domingo, 17 de abril de 2011

Madrugadas

A veces me pasa, cuando me despierto de noche o de mañana, de escribir cosas en un papelito, o en los borradores de mi celular, y después seguir durmiendo como si nada. En realidad, decir "me despierto" no es real, en esos momentos estoy más dormida que despierta. Cuando realmente me despierto, no me acuerdo de eso que escribí hasta que lo veo, y ahí o descubro que me gusta, o me agarro la cabeza y lo tiro a la basura antes de que alguien más lo encuentre.
A lo mejor esta entrada encajaría más en el otro blog, pero como no fue algo que escribí conscientemente, quería ponerlo acá. Tampoco es algo que pueda considerarse un poema, o nada. Son diez palabras que escribí medio dormida. Esta es una de esas cosas que no sé si me gustan, o me molestan, o solamente me sorprenden. No me puedo acordar en qué pensaba cuando escribí esto.

Despertar a la madrugada
Llueve
Son las seis
No hay sol

Realmente me gustaría saber en qué pensaba, aunque probablemente no estuviera pensando en nada.

8 comentarios:

  1. Muy interesante. Siempre sentí interés por el funcionamiento de la mente en los períodos lejanos a la vigilia.

    ResponderEliminar
  2. :O
    La profundida de este poema es... extraordinaria :'(
    jajajajaja
    beso!

    ResponderEliminar
  3. wow, yo denoche duermo como un bebe, aveces hablo de pelotitas que se convierten en vasos pero no es muy comun..

    ResponderEliminar
  4. No puedo creer que te despiertes para eso, yo duermo sin interrupciones por lo general. y si no duermo si escribo pero estoy sumamente consciente :)

    besotes sofi

    ResponderEliminar
  5. Qué lindo, me gustaría que me pasara eso :)

    ResponderEliminar
  6. A mí me transmite paz... y vacío. Como si el mundo estuviera detenido, antes de que empiece realmente el día, un momentito para ti...

    ResponderEliminar
  7. Despertar en mi ciudad, fuera de la realidad ♫

    Me hiciste acordar a ese tema de Punkzer jaja


    Es genial que te pase eso, que se yo, es genial...


    Besote

    ResponderEliminar
  8. Es genial, yo a veces lo hago, en realidad lo hacía, hasta que un día leí en dónde había escrito me asuste, y no lo hice más! JAJA

    Besote

    ResponderEliminar

Nos descubrieron, por fin nos descubrieron. Pasen y vean, qué lindas tolderías: