dinamarca y que las cosas con él van a ponerse oscuras, muy oscuras. Porque en esta historia hay magia, una muy sutil y bastante aterradora, que todavía no tuvimos ocasión de entender y contemplar en su totalidad.

Dejé a Khalid para el final porque es el más complejo de todos. No sé ni cómo arrancar. A ver. Personalmente, no me agrada nada, pero nada, que justifiquen que un personaje sea violento o haga cosas horribles por su pasado o lo que sea. No, a ver, hiciste las cosas mal. Se te puede perdonar, pero nunca justificar. Nunca. Acá, sin embargo, spoiler hay un motivo muy claro por lo que pasa lo que pasa, y si bien es entendible y quizás condenarlo rápidamente no sea lo mejor, porque a saber lo que habríamos hecho en su lugar, no podemos perder de vista que largó todo a la mierda por Shahrzad. Que la ama, sí, entendimos. Que tiene mommy issues y que necesita amor, got it. Pero, en serio, ¿te vas a cagar así en las muertes de todas las otras mujeres? ¿Así nomás, tan cerca? No sé, lo entiendo en el contexto, pero un poco me molesta. Lo bueno es que Shahrzad no lo justifica; es decir, lo entiende y le horroriza, pero no dice «ay, pobrecito, no tiene la culpa de nada». Eso salvó la novela de hacerme enojar mucho, creo spoiler.

La relación entre ellos se desarrolla un poco rápido al inicio, pero no es perfecta. Tienen sus choques, malentendidos y se van conociendo de a poco. Ambos esconden secretos irreconciliables y se nota cómo daña su confianza. Además de los conflictos de Khalid, que no puedo contar porque es un spoiler inmenso, tenemos la culpa que siente Shahrzad por sentirse así. Y sí, obvio, si tiene la culpa de la muerte de su mejor amiga y un montón de gente más. Sus conflictos internos hacen que la situación sea realista, que se empatice y que, además, se añada un montón de tensión e intensidad. Para terminar, él la ve como su igual, en todo sentido. Parece bobo mencionarlo especialmente, pero cuánta falta hace, realmente. Qué importante es.

Otra cosa que me gustó de ellos es que el sexo no es un tabú. Además, que se deje claro, sin decirlo directamente, lo diferente que es el sexo sin ganas, apenas consentido —esto es muy complicado, porque aunque Shahrzad no se opone y está resignada a que tiene que pasar porque se casaron y es parte de su misión, blablablá, el consentimiento implica mucho más y, bueno, no es momento de hablarlo, pero se podría debatir—, del que tiene una carga afectiva fuerte, con ganas, que se disfruta. Esto no es tan usual en la literatura juvenil, mucho menos que dos personajes estén casados desde el inicio —y que no sea por motivos puritanos y esas cosas—, hayan tenido relaciones en los primeros capítulos —les juro que no es un spoiler, en serio— y luego la cosas se den así, tan intensas. No sé si me estoy haciendo entender.


Ahora vayamos a la parte que más confusa se me hizo: la ambientación. Al principio creí que era un reino inventado en un mundo inventado, pero después nos hablan de Grecia, África y algunas ciudades de medio oriente. Es decir; no, estamos en nuestro planeta —o al menos en una versión alternativa de nuestro planeta, que eso siempre puede ser, pero no parece el caso—. Esto se debe, en parte, a mi ignorancia sobre esta zona. Pueden leer sobre Khorasan, el histórico, en la página de Wikipedia, incluso. Estamos en el norte de Persia, amiguitos, y esta autora cuida mucho la ambientación. Si bien hay palabras extrañas, están explicadas en un glosario al final del libro, que yo vi al terminar de leer, así que les aviso para que no queden en blanco con las palabras que no se entienden. 

En general, todo es muy vívido. Me sentí ahí donde ella lo relataba, vi en mi mente el palacio, la ciudad, la arena del desierto. Hay descripciones acertadas y muy bellas, sin sobrecargarnos de datos. El balance es perfecto para sumergirnos en la historia sin perder de vista el entorno. Muy bien hecho. 

Leer sobre esta zona, esta cultura, además, me hizo feliz. Salir de los mundos de fantasía basados en Europa medieval se agradece, la verdad. No es que no me guste, pero adentrarme en Khorasan, en estas costumbres y en esta idiosincrasia, no sé, fue interesantísimo. La riqueza de los elementos culturales también se se hace notar. 

La prosa ayuda mucho. Esta no es simple; es hermosa, delicada y culta. No es que sea difícil de entender, pero no está ahí para pasar desapercibida y que tengamos una película en la mente. La narración es uno de los puntos fuertes de la historia, parte de lo que la hace especial y diferente. Hubo varios momentos en los que tuve que releer porque la belleza del texto era enorme. Cómo amo los libros así, la verdad.

En fin, ¿qué decirles? Lo recontra recomiendo, sí, si tienen la oportunidad. No tengo idea de si va a traducirse al español o no, aunque tiene todo a su favor para serlo. Es una historia intensa, apasionante y escrita con maestría. Una ambientación increíble, personajes humanos y muy bien perfilados. Muero de ganas de leer el segundo y último libro de esta bilogía, The Rose & the Dagger. Muero por saber más de Shahrzad, Khalid y Khorasan. No sé, lo vale. En serio, y mucho.

martes, 27 de septiembre de 2016

Nieve como cenizas - Reseña

Hasta la nevisca más fuerte comienza con un solo copo.
Hace dieciséis años, un grupo de 8 inverneños consiguió escapar de la derrota de su reino. El relicario que contiene la magia de Invierno fue partido y ellos apenas pueden sobrevivir. Dos jóvenes, una huérfana y el futuro rey, se entrenan para luchar contra la magia oscura de Angra.
Meira está dispuesta a hacer cualquier cosa para recuperar el relicario. Su deseo es convertirse en guerrera y liberar a los inverneños esclavizados de su opresor, pero el destino tiene otros planes, y no solo tiene que pelear contra el enemigo sino también contra sus sentimientos, y animarse a creer en ella misma... y en sus sueños.
La fantasía debut de Sara Raasch es un relato vertiginoso de lealtad, amor, y la búsqueda del propio destino.





Después de ver este libro en librerías y en alguna que otra reseña, tenía clarísimo que lo iba a leer. Aclaro ahora mismo que lo hice en inglés, así que si digo algún nombre y no se entiende puede ser por eso. 

Creo que mi único problema con este libro fue sentir que estaba leyendo la misma historia por decimoquinta vez. Después de Una llama entre cenizas, La maldición del ganador e incluso Trono de Cristal, ciertos puntos en común no se me hicieron disfrutables como deberían. Y eso es una pena, porque me parece que en argumento Nieve como cenizas es superior a las dos primeras novelas que mencioné.

No es una historia vertiginosa, pero tiene cantidades importantes de acción, de «intrigas» y momentos muy emocionantes a un nivel humano. Quizás las dosis de romance son más bien escasas, para quienes vengan buscando eso en la historia. A esas personas les recomiendo los libros mencionados en el párrafo anterior, en todo caso. 

Esos momentos emocionantes a nivel humano a los que me refiero son los relacionados con la caída de Invierno, los refugiados y los esclavos. Sin adentrarme demasiado para no spoilear, la nostalgia, el dolor y la resistencia se transmiten muy bien. Creo que es lo que más me llevo de este libro. Sí, estoy hablando del momento «someday we will be more than words in the dark».

No hubo nada, en sí, que me pareciera impredecible. Puede que sea culpa de lo que dije más arriba, que sentí que ya la había leído. Específicamente spoiler quienes hayan leído Corona de medianoche, la segunda parte de Trono de Cristal, van a sentir una cierta sensación de déjà vu spoiler. Lo que me resultó más interesante en este sentido de «sorpresa» fue la historia de the Decay, que no sé cómo habrán traducido en español, ¿decadencia? Ya me contarán ustedes. Ahí fue cuando paré la oreja, por decirlo de alguna forma.

El final fue el correcto. Bastante cerrado, abierto a secuelas igualmente. Quizás era yo que estaba muy cansada y con ganas de dormir, pero se me hizo un poquitín confuso en un momento. Hubo una cosita que no me cerró spoiler sí, me refiero a Sir, yo lo habría dejado como estaba spoiler, pero tampoco me molesta demasiado.


Meira me gustó como protagonista. Hubo algo, quizás en la narración, incluso aunque se trate de primera persona, que la volvió lejana, en un punto. Al principio me costó empatizar con ella. Cuando la entendí, a ella y a sus objetivos, cuando empezó a evolucionar, aprender, aceptar su presente y su pasado, buscar un futuro, ahí dije ta, vení, seamos amigas y narrame quince libros más si querés. Es fuerte, es valiente, pero tiene puntos débiles y se equivoca. Y de esos errores aprende, reflexiona, mejora. Está dispuesta a hacer sacrificios por su pueblo. Se me hizo muy real, en cierto punto. 

Mather, el primer interés amoroso y amigo de toda la vida, es... Bueno, como casi todos los primeros intereses amorosos y amigos de toda la vida que no te dan mucha bola (o no pueden) hasta que aparece un segundo interés amoroso. Véase Mal de Sombra y hueso, Jeb de Susurros, etcétera. Si bien Mather no me cayó mal, a diferencia de los que acabo de nombrar —pienso en ellos y me enojo, tan así es—, no me parece que aportara mucho en este primer libro, al menos. Es noble, entregado, buena gente. Simplemente yo no congenié. Ni encontré química entre Meira y él.

Theron, el segundo interés amoroso, es un príncipe. Y es mi favorito de los dos, porque lo que realmente quiere es escribir poesía. Maneja bien las palabras y se nota. No es el típico segundointerésamorososeductorymásoscuro, cosa que agradezco. Es valiente a su manera y sus actitudes se ganaron mi corazoncito. Espero que Meira opine igual, aunque lo bueno de esta historia es que no se trata de eso. Gracias, gracias.

Los refugiados en principio me parecieron bien perfilados, aunque solo llegamos a conocer bien a Sir, y hasta ahí. Dendera un poco, mmm, no sé. Entiendo que entrar demasiado en cada uno habría sido un poco demencia, pero no siento apego por casi ninguno ahora. No así con los esclavos, y me refiero en particular a los tres que Meira conoce pasando la mitad de la novela. Ahí se me hicieron entrañables, y todas esas secuencias en particular fueron de mis favoritas.

Los dos reyes que conocemos, Noam y Angra, me resultaron un poco pobres como figuras antagonistas. Noam me pareció bobo y Angra demasiado malo porque sí. Estaría bueno spoiler que en los próximos libros se nos dé más insight sobre él. Es súper necesario y, además, sospecho que la cosa va a ir por ahí spoiler.

Este libro tiene mapa. Obvio que lo festejé, aunque las delimitaciones de los reinos me parecen medio cualquiera, pero quién soy yo para juzgar si no estudié cartografía. En fin. A ver, levante la mano el que no levantó una cejita al leer que había cuatro reinos con estaciones eternas y que encima estaban al lado. O sea, yo ya estaba intentando imaginar un planeta en el que esto fuera posible —algún iluminado que me diga si se puede o no, me encantaría saberlo— y el mapa nos muestra que están uno al ladito del otro. Because of magic, claro. Es la única forma de que lo entienda.

Fuera de eso, la ambientación es excelente. Cuando hacés que el lector sienta nostalgia por un mundo que no conoció ni dentro ni fuera de la historia, porque el personaje la siente, bueno, ahí ganaste, me parece. Y yo sentí cosas tan tristes por Invierno y su gente, y tanta curiosidad por los otros reinos y sus costumbres. En el momento al que me referí más arriba, donde cité una frase conmovedora, se me removió el pechito, a ver. 

Esto también es gracias a la narración. Al principio me parecía normalita, pero se fue volviendo muy potente, bella y eficaz. Puede que no sea un libro de lectura híper rápida, pero seguro que lento no es. Leí por ahí que a algunos se les hizo aburrido porque tiene muchos detalles, pero a mí no me cansó en ningún momento. En fin, esto puede ir en el gusto de cada uno, quizás.

¿Qué decir para ir cerrando? Es un libro que me gustó mucho y que disfruté como nena chica, a pesar de que no sentí que me estuvieran contando nada nuevo. Ojalá lo hubiera leído antes, así se sentía menos reiterativo. Pero me alegro, de todas formas, de haberle dado una oportunidad. Y espero poder seguir pronto con Ice like fire, su continuación.

viernes, 23 de septiembre de 2016

Corona de medianoche - Reseña

Una joven y famosa asesina condenada a muerte es liberada de las minas de sal donde sirve condena a condición de competir en un torneo en el que se seleccionará al paladín oficial del rey. Se ha enfrentado a ladrones, asesinos profesionales y guerreros de todo el imperio y no solo ha salido con vida, sino que ha resultado la ganadora. Ahora Celaena deberá servir al rey durante tres años antes de ganar su libertad.

Pero Caelena no puede aceptar las macabras órdenes del monarca del Reino de Endovier y deberá poner en riesgo todo aquello que ha aprendido a querer: al atractivo capitán de la guardia y al propio príncipe. Además, oscuras y poderosas fuerzas se están concentrando en el horizonte y amenazan con destruir todo su mundo. Ella es la única esperanza del reino y tendrá que elegir a quién debe lealtad y por lo que está dispuesta a luchar.





¿Cómo hace Sarah J. Maas para volver a sorprenderme así con un segundo libro de una saga cuya primera entrega me pareció bien sin más? Esta mujer hace magia, creo yo, y su magia, al parecer, aumenta con cada libro. Eso ya lo confirmaré cuando lea el tercero. 

[Otro misterio, ¿por qué el señor que hace las sinopsis sigue poniendo que el reino es Endovier y no Adarlan? ¿EL SEÑOR DE LAS SINOPSIS LEE LOS LIBROS? *asumiendo que es un señor*]

Esta es la reseña de la secuela de Trono de cristal. Como siempre, tapo los spoilers de este libro, pero no del anterior, así que les pido que tengan ojo si quieren leer la reseña y no leyeron Trono de cristal

Me gusta más la portada de la versión que leí yo, en inglés.
Este libro me gustó muchísimo más que su predecesor. La trama es mucho más interesante, más compleja y más mágica. De hecho, la magia y las marcas del Wyrd cobran una importancia mucho mayor, y el misterio se siente más y ay, conforme se acerca el final, es vertiginoso. Empezamos a vislumbrar más qué es lo que pasa por la mente del rey, otras personas disconformes con la situación y en las que Celaena deberá ver si puede confiar o no, conocemos más sobre ese mundo tan interesante que creó la autora, sobre el pasado reciente y el pasado remoto. 

También, algo que agradecí, vemos a Celaena como la asesina que es. En el primer libro te la pintan como un bicho peligrosísimo, pero apenas la vemos en acción. Acá, en este libro, realmente entendemos por qué es la Asesina de Adarlan. De hecho, en este libro me cayó mucho mejor en el primero, donde realmente no sabía si me gustaba o no del todo. Acá es mucho más badass, más centrada y demuestra más compasión, otro tipo de compasión, no sabría explicarlo. Empaticé muchísimo más. Me gustó conocer sobre su pasado, de nuevo, el reciente y el remoto (aunque no tan remoto como el pasado de Erilea, jaja). Toma profundidad.

Podria decir algo parecido sobre Dorian, que apenas salía del arquetipo en el primer libro y acá tiene un arco mucho más rico, más oscuro. No quiero decir más para no spoilear. Nehemia sigue siendo genial, pero spoiler ME PARTIÓ EL CORAZÓN LO QUE LE HICIERON, WHY spoiler. Me reí montones con Mort —ya lo descubrirán ustedes—, porque realmente me hace gracia lo absurdo. 

Quizás lo que más me gustó fue Chaol y cómo creció como personaje. Spoiler su relación con Celaena me maravilló y me llenó de felicidad, hasta que la maldita de Sarah tuvo que arruinarlo y destrozarnos el corazoncito a todos. Chaol es bueno, es leal, está ahí y realmente se puede confiar en él. Cometió un error y lo pagó carísimo, ambos lo hicieron. Me encantan juntos y estoy re enojada porque sé que este ship no prospera y yo quiero seguir shippeándolos spoiler

La narración es, de nuevo, muy ágil, pero sin dejar de ser linda. Es más simple que en la saga de Una corte de rosas y espinas, eso sí. Esta vez me rindieron mucho los diferentes puntos de vista —en tercera persona—. Creo que así conocemos mejor a los demás y la historia llega a lugares que no alcanzaría solo con Celaena, y sería una pena.

El plot twist del final no es súper sorprendente —yo me lo esperaba, pero sé de varios que no, así que no voy a tirar que es tan predecible—, pero me deja con una ansiedad increíble por saber QUÉ CARAJO PASA AHORA. Es como que deja la historia encaminada hacia algo súper épico y me muero de ganas de leer más. Tengo otros libros pendientes antes de Heir of Fire, pero espero poder llegar rápido a él y meterme en sus páginas. 

Sarah J. Maas, gracias por tanto.

martes, 20 de septiembre de 2016

Especial de Martina Valiente


Martina tiene 12 años y se cree la persona más común del mundo. Sus padres acaban de separarse y tiene que adaptarse a una vida diferente en la vieja casa de la abuela Famke. Pero lo que Martina no sabe es que en la casa de la abuela se oculta la entrada a un nuevo mundo en el que vivirá intensas aventuras y desafíos. Enfrentando sus miedos, apoyándose en sus amigos y confiando en sí misma, Martina llegará mucho más lejos de lo que jamás imaginó.
Este es el especial del que les hablé allá por esta entrada, sobre una saga que marcó mi infancia y todo lo que vino después. Tenía montones de ganas de hablar de estos libros, pero la verdad es que no tengo idea de si se venden en algún otro lugar además de Uruguay. Así que, en vez de escribir reseñas que la mayoría va a ignorar por esos motivos, decidí agarrar esta entrada por otro lado.

Descubrí el primer libro mientras almorzaba, antes de ir a la escuela, porque hablaron de él en un programa para niños. Si no se murieron de la ternura con esto, no tienen corazón. Por supuesto, se lo pedí a mis padres y lo recibí como regalo de Reyes. Ese fue un muy buen verano, porque recuerdo que me regalaron otros dos libros que también amé: El mundo encantado de Ela y Los Cazaventura y el río escondido de la Amazonia. ¿Cuál fue la diferencia entre estos y Martina Valiente?

Nueva edición
Con Martina aprendí, por primera vez, que esas historias de fantasías y mundos secretos llenos de magia podían existir gracias a un autor uruguayo. Que una protagonista uruguaya podía llevar el peso de la trama, hablando de vos, como yo. El vínculo que tuve con estas historias fue mucho, mucho más fuerte que con otras, porque la sentí cercana, nueva, diferente. En un punto, también me llenó de certezas: yo también, siendo uruguaya, podía escribir fantasía. Se podía. Y sé que no soy la única que vivió Martina de esta manera.

Aunque en el primer libro Martina tiene doce años —y yo en ese entonces tenía once, así que era perfecto—, en el siguiente ya nos encontramos con una Martina de catorce. Para mí, con ya doce, era súper mayor. Además, también, más madura. Todo lo que una adolescente de catorce puede serlo, bueno. En fin. Si el primer libro me había maravillado, la oscuridad que se adivina en el segundo hizo que me enamorara por completo de Novrogod, el mundo en el que está ambientada la historia. Además, la trama es mucho más compleja y nos trae unos cuantos plot twists muy interesantes.
Fuente

Pero la reina de los plot twists es la tercera parte, que es un cierre increíble para la saga. Muy emotivo, muy intenso. Muy Martina

Esta saga tiene un mundo que, si bien puede parecer derivativo, con el paso de las páginas se va volviendo único. Novrogod y sus personajes toman vida, la historia nos va llevando de la mano hasta ese desenlace, ansiosos, sin querer que termine, porque a Martina y a los demás los vimos crecer, los vimos superar cada obstáculo y aprender de las inevitables heridas. Incluso da pena separarse de Voraz que, aunque parecía tan típico, resultó ser un villano de lo más interesante.

Esta entrada no solo cuenta mi experiencia con la saga, sino la de varias personas que conozco, que leyeron en distintos momentos de su vida y que, por algún motivo u otro, también tuvieron ganas de participar y dar su opinión. 


Pía, 22 años, lectora fan del autor

Con Pía, Federico Ivanier, Lumaga y Nazarena, de La Libélula
Por Matías Soboredo
Martina Valiente llegó a mi vida por primera vez en mi cumpleaños número 16. Había leído apenas dos libros de Fede Ivanier y ya estaba convencida de que cualquier cosa que leyera de él me iba a fascinar.

Lo de Martina fue diferente. A esa edad, con todas las cosas que un adolescente atraviesa, las ganas de irse a un mundo paralelo donde sos una heroína y pasan cosas increíbles es un sueño. Y más si la aventura implica enamorarse, pasar por innumerables peligros, olvidarse por un rato de la realidad y seguir un camino plagado de incertidumbres sobre el mañana.

Yo creo que al día de hoy, Martina sigue siendo la influencia literaria más significativa en mi vida, y una de las obras más atrapantes que he vivido en mi imaginación.


Claudia Córdoba, 24 años, escritora

Leer Martina Valiente como adulta es una experiencia que difícilmente pueda olvidar. Me llevó por lugares que no esperaba que me llevara, y no, no me refiero a Novrogod. Me refiero a que me llevó a mi infancia, o más bien a mi adolescencia. Me hizo pasar por momentos que había vivido de una u otra forma y me obligó a plantearme como doble lectora. Puedo asegurar, con mucha alegría, que es el primer libro dedicado a otro público que he podido leer tanto con ojos adultos como con ojos juveniles. Logré identificarme con cosas que aún hoy me toman por sorpresa y descubrí a una historia y un escritor que debería haber descubierto antes, mucho antes. Todas las grandes obras tienen errores, Martina Valiente no está exenta de ellos y algunos me entorpecieron bastante la lectura, pero puedo decir que es una serie redonda, con un final brillante, que termina como debe ser, como uno quiere que termine. Que termina y punto.

Me encanta el manejo de Ivanier de las relaciones humanas, especialmente en el último libro, al que considero el mejor de la saga. La mención de la sexualidad sin mencionarla explícitamente le agrega mucho a un libro que sin dudas podrá ser leído por una misma persona durante varias etapas de su vida. Es un escritor uruguayo y una lectura uruguaya; ¿Qué si la recomiendo? ¡Por supuesto! Es más, ya quiero leer las nuevas ediciones para ver qué hay nuevo o qué no hay nuevo... me intriga muchísimo. ¿Esa reacción no es suficiente como para atraerte a leerlo? Vamos, ven, pásate al lado Osc... de la Luz.



Stephanie, 22 años, coordinadora de #Clubdelectura.uy

Comencé a encaminarme de chica al amor por la lectura gracias a la literatura nacional. Muchos de los que leí son muy conocidos en este ámbito: Helen Velando, Ignacio Martínez, Roy Berocay, entre otros. Pero el autor que más me marcó fue Federico Ivanier, con su querida Martina Valiente. Estamos muy poco acostumbrados a los relatos de fantasía, siempre son de aventuras o de humor. En cambio este era diferente. Imaginar que viajabas a otro mundo, enfrentabas criaturas de la oscuridad y que eras «la elegida» (implicando eso que tenías poderes y otras cosas muy geniales). Es algo que no se había visto en el mercado uruguayo, menos para adolescentes.

Por eso creo que Martina Valiente es un libro que ha marcado una generación, hizo una diferencia contra lo monótono y común, abriendo las puertas a otro mundo que los escritores no tenían visto y dándole a los lectores un nuevo universo por explorar con cosas muy usuales de su cultura.


Luzco Lumaga, 27 años, dibujante y escritora

Fuente
Mi familia nunca fue mucho de leer, y hasta donde sabía yo a esa edad (la edad a la que comencé a escribir), la fantasía era cosa de los libros infantiles y algún día tendría que dejarla atrás. Pero entonces conocí a Harry Potter, que me demostró que el mundo podía seguir siendo mágico hasta cuando yo quisiera; y enseguida después conocí a Martina, que me enseñó que las aventuras y la magia no solo no se terminarían cuando creciera, sino que podían surgir del país en el que vivo. Martina Valiente se me cruzó en el momento justo y fue muy importante, porque seguramente con el tiempo habría podido encontrar a otros que me enseñaran lo mismo que Harry Potter, pero no habría encontrado a muchos más que me enseñaran lo que me enseñó Martina. Uruguay necesita mucha más literatura fantástica para adolescentes y adultos, pero por suerte los niños de aquella época ahora nos estamos encargando de eso, y algunos gracias a que esta historia nos renovó las ilusiones.






Santiago, 22 años, músico

¿Qué es, esencialmente, sino una recopilación ordenada de la visión esperanzada y a la vez realista del hombre, con base en su inconsciente colectivo, la fantasía heroica? La fantasía escapa a las poblaciones, a la historia y a los lugares. Esto claramente está desarrollado en esta trilogía, que comprende solo un fragmento de la vasta obra de Ivanier.

Martina Valiente tiende un puente conceptual entre nuestra cultura Sudamericana y un mundo socialmente comprendido con tintes europeos; este puente también está reflejado literalmente en la obra, con el planteamiento de la unión Montevideo-Novrogod. La obra, con sus defectos y virtudes, plantea eso mismo: la fantasía no es solamente Europea, aunque así lo pensemos inercialmente, quizás hace un poco menos de quinientos años.

Martina es una persona que, como cualquier héroe, tiene su vida personal, con sus problemas y dificultades; y a la vez, tiene su lugar, donde todos confían en ella para cumplir con el máximo cometido de una población sometida a un reino de terror.  Pero Martina no es cualquier heroína, Martina es Uruguaya, escucha a Buitres y seguramente cuando era niña jugó sobre una bici en las veredas montevideanas de nueve bloquecitos. Martina seguramente sintió, en algún momento, que pasaba desapercibida entre las calles quietas, tal vez adoquinadas, llenas de edificios intercalados con casas con reja y jardín, en algún domingo de algún año. Asimismo, existe otro sitio donde Martina llega a sentir también que es la única que puede poner las cosas en su lugar; donde es la única en la que confían, donde no es una adolescente más.

Quizás esta razón fue la que nos impulsó a mí y a la banda en la que estaba en ese momento, a contactarnos con Federico para intentar proyectar una Ópera Rock sobre el primer libro que abre la trilogía. Fantasía heroica con base en Montevideo; nada mal, ¿eh? Avanzamos bastante con ello pero, por asuntos internos de la banda, el proyecto no pudo ser. Era una apuesta difícil pero, a pesar de eso, siempre tuvimos la esperanza de que pudiera ser; siempre tuvimos la mente en un Novrogod donde el proyecto estuviera concluido. Nunca olvidemos que, como humanos, a Novrogod lo podemos tener a la vuelta de la esquina, y que Voraz está formado de, entre otras cosas, nuestro miedo a arriesgar, a caminar, a descubrir.

Y la fantasía funciona así, como la visión del hombre, con miedos y esperanzas, con tradiciones y transgresiones. Sí, claro, la fantasía nace del ser humano y con él, por eso forma parte de nuestro patrimonio cultural y universal, legado que quedará para siempre, alimentándose de, y dándole forma, a nuestra identidad.

///

Como podrán ver, Martina Valiente fue y es importante para muchos de nosotros, hayamos leído los libros de niños o de más grandes, y por eso tenía tantas ganas de compartirlos acá, en este blog que lee gente de otros países también. ¿Qué esperan para conocer a Martina?



—¿De qué te reís?
—¿Te acordás del acertijo?
—¿Cuál?
—Ese de los valientes.
—«Valiente no es quien ignora el miedo, sino quien lo conoce y...»
—Y...
—¿Y qué?
—Y lo enfrenta.

viernes, 16 de septiembre de 2016

Tormenta - Reseña

Una tierra agonizante.
El Imperio Shima, una nación formada por islas, fue antaño una tierra fértil, cuna de tradiciones y mitos centenarios. Ahora sus cielos son rojos y la tierra ha sido emponzoñada por las máquinas que funcionan mediante el vapor del loto rojo.
Una petición imposible.
Los cazadores de la corte imperial de Shima reciben el encargo de capturar a un tigre del trueno, una criatura mitológica mitad águila, mitad tigre.
Pero los tigres del trueno se extinguieron hace más de cien años.
Y el precio por fallarle al emperador es la muerte.
Un talento secreto.
Yukiko es una joven del clan del zorro y posee un don que, de descubrirse, podría hacer que la ejecutaran. Cuando el tigre del trueno se cruza en su camino y averigua cómo usarlo, esta joven muchacha pondrá en jaque a todo un imperio y cambiará el destino de todos sus habitantes de forma irrevocable. 
Quise leer este libro desde que supe que existía, más o menos. ¿No es suficiente con la sinopsis? Tiene todo para ser una historia de mi gusto. Japón ficticio. Steampunk. Mitología. Como para no quererlo. Pero digamos que se mantuvo fuera de mi alcance por bastante tiempo y que, cuando la saga llegó a mi país, encontré EL SEGUNDO Y EL TERCERO, este no estaba por ningún lado. Lo conseguí muchos meses después, casi de milagro. Obvio, del segundo, ni rastro. Mi vida in a nutshell.

En un punto, podría decir que este libro me recordó a El guardián de los dragones, de Carole Wilkinson, que aunque se basa en una antigua China y no un Japón ficticio industrializado, tiene similitudes en algunas premisas. Por ejemplo, la relación de Yukiko con Buruu se parece un poco a la de Ping con Danzi, las autoridades y la experiencia de ambas protagonistas en los palacios, etc. El que leyó ambas novelas me entiende.

Esta va a ser una reseña agridulce. Dulce porque en sí el libro me gustó bastante, agria porque tengo unas cuantas quejas por delante. Sí, esta va a ser una reseña de qué me gustó y qué no.

Lo que me gustó:

  • La historia me pareció muy buena. El argumento es claro, es interesante, atrapante y para nada lineal, sino que se va desenmarañando de una forma muy efectiva. Además es muy linda. Es totalmente disfrutable y engancha un montón. El «mensaje» que hay detrás, súper ambientalista, también me gustó mucho. El amor por la naturaleza sobre la codicia humana como meta. Un mundo destruido de fondo. Perfecto.
  • Los personajes están bien definidos y son muy creíbles. Quizás al principio me costó empatizar con Yukiko, pero después de cierto suceso empezó a caerme bien. Los secundarios son perfectos. Buruu y Kin —kin en japonés significa oro, de paso— sobre todo, me parecieron muy bien construidos. Masaru, Kasumi y Akihito lograron darme esa sensación de nostalgia que dudo que no sea intencional. Me encantó la historia familiar de Yukiko y cómo eso los afecta en el presente. Muy duro, muy triste, muy fácil empatizar con ellos. 
  • La relación de Yukiko con Buruu, el arashitora. Qué intenso, qué lindo, qué geniales sus escenas juntos. Creo que esto es lo que más me motivó a seguir. 
  • El mundo. A ver, la mitad de mi opinión sobre el mundo va a ir acá y la otra mitad en lo que no me gustó. Lo bueno es lo real y bien desarrollado que está todo. Es palpable, complejo e interesante. Estamos acostumbrados a que lo steampunk esté basado en una Inglaterra victoriana o de principios del siglo XX, pero acá tenemos un Japón bajo el shogunato. Esto es un punto de partida increíble, claramente. Las ciudades, las maquinarias, las consecuencias de los actos de los humanos... Todo eso mezclado con mitología. Es una ambientación preciosa y lo que más pesó a la hora de querer comprar el libro.

Lo que no me gustó:
  • Unos cuantos de ustedes saben que estudio japonés. Está en la descripción. Bueno, la cuestión es que el autor utiliza unas cuantas palabras en esa lengua. Y lo hace mal. Qué ganas de morirme cada vez que usaban el hai como si tuviera las mismas funciones que nuestro . Cuando usaban el sama como un sustantivo y no como un sufijo honorífico. ¿Y eso de ponerle Shima a las islas? Shima quiere decir isla, por todos los dioses. ISLAS ISLA. Alguien que haga algo, por favor.
  • También me escandaliza la poca investigación que hizo el autor, al parecer. O sea, él mismo admitió usar Wikipedia y poco más. No sé, quizás sea un mundo de fantasía, pero si te estás basando en Japón, ¿por qué poner pandas? ¿Por qué utilizar una expresión de exclamación china (aiya)? No es lo mismo y realmente es molesto, aunque sea un mundo inventado. No vale todo. Si no tenés ganas de investigar, basate en otra cosa.
  • Si dejamos de lado estos aspectos, tampoco disfruté mucho de la prosa. Me gustaba más cuando se distendía y agilizaba, porque cuando intentaba ser bella e inteligente, solo conseguía ser densa, pesada, abrumadora. Algunas metáforas y comparaciones están bien, pero no todo el tiempo. Cansa. Esto fue uno de los factores que hicieron que me costara la lectura en las primeras cien páginas. Estuve a punto de dejarlo. 
A pesar de lo negativo, disfruté bastante del libro, lo terminé muy enganchada y estoy más que pronta para empezar el segundo. Voy a sufrir porque no tengo el tercero, ni plata, así que no tengo ni idea de cuándo podré leerlo. Espero que para cuando se publique esta reseña (es julio) alguien me lo haya regalado por mi cumpleaños o algo. [Edit en agosto: it happened].


Lo recomiendo para los que tienen paciencia. Los que buscan algo más dinámico o tienen conocimientos de japonés, van a pasar un poquito mal.

martes, 13 de septiembre de 2016

Cress - Reseña

Había una vez… una joven de cabello largo y dorado que fue encerrada en una torre sin puertas ni escaleras. Cinder, Thorne Y Wolf son los fugitivos más buscados. Juntos, planean destronar a la reina Levana y destruir su armada. Todas sus esperanzas están puestas en Cress, una joven hacker que se encuentra atrapada en un satélite. Durante toda su vida, estuvo rodeada de pantallas, observando, espiando. Lo único con lo que siempre soñó fue con ser libre. Y finalmente logra escapar…pero el precio que deberá pagar es más alto de lo que ella imagina. Mientras tanto, Levana está empecinada en que nada ni nadie le arruine su boda con el emperador Kai… ¿Qué será capaz de hacer con tal de cumplir su objetivo? Drama futurista, ciencia ficción o steampunk, poco importa cómo catalogar estas CRÓNICAS LUNARES. Son únicas e imperdibles, como la justicia, la fantasía y el amor. 



Tal y como anticipé en la reseña de Scarlet, la segunda parte de la saga de las Crónicas Lunares, la estoy pasando bien para el orto porque no tengo Winter acá mismo para seguir leyendo. Qué gran tragedia tener tres de cuatro libros en una saga *era exagerada*. Bueno. Lo de siempre; puede haber spoilers de los dos anteriores, no sean bobos, blablabla.

Estoy muy contenta con este libro. Cada vez me van gustando más, parece. La trama que nos presenta Cress es mucho más interesante, compleja y divertida que Cinder y Scarlett, así que me doy por satisfecha. Por supuesto, algunas cosas siguen siendo predecibles por su calidad de retelling, pero, la verdad, del cuento de Rapunzel me había olvidado de un par de cosas, así que casi ni me molestó. Pasé súper bien con todas las idas y venidas de los personajes, aunque los prefiero todos juntos a separados. En general, todo el libro se sintió muy shit is about to get real, como un preludio a la guerra. Esa sensación no se fue en ningún momento y me parece muy bien lograda. 

Cress, como personaje, es adorable. Es una chica inocente, soñadora, ingenua, que vivió aislada de todos y que tiene idealizadísima a la Tierra y a sus habitantes. Si se llevara mal un personaje de este tipo, sería insoportable, pero Cress realmente logró llegar a mi corazoncito. A su corazoncito, por lo pronto, llegó Thorne, que con este libro se corona como mi personaje favorito. Ese ego, ese humor, ah, me encanta. Y hay toneladas de Thorne en Cress, gracias a los diositos de los personajes vanidosos.

https://www.pinterest.com/pin/AVH1HqWevg8vdUfi34D7cqKt_lLz8S8E4nPc2xZdrJTBx0yVxSQV0es/
Cinder me gusta cada más con cada libro. Quizás me pase con ella eso que me suele pasar con la primera persona, aunque la narración sea en tercera. En el primero solo la teníamos a ella, su perspectiva, y quizás eso, por su personalidad, resultaba cansador. Ahora, con múltiples puntos de vista, puedo decir que me cae mucho mejor. Scarlet sigue sin ser mi favorita, pero la eché de menos en este libro, donde tiene menos apariciones —perso bastante impactantes todas ellas—, y Wolf... Pobrecito, qué mal que la pasa. Conecté menos que con el segundo libro, pero igual le sigo teniendo cariño. Iko estuvo genial. Creo que sigue siendo mi favorita después de Thorne. Kai, bueno, Kai la pasa mal, sus escenas fueron las que menos me interesaron. Jacin es un tarado. El doctor Erland toma un papel más importante todavía y... acá no puedo decir nada sin spoilear. Pero esto fue muy interesante, sí. Los malos son malos y siguen siendo malos. Quizás eso sea un punto flojo, pero bueno, todavía no leí Fairest. Por otro lado, tenemos una pequeña aparición de la princesa Winter que me llena de expectativa. 

Me hizo súper feliz que parte de la acción se desarrollara en África. Como ya dije en la reseña de Scarlet, odio que casi todas las historias futuristas juveniles parezcan desarrollarse en Estados Unidos, que aparentemente es el único país del mundo. Bueno, en fin. Esta vez nuestros personajes se las tienen que ingeniar en ni más ni menos que África Sahariana. Porque sus vidas no eran lo suficientemente complicadas. También me gustó toda la acción del espacio, pero me quedé con ganas de ver más de Luna. Apenas si nos dejan vislumbrar algo. 

Cress es considerablemente más largo que los otros dos. Aun así, también lo leí en una noche. Bueno, no sé si las seis de la mañana cuentan como noche, pero vamos a decir que sí. De nuevo, la lectura se hizo súper amena y me dejé llevar por la narración muy contenta. Disfruté como chancha, digamos. Lo que más me gusta, por ahora, es lo buenos que son los diálogos. Me encanta el sentido del humor de esta saga, sobre todo el de Thorne sí, ya entendimos, Iko y en menor medida Cinder y Kai. 

No sé qué más decir, la verdad. Me destroza no poder continuar con esta lectura salvaje de la saga en tres días, así que quizás me retire a llorar *recuerda que tiene parciales* *llora más*. La verdad es que tengo muchísimas ganas de leer Winter y la espera se va a hacer horrorosa. Por otro lado, me da un poco de pena alejarme de estos personajes. Incluso habiendo pasado tan pocos días con ellos, ya me encariñé. Eso es buena señal, ¿no?



Por cierto, actualicé la pestaña de Proyectos, por si a alguien le interesa.

viernes, 9 de septiembre de 2016

Scarlet - Reseña

Mientras en Nueva Beijing Cinder está a punto de convertirse en una e las fugitivas más buscadas, Scarlet, en Francia, está segura de que alguien secuestró a su abuela. Cuando la policía cierra repentinamente el caso, decide continuar la búsqueda sola. Pero para hacerlo necesitará la ayuda de Wolf, un peleador callejero que parece ser el único camino para llegar hasta ella.
Juntos, se sumergen en un mundo oscuro y peligroso, y allí conocerán a Cinder y se darán cuenta que sus historias tienen más conexiones de las que podrían haber imaginado. Juntos, deberán enfrentar a la reina lunar Levana, quien está dispuesta a todo con tal de que el príncipe Kai se convierta en su esposo, su rey... su prisionero. 





Esta es la reseña de Scarlet, segunda parte de las Crónicas Lunares. Pueden leer la reseña de Cinder, la primera parte, aquí. Como siempre, aviso desde ya que puede haber spoilers del libro anterior —los de este los oculto y depende de cada uno—, así que si no lo leyeron, les sugiero que no lean y eso.

En la reseña anterior dije que creía que me iba a meter más en la historia según avanzara la saga. Bueno, parece que tenía razón como siempre. Scarlet me resultó más interesante que Cinder, mejor construido y con una profundización en los personajes y sus relaciones que me convenció mucho más. Incluso la trama me resultó mejor, ya que aunque acá el retelling es de Caperucita Roja, no resultó ni ahí tan predecible. Siento que acá la autora tuvo más libertad de movimiento y eso ayudó un montón.

Cinder me gustó mucho más en esta entrega, aunque supongo que parte de eso se debe a la aparición de Thorne. Este personaje tan particular parece sacado de un animé, y aunque eso a algunos les pueda resultar chocante, a mí no me disgustó para nada. De hecho, fue de mis favoritos. Si no fuera porque me encanta su relación actual, lo shippearía con Cinder, pero así están bien. Además, él tiene suficiente con su ego y eso. Iko también tuvo sus momentos y, la verdad, me gustó más también. Quizás no empaticé tanto con Scarlet, pero no me pareció una mala protagonista ni ahí y, hacia el final, sus actitudes con Wolf me hicieron ponerme firmemente de su lado. Bien ahí, Scarlet. Wolf también me gustó; me encantó esa mezcla de inocencia y a la vez letalidad, esa forma de ser con Scarlet. Su relación —a ver, no es spoiler, se ve venir desde la sinopsis— me pareció mucho más creíble que la de Cinder y Kai.

https://www.pinterest.com/pin/346284658831022780/
Esta vez la ambientación es bien distinta; estamos en un pueblito de Francia. También nos encontramos en París en un momento, y saber lo que fue de esa ciudad, lo que pasó con el Louvre, entre otras cosas, ay. Qué futuro de mierda, bo. Bueno. También estamos en el espacio en un momento, sí. Me encanta. Fuera de eso, descubrimos poco más sobre todo. Me encantaría saber más sobre Luna, pero al parecer todavía tenemos que esperar. Una cosa a resaltar: a diferencia de la mayoría de estos libros, la acción no sucede en Estados Unidos —que a veces parece ser el único país del mundo donde puede pasar algo interesante—. Que los personajes se muevan por distintos continentes me llena de felicidad.

Como me pasó con Cinder, leí el libro en unas pocas horas. La prosa sigue sin parecerme una maravilla, pero realmente es súper dinámica y cuenta bien lo que tiene que contar, sin hacerse pesada o fea, o aburrida. La noté un poquito más linda, pero ta, nada wow. Tengo esperanzas para el tercero.

Hablando del tercero, Cress, ya lo tengo en mi mesa de luz y estoy esperando a terminar de escribir esto para ir a devorarlo, porque este final me dejó con muchas más ganas de leer que el anterior. Lo único que lamento es no tener Winter, porque estoy segura de que cuando termine Cress, voy a pasarla bien para el orto esperando por la continuación.

martes, 6 de septiembre de 2016

Cinder - Reseña

En un futuro lejano, luego de la devastadora Cuarta Guerra Mundial, humanos y androides se apiñan en las calles de Nueva Beijing, una de las seis comunidades de la Tierra. Una enfermedad mortal está arrasando la población. Y desde el espacio, la reina lunar observa cómo la peste lo va devorando todo, confiada en lograr el control del planeta. Cinder tiene 16 años y trabaja como mecánica. Su pasado es un misterio y su presente, no puede ser peor, bajo la tutela de su madrastra, que la explota y la denigra constantemente. Hasta que su camino se cruza con el del príncipe Kai, y se ve en medio de un conflicto intergaláctico y de un amor imposible. Atrapada entre la peste y un gran secreto, no sabe si escoger la libertad o la inmolación, hasta que ya no tiene opción y no puede elegir. Sin embargo, ella es especial. Ella es la única salida. Después de todo, así son los cuentos de hadas... 



Bueno, voy a ser sincera: no quería leer este libro... aún. Cuando supe de este libro, hubo un detalle de la protagonista que se acercaba montones a la protagonista de una novela que estaba escribiendo, que sigo escribiendo, así que decidí alejarme hasta terminarla, para evitar que me dijeran que la había copiado, lo que es, por supuesto, ridículo. Ahora que estoy más cerca de terminar (pónganle muchísimas comillas a «cerca»), decidí que era todavía más ridículo no leer libros que tengo en mi estantería desde marzo (también en la camada de libros que traje de Rosario). Porque sí, compré los tres publicados en español hasta el momento. Igual, quería escribir esto. Y ahora que leí la historia, me hace súper feliz poder decir que salvo ese detalle en común, hay muy poca cosa similar que no sea a causa del género. Festejemos, no sé. Si algún día esa novela ve la luz y dicen que se parece a Cinder, tenemos esto para rebatirlo (?).

Cuando vi en la solapa que a la autora le gustaba Sailor Moon, me reí. Me reí mucho porque mi primer pensamiento cuando vi a dónde se encaminaba la historia fue: Sailor Moon meets Cinderella feat. cyberpunk. No me molestó, de todas formas, porque crecí con Sailor Moon, amo la historia y el guiño, aunque hizo la historia predecible, me gustó. Como todos sabemos, esto es un retelling de la Cenicienta, por lo que es un poco obvio por dónde va a ir, hasta cierto punto. En realidad, sin ser mala, toda la historia me resultó súper predecible, pero eso no disminuyó mi disfrute. Se lee rapidísimo de todas formas (no es novedad que termine un libro en una noche, pero les juro que no me pasa con todos) y engancha. Sobre todo, una vez que llegamos al final. Que no es que pase algo que no esperáramos, pero deja las puertas abiertas a que lo siguiente sea más interesante aún.

(Miren si voy a desaprovechar la oportunidad de compartir un video de patinaje, pff.)

Una de las cosas que más me gustaron fue Cinder, la protagonista. Me encantan las protagonistas que se valen de sí mismas, que no dependen de otros todo el tiempo y que tienen ese tipo de carácter. Que sea mecánica, una actividad asociada a hombres durante tanto tiempo, me agrada también. Fuck off, estereotipos de género. Nadie cuestiona que lo haga por ser mujer (gracias). Acá, si la desvaloran por algo, es por ser un cyborg. Me habría gustado que se explicara mejor por qué la gente «normal» odia tanto a los cyborgs, pero bueno. Sin spoilear, la verdadera identidad de Cinder es más que adivinable. No creo que la autora lo haya escondido muy bien, ni siquiera sé si alguna vez pretendió esconderlo. Me gustaría ver cómo lo explota, porque la personalidad de Cinder spoiler no es exactamente la de una princesita spoiler.

Los demás personajes, no tan desarrollados, no resultan acartonados ni nada. No se puede esperar mucho de la madrastra y las hermanastras, aunque Peony, que sí quiere a Cinder, me resultó entrañable y spoiler lamenté muchísimo que le pasaran cosas tan feas spoiler. Kai está bien, pero me parece que le falta profundidad. Asumo que lo veremos más y mejor en las siguientes novelas, o eso espero. Mi favorita de los secundarios es Iko, la androide. Sus intervenciones siempre me hicieron reír y me dejaron pensando, como cada vez que aparecen androides en una historia, en qué es lo que nos hace ser humanos o, al menos, personas. A los que gusten de este tipo de discusiones, les recomiendo ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick, por cierto. También resulta interesante la reina Levana, pero quizás sea porque tengo esperanzas de que no sea mala sin más. Porfis.

La ambientación está bien, pero se me hace un poco escueta. Me alegra mucho encontrar una historia futurista no basada en Estados Unidos, como siempre, y me gustó que fuera relativamente convincente, pero siento que nos dieron la información con cuentagotas. Realmente no sabemos demasiado, salvo por pequeños pantallazos. Es la ambientación justa y necesaria, y asumo que no es accidental. Está lo suficientemente bien construida como para que no falle. El mercado del principio fue de lo que más me gustó en cuanto a esto. Quizás hasta me hizo pensar un poquito en Neuromante, de William Gibson, pero no puedo decir mucho más porque nunca fui capaz de terminarlo. Sí, shame on me.

https://www.pinterest.com/pin/346284658831022791/

Con la prosa no tuve ningún problema, pero tampoco hallo nada resaltable. Es prácticamente invisible, lo que es muy útil para volverla ágil y que todo se vea en tu cabeza como si fuera una película, más que una novela. No es bella, pero tampoco es torpe, y eso siempre es bueno. 

No puedo dejar de mencionar lo preciosa que es la edición de V&R. Llena de detalles bonitos, daba gusto leerla. También, casi me olvido, tengo que hablar de Fallas, la precuela que incluye este volumen. Cuenta un episodio muy interesante de la vida de Cinder y que sin duda disfruté leer.

Es un buen libro. No me resultó fascinante, pero sí súper entretenido y me enganchó lo suficiente como para querer lanzarme a la segunda parte cuanto antes. Y, por suerte, tengo el segundo y el tercero en mi estantería, así que el sufrimiento por no tener el cuarto va a tardar un poco en llegar —aunque seguro que va a estar en su apogeo para cuando se publique esta reseña—. Tengo la impresión de que con cada libro me voy a meter más y más en esta historia. Bien.

viernes, 2 de septiembre de 2016

The Soul Trilogy - Reseñas


Hola, personitas que leen el blog. Hoy les traigo una entrada sobre una trilogía que me gustó muchísimo, pero que no se encuentra traducida al español. Ya sé, lo siento. Quiero hacer estas tres mini reseñas, una por cada libro de la trilogía, porque a mí me gustó muchísimo y necesitaba darle un lugarcito en mi blog. Además, tuve el placer de charlar un poco con la autora y me parece adorable. 

Así que bueno, ya saben. Si hablan inglés, paren la oreja. Si no, bueno, espero que algún día estas obras vean el español Y USTEDES SE ACUERDEN DE ESTA ENTRADA. Ta, sí, me calmo.


Conocí estos libros gracias a un post de la autora en 9gag. Sí, así de random fue. Si bien las portadas no me hicieron especial ilusión, la historia sonaba interesante, por lo que empecé a seguir su página de Facebook. No podía comprar los libros, pero un día, un par de años después, ella posteó un link donde se podía descargar la trilogía entera y ni dudé. Menos mal que lo vi.

Rose Evermore has lived in Ar Cena her entire life. Despite this, she still feels like an outsider, like a shoe that doesn’t quite fit. Halfway through her eighteenth year, she begins to notice changes around her, such as the fact that she has a stalker who can hold fire in his bare hands, or the dreams that she can turn into reality.
After a series of mishaps, Rose finds herself in an alternate realm, brought there to hone the magical power she was born with. Even here, though, Rose feels set apart. The Academy Masters treat her differently than the others. Her assigned soul mate avoids her when he should be working with her. Despite all this, Rose begins to grow into something no one could’ve seen coming; a hero.
With her, nothing is as it should be, and she decides to find out why. Soon she discovers that not everything about this new world is what it seems.
Least of all her. 

Puede que el primero, Soul Fire, sea el que menos me gustó —aunque tiene la portada más linda—. Es una historia bien escrita, con personajes desarrollados como debe ser y una ambientación consistente, bien lograda. 
Tiene acción, pero no es de esa confusa en la que no entendemos bien lo que está pasando, sino que es de la que te hace dejar de respirar hasta que termine la tensión. 
El argumento está bueno, pero es introductorio y un poco simple. No deja de ser interesante, de todas formas.
¿Por qué es el que menos me gustó? Porque no pude sentirlo. Se me hizo un poco... No sé, no empaticé del todo. Eso cambia en los dos siguientes. 

After a year at the Academy, Rose is sent back to Ar Cena - minus her memory of the past year. As she tries to fit back in to her human life with relative success, her magic returns.
An unsuccessful kidnap attempt by rogue mages of the North sends her back to Lotheria, where she is taken prisoner by the Academy Masters. Confused and manipulated, she bargains a way home with the Masters by guaranteeing the only thing they want from her; the death of Phoenix.
But the Masters are yet to realise what they've truly unleashed...
As Sky's destiny returns to haunt her once again, she realises she can't ignore who she is any longer.






En este las cosas cambian diametralmente. Me gustó mucho más, aunque sea menos consistente que el anterior. Me encantó la ambientación, que acá mejora muchísimo, ya que se amplía y empezamos a conocer mucho mejor Lotheria, el reino en el que tienen lugar los hechos. Los personajes evolucionan un montón, algunos de una forma quizás oscura e inesperada. La trama se vuelve mucho más compleja, pero pierde un poco con lo apurado que se siente todo. Los personajes hacen las cosas sin cuestionárselo demasiado, casi sin reflexión, y las cosas simplemente van pasando, una atrás de otra. 
Aunque me gusta la personalidad de Sky, nuestra protagonista, esta vez la noté mucho más arrogante, segura de sus capacidades, su poder y su derecho a spoiler reinar spoiler.  No es que esté mal estar segura de sí misma, el tema es la soberbia que maneja. Ojo, porque es parte de su desarrollo como personaje y aun así es un camino interesante a seguir. 
Me gustó la situación entre ella y Phoenix, spoiler era todo demasiado bueno, demasiado cursi para ser verdad. Era obvio que iba a pasar algo malo, se sentía en todo el texto. Me encanta que ella se cuestione si está enamorada por quién es él o si sus sentimientos son causa de la maldición que pesa sobre ellos. Me encanta que las decisiones de ambos, irreconciliables, los hayan separado spoiler
Este libro termina con un muy buen pie para la tercera y última parte, que a mi parecer es la mejor.

War threatens the country. With King Phoenix taking control of the North, Sky heads to the Tsalskinese Empire to treat with the Emperor, hoping to gain his support in the coming conflict.
Can Sky negotiate her way through the long standing prejudice against her country and prove herself worthy of the Emperor’s assistance? New aspects of her power and a mysterious Pirate Queen are just a few of the obstacles standing in the way of an alliance.
But little does she know, betrayal is only a whisper away...
As both the North and the South clash in fiery warfare, Sky has to make the ultimate choice to ensure the reincarnation cycle is broken for good...
Even if it means saying goodbye.





Este es mi favorito de los tres, pero justo tiene la portada que menos me gusta. La verdad, no transmite para nada el espíritu de la novela. Para mí, le iría mejor una Sky más guerrera, con sus espadas gemelas. En fin. 
Dije que me costó sentir el primer libro, y también dije que el primero me resultó apresurado. Bueno, este tiene UN MONTÓN DE FEELS y la narración está perfecta. Así que, quitándole mis dos mayores quejas, todo es mucho, mucho mejor. 
La ambientación de estas novelas ya era buena, pero acá empezamos a conocer más lugares y se sienten reales, algo que no es tan fácil de lograr. Necesito saber más de este mundo, y NECESITO UN MAPA, también. Porfis.
Este libro tiene un argumento mucho más elaborado, personajes adorables y muy bien desarrollados —los viejos y los que conocemos ahora, que son interesantísimos—, una prosa preciosa y un final sumamente satisfactorio. Termina como tiene que hacerlo, y resaltar esto me parece muy importante. La autora logra evitar los clichés del género; Sky es todo lo que yo, como lectora, necesité que fuera.


No puedo dejar de recomendar esta saga, la verdad. Va tomando viento con cada entrega y la culminación es asombrosa. Es una historia llena de emoción, aventuras, magia y personajes llenos de vida. Un mundo fascinante, una narración excelente y un final que cumple con las expectativas.

Además, en octubre sale A Veil of Stars, un spin off de estas novelas que cuenta la aventura —paralela al tercer libro— de uno de los personajes secundarios. Esta portada sí que es hermosa, y no puedo esperar para leerlo ♥



A ver, los que hablan inglés, ¿qué hacen que no los están leyendo?


Las fotos de los libros fueron tomadas de la página de Facebook de la autora.