martes, 28 de junio de 2016

La canción del silencio - Mini reseña

¿Qué estarías dispuesta a hacer si un día te despertaras en una celda y descubrieras que eres la principal sospechosa del asesinato de tu marido?
La vida de Aída Lizaro era perfecta. Un amante esposo, una casa bonita, dinero y el estatus social necesario para ser alguien en la vida. Lo tenía todo a su alcance hasta que un día despierta desmemoriada encerrada tras una pared de barrotes y con la única certeza de que ella no lo hizo, por mucho que las pruebas se empeñen en insinuar lo contrario.
Una prostituta, un enfermero y un niño serán los encargados de derribar y reconstruir la falsedad del matrimonio Delveccio. Tres testigos de una vida llena de abusos y mentiras, apariencias y dolor. Tres testimonios que se encargarán de abrir los ojos a la vergüenza y a la desesperación.
¿Qué harías para conservar tu propia vida y la de los seres que más amas si el resto del mundo te diera la espalda?
¿Cuántos golpes se pueden soportar sin gritar?
Su silencio era el arma favorita de Carlo Delveccio y eso le dio alas a Aída para volar. Amor, pasión, debilidad, sangre y una bonita canción de fondo hablando de muerte y liberación. Meses atrás, cuando la música no paraba de sonar. 

Tenía muchas ganas de leer este libro desde que salió, pero no podía comprarlo desde acá —ya he contado varias veces que no tengo cómo comprar por internet—. Cuando vi que al suscribirte al blog de la autora, te dejaba descargar el libro de forma gratuita, ni lo pensé. Aprovecho para agradecer por esto, me hizo muy feliz ♥.

Hablar de este libro sin destriparlo es muy difícil, por lo que va a ser una mini reseña en vez de una reseña entera. Es decir, en vez de hablar de temas específicos, voy a contar qué me provocó. 

Me encanta el amor por la ópera que se nota en cada página, en cada diálogo y metáfora. Esto es brillante y vuelve a la obra algo diferente y mágico. La narración es espectacular. Si hay algo en lo que creo que falla, sobre todo al principio, es la puntuación, pero en cuanto a la prosa, es increíble. Tiene algo muy lírico también. Puede parecer confusa al inicio, pero no es un defecto, sino un efecto buscado. Al final se entiende todo. El final es alucinante. El OMG que largué cuando entendí fue enorme. 

Recomiendo mucho este libro, no solo por el retrato fiel e interesantísimo que hace de la violencia de género, sino porque su calidad literaria es enorme. Tengo montones de ganas de leer más de esta autora. 

Estoy tan contenta de haber tenido la oportunidad de leer este ♥


viernes, 24 de junio de 2016

Corazón de mariposa - Reseña

Victoria y Kenji comparten un secreto: las cicatrices que recorren sus muñecas. Para ella, los días transcurren contando calorías e intentando que su hermana no la obligue a comer más de lo que ella considera suficiente. Él vive escondiendo las marcas de su pasado bajo tatuajes y trabajando de sol a sol en un bar para amantes del rock.
Ambos están solos, aislados del mundo…
Hasta que Kenji descubre a Victoria en los baños del bar donde trabaja rodeada de un charco de sangre. Todos creen que ha intentado suicidarse, porque sufre anorexia, porque su novio acaba de dejarla, porque en definitiva parecía inevitable. Pero nadie la entiende realmente… hasta entonces.
Victoria y Kenji se mueven a la velocidad de la vida e, inevitablemente, acabarán encontrándose. 





Este libro ganó el Premio Literario ”LA CAIXA” / PLATAFORMA de novela juvenil el año anterior a Al final de la calle 118. En realidad, para ser totalmente sincera, tenía más ganas de leer Entre dos universos, otra novela de la autora, pero encontré esta, y como sé que si leo la otra y después quiero más de Andrea Tomé, es probable no la vuelva a ver en las librerías, dije «ya fue, mía». Sí, volví de Rosario llena de libros. 

Sabía que me iba a encontrar con una historia más bien dura, debido a la enfermedad que sufre la protagonista, pero aunque algunas cosas son muy duras, lo que más me impactó fue otra cosa. Que sí, es una consecuencia, pero spoiler no es algo que le suceda a la protagonista spoiler. Ya hablaré de ello más adelante.

La historia empieza ahí donde la deja la sinopsis. Kenji encuentra a Victoria, a Victoria la internan, luego sale y tienen que enfrentar su vida y a su enfermedad. Difícil, porque no está segura de querer curarse. Y acá viene lo interesante: al estar narrada en primera persona, tenemos una visión subjetiva y personal de la anorexia. Que no por ser personal debe ser la de la autora, que por lo que dice en los agradecimientos también la sufrió y fue muy valiente al animarse a escribir algo al respecto. Pero, bueno, es una visión bastante más comprensiva, nos da un insight que normalmente no tenemos. 

Uno de mis problemas, de todas formas, fue la personalidad de Victoria. Y no hablo de todo lo que produce la anorexia en ella a nivel mental, sino que no la sentía más allá de su enfermedad. Es decir, la anorexia la definía. Había un poco de mordacidad, gusto por la literatura y... ta. Me costó empatizar un poco, porque su voz se me volvía pesada. Sigo pensando, de todas formas, que Andrea Tomé hizo un gran trabajo desarrollando esa cabecita, mostrándonos cómo funciona el cerebro de Victoria en las cosas más pequeñas. 

Sí me gustó Kenji. Si bien me pareció que su relación iba muy rápido, ellos también lo notaron, así que deja de ser increíble. El chico, a pesar de las dificultades de su vida (que Victoria, obvio, entiende mal y piensa cualquier cosa), es un amor. La cuida, la banca en toda esa situación. Cuando su historia dejó de ir rápido, me resultó muy, muy bonita. Hasta spoiler el final, donde de repente ¿se mudan juntos? ¿Así nomás, después de que ella estuviera internada pila de tiempo? Siento que me perdí de algo spoiler.

Los demás personajes tienen más o menos cierta importancia, pero casi ninguno destaca. Excepto Tatiana, spoiler cuyo destino provoca cosas realmente movedoras en Victoria. Y que fue lo que más me impresionó, la verdad spoiler. Este libro, en ese sentido, nos ayuda a entender que la anorexia es algo que afecta a la mente primero que nada. 

De la prosa resaltaría más que nada, como dije más arriba, la forma en que la autora nos mete en todo ese mundo, en los pensamientos de Victoria y su forma de ver las cosas. Hay momentos en que utiliza el lenguaje de formas muy acertadas para transmitir sensaciones, como por ejemplo en:

Y.
Así.
Pasan.
Muy.
Despacio.
Los.
Días.

Este libro es una buena forma de acercarse a una enfermedad lamentablemente muy común, para entenderla mejor, de una forma más empática y desprendiéndonos de algunos prejuicios. Además, es disfrutable y se lee rapidísimo. Me llevó una noche. Así que, la verdad, espero que Entre dos universos llegue rápido a mi país. [Edit 25/5: cuando escribí la reseña, aún no había llegado. Ahora lo vi en un par de librerías, pero no he podido comprarlo porque soy pobre estudiante.] [Edit 8/6: ya lo tengo, pendiente de lectura ♥]

martes, 21 de junio de 2016

Al final de la calle 118 - Reseña

Vivir al final de la calle 118 no es fácil. La madre de Valeria y Raven las abandonó hace años sin dar explicaciones y ambas han tenido que aprender a ganarse la vida. Mientras Valeria tiene un insignificante trabajo como modelo, su hermana patea la ciudad en busca de hombres a los que seducir para pagar el alquiler a cambio de sus servicios. Valeria pensaba que todo seguiría así para siempre… hasta que escucha la música de aquel chico al final de la calle, junto a su casa, y sus miradas se cruzan.
Desde ese momento, una serie de curiosas coincidencias llevará a los personajes de esta novela a cambiar sus vidas como nunca se hubieran imaginado.






Inauguramos el invierno en el hemisferio sur con esta reseña \o/

Normalmente escribo las reseñas apenas termino el libro, para no perder la sensación que me produjo. Sin embargo, me tuve que tomar un día con este para procesar ciertas cosas. Este libro lo compré junto con los otros dos pasados ganadores del Premio Literario ”LA CAIXA” / PLATAFORMA de novela juvenil. Con sinceridad, esperaba una novela mucho más ligera, así que en eso me sorprendió para (muy) bien. Por cierto, me encanta la portada, ¿a ustedes no? Me parece preciosa.

La sinopsis es muy mild. A ver, la hermana de Valeria es prostituta. Nada de eufemismos. Me habría gustado que se tratara a esta profesión como algo más digno, pero las circunstancias en las que viven estas hermanas me parece que justifican la visión que tienen de la prostitución. Hay un hecho muy traumático detrás y, bueno, la verdad es que ambas están rotas. Esa es la palabra.

La historia nos muestra un momento de sus vidas en concreto, en el que Valeria avanza en su vida profesional, conoce a Simon (el bueno de Simon), que trabaja en el orfanato, y Raven... Bueno, a Raven le pasan cosas. Qué difícil es contar esto sin contar todo. En fin, la historia avanza y nos muestra el desarrollo de las relaciones entre estos personajes. Además, hay una especie de subtrama en la que spoiler se intenta averiguar lo que pasó con la hija de Raven, a la que dio en adopción spoiler. Esto es muy interesante, pero spoiler desde el primer momento en el que aparece un personaje llamado Robert, es muy obvio qué va a pasar. No es nada malo de por sí, porque de ser «sorpresa» también podía ser esperable, así que no me molestó spoiler. Desde ya, que la historia es muy profunda y muy humana, y la autora sabe transmitir muy bien la desesperación, la melancolía y todos los demás sentimientos de sus personajes.

La voz de Valeria me gusta. Creo que ya he dicho por acá que es difícil crear una voz en primera persona que no resulte molesta en un punto (estar en la cabeza de alguien todo el tiempo puede resultar agotador), pero acá yo empaticé muy bien. Salvo en algunos momentos, cuando me pareció que estaba intentándolo demasiado. O sea, la personalidad de Valeria es más bien cerrada, ácida. En algunos momentos creo que se esforzaba por serlo, pero luego se encaminó bien y resultó mucho más creíble.

Toda su relación con Raven es de lo más interesante. Su rotura, claramente, es mayor que la de Valeria. Tuvo que cargar con todo, y cuando digo «todo» es todo, desde que su madre las echó. Qué sé yo; es un personaje al que vemos desde Valeria y sus sentimientos hacia ella, que son subjetivos, así que descubrirla y entenderla —o intentarlo— no es tan fácil.

Simon es mi personaje favorito con diferencia. Por suerte, no es un maloteh, sino más bien todo lo contrario. Es bueno, pero bueno bueno. Está ahí siempre para Valeria, simplemente porque la quiere —aunque ella tarde eternidades en darse cuenta—. La respeta y la trata bien. El cariño que le tiene se nota todo el tiempo. La verdad, la relación entre ellos es de lo que más me gustó de la novela.

Los demás personajes son más bien secundarios, pero hay algunos muy entrañables como Eric, Alejandro y Mel. No son relleno, tienen importancia.

La narración es excelente. Es muy cruda, algo sencilla en un punto porque es una voz en primera persona de una chica «sencilla» —aunque lectora, y eso permite más giros—, pero hay cada frase, mamita, que me dejaba el pecho aleteando. Fue un placer leer toda la novela y me da rabia haberla empezado con un dolor de cabeza incipiente que no me dejó disfrutar de los primeros capítulos. Quizás por ello los hallé más flojos. La historia no es súper ágil, pero tampoco es lenta. Es de esas que hay que leer despacito, con cariño y atención, por el disfrute que da.

No todo me gustó. Lamentablemente, tengo muchos problemas con el final. Va a ir todo en spoiler. Me encantaría poder preguntarle a la autora por qué decidió que la historia acabara así. No solo porque es tremendamente injusto (c'est la vie, ya sé), sino porque lo veo innecesario. Lo único que genera es drama y situaciones lacrimógenas, pero no le veo utilidad en cuanto a la historia en sí. Me parece que no aporta y que arruina un poco todo el clima que había logrado crear en las últimas páginas spoiler. Esos últimos capítulos me descolocaron y me generaron una incomodidad que provocó que me costara escribir esta reseña, incluso. Supongo que es cuestión de gustos y quiero aclarar que mi visión es subjetiva, pero igual, me costó bastante aceptarlo (no quiero, de hecho). Imagino que eso quiere decir que empaticé, pero igual.

