jueves, 31 de marzo de 2016

Donde los árboles cantan - Reseña + Resultado del sorteo

Viana, la única hija del duque de Rocagrís, está prometida al joven Robian de Castelmar desde que ambos eran niños. Los dos se aman y se casarán en primavera. Sin embargo, durante los festejos del solsticio de invierno, un arisco montaraz advierte al rey de Nortia y sus caballeros de la amenaza de los bárbaros de las estepas... y tanto Robian como el duque se ven obligados a marchar a la guerra. En tales circunstancias, una doncella como Viana no puede hacer otra cosa que esperar su regreso... y, tal vez, prestar atención a las leyendas que se cuentan sobre el Gran Bosque... el lugar donde los árboles cantan. 







Leí este libro gracias a la lectura conjunta del blog Foreverland. Seré sincera sobre mis motivos para unirme a la lectura; cuando tenía catorce, quince años, era recontra fan de Laura Gallego. Pero enfermita enfermita. De leer todos sus libros y las lecturas de la página web y, básicamente, todo el material disponible. Después, con el tiempo, perdí el interés. Más o menos en la época de Alas negras, que no leí. Cuando vi que había salido este libro, me llamó muchísimo la atención —además, ¿vieron qué portadas más preciosas? Compradoras—, pero como no lo encontraba por acá y no quería bajarlo, lo dejé pasar. Con la lectura conjunta, recuperé las ganas. Por suerte.

Es lindo volver a la prosa de los autores que te gustan. La de Laura sigue siendo como la recordaba: envolvente, bella, con un vocabulario riquísimo y adaptada al tipo de historia. Donde los árboles cantan está contada con una narración acorde a la época, que es más bien medieval. Incluso los capítulos empiezan de forma similar a las historias de esas épocas. Obviamente, esto no es casualidad. Laura es una persona cultísima y estudiosa. Se nota.

Me encantó el desarrollo de Viana. Empieza siendo una dama de la corte, algo boba, recatada, blah, lo típico. Lo bueno arranca cuando los bárbaros invaden su reino y la pasa mal. La pasa como el orto. Realmente. Y después, peor. Y entonces conoce a Lobo, que es de esos personajes adorables, aunque sean medio jodidos en realidad. De los que me gustan, bah. Cuestión, que Viana crece. Evoluciona. Aprende y se vale por si misma. Piensa. Parece bobo, pero es bastante difícil encontrar de eso en gran parte de la literatura juvenil actual. Sí, a veces se equivoca bastante, pero actúa intentando hacer lo mejor. No por boba. En fin.

Hay varios personajes entrañables, como Airic o Dorea. Supongo que los que leyeron esperan que mencione a Uri. Perdón, chiquilines, pero no me gustó casi. No me creí mucho su relación, menos que menos cuando spoiler se declaran su amor APENAS MUERE LA AMIGA DE VIANA, ¿QUÉ? ¿QUÉEEE? spoiler. El plot twist sobre su verdadera identidad se puede intuir, pero me gustó de todas formas. No es aburridamente predecible. Es como tiene que ser. El final está muy bien, pero me rompió el corazoncito. El resto del epílogo me pareció innecesario.

Tengo que decir que el mundo está muy bien construido. Me creo los lugares cuando alguien los menciona. Las costumbres, los sentimientos de las personas. No me agradó que los bárbaros fueran todos malos, pero bueno. Ta. Me encantó el bosque. Toda la segunda incursión de Viana es realmente mágica. No quiero spoilearlo —sé que el libro es de 2011, pero no todos leen los libros cuando son nuevos—, pero creo que fue de mis partes favoritas.

Me gustó mucho y fue una buena forma de volver a leer a una autora que tenía olvidada. Quizás sea algo lento al principio, pero a mí me gusta que la trama me vaya llevando. Eso es lo que hace este libro, te lleva. Al bosque, al corazón del bosque, donde los árboles cantan.






Ahora, luego de la reseña, paso a contarles quién resultó ganador del sorteo de Las lunas de marzo

Esta es la lista de participantes:

1 Mara Oliver
2 Tessa
3 vero77
4 Alhana RhiverCross
5 Sihana Dash
6 Enara de la Peña
7 Lucía Stark
8 Rubíes Literarios
9 Carmen A.
10 Alexandra M.J. Blackburn
11 Flye Tamako
12 Mousse_Cloud
13 Sandra M
14 MoreThanAReader
15 RonyvaneGds

Y el número ganador es...

¡El 10!


Felicitaciones a Alexandra M.J. Blackburn, ganadora del sorteo. Y muchas gracias a todos los demás por participar ♥.

jueves, 24 de marzo de 2016

Sin bragas y a lo loco - Reseña

Me presento: soy Alicia; una mujer joven, independiente, trabajadora y a la que el cabrón de su novio engañó con su mejor amiga. Poca cosa quedaba de mí desde entonces, la verdad: ganas de comer palomitas con mantequilla y tragarme películas de Liam Neeson, de esas de tiros, muertes, desapariciones y un montón de sangre.
Hasta que llegó Oliver, con sus ojos azules, cuerpo de infarto y un genio insufrible. Y, por si fuera poco, mi nuevo
y macizorro compañero de piso, Esteban, decidió que lo más natural del mundo sería pasearse siempre desnudo. Cuando quise darme cuenta, me estaba acostando con los dos. ¿Pero qué coño pasa conmigo?
¿De mojigata monógama y aburrida a ir por la vida sin bragas y a lo loco? Esto no va a acabar bien, nada bien.





Tuve la suerte de poder corregir este libro para Escarlata Ediciones. Esto implica que lo leí con mucha más atención, por supuesto, y con menos velocidad de lo habitual. Es importante aclararlo, porque aun así lo leí bastante rápido. Era una lucha interna entre seguir leyendo y «no, pará, revisá bien».

Me encanta la chick-lit porque es una lectura relajante. Después de leer tanto sobre mundos ficticios, complots, magia y coso color, no viene nada mal una historia más sencilla, con dosis fuertes de humor y más desarrollo de personajes que otra cosa. Lo estoy poniendo dentro de chick-lit porque tiene mucho de eso, aunque en realidad va en romántica erótica. Es como una cruza y funciona muy bien. Y eso que lo erótico no es lo mío, chiquilines.

La historia empieza con una Alicia deprimida porque dejó con su ex, la vida apesta, blablabla. Un día, llega a su casa y se encuentra a ese mismo ex haciendo la chanchada con su roommate. Así nomás. Me recordó un poco al inicio de New Girl (amo esa serie, la amo), pero con obvia diferencia del tipo de relación. Obviamente, los echa a la mierda y la pasa horrible, hasta que su mejor amiga, después de tomar mucho, la convence de alquilar el cuarto vacío a alguien más. Ahí empieza todo, con esa premisa que suena tan básica, pero que da paso a montones de cosas. 

Estos montones de cosas son desarrollo de personajes. Eso es lo que mueve la trama y da ganas de seguir leyendo, qué va a pasar con los personajes. Alicia es una mujer que está juntando sus pedacitos e intenta volver a funcionar. Quiere ser fuerte e independiente, pero en el camino tiene actitudes muy egoístas que los demás no dejan de remarcarle. No es un special snowflake por haber sido golpeada por la vida. No es una Mary Sue. Tiene defectos reales que la gente que la quiere no tiene por qué soportar. La evolución de Alicia es sumamente interesante, porque es fluctuante. 

Los demás también me gustaron, aunque son un poco menos originales. Tenemos a la mejor amiga despampanante y abierta sexualmente, el hermano de la amiga, el nuevo roommate tipo Darcy. El hermano de Alicia juega un papel más importante conforme avanza la historia, cosa que no esperaba tanto. Algunas de las relaciones entre estos personajes se ven venir, pero cómo se desarrollan es lo que importa. Avanzan, no son meras fichitas para que Alicia tenga protagonismo, como pasa a veces. Todos sienten, todos importan. Hablar a fondo de cada uno implica spoilear, y no pienso hacerlo.

Me gustó mucho que la autora usara la ciudad de Oviedo para ambientar su historia, en vez de, no sé, la típica Nueva York. Además, la conoce muy bien y se nota, porque la descripciones hacen que realmente sienta que estuve ahí. La ambientación de la novela, por lo tanto, es la justa y necesaria, pero es muy buena.

No soy muy fan del final, pero eso es porque no es mi tipo de final preferido. Y yo soy una persona horrible, así que no deberían hacerme caso. Es disfrutable, eso sí, y cierra bien. Cierra, que ya es bastante pedir actualmente. 

En definitiva, es un libro súper recomendable, lleno de humor, de personajes creíbles, de escenas *guiño* *guiño* interesantes, ideal para pasar un buen rato. Como Reset, de Lorena Pacheco, pero más subidito de tono. No sé, ¿qué esperan?

viernes, 18 de marzo de 2016

Segunda edición de «Las lunas de marzo» + sorteo

Hoy traigo una entrada especial. Me pone muy contenta poder decirles que ¡ya existe una segunda edición de Las lunas de marzo! Esto no habría sido posible sin la ayuda de muchas personas —casi todas las que están en los agradecimientos del libro—, pero en especial gracias a Carla, mi editora, y ustedes, lectores. Gracias por la magia.

Como celebración, Escarlata Ediciones y yo organizamos un sorteo (solo para España) de un ejemplar *baila*. ¿Qué mejor que un sorteo de Las lunas de marzo en marzo



Los requisitos son:
  • Ser seguidor de mi blog
  • Comentar en la entrada que participás en el sorteo
  • Compartir el sorteo en una red social, sea Twitter, Facebook o Google +, no importa cuál (sí, un blog cuenta) y pegar el link en el comentario del punto anterior. 
Listo. El sorteo empieza a partir de YA, hasta el 31 de marzo. 



¡Suerte!

También quiero aprovechar a contar que cuando termine Semana Santa ya no voy a tener tanto tiempo libre *llora*, así que las entradas se van a volver semanales. Espero poder ir leyendo más cosas igual (y que esas cosas no sean solo de traductología y derecho, por favor). En fin, que las entradas van a espaciarse.
Un beso.

martes, 15 de marzo de 2016

Asedio y tormenta - Reseña

En su intento por huir de Ravka y dejar atrás a los Grisha, Alina y Malyen se embarcan en un viaje a través del Mar Auténtico. Pero por mucho que lo deseen, hay tres cosas de las que Alina jamás podrá escapar. Su pasado. Su poder. Y su destino. Alina pronto va a tener que enfrentarse a una terrible verdad. La oscuridad nunca muere. Una experiencia única y envolvente. Descubre la historia que ha conquistado a miles de lectores en todo el mundo.












Esta es una reseña de la segunda parte de Sombra y hueso, así que va a estar llena de spoilers de la primera parte. Aviso.

Soy de esa gente espantosa que suele gustar mucho de las segundas partes. ¿Que nunca son buenas? Me encantan. Me encantan porque no tienen ni que ser introductorias ni que atar cabos para un desenlace. Son novelas de puro desarrollo y eso me encanta. En este caso, el desarrollo de la historia es oscuro, oscuro, oscuro.

Voy a hacer todo lo posible para no arruinar las sensaciones que seguro despierta en quienes ya leyeron la primera parte, así que quizás esta sea una reseña corta. Asedio y tormenta está totalmente a la altura de su predecesor. Quizás hasta me haya gustado un poquito más. 

El comienzo parece lento. Parece que va a ser ese comienzo sufrido y desesperanzador de algunos libros. No. En seguida se va todo a la mierda. FEO. Hay muchas escenas marítimas que me encantaron. Hay momentos muy intensos. Hay una sorpresa que quizás se veía venir un poco, quizás no. 

El medio del libro es más blablablá. A los que no gustan  de las historias lentas donde los personajes se desarrollan en vez de ir por la vida a los golpes, quizás se les haga insufrible. A mí me pareció interesantísimo. Tanto Alina como Mal evolucionan de formas bastante tétricas. Casi que se siente en el aire que las cosas van mal, mal, mal, como si fuera inevitable la catástrofe. Nos reencontramos con personajes viejos, algunos en mejores condiciones que otros, y conocemos a tres que, al menos a mí, me hicieron muy feliz. Nikolai se ganó un lugar en mi corazoncito, obvio.



El desenlace cae como una pedrada. Es un poco repentino para mi gusto, pero se justifica. El que leyó, entiende por qué. Igual, que jussssssssssto hablaran del tema y las cosas empezaran a darse… En fin, es devastador. Fuerte, doloroso. Lo leí con los ojitos muy abiertos y la perita temblando. Un horror. 