En definitiva, Al final de la calle 118 es una historia humana, melancólica, cargada de emociones que llegan y con personajes que se quedan en el cuerpo hasta bastante después de cerrar el libro. 

viernes, 17 de junio de 2016

Especial de Terramar

A pesar de haberla terminado hace ya un tiempo, esta es de mis sagas favoritas. Bah, ya a esta altura algunos sabrán que Ursula K. Le Guin es mi autora favorita (junto con Neil Gaiman) y que todos sus libros me fascinan. Por lo tanto, es el momento de dedicarle un espacio en mi blog. ¿Qué mejor que hacerlo con esta saga tan emotiva?


Como leí los libros hace tiempo, voy a hablar un poquito de cada uno. Si quieren un artículo más profundo e interesante que esta entradita, les recomiendo este. También recomiendo las reseñas de este blog.

En el mundo de Terramar hay dragones y espectros, talismanes y poderes, y las leyes de la magia son tan inevitables y exactas como las leyes naturales. Un principio fundamental rige en ese mundo: el delicado equilibrio entre la muerte y la vida, que muy pocos hombres pueden alterar o restaurar, pues la restauración del orden cósmico corresponde al individuo que se gobierna a sí mismo, el héroe completo capaz de dar el paso último, enfrentarse a su propia sombra, que es miedo, odio, inhumanidad. Ésta es la gran aventura iniciática de Ged, aprendiz de hechicero.








Este es el que leí hace más tiempo, unos cuantos años, por lo que mis recuerdos son más bien brumosos. Recuerdo que le tenía respeto a esta saga, además de montones de ganas después de haber visto la desastrosa pero linda película de Ghibli. Por supuesto, con ese bagaje, la historia me tomó por sorpresa. Nuestro protagonista, Gavilán (se llama Ged, pero ese es su nombre verdadero), vive en Gont, una isla de pastores más que nada. Tiene un mentor, Ogion, y cuando crece se va de Gont a una escuela para estudiar hechicería. OH, SÍ, DÓNDE HE VISTO ESTO ANTES. Pero, mis queridos, este libro fue escrito en los sesenta. 
Dicen que esta saga es comparable a El señor de los anillos, pero para mí no tiene nada que ver. Primero que nada, el archipiélago. En el artículo que les dejé más arriba hablan mejor que yo de eso. La cosa es que hay mucho mar, viajes en barco; nada que ver con los bosques y coso color de la Tierra Media. Además, en Terramar el enemigo no es el mal supremo, algo externo y derrotable. Acá, el enemigo se lleva dentro. Mucho, mucho más complicado.


Y no olvidemos a los dragones. Estos son dragones «filosóficos», por decirlo de alguna manera. Toda la saga tiene una filosofía interesantísima, en realidad. Siento que sobrepasa lo que puedo explicar con palabras.
No quiero olvidar la importancia que tienen los nombres y la magia en esta saga. Los nombres verdaderos son secretos, porque la magia y las voluntades responden a los nombres. Y la magia es agotadora, pide todo de uno. 
En fin, este primer libro, si bien me encantó cuando lo leí, no es de mis favoritos de la saga. ¿Por qué? Porque mi personaje favorito aparece en el segundo (ojo con los spoilers):


Han pasado más de diez años desde que Ged se enfrentara a su propia sombra en Un mago de Terramar. Capaz ahora de actuar en beneficio de otros, decide recobrar la runa de la unión, la mitad perdida del anillo de Erreth-Akbé, guardado, se cuenta, en las Tumbas de Atuan. La sacerdotisa de las Tumbas es Arha, que lleva el significativo apodo de la Devorada, y que no tiene identidad, pues la ha perdido para ponerse al servicio de los Sin Nombre, las potestades tenebrosas de Terramar. Encuadernación: Rústica.







No puedo explicar lo que amo este libro. Lo agarré un verano porque tenía que seguir leyendo la saga. No sé por qué, pero con todos los libros de Ursula me pasa lo mismo: me imponen respeto y me da pereza empezarlos, porque por algún motivo imagino que el viaje va a ser denso. Después los empiezo y no puedo parar. Literalmente, no puedo, necesito seguir leyendo. Soy bastante pelotudita, sí. 
En fin, que lo agarré ese verano y lo devoré. Como Arha, que es la devorada. Arha (a. k. a. Tenar) es una sacerdotisa karga. ¿Quiénes son los kargos? Son los otros. Son los diferentes, la minoría, los bárbaros. Los que tienen piel blanca. Sí; en esta saga, los blancos son minoría. Para los kargos, Arha es la única que no reencarna como otro ser, sino que siempre es ella misma, vuelve a nacer eternamente para ser la sacerdotisa en Atuan, por lo que dedica su vida a ello. ¿Recuerdan lo que dije de los nombres? Si bien Tenar pierde el suyo al asumir su papel como Arha, los kargos utilizan sus nombres verdaderos, porque tienen otras creencias. Desprecian/le temen a los hechiceros, creen en las potestades. Las potestades dan miedo. Punto.
R. Guay – The Tombs of Atuan (ekostories.com)
En este libro, Gavilán se mete en las tumbas de Atuan para buscar la otra mitad del anillo de Erreth-Akbé. Con este anillo completo, al fin podría haber paz en Terramar, porque se completaría la runa que hay en este —recordemos, las palabras tienen gran poder—. Es entonces cuando queda atrapado en las tumbas, donde Arha lo encuentra. Todo el mundo de la chica se da vuelta. Toda su forma de verlo cambia. Es increíble. Además, acá vemos a Gavilán desde el punto de vista de un tercero, por primera vez, cosa muy interesante.
Además, es un libro muy oscuro. Las tumbas dan miedo. Las potestades dan miedo. Lo leí casi que temblando por la necesidad de leer y saber que iban a estar bien. Volví a mi casa y lo primero que hice fue agarrar el tercero:

Decidido a descubrir el mal que está causando el desequilibrio y amenazando a Terramar, Ged, el Archimago, se hace a la mar acompañado por el joven Arren y llega eventualmente a «la costa más lejana», la isla de Selidor, donde alguien ha abierto la puerta que lleva de la vida a la muerte. Sólo atravesando el reino de los muertos, descubre Arren, escalando las Montañas del Dolor, encontrará el Equilibrio, ayudará a restaurarlo, y será capaz de gobernar las vidas de otros hombres.










La verdad es que este fue uno de los que menos me gustó de la saga porque no aparece Tenar. Como dice la sinopsis, hay un mal que atenaza Terramar: la magia está desapareciendo. Cosas horribles suceden. Por tanto, ahora que nuestro Gavilán es el Archimago, debe resolverlo. Y bueno, lo acompaña Arren, que es un principito, y pasan cosas. Bueno, sí, pasan cosas interesantes, pero aunque lo sean, es todo «fueron a tal lado y pasó tal cosa». Repetir. Sí, me gustó, sí, amo esta saga, pero este libro me aburrió un poquito.
Conforme se acerca el final, esto cambia. Y el final mismo es tan apoteósico (a la manera de Ursula, recuerden, donde todo es sutil y más bien interno) y devastador y oscuro que... pah, no sé ni cómo explicarlo. Me dejó temblando. Los efectos son tan drásticos que podríamos decir que se necesitó un libro entero para hablar de sus consecuencias, el cuarto (ojo que hay spoilers grandotes):

El mal medra, y la magia se ha pervertido. En todas partes hay miedo e incertidumbre, y magos y reyes quieren que una mujer de Gont les muestre el camino. Tenar, sacerdotisa de Atuan, cuida de Therru, una muchacha que ha conocido el horror, y dedica toda su fuerza y sabiduría a proteger a la niña de sus perseguidores y llegar a entender un mundo que está cambiando de una manera misteriosa. A Tenar se le une Ged, en otro tiempo archimago de Terramar, y el hombre, la mujer y la niña descubren que se enfrentan a un enemigo que sólo podrá ser dominado con una nueva especie de poder…







Este está entre mis favoritos. Lo amo. Quizás más que al segundo, ni idea. Claramente, en este libro volvemos a saber de mi adorada Tenar. Tenar es ahora una mujer mayor, viuda, con dos hijos, que dejó atrás toda su espiritualidad y herencia karga para convertirse en la esposa de un campesino. Por supuesto, ahora que el hombre que amó está muerto y sus hijos tienen sus propias vidas, se siente sola. Es entonces cuando encuentra a Therru, una niña a la que su propia familia dejó quemarse en una hoguera, por lo que la mitad de su cuerpo está desfigurado y todos le temen.
Esta historia es mucho más íntima que las anteriores, y tiene un por qué. Este libro plantea temas muy interesantes, como qué le pasa a los héroes después de haber cumplido su función, cuando ya no son necesarios ni poderosos, y por qué solo los hombres pueden ser hechiceros, mientras que las mujeres, a lo sumo, son brujas. Hay reflexiones muy poderosas en sus páginas, que son llevadas por la fuerza de sus personajes más que por una trama llena de acción.
Estoy enamorada de este libro, qué se le va a hacer. Sin embargo, si tengo que pensarlo bien, creo que mi favorito es el quinto y último:

Al hechicero Aliso le aterra conciliar el sueño, pues hacerlo significa trasladarse a la tierra de los muertos y encontrarse con su esposa. Ella falleció muy joven y desea regresar a él tanto que lo besó a través del bajo muro de piedras que separa nuestro mundo de la Tierra Seca, donde la hierba está marchita, las estrellas, siempre quedas, y los amantes se cruzan sin reconocerse. Cada noche, los muertos atraen a Aliso hacia ellos para, a través de él, liberarse e invadir Terramar.
Desesperado, Aliso acude al antiguo Archimago Gavilán, quien le indica que parta a Havnor en busca de Tenar, Tehanu y el joven Rey Lebannen. Todos juntos e Irian, el dragón de ojos color ámbar capaz de transformarse en mujer, viajarán al Bosquecillo Inmanente, en Roke, pues la incursión de los muertos no es el único peligro que amenaza Terramar: los dragones han regresado y, después de siglos de paz, reclaman lo que creen les pertenece legítimamente…

Este, queridas personas que llegaron al final de la entrada, es el último libro de Terramar. ¿Recuerdan que les dije que el primero fue escrito en los sesenta? Pues bien, este es del 2001. SÍ, TODOS ESOS AÑOS.
¿Qué les puedo decir? En este libro, además de nuestro nuevo protagonista, Aliso, aparecen todos los personajes de los libros anteriores, mucho más maduros, mayores y experientes. Sabemos qué fue de ellos después de tantos años y ¡los vemos en acción! Con la excepción, en parte, de Ged, que tiene una participación chiquita —pero importante—.
Este libro, en tan pocas páginas, tiene de todo. Desde reflexiones religiosas, batallas emocionantes —a la manera de Ursula, recuerden—, una historia de amor bastante interesante, que nos habla más de la perseverancia y la superación de prejuicios raciales que de otra cosa, mucha magia, dragones y... un concepto de la muerte que me caló muy hondo. Esto último es quizás lo que hace de este libro algo más profundo de lo que estamos acostumbrados a leer en historias de fantasía.
No quería terminar de leerlo, ¿cómo decirles? Necesitaba saber qué escondían los sueños de Aliso, qué iba a suceder con todos... No quería soltarlos. ¡Les tomé tanto cariño! Conocerlos a todos desde niños tiene eso, ¿saben? Verlos ahora de viejos, haber sido testigo de sus vidas... Ay, ta, no, que lloro.

Existen pocas adaptaciones de Terramar, todas horribles. Como dice la misma Ursula, ninguna es su historia. Tomaron a sus personajes y a su mundo, pero no es Terramar. Tenemos una miniserie que no vi —me da miedo, gurises, qué sé yo— y la película de Ghibli. De la miniserie leí críticas horrendas, por lo que les dejo el trailer y ustedes ven si quieren amargarse y eso:


El problema con la película de Ghibli es que no la hizo el genialísimo Hayao Miyazaki, sino su hijo Goro que, lo siento, no le llega ni a los talones a su papá. La animación y la banda sonora son preciosas, como siempre, pero la historia... Es como una especie de rejunte que no termina de cerrar. Si no leyeron la saga, por ahí pasa, pero conociendo la verdadera historia...




Esta saga es maravillosa, más allá de lo que podrían llegar a expresar mis torpes palabras. Me llenó de sentimientos, de reflexiones, de emociones y de ansiedad. Creo que con ninguna otra saga había sentido tanto como con esta. Sé que no es tan comercial y que para algunos puede parecer medio meh, pero para mí es de esas joyas de la fantasía que sentaron las bases para muchos otros, aunque no se lo reconozcan.
La amo, ¿ta? Léanla, por favor. La recomiendo a todo el mundo, siempre.


Solo en el silencio la palabra, solo en la oscuridad la luz, solo en la muerte la vida, el vuelo del halcón brilla en el cielo vacío.



martes, 14 de junio de 2016

Cartas de amor a los muertos - Reseña

Todo comienza con un trabajo para la clase de Literatura: escribir una carta a una persona muerta. Laurel decide escribirle a Kurt Cobain, quien murió joven como May, su hermana. Luego de la primera carta, ya no puede detenerse, y escribirá otras a Janis Joplin, Amy Winehouse, Jim Morrison y Heath Ledger, entre otros personajes famosos. Sin embargo, no le entrega ninguna a su profesora. La tarea permanece oculta… como tantas cosas de su vida.
Laurel escribe sobre lo que le pasa: cómo se siente empezar en otra escuela, lo difícil que es forjar nuevas amistades, cómo es el primer amor o vivir con padres separados y, lo más importante, escribe sobre la muerte de May. De esta manera, comienza a relacionar las cosas que compartió con su hermana y sus experiencias personales, con las vidas y muertes de estos íconos. Cuando escriba la verdad sobre lo que le ocurrió, podrá aceptar la muerte de May y solo así logrará verla y recordarla como la persona que siempre fue: adorable, asombrosa e… imperfecta.
Crecer es doloroso. Muchas veces hay un mundo secreto que tarde o temprano hay que enfrentar. Y se enfrenta mejor con la verdad y con ayuda.
Un libro para leer con el alma, para compartir con quienes de verdad amamos y queremos cuidar. 

Quizás esta es la historia más interesante de por qué quise leer el libro. El día de la presentación de El síndrome de las ciudades hermosas, de la fantástica Carolina Cynovich, tenía planeado ir a comer con unas amigas después. Sin embargo, tenía que esperar una hora y algo, y como estaba cerca del bar, no tenía ganas de volver a casa. Así que aproveché que estaba en la Feria del libro y la recorrí como ocho veces, probé una muestra de helado (limón con albahaca) que estaban dando y, finalmente, terminé en una presentación aleatoria. Hete aquí que era la de Ava Dellaira, presentando un libro juvenil del que yo no sabía nada. Me cayó bien y la idea me resultó súper interesante, pero ese día ya no podía gastar más en libros. Desde entonces, cada vez que quería comprarlo, había otras prioridades. 

No fue hasta que lo vi (y solamente ahí) en una librería de Rosario, que lo adquirí. Unas cuadras después, mientras mi novio preguntaba el precio de no me acuerdo qué en una tienda, se me ocurrió empezar a leerlo. ¿Y qué pasó? TENÍA PÁGINAS EN BLANCO. Me lo cambiaron en la librería, por supuesto, pero después me volvió a pasar, a las horas, con otro libro en otra librería. Qué fuerte. 

Pero hablemos del libro. Cartas de amor a los muertos cuenta las experiencias de Laurel, una chica que acaba de perder a su hermana y que empieza las clases en una nueva escuela. Como dice la sinopsis, debido a un trabajo escolar, empieza a escribir cartas a gente que haya muerto. Luego, lo toma como costumbre y diario íntimo. 

Qué decir. Es una historia sumamente triste, en un sentido más melancólico que dramático. Por un lado tenemos todas las experiencias de Laurel en ese nuevo ambiente: amigos, el chico que le gusta, el alcohol y el cigarro, la música, todo. Esta historia, que podría se tan normal, se convierte en algo más debido a la constante sombra de la hermana tras Laurel. Esta incluso se viste con su ropa intentando ser como ella era, para sentirse mejor. El dolor que le provoca la ausencia es algo que mueve la trama y con lo que lucha durante la novela. 

Laurel es un personaje raro. Como muy infantil, pero profundo a la vez. Claramente perturbada, inocente y al mismo tiempo, no. Esconde unos traumas que a mí, la verdad, me dejaron bastante intranquila. Me daban ganas de entrar y pegarle un par de sopapos y después abrazarla y decirle que no tiene que ser May, que tiene que ser ella. Spoiler Eso lo descubre más adelante, pero las ganas no me las saca nadie spoiler. Sus amigas son uno de los aspectos que más me interesó. No son las típicas, aunque lo parecen, pero no puedo contar nada porque no quiero spoilear. Tristan y Kristen no aparecen tanto, pero todos sus momentos se me hicieron entrañables. Sky me dejó un poco fría. Desde la perspectiva de Laurel es genial, pero yo no veo que tenga mucho que ofrecer. Eso sí, es bueno ver a un interés amoroso que sí apoya a la protagonista en momentos de necesidad, spoiler aunque para eso tenga que luchar con sus propios demonios antes spoiler. Sus padres y la tía Amy, sobre todo esta última, me parecieron interesantísimos. No era una familia fantasma que apenas participa, son pilares para entender a Laurel. En cuanto a May... Es raro, porque la vemos a través de la mirada idealizante de Laurel, pero podemos darnos cuenta de que no es ni tan perfecta ni tan feliz. Spoiler La mismísima Laurel llega a esa conclusión, hacia el final del libro spoiler

No tengo mucho que decir sobre la ambientación, que es más bien normalita. La escritura sí que es resaltable, ya que hay algo muy poético y onírico, sobre todo en los recuerdos de Laurel (que, además, es aficionada a la poesía). Quizás que todas las cartas sigan un esquema similar hace la lectura algo repetitiva (y ahí es cuando cansa un poco), pero en realidad lo leí muy rápido. Más de la mitad lo devoré entre la espera en Buquebus a la vuelta y mientras esperaba a que el barco arrancara. La forma en que se mezclan las reflexiones sobre la vida de estas personas con la propia vida de Laurel me resultó muy bien lograda. 

Qué decir. Es una historia sumamente triste. Me dejó con una sensación de anhelo por el pasado, un pasado que no es mío y que no puedo alcanzar, ni siquiera Laurel podría, pero es así como se termina el libro. Con el pechito estrujado y una disconformidad que no se va. Una especie de «no debería ser así». 