¿POR QUÉ NO TENGO LA TERCERA PARTE ACÁ MISMO PARA SEGUIR LEYENDO, EH?  


sábado, 12 de marzo de 2016

Sombra y hueso - Reseña

Alina Starkov no espera mucho de la vida. Se quedó huérfana después de la guerra y lo único que tiene en el mundo es a su amigo Mal. A raíz de un ataque que recibe Mal al entrar en La Sombra, una oscuridad antinatural repleta de monstruos que ha aislado el país, Alina revela un poder latente que ni ella misma sabía que tenía. Tras ese episodio, Alina es conducida a la fuerza hasta la corte real para ser entrenada como un miembro de los Grisha, un grupo de magos de élite comandado por un individuo misterioso que se hace llamar El Oscuro. 









No hay cosa más linda que cerrar un libro con la sensación satisfactoria de haber leído una buena historia. Había leído buenas reseñas de Sombra y hueso —por eso lo quería—, pero tenía un poco de miedo de encontrarme con otro La reina roja. Por suerte, así como La reina roja es lo que La selección tendría que haber sido, Sombra y hueso es lo que a La reina roja le gustaría haber sido. 

Hay ciertos temas que se repiten en ambos libros y que voy a mencionar en esta reseña porque lo leí hace poquito. Los poderes especiales. La chica humilde y poco interesante —con un amigo de la infancia— que inesperadamente descubre que tiene un poder y es llevada a la corte para entrenarse junto con los de ahora su clase. Hay intrigas palaciegas, una chica linda que la odia y una figura poderosa que le atrae. No olvidemos el país eternamente en guerra. Sí, estos son los aspectos más débiles de la historia, pero hay una cosa: están bien llevados. El cliché, por muy cliché que sea, si se desarrolla bien, puede llevar a cosas muy buenas. Digamos que Sombra y hueso le pasa el trapito a La reina roja. 

Alina Starkov (me molesta horrores que la obra se inspire en Rusia y el apellido no sea Starkova) no es tan egoísta como Mare Barrow. Sí, es adolescente, y por definición es una edad complicada en la que a veces cuesta no mirarse el ombligo. Una etapa de perpetuo cambio, más aún cuando pasan cosas que no se pueden controlar. El personaje de Alina está bastante bien definido y no me molestó su voz, como muchas veces me suele pasar con la primera persona. Creo que su personalidad está justificada por la historia. Sí, es la típica insulsa de pelo castaño (¿qué tienen contra el pelo castaño?) que no puede creer la atención que recibe, pero es mordaz y de carácter fuerte, sin caer (tanto) en la estupidez como Mare, por ejemplo. Sí, también es un special snowflake como Mare, con un poder que nadie, nadie más tiene, pero creo que su compromiso con las consecuencias de su poder hacen la diferencia.

El resto de los personajes, salvo un par de clichés, está bien definido. Incluso el triángulo amoroso está bien justificado y no molesta. Es parte de lo que lleva a Alina a tomar ciertas decisiones que mueven la trama. ¿Ven? Un cliché que aporta. De eso se trata. Genya, su amiga en la corte, es un lindo personaje. Al fin una relación con una mujer que no es insta-hate. Sí, está Zoya, pero tampoco da muchos problemas. Mal, su amigo, no es un bobo, ni un inútil, ni un temerario, como suele ser el típico amigo. Es valiente, es leal y se la juega cuando tiene que hacerlo. El Oscuro es... realmente oscuro. No hay mucho que pueda decir de él sin spoilear.

A mí los libros con mapas me compran. Me encantan los mapas desde que soy muy chiquita, y las historias que me permiten ver el territorio en que se desarrollan ya ganan diez mil puntos. La ambientación es espectacular, salvo algunos errores, supongo por ignorancia de la autora. Como es un mundo de fantasía, no me interesa. Hizo que Ravka cobrara vida en mi cabeza, que realmente pudiera verla al leer. La sociedad, la situación del país, las ciudades, su cultura... Realmente me metí.


Ya de por sí es un libro bastante oscuro (sí, se llama Sombra y hueso, ya sé), pero el final se pone bastante intenso. Algunas cosas no son muy creíbles y creo que es cuando los personajes pierden un poco, porque son malos o buenos, sin grises. A mí me gusta que haya más sombras (ba dum tss), pero lo voy a dejar pasar porque disfruté muchísimo de la lectura de este libro. La primera persona en pasado genérica fue ágil y no me pareció una estrategia de márketing (como la primera en presente para jugar a ser Suzanne Collins), sino de narración. Y funciona bien.

En resumen, es un buen libro, con una buena historia, buen desarrollo de personajes y de mundo. La narración es simple, pero ágil y efectiva. Es una lectura que se disfruta y que da ganas de seguir leyendo las continuaciones, porque la intriga por saber lo que va a pasar se mantiene siempre. Me alegra mucho tener el segundo ya en mi mesa de luz, pero creo que la espera por tener el tercero se me va a hacer eterna. 

miércoles, 9 de marzo de 2016

Contar de 7 en 7 - Reseña

Willow tiene doce años, es superdotada y su gran pasión son las plantas, las enfermedades y el número siete. Sus padres adoptivos son su única familia y sus verdaderos amigos, pero cuando estos mueren en un accidente se da cuenta de que está sola en un mundo con el que no es capaz de relacionarse.
A partir de este momento, la vida de Willow se convierte en un viaje transformador en el que gracias a sus manías y su extraordinaria sensibilidad, y sobretodo, gracias a los atípicos personajes con los que se encuentra (un incapaz consejero pedagógico, un taxista mexicano, dos hermanos vietnamitas con personalidades antagónicas y una nueva mamá adoptiva presa de un fracaso amoroso), comienza a encontrar su sitio en este imperfecto mundo.






Me enamoré instantáneamente y sin remedio de la portada de este libro. Ya conté que con algunos libros tengo una especie de instinto a la hora de elegirlos. Con Contar de 7 en 7 me pasó otra cosa. Es como una variante; el libro me llama la atención, pero lo olvido. Luego, vuelve a aparecer, casi que insistentemente, en toda librería o farmacia o lugar en el que se vendan libros. Al final, me rindo.

Me rendí a esta historia porque tenía el presentimiento de que iba a ser especial. Y sí que lo fue. Willow Chance, la protagonista, es superdotada. Al parecer, es como una mini Sheldon Cooper. Solo que más emocional, no sé si me explico. Es muy inteligente, ama las plantas, se expresa de manera formal y tiene una especie de obsesión con las condiciones médicas y los gérmenes. Y con el número 7. Algunos de los capítulos están narrados en primera persona y es interesantísimo ver el mundo desde su perspectiva. Los capítulos en tercera persona son mucho menores, pero incluso aunque cambia de presente a pretérito, es difícil notar la diferencia. No desentonan ni se hacen raros. 

Toda la narrativa, en realidad, me pareció perfecta para la historia. La prosa de la autora es muy linda. Sencilla, pero directa. Esa que dice cosas que te dejan un cosquilleo en la panza por bastante rato. Sobre todo con esa curiosa forma de ver el mundo que tiene Willow. Curiosa y triste, porque luego de la muerte de sus padres —no es spoiler, está en la sinopsis—, deja de ser tanto esa niña inquieta y se deprime bastante, algo lógico.

Los personajes también son de esos que dan ganas de apapuchar y de no soltar por un rato. Dell, Pattie, Mai, Quang-ha, Jairo… Todos colaboran a hacer de esta una historia que perdura. Todos son fundamentales para Willow y su crecimiento luego de la tragedia. 

Si hay algo que no me convence es el final. No porque sea predecible (en este caso, no hay nada de malo, es el final correcto), sino porque un par de cosas no son nada creíbles. Creo que faltó desarrollo de dos circunstancias en concreto, pero bueno, nada.

No es un libro perfecto, pero la historia es adorable y la narración de la autora fue tan linda, tan acertada, que hizo que no pudiera parar de leerlo. 

domingo, 6 de marzo de 2016

La reina roja - Reseña

Ambientada en un reino imaginario, esta novela nos muestra a una sociedad dividida por el color de la sangre. Por un lado está la gente común que tiene sangre roja; por el otro tenemos a aquellos que poseen sangre plateada y que tienen habilidades sobrenaturales. Estos últimos forman una élite cerrada y llena de privilegios. La protagonista es Mare, una chica de sangre roja que sobrevive en medio de la pobreza realizando pequeños robos. Cierto día, el azar la lleva a la corte. Allí demuestra tener poderes especiales, los cuales resultan insólitos para alguien del pueblo. Ello la convierte en una anomalía que llama la atención del mismísimo rey. Éste desea aprovechar en su beneficio los poderes de la joven y la hace pasar por una princesa, quien supuestamente se casará con uno de sus hijos. Una vez en la corte, Mare se convierte en parte del mundo de plata y, de manera secreta, ayuda a la Guardia Escarlata, un grupo que prepara una rebelión. 


Había desistido de leer este libro. No me llamaba tanto la atención, a no ser por su portada, y las reseñas que leía eran o muy buenas o muy malas. Pero mi novio me lo regaló, así que lo leí deseando muchísimo que me gustara. No fue tan así.

Este libro es lo que La selección debería haber sido. Trata los mismos tópicos en varios momentos, pero de una forma mucho más creíble y brutal. Ciertamente, también es mucho menos machista. 

No es una mala historia. No lo es, e incluso es entretenido y la narración es lo suficientemente ágil como para mantenerte leyendo sin parar. Mi problema es que lo anunciaron con bombos y platillos como una cosa originalísima, y no, no me gusta que me engañen así. Esta historia ya la leímos mil veces. Chica humilde y hosca, que ama a su familia —mención especial a la hermana—, con su amigo de toda la vida, que por algún motivo conoce a un chico de mayor categoría de la suya y termina teniendo que sobrevivir en el mundo de los poderosos (los Plateados, que tienen poderes especiales, a diferencia de los Rojos, que son la clase oprimida). Además, hay un triángulo amoroso. Una chica rica y maliciosa que se convierte en su enemiga, la típica «arpía». Un rey bastante tiránico. Una reina que mueve los hilos por detrás. Existe un grupo de rebeldes que quiere cambiar el orden establecido. Es, realmente, Los juegos del hambre feat. La selección. Con toquecitos de X-Men. ¿Por qué lo venden como súper original? Quién sabe.

Mare quiere ser Katniss, solo que donde Katniss hace, Mare piensa. Mare es más emocional, y eso está bien, pero sus emociones no dejan mucho espacio para los demás.  Su familia, salvo Gisa, no está muy desarrollada. Su amigo, Kilorn, es una mezcla rara entre Gale (LJDH) y Aspen (LS), con menos encanto. La familia real, salvo los príncipes (aunque el cliché del príncipe que no quiere ser como su padre ya es bastante conocido), no tiene nada resaltable. Los demás, casi no existen. Salvo Julian, cuya personalidad e historia me gustaron bastante. 

El mundo está bien desarrollado. Los personajes funcionan en él y las cosas no rechinan, como sí me pasaba en La selección. Se hace muy poca mención a un mundo anterior, por lo que veo esta historia más como de fantasía que distópica. [Tengo que preguntarlo: ¿soy la única a la que la roca silente le hizo acordar al kairouseki de One Piece?]

(Este mapa lo encontré por ahí)

La narración es, por supuesto, la primera persona del singular en presente, obligatoria en todas las distopías de moda. ¿Qué pasa? Es dinámica, sí, pero siento que ya conozco esa voz. Que no me deja nada nuevo. Si fuera una prosa elaborada, que resaltara, quizás no pensaría esto. Es una narración que cumple bien la función de ser ágil y describir la acción del libro con certeza, pero que no me dice nada. Es cierto que hay unas cuantas frases muy poderosas y que te dejan picando, pero siento que están puestas ahí para eso, no porque hayan fluido. 

El giro súper inesperado del final, me lo vi venir. No porque sea predecible —siempre, en un punto, se puede predecir un plot twist, si se tiene ojo—, sino porque HABLARON TANTO DEL PUTO FINAL QUE YO YA LO ESTABA ESPERANDO. Así que eso de spoilear sin spoilear al final cagó cualquier efecto que pudiera tener. De todas formas, toda esa secuencia no me la creí mucho. 

Cómo decirlo… Realmente esperaba que me gustara. Que me gustara mucho, que me encantara. Fue una lectura entretenida, pero no más que eso. Quizás lea la segunda parte, pero no pienso comprarla yo. 