Lo recomiendo, pero pega en la empatía. 

viernes, 10 de junio de 2016

Una corte de rosas y espinas - Reseña

Lentamente, como dándome tiempo para alejarme, rozó sus labios contra mi mejilla. Tierno, cálido y desoladoramente gentil.
Me obsequió poco menos que una caricia antes de regresar a su habitual rigidez. Hubiera permanecido inmóvil desde el momento en el que su boca erizó mi piel.
“Algún día... algún día podré responder a todas tus preguntas”, dijo, soltándome la mano y alejándose de mí. “Pero no podré hacerlo hasta llegado el momento correcto. Hasta que estemos a salvo.” En la oscuridad, el tono de su voz indicaba que sus ojos rebosaban de amargura.
Cuando se fue, exhalé una bocanada, y recién ahí descubrí que había estado aguantando la respiración.
Tras su partida descubrí que deseaba con todo mi ser su calidez, su cercanía. 




No sé por qué me dio la locura de comprar este libro si no había leído ni siquiera Trono de cristal. Es más, los compré en la misma semana (sí, Rosario again). Fue una especie de impulso de «mirá si te encanta el otro y no aprovechaste a comprar este y te coronás de imbécil». Bueno, fue un riesgo y me salió bien. 

Amo las historias feéricas. Con cortes y coso color. HADAS, O SEA. Esta historia, en ese sentido, no me decepcionó. Sigue ciertos tópicos tradicionales, pero no aburre. Nos sumerge en un mundo cuidadosamente creado y nos enamora. Bah, creo yo. Lo que sí me sorprendió es lo que demora en llegar a la acción. No es que no la haya durante la mayor parte de la historia, lo que quiero decir es que hay una parte notoriamente más emocionante y que llega al final. Les juro que cuando vi de qué iba a ir la cosa, agarré con mis deditos las páginas que faltaban, después hice lo mismo con las ya leídas y me pregunté «¿cómo carajo va a terminar esto en tan pocas páginas? Esto tiene secuela». Pero no, increíblemente, hasta podría ser autoconclusivo. Es más, pensaría que lo es, de no ser porque ya sé que tiene una continuación (que muero por leer). El final, eso sí, es un poco cursi-predecible, pero toda la awesomeness de Feyre antes lo compensa.

Leí por ahí que la protagonista, Feyre, quería jugar a ser Katniss y no lo era. Bueno, a ver. Katniss sale de una situación horrible para terminar peleando en otra todavía más horrible. Feyre, sin embargo, también sale de la pobreza, también caza para mantener con vida a su familia, pero en vez de terminar en un lugar espantoso, le caen lujos y amor ♥. A ver, ¿les parece que va a reaccionar igual? Eso sí, siente culpa por estar viviendo eso y se preocupa por su familia. Es valiente, un poco temeraria y desconfiada, pero se nota que es buena. No me parece un mal personaje y a mí me cayó bien. 

No tengo mucho que decir sobre los demás personajes. Si bien empaticé, me gustaron y no se me hicieron de cartón en ningún momento, no son nada nuevo. Es decir, sus personalidades las hemos visto en un montón de libros antes, ni siquiera se me ocurre qué decir. Tamlin me gustó, pero Lucien creo que es mi favorito dentro de los masculinos. Nesta me sorprendió y Rhysand... Bueno, es complejo. Podría llegar a gustarme más. 

Ya dije que es un mundo súper bien construido, ¿no? Lo es. Creo que lo he repetido un montón de veces, pero me gusta cuando se nota que el autor conoce bien por dónde se mueven sus personajes. Esto es vital para una historia así. Uno de los motivos por los que necesito leer la segunda parte es esto, este mundo. Qué casualidad, eh, como con Trono de cristal. ESTE LIBRO TAMPOCO VIENE CON UN MAPA. Estoy indignada. Al menos encontré uno por ahí, pero a mí me gusta tenerlo en el libro, en papel. Eso sí, el libro trae la pronunciación de los nombres, pero me dio igual, porque mi pronunciación imaginaria era más linda *reasons*.
La prosa me gustó mucho más que en Trono de cristal, donde la hallé más bien chata. No sé si tiene que ver con que esta historia está escrita en primera persona, pero hubo algo en la narración que se me hizo precioso, mucho más lleno de sensaciones y emociones. Este mundo lo viví más gracias a eso. Lo que no me gustó nada es la traducción, que a veces se me hizo torpe. Tampoco me hizo muy feliz encontrar faltas de ortografía, como «grangeros», pero pude ignorarlo y disfrutar del libro.

En general, es un libro que disfruté muchísimo, cuyo mundo me atrapó de inmediato. Lo recomiendo montones a los amantes de las hadas y los mundos de fantasía. Ahora, ¿falta mucho para que salga Una corte de niebla y furia en español?


UPDATE [11/06]: ACABO DE TERMINAR DE LEER EL SEGUNDO, A COURT OF MIST AND FURY, Y ES UNA MARAVILLA. LEAN ESTE AUNQUE SEA PARA LLEGAR AL SEGUNDO, HÁGANME CASO. Sofía out.







Por cierto, estoy encargándome de esa entrada de la que les hablé hace un tiempo, un especial sobre una saga que significó mucho para mí. Les cuento que va a requerir de tiempo y trabajo porque tuve una idea re linda ♥, así que antes van a salir un par de especiales más. Ya les contaré ^^.

martes, 7 de junio de 2016

Trono de cristal - Reseña

Tras un año de trabajos forzados en las minas de sal, la joven asesina Celaena Sardothien ha sido convocada por el príncipe del Reino de Endovier. Celaena no ha acudido con la intención de acabar con la vida del príncipe, sino con el deseo de conquistar su libertad. Si vence a veintitrés asesinos, ladrones y guerreros en una competición a vida o muerte, será liberada de prisión para ejercer como campeona real.
El príncipe la aconsejará. El capitán de la guardia la protegerá. Pero algo maligno se esconde en el palacio de cristal, y está allí para matar. Mientras sus competidores van muriendo uno a uno, la lucha de Celaena por conquistar su libertad se convierte en una lucha por sobrevivir y en una incesante búsqueda del origen del mal antes de que destruya el mundo. 




Cuando vi este libro (en una librería de Rosario, sí), no me pude resistir. Había oído hablar de él y me parecía interesantísimo. Solo me hacía dudar lo que había visto de la protagonista, que tiene pelo blanco. ¿Qué pasa? Una de las historias en las que trabajo tiene una protagonista albina. Tenía miedo de encontrar algo similar y que me dijeran «ay, re copiaste a...», pero resulta que la tipa en realidad tiene el pelo dorado. Un alivio. 

Primero que nada, DAFUQ, SINOPSIS. GO HOME, YOU ARE DRUNK. ¿Reino de Endovier? Lo que está en Endovier es la mina de sal, el reino tiene otro nombre. A lo mejor los que hacen las sinopsis deberían leer los libros antes, eh. Tan solo una idea.

La historia empieza bien arriba, cuando van a buscar a Celaena a las minas y ella es un despojo de persona. Toda la competencia por su libertad es en sí emocionante, pero en sí no es tan interesante. Después tenemos un montón de escenas de ella embobada con su ropa nueva, entrenando con Chaol o coqueteando (qué palabra más linda) con Dorian. Todo eso fue medio «ya leí esta historia antes». Entonces, ¿por qué me gustó tanto? Por la trama que se deja entrever. Por la magia, por todo ese mundo que se perdió, por lo que no se nos dice y seguramente nos encontremos en un segundo libro. Todo eso me resultó tan interesante y tan bueno que necesito saber qué pasa. Asumo que este era un libro meramente introductorio.

Con los personajes tengo sentimientos encontrados. Celaena se nos presenta como una súper asesina guachiwow, pero durante el libro lo demuestra en pocas ocasiones. spoiler Hasta come unas golosinas, cuyo remitente no conoce, cuando están matando a los campeones uno por uno, sin fijarse en si podrían estar envenenadas. Asesina mis polainas spoiler. De todas formas, su personalidad no me desagradó para nada; es fuerte, independiente, valiente y, al mismo tiempo, sensible. Nos demuestra que es humana y que, como tal, tiene un punto frágil. Le gusta leer, algo que va a resultar útil para la trama —y no solo dice que le gusta leer, como sucede en muchas novelas, para que los lectores empaticen, pero después no toca un libro—. No me cerró su vanidad, pero se la dejo pasar. No me convenció nada la cantidad de referencias a su aspecto físico y su belleza. Ni los sentimientos que despierta. Creo yo que la autora debería tener cuidado, porque está al borde de ser una Mary Sue.

De Dorian no puedo decir mucho. Es un clichecito viviente, el pobre. Es el típico príncipe cuyo padre es un tirano, pero él no es así, por supuesto. Él no está de acuerdo con la forma de ver las cosas del rey, pero se lo dice a la protagonista y después no hace nada para resolverlo, porque teme a la figura parterna. Oh, ¿dónde he visto esto antes? Además, es re lindo y todas mueren por él y es mujeriego. Sorprendente. Para darle crédito, tiene bastante más «vida» que sus clones de otros libros y hasta me cae bien, solo que creo que es un personaje no estuvo bien planteado y que podría dar más si la autora quisiera. Hasta se «enfrenta» a su padre en algún momento. Además, spoiler no me gusta su relación con Celaena. Es todo muy «estamos buenos, vamo' a darno'» *insertar meme de squirtle* spoiler

Chaol, por otro lado, me cayó súper bien. Es serio porque su trabajo así se lo pide, y sin embargo vamos viendo una evolución interesantísima respecto a su relación con Celaena. Creo que, con diferencia, es el mejor personaje masculino del libro *le da una medallita*. spoiler Si no pasa nada entre él y Celaena, lloro. Pero lloro spoiler.

Nehemia es mi personaje femenino favorito. Valiente, inteligente y de buen corazón, es la princesa de uno de los reinos que el rey de Adarlan (y no Endovier, sinopsista) quiere conquistar. Se hace amiga de nuestra protagonista y resulta fundamental. Me encantó, ¿eh? Es una figura increíble y necesito saber más de ella.

Por otro lado, tenemos a los malos. No voy a decir mucho de ellos para no spoilear, pero sí, tenemos al rey tirano, a los nobles intrigantes y a la típica chica «enamorada» del príncipe que odia a nuestra protagonista porque, obviamente, es linda y al príncipe le gusta. Al menos, acá tiene una función más que hacernos empatizar con Celaena. Y, claro, sus oponentes. Eso, gente, es mejor que lo lean.

Pasemos a la ambientación. ¿CÓMO PUEDE SER QUE EL LIBRO NO TENGA MAPA? Y no es que no haya, o sea, tuve que buscar uno en la página de la autora. Es decir, Alfaguara, ¿cómo que no tiene mapa? O sea, ¡un mundo de fantasía! Pff. 
Fuera de eso, la caracterización de Erilea me encantó. Hay algo en ese mundo perdido que nos nombran y se intuye, en la magia que está prohibida, en el pasado de Celaena que nos queda pendiente incluso al final del libro... No lo sé, pero tengo unas ganas enormes de saber más de Erilea, de su pasado y de todos los misterios en los que nos vamos adentrando. Este es quizás el mayor motivo que tengo para seguir leyendo esta saga. 

Una pequeña cosita. En el libro, Celeana dice que las marcas del Wyrd —unos símbolos que encuentran— son un alfabeto. Inmediatamente después, dice que son símbolos que deben interpretarse para poder entenderse. Amiga, eso no es un alfabeto. Perdón, tenía que decirlo, mi nerd interior pasó re mal con eso.

La prosa está bien. No es resaltable, pero es directa, ágil y cumple su función. Lo leí en una noche, así que muy pesado no es. Sí, fue una noche larga y me levanté con ganas de morir, pero en fin, que se lee en seguida sin problemas. 

Ahora, ¿cómo que no sacan los otros libros en papel? No hacen más que darme disgustos. Espero que esto cambie, por favor *le hace pucheros a la editorial*.

En definitiva, es un libro que disfruté, pero que se me hace un prólogo para la verdadera historia. Se intuye un mundo tan interesante y trabajado que no puedo más de las ganas de seguir leyendo la saga —pero voy a esperar a terminar mis otros libros en papel—. La recomiendo para los que gustan de la fantasía y de los personajes femeninos más bien fuertes, pero aconsejo que no vayan con las expectativas muy altas. Guárdense eso para el segundo libro, que tiene pinta de ser diez mil veces mejor.