Lo recomiendo para pasar el rato.

jueves, 3 de marzo de 2016

En busca de WondLa - Reseña

Eva Nueve ha vivido siempre junto a su robot Madr en un santuario, por  lo que jamás ha conocido a ningún otro ser humano. Pero cuando el  santuario es atacado y se ve forzada a abandonarlo, emprende un viaje  en busca de otros como ella. Sabe que han existido otros humanos  gracias a un tesoro que llegó a sus manos: una antigua fotografía de  una niña, un adulto y un robot en la que podía leerse una extraña palabra. WondLa. Magníficas ilustraciones interiores a dos tintas que convierten el libro en un crossover perfecto para niños, jóvenes y adultos.









Este fue otro libro que adquirí por instinto, después de enamorarme de él en una librería. ¿Cómo no hacerlo, con esa sinopsis y esas ilustraciones maravillosas? Parecía tener todos los ingredientes para que la historia me encantase. Y bueno, fue más o menos así. Más o menos. Es muy fácil convencerme de leer algo si me dicen «che, Sofi, esta historia tiene fantasía Y ciencia ficción». Ahí me hago pichí y salgo a buscar el libro, básicamente. Sépanlo.


La historia comienza en el Santuario, un refugio subterráneo en el que Eva Nueve, la protagonista, vive con su robot, Madr, quien la ha criado y cuidado desde que tiene memoria. Nunca, en toda su vida, visitó el exterior. No tenemos muchas explicaciones sobre su pasado. Como nos dice la sinopsis, no es sino debido a amenazas externas que Eva debe abandonar el Santuario.  Lo que descubre afuera es un mundo fascinante, primitivo y a la vez civilizado. La flora y la fauna le son ajenas a todo lo que conoce, ya que en el Santuario solo había conocimientos sobre la Tierra. Aquí es cuando uno empieza a plantearse algo que se volverá a preguntar durante la narración: ¿están en la Tierra? Y si es así, ¿qué pasó? Como no soy amiga de los spoilers, no voy a decir nada más al respecto. Solamente que es un mundo muy bien construido, hasta en los detalles pequeñitos.

Al abandonar su refugio, Eva se encuentra con multitud de personajes, de todo tipo. Por supuesto, ninguno es humano. ¿Por qué? ¿Acaso no hay más humanos en ese lugar? Eva no lo sabe y eso la desespera. Es una constante en la ciencia ficción el temor y la presión de ser el único en su especie. Eva lo lleva como podría hacerlo una niña de doce años.

Volviendo a Eva, está muy bien caracterizada. Muchas veces los niños en la literatura actúan como personas mayores, pero Eva responde bien a su entorno y a su edad. Le creo cuando habla y se mueve. Es entrañable, inteligente, valiente, pero también vulnerable y temeraria en más de un momento. Tiene esa madurez propia de los niños que pasaron mucho tiempo solos. 

Los otros personajes principales son Madr, la robot que la crio, y Rovender Kitt, el cerúleo con quien se encuentra durante su huida. Ambos son figuras más bien paternales, que cuidan y enseñan a Eva. Con ambos vive momentos sumamente emocionales y adorables. El perseguidor, Beesteel, no fue de mi agrado. Me pareció un poco flojo como personaje. Los demás, son importantes para desarrollar la historia, pero no muy memorables. 

Vi por ahí que la gente compara esta historia con Alicia en el país de las maravillas o El mago de Oz, pero para mí la influencia más grande (y esta vez estoy casi segura de que tiene que ser una influencia y no cosa mía) es Nausicaa del Valle del Viento. Si no me creen, véanla. Por ahora, dejo estas dos imágenes:
Ilustración de WondLa

Imagen de Nausicaa

Lo único que no me terminó de convencer es la prosa. Esperaba algo que me dejara más sensaciones en el cuerpo. Obtuve una historia bonita, un mundo fascinante, personajes entrañables e ilustraciones fabulosas, pero la narración se me hizo bastante plana. Entiendo que es un libro orientado a niños también, pero no me parece que por eso se deba decaer en el lenguaje. 

En resumen, En busca de WondLa es un libro precioso, una historia que maravilla y personajes que calan hondo, con una narración sencilla. Necesito leer la continuación YA, porque el final es un cliffhanger terrible. 
Recomiendo.