Estoy muy contenta porque Scarlett, del blog Scarlett Books y una de las autoras de Arlia, me hizo una entrevista preciosísima, muy completa y que disfruté mucho de contestar. La pueden leer aquí.

viernes, 3 de junio de 2016

El Buscador - Reseña

El Torem, ¿una mentira histórica o una realidad mágica? Los Buscadores se han dedicado durante décadas a intentar resolver ese misterio.
Dave Marshall emprenderá un viaje que le llevará a recorrer el reino de Ravencros con el objetivo de encontrar aquello que busca. En su camino tendrá que hacer frente a numerosas adversidades, intrigas y peligros, pero contará para ello con una gran ventaja. Una ventaja que por muchos es considerada una maldición.
Será perseguido y acorralado, pero no dejará que nada ni nadie lo detenga. Ni siquiera el temido grupo conocido como los Agraciados.
La vida de un Buscador no es fácil. Y menos, para un Marcado.





Antes que nada, quiero agradecer a los autores por ofrecerme su libro para que escribiera esta reseña. Es muy halagador y me alegra poder colaborar con ellos de alguna forma. Quiero aclarar que soy partidaria de comprar los libros y no pedírselos ni a los autores que autopublican ni a las editoriales jóvenes, pero en este caso me era imposible adquirir el libro, así que acepté con mucho gusto. Espero poder estar a la altura de la generosidad que demostraron los autores con su ofrecimiento.

El Buscador es una historia de fantasía medieval, con montones de personajes y una historia compleja y llena de conspiraciones y esas cosas que tanto nos gustan. Por un lado, sigue los pasos de Dave, nuestro protagonista, que es un Buscador y un Marcado. Los primeros buscan el Torem, como cuenta la sinopsis, y los segundos son perseguidos por su naturaleza. Sin embargo, esta no es solo la historia de Dave, sino que se narran los puntos de vista de numerosos personajes, que convergen más y más hacia el final (y supongo yo que convergirán del todo según avance la saga). He de decir que todo el episodio de los dos primeros capítulos me recordó mucho a Fullmetal Alchemist. En realidad, la historia tiene un aire a ese animé que no pude dejar de sentir. No lo digo como algo negativo, ya que es mi animé favorito y cualquier reminiscencia me hace feliz. En general, en ningún momento perdí el interés por la trama, aunque algunos momentos fueron más pesados que otros. Sobre todo, por ejemplo, los capítulos del rey y su gente. 

Tengo un problema con los personajes. Aunque están, en su mayor parte, bien definidos y son interesantes, ninguno me llenó de empatía, excepto quizás Murdock, pero creo que fue más lástima que otra cosa. Dave es el héroe, el personaje masculino con pasado trágico y una condición secreta que lo vuelve un proscrito. Archie, su amigo, es un poco el comic relief, el típico seductor. Si tuviera que decantarme por algún personaje en especial, en cuanto al interés que despierta, sería el Hombre de Arena, aunque desgraciadamente no aparece tanto como me habría gustado. 

Mi queja principal sobre los personajes es la carencia de figuras femeninas fuertes. Sí, esto es personal y sé bien que no tiene por qué haberlas, que además es una historia medieval (aunque sea en un mundo inventado) y en esa época las mujeres eran más bien como de segunda, pero salvo Ellen, la capitana de la Guardia de Luberma, no tenemos a ninguna que no sea «decorado» o figura frágil para ser protegida. Y Ellen aparece muy sobre el final. No sé si contar a la criptóloga, porque pensé que iba a dar más de sí y al final no tuvo mucha relevancia. Ojalá vuelva a aparecer. Repito que esto es algo personal, pero me choca un poco cuando pasa. Tengo fe en que en los próximos libros podamos encontrar algún personaje femenino más fuerte. 

La ambientación es fantástica. Es evidente que los autores realmente se esmeraron en la construcción del mundo de esta historia, porque hay montones de detalles sobre su cultura, la historia y la geografía que no son mera improvisación. Hay mucho trabajo detrás y es muy loable. Mis historias favoritas son las que tienen un mundo consistente en el cual desarrollarse, así que estoy muy satisfecha. Es más, hasta hay un mapa ♥ (que lamentablemente no está en la novela, pero uno de los autores lo subió a su cuenta de Twitter). Ustedes, imagino, a esta altura ya saben que los libros con mapas son mi debilidad. Bueno:


La prosa está muy bien. Es cuidada y, a pesar de que se nota la ausencia de un corrector, no hay atrocidades que provoquen sufrimiento visual. O sea, como correctora, sí que noto cosas y no puedo evitar sentirme mal al respecto, pero creo que con el candor de la lectura algunas van a pasar desapercibidas. Tiene frases muy buenas y en general el lenguaje es elevado. Además, los personajes hablan según su personalidad, algo de agradecer. Entonces, tenemos una pluma culta con giros muy lindos, pero que no se hace densa ni difícil de leer. Un gol.

He dicho en más de una ocasión la admiración que me despiertan las personas que tienen el coraje para autopublicar. Es un esfuerzo enorme y me niego a desmerecer un trabajo tan esforzado. Sin embargo, estas novelas muchas veces carecen de factores importantes (editor, corrector, maquetador) que sí tendrían en una editorial, y les juega en contra. Una pena, porque muchas veces es porque no pueden costearlo, y así pasan sin pena ni gloria historias muy buenas que merecen mucho más.

Por eso, personitas que leen mi blog, los invito a no dejar que los prejuicios que traemos les impidan disfrutar de esta novela, porque seguro que a los amantes de la fantasía y de las historias medievales los podría hacer mucho más feliz que un montón de libros súper conocidos que andan por ahí. Les juro que vale la pena. 


Si quieren colaborar con los autores de El Buscador, pueden contactarlos a través de sus cuentas de Twitter, @josemariarp_ y @dariocobacho_, pero yo les recuerdo que no hay mejor forma de colaborar que comprar la novela, que está disponible en Amazon. Si tienen esa posibilidad a su alcance, no dejen de hacerlo.



Aparte de esto, les cuento que una persona preciosísima, gran amiga y excelente escritora (autora de Los Fragmentos del Destino) como es María Viqueira me hizo una entrevista en su blog el miércoles, que pueden leer aquí si tienen ganas. Gracias, María ♥.